Ultimo Minuto: ACUERDO FANB – EEUU, enterró negociación Oficialismo-Oposición en Barbados

Todo esto, efectivamente, ha ocurrido a espalda de Nicolás Maduro. Han afirmado con sobrada razón el Presidente de la primera potencia del Mundo Donald Trump y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton.

Jesús Salazar Guerra – @InfocifrasOnline.com

La reunión fue extremadamente discreta, un  General del Ejército venezolano, en situación de retiro,  procuró los contactos entre los representantes de la FANB, léase bien Fuerzas Armada Nacional Bolivariana y altos cargos del Gobierno de Donald Trump. Sobre la mesa un solo punto, como resolver la crisis política, económica y social, que castiga a los venezolanos y se ha convertido en un problema que amenaza la estabilidad y la paz de la región. No olvidemos que ACNUR habla de cifras oficiales, que dan cuentan de 4 millones 800 mil desplazados. ¡No es de poca monta el problema!

Todo esto, efectivamente, ha ocurrido a espalda de Nicolás Maduro. Han afirmado con sobrada razón el Presidente de la primera potencia del Mundo Donald Trump y el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton.

Por ello, ya ni se habla del diálogo entre oficialista (Maduro) y Opositores (Guaidó), en Barbados. Esta reuniones ultra secreta tienen otra dimensión, por primera vez se sientan en las misma mesa, los papás de los helados, como se dice popularmente en criollo.

¿Por qué no está la representación de Maduro, sentada en la mesa de alto nivel con los gringos?

Esta pregunta la responde el conocido y respetado periodista y articulista de opinión Carlos Alberto Montaner, quien aseguró el pasado domingo en su entrega editorial publicada en InfocifrasOnline.com, que Maduro representa al Castro-Chavismo y desnuda “El Crimen Organizado en Las Américas” y al Foro de Sao Paulo, como una organización criminal que opera detrás de gobiernos elegidos, supuestamente, democráticamente.

Carlos Alberto Montaner, basa el contenido de lo que afirma en un libro que fue presentado el jueves de la semana pasada, en la sede del Interamerican Institute for Democracy,  por su Director Ejecutivo, Carlos Sánchez Berzaín.    CSB sostiene que la cuestión ideológica ha pasado a un segundo plano y los países del “Socialismo del siglo XXI” –Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, puesto que Ecuador se dio de baja del cártel tras la elección de Lenin Moreno- se dedican al narcotráfico, la extorsión, el asesinato, la tortura y el apresamiento o exilio de opositores. Esas actividades, que incluye, si es necesario, la creación de “oposiciones funcionales”, las ocultan tras un falso manto democrático creando las primeras “dictaduras electorales con lenguaje de izquierda” que recuerda la historia del continente.

Así las cosas los Estados Unidos, han apelado a un recurso, que representa al partido Oficialista (PSUV), está posicionado en las encuestas, no es pro-cubano, mucho menos comunista y además es de formación militar de carrera, se habla entonces del Nº2 del Chavismo Militar Original. Así surge a la palestra de las conversaciones de alto nivel entre los EEUU y las FANB, el nombre del Ingeniero y militar venezolano Diosdado Cabello.

El modelo cubano

“El modelo cubano” significaba el empobrecimiento progresivo del país y la “tugurización” o “haitianización” de la base de sustentación material, pero esas circunstancias carecían de importancia para los que mandaban. Ellos podían vivir en una burbuja artificial de comodidades y recursos.

Pero lo más grave de esa pesadilla de pobreza y brutalidad es que el “modelo cubano”, tiene que crecer a expensas de otras sociedades. Cuba necesita exportar su revolución para poder sobrevivir. Ese era el objetivo cubano del Foro de Sao Paulo. La mercancía que ofrece a cambio es su propio ejemplo: sesenta años de férreo control de una pobre gente que ha perdido cualquier vestigio de libertad, sentencia Carlos Alberto Montaner en su entrega.

Lo que ha trascendido, gracias a fuentes de inteligencia, léase bien:  es que “Diosdado Cabello, el número dos del chavismo en Venezuela, aspira a quedarse en el país “de manera pacífica” tras la salida de Nicolás Maduro del poder, según revelaciones publicadas el pasado miércoles por el diario The Wall Street Journal (WSJ), que cita a fuentes  de inteligencia vinculadas a las conversaciones secretas entre EEUU y allegados al régimen venezolano.

“Lo que Diosdado quiere es poder permanecer en Venezuela, de manera pacífica”, dijo la fuente, quien según WSJ se reunió con Cabello el mes pasado y dice que tiene el apoyo de Estados Unidos para actuar como intermediario.

 Así las cosas, se infiere de estas conversaciones, que Nicolás Maduro y el comunismo cubano, tienen los días contados y Diosdado Cabello y el PSUV, comienzan a aceitar la maquinaria roja para participar políticamente en unas elecciones democráticas,  universales y secretas, con nuevos rectores, apertura de la “caja negra” del CNE y observadores internacionales que garanticen la soberanía del voto popular.