Lanzador de los Angelinos murió por sobredosis

El jugador fue encontrado muerto en su habitación en el área de Dallas a principios de julio

El lanzador de los Angelinos de Los Ángeles, Tyler Skaggs, murió de una sobredosis accidental de una mezcla tóxica de los poderosos analgésicos fentanilo y oxicodona junto con alcohol, aseguró un médico forense de Texas en un informe divulgado el viernes.

La familia de Skaggs emitió un comunicado insinuando que un empleado del equipo fue parte de la investigación sobre la muerte.

Esto está completamente fuera de orden para alguien que trabajó tan duro para convertirse en un jugador de Grandes Ligas y tenía un futuro muy prometedor en el deporte que tanto amaba“, estableció la familia menos de dos horas después que el informe del forense se hizo público. “No descansaremos hasta saber la verdad sobre cómo Tyler llegó a tener posesión de esos narcóticos, incluido quien se los suministró”.

El informe de la Oficina del Médico Forense del condado Tarrant señala que Skaggs murió como resultado de una “intoxicación con la mezcla de etanol, fentanilo y oxicodona con aspiración terminal de contenidos gástricos”

Skaggs, de 27 años, fue encontrado muerto en su habitación en el área de Dallas el 1 de julio antes del inicio de lo que se suponía sería una serie de cuatro juegos contra los Rangers de Texas. El primer encuentro fue pospuesto antes que los conjuntos jugaran los últimos tres duelos.

La policía de Southlake sostuvo que la investigación estaba en curso y no divulgará información adicional.

Los Angelinos informaron que el club estuvo cooperando con la investigación.

Con información de AP