LVBP corta vínculos con Maduro y su combo para evitar sanciones de EEUU

La medida busca levantar el veto de la MLB sobre el torneo local

La Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) ha cortado todos los vínculos de patrocinio con las instituciones gubernamentales incluidas en la lista negra de Estados Unidos, en un intento de encontrar una forma de evitar las sanciones que llevaron a las Grandes Ligas a prohibir la participación de sus jugadores en la pelota criolla.

Los ocho equipos que integran la LVBP acordaron en una reunión privada el 17 de septiembre cortar todas las relaciones financieras con el gobierno de Nicolás Maduro, según una resolución de la liga que no se ha hecho pública y que fue vista por The Wall Street Journal.

El acuerdo pide a los equipos que eliminen, de las camisetas y de las vallas publicitarias de los estadios, los logotipos de lo que había sido uno de los mayores patrocinadores del torneo: el monopolio estatal de energía Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) y el Banco Venezolano de Desarrollo Económico y Social, instituciones han sido sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Al cortar las relaciones, los funcionarios de la liga venezolana esperan sofocar las preocupaciones de la MLB de atentar contra la política del gobierno estadounidense.

Bajo el acuerdo de la liga, el LVBP dijo que encontró una manera de recortar el 50% de su presupuesto del año anterior. La adición de pequeños patrocinadores privados para los equipos tratará de llenar el vacío dejado por las empresas estatales que habían representado alrededor del 30% de la financiación para el LVBP el año pasado.

En agosto, los equipos estadounidenses prohibieron a los jugadores participar en la Liga de Invierno de Venezuela, un popular campo de entrenamiento y fuente de ingresos para los jugadores de las ligas mayores y menores durante la temporada de receso en Estados Unidos desde principios de la década de 1950.