En total-Andres Maroti

El régimen continúa haciendo lo que le sale de las  vísceras.

Con el pueblo, con la oposición política, con la oposición  ciudadana, con los diputados, con las leyes, con la constitución y con todo y todos aquellos que  se le atraviesen,…o   no.

Nadie entiende por qué el  “bravo pueblo”  aguanta la ver…callada,  y es más, todavía hay alrededor de un  veinte por ciento que está contenta con la situación país. Ese porcentaje no es de enchufados ni privilegiados porque los que manejan esto no llega a treinta familias y sus allegados. ¿Y el resto? ¿Resignados, conformes, felices, flojos, cobardes, o qué?

Al menos los vilipendiados “gurreros del teclado” drenan su rabia, impotencia y  frustración descargando a todos aquellos que de alguna forma u otra han contribuido a la inercia de la nación. Lo hacen por el único medio que tienen a disposición: las redes. No tienen armas, ni padrinos ni palestra pública, ni representantes, ni voceros. De  alguna manera  necesitan  liberar la presión y el vapor  que han acumulado durante años de promesas y desengaños por cuenta de los malos y, sin dudas, de los buenos.

Aquellos que se sienten aludidos y rabiosos por esos   exigentes  aunque sea indirectamente son virulentos para descalificarlos, sin entender que reaccionan con la misma irracionalidad que tanto critican.   En lugar de despreciarlos podrían invertir sus esfuerzos en informar a todos los interesados, todos nosotros, cómo es que tienen tanto éxito en defenestrar al gobierno con sus artilugios  y manejos políticos soterrados sin acabar de  llegar al allegadero de lo que queremos los venezolanos que solo tenemos un interés: Venezuela.

La Asamblea Nacional aprueba por unanimidad la sentencia contra  el cucuteño por corrupción mientras la asamblea cubana aprueba los nuevos impuestos. Empate. ¿Quiénes se imponen? Estamos siempre burlados por usurpadores armados de armamentos o de arbitrariedades.

La  AN demostró que sí se puede, y ahora no queda sino rematar al enemigo entre todos. ¿Cómo? Con la sociedad civil,  con  políticos no comprometidos, con el grueso de la Fuerza Armada, con Almagro y los expresidentes resteados con nosotros, con el Grupo de Lima, con toda la comunidad  Latinoamericana, la OEA y la ONU  y sus organismos, claro, sin Bachelet;  la Unión Europea,  claro también,  sin Mogherini  y  sin los roedores de Podemos.

En número y en  decencia  somos bastante  más que la pandilla asaltante del país, por lo tanto no debería ser hercúlea la tarea que tenemos en el horizonte.

No hay que desmayar ni un centímetro, como diría usted sabe quién.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .