José Luis Rodríguez: “El Puma” “Espero un milagro de Cristo para mi cuerpo” – Mario Valdez

José Luis Rodríguez “El Puma” : “Espero un milagro de Cristo para mi cuerpo”

El martes 13 de septiembre de 2016, José Luis Rodríguez “El Puma”, enchufado a un tubo de oxigeno se presentó en un show durante dos horas en la ciudad de Barranquilla, Colombia, mostrando la voluntad y el sacrificio por lo que le gusta: Cantar. El artista, 48 horas antes de la presentación se hizo dos cateterismos para cumplir con el compromiso, negándose a cancelarlo. En el año 2014, “El Puma”, dio detalles de su estado de salud, de una enfermedad que ha ido haciendo mella en su organismo  desde el año 2000,  y poco a poco, le ha ido minando su capacidad pulmonar, tiene “una fibromatosis pulmonar”, que no tiene cura. En ese momento dijo “No me piensen enfermo. Piensen en mí con salud, con vigor, con energía. Piensen en mí como Supermán, el Capitán América. Todo eso me va a hacer mucho bien”. “Espero un milagro de Cristo para mi cuerpo, estamos en eso, y si Dios lo permite estaré unos años más o me iré pronto, no sé”, dijo el cantante a la cadena colombiana Caracol.

En una barriada caraqueña nace “El Puma”

El 14 de enero de 1943, nace José Luis Rodríguez González, era el último de doce hermanos, “tuve una infancia de niño pobre, dura pero feliz, Cuando tenía seis años vivíamos en una especie de vaquera, de casa de vecindad, en la zona de la escuela Gran Colombia, de un barrio  caraqueño llamado Los Rosales”. Sus padres fueron José Antonio Rodríguez (natural de las islas canarias, tenía una línea de taxi), su madre Ana González de Rodríguez (adeca, exiliada política). Su padre murió cuando José Luis era un niño de seis años, siempre se ha lamentado que no lo dejaron ver a su padre muerto. La muerte del padre, les cambio la vida, les tocó vivir en una situación de pobreza económica que los obligaba a mudarse a distintos barrios (de Catia, Blandín, etc.), porque no le alcanzaban para pagar los alquileres. La adolescencia y juventud la pasó por El Valle y Coche.

José Luis Rodríguez, es cantante, empresario y actor. Tiene más de 30 años de unión con la modelo de origen cubano Carolina Pérez, con quien se casó, de esa unión matrimonial nació su hija Génesis Rodríguez Pérez, (actriz estadounidense). Es padre de Lilibeth y Liliana Morillo (cantantes y actrices), en anterior matrimonio con la cantante Lila Morillo.

José Luis Rodríguez, vive en la ciudad de Miami; en Venezuela es una celebridad. Ha dado conciertos en los grandes escenarios de América, en el Teresa Carreño, Viñas del Mar, en los Ángeles, Nueva York; es uno de los primeros cantantes de habla hispana que logró un lleno total en Madison Square Garden.

 “Mi madre exiliada política”

Su madre doña Ana, era una activista política adeca que luchaba en la resistencia y la clandestinidad contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. En su casa había un aljibe (pozo de agua seco), ahí escondían armas y propaganda contra el régimen. Su hogar sirvió de “concha” (sitio de escondite) “de importantes líderes democráticos de la clandestinidad, entre otros los mártires de la resistencia a Pérez Jiménez, Leonardo Ruiz Pineda y Alberto Carnevalli”, ha dicho “El Puma”.

Al escuchar a nuestro biografiado hablar de su señora madre, notas la emoción que siente, ves como se le humedecen los ojos, menciona con tanta pasión sus recuerdos y sus anécdotas, que nos contagia. Doña Ana, sufrió el destierro, fue la pena que le impuso la dictadura cuando la sacó a Ecuador, vivió en Guayaquil con sus hijos Oswaldo y José Luis. “Nunca olvido esos nombres, ni el riesgo que mi madre asumía sin miedo y sin poses heroicas. Por su atrevimiento libertario fue presa y torturada por la Seguridad Nacional, la siniestra  policía de la dictadura. Y claro, como la consideraban peligrosa por irreductible, la mandaron al destierro, a Ecuador”, nos comentó.

El 23 de enero de 1958, hubo en Venezuela un nuevo amanecer, había huido el dictador y liberaron los presos políticos y regresaron los exiliados, entre ellos doña Ana González y sus hijos.

