Las primeras pesquisas de la investigación del concierto de trap del Parque del Este – Poco a poco sale la verdad

Lerwis Vicente Manrique Blanco -personal de seguridad del evento- fue detenido por funcionarios de la policía científica venezolana (Cicpc), por los incidentes ocurridos en Parque del Este durante el concierto «Banderas Blancas», del rapero venezolano «Neutro Shorty».

Lee también:Venezuela de primero en el Top 20 de proyección de desempleo para el próximo año

El concierto, que pretendía llevar un mensaje de paz y darle a los asistentes -en su mayoría jóvenes menores de edad- resultó en una tragedia que trajo como consecuencia la muerte de tres adolescentes de 14 años y al menos 30 heridos.

Lerwis Vicente Manrique Blanco fue detenido por ser miembro del equipo de organizador de una empresa de seguridad que está siendo investigada por su participación en la elaboración del evento.

No obstante, las autoridades aun se mantienen en la búsqueda de César Velásquez, alias «Cotur» (ex-miembro del grupo de hip-hop venezolano Cuarto Poder) y Jefferson Mercado, productores y encargados de la realización del concierto.

Investigación en marcha

Se prevé que funcionarios del Cicpc lleven a cabo la inspecciones técnicas, a fin de esclarecer el caso y avanzar con la investigación.

El Ministerio Público, autoridad encargada de regular las investigaciones penales en el país, ya designó a dos fiscales adscritos a la Dirección de Protección Integral a la Familia para llevar el caso.

Entretanto, el Instituto Nacional de Parques de Venezuela (Inparques) hizo el sábado un llamado en su cuenta de Twitter exigiendo a los organizadores del concierto «asumir sus responsabilidades ante la organización unilateral del evento», el cual aparentemente no fue autorizado.

En ese mismo tuit, Inparques adjuntó un documento conocido como «Informe de Opinión Técnica», el cual justificaba las razones por la cual la institución denegó los permisos para la realización del concierto. Sin embargo, este fue borrado pocas horas después.

El concierto no obtuvo los permisos por la capacidad del aforo del recinto, el daño que puede recibir la fauna del parque por altos decibelios y el posible consumo de bebidas alcohólicas durante la realización del mismo.

Por otro lado, Pepsi Venezuela publicó este domingo en su cuenta de Instagram un comunicado aclarando que la compañía no participó en la organización del evento ni convocó a los asistentes.

Sin embargo, durante el concierto, cuando ya se habían reportado los disturbios, el rapero Neutro subió a sus historias un mensaje defendiéndose de las críticas -que para el momento ya estaban rodando por las redes sociales- en el que decía que el concierto no sería cancelado y que se estaba realizando «con la ayuda de Pepsi y otras marcas».

Este mensaje fue borrado a los minutos cuando finalmente se confirmó que el concierto había sido suspendido.