Astros aplastaron a Yankees para quedar a un paso de la Serie Mundial

En la casa de los Bombarderos del Bronx, fueron los Astros de Houston los que desplegaron la artillería pesada

Carlos Correa y George Springer despacharon sendos jonrones de tres carreras y los Astros vencieron el jueves 8-3 a los Yanquis de Nueva York en el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana para tomar una ventaja 3-1 que se antoja irremontable. Su tercera victoria seguida tiene a Houston a un paso de su segunda Serie Mundial en tres años.

Con el mismo núcleo de jugadores que se consagró campeón en 2017, los Astros están a un paso de una pulseada contra los Nacionales de Washington.

Nueva York tuvo al abridor Zack Greinke contra las cuerdas en el primer inning, de la misma que lo hicieron ante Cole en el tercer juego. Pero el hit oportuno nunca llegó. Muchos fanáticos se habían marchado del Yankee Stadium para cuando el juego terminó, pasadas las 12:30 de la madrugada.

Su contraparte Masahiro Tanaka navegó sin sobresaltos las primeras dos entradas, insinuando el dominio de su salida de seis innings en la victoria 7-0 de Nueva York en el primer juego.

Pero los Astros le tenían guardada una emboscada en el tercero, iniciada cuando el derecho japonés le dio el boleto con cuatro malas seguidas a Robinson Chirinos — teóricamente el bateador más débil en el orden ofensivo de Houston — y luego recibió un sencillo de Josh Reddick.

Springer no perdonó cuando vio un splitter –la carta de presentación de Tanaka –colgado en el medio del plato, haciéndolo desaparecer por encima del muro del jardín izquierdo-central.

Tres innings después y sin Tanaka en el montículo, Correa bateó un mísil prácticamente hacia el mismo sector en donde aterrizó el obús de Springer para poner a los Astros arriba 6-1. Tras sentenciar la victoria en el segundo juego con un jonrón en el 11mo episodio, Correa trituró una recta de 96.2 mph de Chad Greene.

No fue una cuestión de falta de oportunidades para los Yanquis: tuvieron dos situaciones con bases llenas que no supieron capitalizar. En el quinto, Ryan Pressly relevó a Greinke y ponchó a Gleyber Torres y Edwin Encarnación, ambos haciéndole swing — el primero sin poder contener el bate a un lanzamiento de piconazo.

Los campeones de la División Este lucieron muy inferiores, recibiendo 13 ponches. También lucieron mal en defensa, con el primera base LeMahieu fildeando mal un par de rodados y el segunda base Torres cometiendo otro par de errores.

Los Yanquis deberán vencer a Justin Verlander y en un hipotético sexto partido a Gerrit Cole, los dos ases de Houston, para tratar de forzar un séptimo juego. Verlander será el abridor del quinto duelo la noche del viernes, midiéndose al zurdo James Paxton.

Con información de AP