Futbolistas rusos fueron liberados luego de un año tras las rejas

Los jugadores pagaron la pena por agredir a dos funcionarios públicos

Los futbolistas rusos Aleksandr Kokorin y Pavel Mamev fueron puestos en libertad tras pasar un año encarcelados tras un altercado ocurrido en 2018.

Ambos salieron junto Kiril, hermano de Kokorin, del recinto penitenciario de la región de Bélogorod sin hacer declaraciones. Un tribunal dictó el pasado día 6 la libertad condicional para los futbolistas, sentencia que entró en vigor este martes.

Los futbolistas internacionales fueron condenados el pasado 8 de mayo a 18 meses de prisión, en el caso de Kokorin, y a 17, en el de Mamáev, por gamberrismo y agresión en dos peleas ocurridas en octubre de 2018 en el centro de la capital, tras lo cual fueron detenidos y quedaron en prisión preventiva.

Según el fallo, Kokorin y Mamáev agredieron a dos funcionarios en un café y al chófer de una presentadora de la televisión pública rusa en plena calle.

El Zenit, al contrario que el Krasnodar, ha expresado su deseo de recuperar a Kokorin, en su momento la mayor promesa del fútbol ruso. Mientras, el contrato de Mamáev con el Krasnodar a finales de año, pero su futuro futbolístico es más incierto.

El caso tuvo una gran resonancia en la sociedad rusa, donde muchos condenaron la actitud de ambos futbolistas y se pronunciaron a favor de una pena de cárcel.

Con información de EFE