Banca propone apertura escalonada y en horarios reducidos de oficinas

Una propuesta de la banca privada venezolana permitiría que un grupo de oficinas comerciales de las instituciones financieras del país puedan abrir sus puertas en horarios reducidos, cumpliendo con los protocolos de seguridad e higiene que impone el cierre de la economía, como consecuencia de la llegada de la pandemia COVID- 19 al país.

Un informe producido por técnicos de la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), al que tuvo acceso El Pitazo este jueves, señala que la apertura de las oficinas comerciales puede producirse en el corto plazo. Esto permitiría “a un número mínimo de oficinas atender clientes específicos, en horarios limitados, lo que, a su vez, contribuye con el necesario ahorro de combustible que exige la coyuntura”.

La ABV señala que sería contraproducente abrir las 3.134 agencias bancarias del país, porque esto implica la movilización de 46.000 empleados del sector. “Esto incrementaría el riesgo (de contagio) en todo el país”. El gremio citó un estudio en donde se señalaba que el COVID-19 ocupa el tercer lugar en el ranking de los sitios de generación de contagio de la enfermedad.

Otro factor que impide la reapertura de todas las agencias bancarias en el país tiene que ver con la escasez de gasolina, “lo cual haría cuesta arriba la movilización de los empleados”.

La propuesta será presentada a las autoridades de la Superintendencia de Bancos para que sea considerada por el alto gobierno.

Destacó la AVB que en esta paralización de la economía que impuso la llegada del COVID-19 a Venezuela “la banca está garantizando el uso de los medios electrónicos de pago para atender las necesidades de la población. La evolución de los medios electrónicos ha permitido que no se hayan interrumpido las operaciones bancarias, a pesar de las restricciones actuales derivadas de la protección del personal y de los clientes como consecuencia del estado de alarma”.

Añadió que el crecimiento del pago móvil interbancario ha sido de tal magnitud que, entre 2018 y 2019, aumentó interanualmente un 480 %.