Ultimo Minuto: Tobias Carrero el Zar de los Seguros que cayó en desgracia por supuesto Terrorismo

Tobias Carrero Nacar, natural de Barinas, paisano del Comandante-Presidente fallecido, llegó a manejar el 80% de los seguros colectivos del Estado Venezolano y el otro 20% los decidía con un dedo

Jesús Salazar Guerra @Infocifras

Así de poderoso era el Presidente de Multinacional de Seguros y otras aseguradoras de su propiedad: Seguros Guayana, Interbank Seguros y Adriática de Seguros. Además de propietario de medios de comunicación, yates, aviones, fincas, bienes muebles en Venezuela y Panamá y otros países, se cuentan en los archivos contables auditados de Carrero Nacar.

Chávez, Miquilena y Tobias Carrero

Avanzada la revolución chavista, sobreviene un tsunami político que obligó a la salida abrupta y sin anestesia, del creador y mentor de Hugo Rafael Chávez Frías, Luis Miquilena. Tobías Carrero Nacar, decidió jugar sus cartas al lado del Ex – hombre poderoso detrás del trono. Con el tiempo, junto a Miquilena,  se montan en el autobús opositor y acompaña la candidatura del maracucho Manuel Rosales.

El primer cuarteto opositor

Luis Miquilena, Manuel Rosales, Tobías Carrero Nacar y Alberto Federico Ravell, formaron un imperio opositor, donde se decidía todo, absolutamente todo, lo que tenía que ver con las relaciones Gobierno – Oposición, que mantuvo durante cierto tiempo el equilibrio en el poder. Las manifestaciones opositoras de calle, estaban muy lejos de aparecer en el acontecer político venezolano, no obstante durante el ejercicio de “el cuarteto”, se sucedieron “firmas planas, la abstención opositora de las elecciones parlamentarias, la frustrada rebelión militar de la plaza Altamira y pare usted de contar. Incluso, se llegó a decir, que quien decidió que la marcha del 11 de abril de 2002, tomara rumbo hacia Miraflores, fue Luis Miquilena y detrás de este, Tobias Carrero, el Zar de los Seguros, cuyos contratos comenzaron a caer en picada.

La intervención definitiva de Multinacional de Seguros

El desgobierno de Nicolás Maduro, heredó no solo la vieja culebra personal entre Hugo Chávez y su paisano Tobías Carrero. Tobías Carrero, ya desaparecidos Hugo Chávez y Luis Miquilena, une  fuerzas y recursos a un hombre mediático, Alberto Federico Ravell, entre ambos deciden combatir en el terreno internacional a Nicolas Maduro y Diosdado Cabello, quienes responden a la estrategia Carrero-Ravell, con la confiscación de las empresas del primero y un exilio político que mantiene en Colombia, al segundo.

Guaidó una pieza en el tablero 

Detrás del líder opositor Juan Guaidó, no hay duda alguna que está,  el binomio Carrero – Ravell. Es por ello, que en la Gaceta Oficial donde se publica las atribuciones de la Junta Interventora que destrona al ex- Zar de los Seguros, Tobías Carrero Nacar,  se lee: “entre otras obligaciones, brindará  apoyo a los organismos de seguridad del Estado, especialmente a la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo (ONCDOFT) y a la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), para la custodia efectiva y material de los bienes inmuebles e muebles.

El Ministerio de Industrias y Producción designó la Junta Interventora de las empresas aseguradoras Multinacional de Seguros, Seguros Guayana, Interbank Seguros y Adriática de Seguros, propiedad del empresario Tobías Carrero y que se encuentran bajo el control del estado tras decisión del TSJ.

La referida junta estará encabezada por Julio Villarreal en la presidencia de los directores Ysmer Gómez Serrano, José Manuel Suárez, Nelson García y Ender Montiel, quienes reportaran al Ministro de Industria y Producción Tareck El Aissami.

Según lo establecido en la Gaceta Oficial N° 41.811, del 30 de enero de 2019, la junta tendrá amplias facultades para asegurar el funcionamiento de las empresas, ejercer la representación legal y judicial, garantizar los derechos laborales, salvaguardar los activos de las empresas, y ejercer la supervisión contable, entre otras obligaciones, brindará  apoyo a los organismos de seguridad del Estado, especialmente a la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo (ONCDOFT) y a la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), para la custodia efectiva y material de los bienes inmuebles e muebles.

La Junta Interventora Especial tendrá amplias facultades de administración, disposición, control y vigilancia, incluyendo las atribuciones que la ley y los estatutos confieren a las máximas autoridades de las respectivas sociedades mercantiles.