Venezuela carece de un plan tecnológico y científico – ¿Qué oposición? – Habla la ciencia

El Ingeniero Leancy Clemente engalanó las plataformas de Infocifras esta noche aportándonos sus valiosas apreciaciones sobre el presente y futuro científico-tecnológico en el país en el marco de la pandemia.

ultima-20-1

En una entrevista concedida a nuestro editor Víctor Manuel García en el programa Última Hora, edición estelar, el reconocido Ingeniero Nuclear Leancy Clemente, comenzó haciendo un interesante y revelador recorrido por lo que fuera el origen histórico de los protocolos para la transmisión de datos, sistema tecnológico del que nació lo que hoy es imprescindible para el mundo entero: el internet. 

Con su notable capacidad narrativa, herencia de sus años como educador, nos llevó hasta los años ´70 cuando siendo él apenas un estudiante en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachussett, por sus siglas en español), en los Estados Unidos de Norteamérica, con motivo de la competencia que había entre dicho país y la para entonces Unión Soviética se comienzan a crear los primeros sistemas de transmisión de datos, los cuales para el momento eran de orden secreto pues sólo se utilizaban para el área nuclear-político-estratégica. Fue luego, nos cuenta Clemente, que comienza a hacerse público el uso de estos sistemas. Así fue como nació el internet y como anécdota nos cuenta el ingeniero que quien creó el símbolo del arroba para ser usado en el ámbito tecnológico fue un compañero suyo de aquella época.

De vuelta en el presente y ante la pregunta obligada sobre el futuro debido al coronavirus nos dice que no se atreve a hacer pronósticos sobre lo que sucederá, ” los nuevos modos de vida aún se están aprendiendo. Quizá en 6 meses se puedan hacer proyecciones porque es que aún la gente, la mayoría de la gente, no ha entendido lo que está pasando en el mundo”.

Se reconoce como férreo cuestionador de la OMS, organismo que lleva hoy la batuta sobre la pandemia que aqueja a la humanidad. “Ellos, me parece, están llevando mal lo de las vacunas. Deberían reunir a los 10 mejores laboratorios del mundo y decirles: miren aquí está la plata, trabajen entre todos en conjunto para lograr la vacuna. Porque es que un sólo laboratorio obviamente se va a tardar más”. Sin embargo, cree que en unos pocos meses puede que se tenga una vacuna aunque asevera que seguramente no podrá ser 100% efectiva, “tendrá un 30, 40 o 50% de efectividad pero es algo y se irá mejorando con el paso del tiempo”.

Llevado nuevamente a su elemento confiesa con algo de pesar que le precoupa ver que el Estado no tiene un plan de acción con respecto a la tecnología en el país, específicamente en cuanto al mejoramiento de la conectividad, de la plataforma de telecomunicaciones. “Conatel debería liberar más el mercado y ponerle mano dura a los que suban el precio sin mejorar el servicio”.

Quienes lo escuchábamos nos quedamos atónitos cuando mencionó que hace 10 años Venezuela era un referente mundial en el ámbito tecnológico. Con otra anécdota nos contó que en aquel entonces en los encuentros internacionales del área científica siempre salía nuestro país como modelo de lo que sería el desarrollo tecnológico en el futuro. Futuro que nos trajo hasta Nicolás Maduro y ese desarrollo, que sería pionero en el mundo, quedó en los albores de una ilusión.

No obstante, Clemente intenta ser objetivo “como decía mi abuela, la panqueca puede ser muy delgada pero siempre tiene dos caras”, por eso asegura que ese fracaso puede deberse a no saber llevar las regulaciones al ritmo de los avances tecnológicos. “No puede ser que yo tengo 30 años como cliente de una misma entidad bancaria y si quiero sacarme una tarjeta nueva tengo que hacer todo el papeleo como si fuera un cliente recién llegado. Y ¿cuál es la respuesta que me dan en el banco? Es que Sudeban nos lo exije”. Según su criterio, es eso lo que nos ha impedido estar en la super autopista de la conectividad. Es decir, se cuenta con plataformas digitales aptas para un mejor desarrollo tecnológico, pero entonces el Estado con sus regulaciones lo frena.

Para terminar la entrevista hizo una disertación muy pertinente sobre la influencia que ha tenido la pandemia en el cambio de paradigmas con respecto al uso de la tecnología, afirmando que ahora se ha comprobado que internet, por ejemplo, no es sólo meterse en facebook, ver videos, etc. sino que representa todo un mundo de posibilidades. También dijo con notorio entusiasmo que la pandemia ha servido para que los científicos salgan de la academia al encuentro con la gente, con sus coterráneos, asumiendo así un papel clave para la humanidad e incluso para la geopolítica.

“El coronavirus ha venido a llamar la atención sobre la necesidad del apoyo en la tecnología”. Se ha visto, concluyó, cómo el acumular data ha servido para establecer comportamientos y cruzarlos, “ahora podemos ver cómo con esta data se sabe si son los mayores los más susceptibles, por ejemplo”. Asimismo destacó que no se ve en ningún sector político un verdadero interés por darle el lugar de preponderancia que debería tener a la tecnología.

Al preguntársela sobre si la oposición tampoco luce interesada entonces responde “¿qué oposición?” No obstante, sí reconoce que el gobierno ha atinado en usar la plataforma Patria para la recolección de data; eso contribuye, en su opinión, a mejorar las condiciones de atención de la coyuntura y puede convertirse en una acción que se siga replicando en las distintas áreas del país, lo cual sin duda será un gran paso en la transición hacia un desarrollo tecnológico futuro.