En el Libro negro 1952, Venezuela bajo el signo del terror, editado por José Agustín Catalá, en la sección “Nomina parcial de damas detenidas en Seguridad Nacional, encarceladas y expulsadas del país, durante el lapso de noviembre de 1948 a junio de 1952”, pagina XLIX,  en esa lista aparece Doña Ana González de Rodríguez, está en la historia de Venezuela.

“El Puma” y el dictador Marcos Pérez Jiménez

El cantante, nos comentó una anécdota, donde se nota que es una persona desprovista de venganzas y odios. En una oportunidad debía cantar en Palma de Mallorca, en las Islas Baleares españolas, en el mismo hotel estaba alojado el general Marcos Pérez Jiménez. Lo llamó y le pidió una reunión, éste se la concedió, se reunieron durante dos horas y no le mencionó que su madre fue detenida, torturada y exiliada por su gobierno, pasando penurias en Ecuador.

Al respecto dijo: “Actué de ese modo porque soy ajeno a odios y rencores. En mi corazón no hay lugar para esos sentimientos. Hay que pasar la página y no cobrar cuentas. La venganza no forma parte de mi espíritu ni de mi estilo de vida”.

Don Pedro Vargas

“El Puma”, me comenta una anécdota de su niñez, que pesé a las circunstancias en que la vivió, siempre la recuerda, aunque han pasado casi 60 años. El avión donde iban al exilio en Quito, hace escala en Bogotá, Colombia; allí se baja un señor gordo, moreno que pasó todo el viaje durmiendo, en el asiento del lado, él observa por la ventanilla que había mucha gente en el aeropuerto esperándolo, el hombre camina saludando al público y llega donde esta un micrófono que decía Radio Caracol, y se pone a cantar. Perplejo pregunto: ¿Mamá, quien es ese señor? “Ese es el gran cantante mexicano Pedro Vargas”, le contesto con una sonrisa, tarareando una de sus canciones.

“Mario, la vida es maravillosa, cuál no sería mi satisfacción, cuando muchos años después, canté en un homenaje a don Pedro Vargas, le hice referencia de la imagen de mi infancia que me quedó de él, le gustó y se fue en carcajadas”.

Carolina y Génesis son su vida e inspiración

A su esposa la conoció en un coctel en Miami, solo de saludos. Cinco años después, su amigo Jorge Hané, la invitó a una recepción donde estaría presente “El Puma”. Qué casualidad que la misma limusina que fue a buscar a José Luis, en la vía pasa buscando a Carolina, al verla la reconoció. “¿Tu eres aquella muchacha que estaba en el agasajo de Sony, en la discoteca, hace unos cinco años?, le dijo que si, desde ese día comenzaron un romance y un amor por siempre.

Comenta que cuando Génesis tenía diez años le pidió que se casara con su mama, vino el matrimonio, mi hija llevó los anillos, fue una boda televisada.

De su esposa dice: “carolina, mi esposa, mi amiga, mi amante y mi compañera, hemos pasado malos ratos y ratos realmente hermosos y felices”. De Génesis “Mi muchacha bella, luz de mis ojos, te extraño cuando no estoy contigo para llevarte tu café por las mañanas, Sé que por lógica yo debo irme primero, pero le pido a Dios que me de vida para cuidarte hasta el final”.

Un encuentro en Miami 

El 10 de marzo de 2015, estoy en Miami, con mi esposa Alba Marina “La Nena Valdez”, que cumplía años ese día, Guillermito “Fantástico” González, reúne un grupo de amigos en Caffe Abbracci, estaban Belén Marrero, Gloria Valderrama, Argenis Carruyo “El Volcán de América” y su esposa, Oswaldo Muñoz, Carlos Méndez y José Luis Rodríguez “El Puma”. Compartimos, brindamos y unas palabras con el “cumpleaños feliz” entonado por “El Puma”, para la cumpleañera.

Al día siguiente, “El Puma” y su esposa Carolina, nos invitó a todos a su casa en Miami Beach, nos hizo una atención especial, como buen anfitrión, con un juego de domino incluido. Debo reconocer que en ese hogar se respira paz y tranquilidad, que momentos tan agradables pasamos con ese selecto grupo de amigos y en especial a Guillermito, que fue el autor de ese encuentro.

El jueves 15 de septiembre, nos encontrábamos en la Isla de Margarita, cuando supimos la noticia del estado salud de nuestro personaje y fuimos a visitar a la Virgen del Valle, a llevarle sus flores y a pedirle, que ayude a mejorar la salud de nuestro amigo José Luis Rodríguez ”El Puma”.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .