Largas colas e interminables controles por escasez de gasolina en oriente y occidente del país

La agudización de la escasez de gasolina que han venido sufriendo en los últimos meses, estados del occidente, oriente y hasta del centro de Venezuela, desencadenan otros problemas que colapsan el desarrollo de las actividades habituales de la población.

Ahora, no solo deben enfrentarse a las constantes fallas eléctricas y el difícil acceso de alimentos y medicamentos, sino, que también deben pasar horas en kilométricas colas para surtirse de combustible o esperar más tiempo para abordar un autobús por la falta de transporte público.

La situación empeora si los estados son fronterizos como: Zulia, Bolívar y Táchira donde además de la disminución en el suministro de gasolina, viven fuertes controles gubernamentales para llenar el tanque del automóvil.

Solo 30 litros de gasolina por vehículo se suministran en el Zulia, mientras que, a los motorizados que no tengan el chip de control, no se les da combustible por órdenes de la Gobernación del estado. Asimismo, las gandolas que trasportan la gasolina son monitoreadas por GPS.

Usuarios dejan constancia a través de Twitter de la situación que padecen en la entidad zuliana, que además va acompañada de la suspensión del sistema eléctrico y las fallas con el suministro de agua.