Feligreses clamaron por beatificación de José Gregorio Hernández

Desafiando la feroz inseguridad, oscuridad y crisis económica miles de venezolanos llenaron este sábado la Iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria desde la medianoche rindiendo homenaje al doctor José Gregorio Hernández cuando se cumplen 100 años de su muerte. 

Allí, se realizaron misas cada hora hasta concluir a las 6 de la tarde con una eucaristía oficiada por el Cardenal Monseñor Baltazar Porras. En dichas misas el pueblo ha  suplicado por la pronta beatificación del médico ucevista.

Carlos Julio Rojas, coordinador de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria, detalló cómo se vivió un milagro al darse que por unos instantes el hampa, la enorme oscuridad de las calles o la misma crisis económica fueran vencidas por un enorme sentimiento de amor y devoción expresado en centenares de feligreses, principalmente vecinos de la parroquia llenando la Iglesia de La Candelaria para asistir a la misa de medianoche en homenaje al venerable José Gregorio Hernández.

“Esto es una muestra de cómo la fe y el milagro de nuestro venerable puede vencer al miedo, donde a pesar de las grades dificultades y sin importar los riesgos de la inseguridad, los vecinos tomaron sus calles clamando la beatificación del doctor de los pobres”, dijo.

Te puede interesar: “JOSÉ GREGORIO, CIEN AÑOS DESPUÉS” POR CARDENAL BALTASAR PORRAS

 

Rojas señaló como el pueblo de Caracas y de toda Venezuela admira a José Gregorio Hernández no solo por su faceta de devoción religiosa, sino por ser ejemplo de ese venezolano que dio su vida por el país ayudando a los más humildes usando sus conocimientos en medicina con una inmensurable ética y profesionalismo alcanzando grandes logros científicos para la época de ese país rural de principios del siglo XX.

“EL venerable es más venezolano que la arepa, el beisbol o el Alma Llanera, el expresó con su vida dedicada a los pobres curando enfermedades del cuerpo y el alma. Su testimonio de vida como ciudadano, médico y profesor universitario dedicando su vida a los más desvalidos sin pedir nada a cambio es esa guía que debemos seguir para rescatar al país por el sendero de la honestidad y el amor al prójimo”, indicó.

Con información de Asamblea de Ciudadanos de la Candelaria