ONU propone universalizar el Internet en 2030 y reforzar cooperación digital

Naciones Unidas presentó este jueves una hoja de ruta sobre cooperación digital, que propone acciones urgentes en una serie de áreas para que las nuevas tecnologías beneficien a todo el mundo y se controlen algunos de los riesgos que plantean. Además, ponen como objetivo que en 2030 todos los ciudadanos tengan una conexión asequible a Internet.

Las prioridades delineadas por el jefe de la ONU, António Guterres, se basan en una serie de recomendaciones que le presentó hace un año un grupo, presidido por Melinda Gates y el fundador de Alibaba, Jack Ma.

La conclusión principal de aquel informe encargado por Guterres era que se necesita un refuerzo de la colaboración entre gobiernos, empresas, académicos y sociedad civil para que las oportunidades de la tecnología desemboquen en más prosperidad, más oportunidades y más confianza para todos.

Naciones Unidas, tras consultar con los Estados miembros y más de 300 entidades, asumió ese eje central y plantea ocho prioridades de actuación. Va desde garantizar que para 2030 todos los ciudadanos tengan acceso asequible a Internet hasta un proceso global para mejorar la seguridad digital.

“Gestionar el rápido cambio tecnológico es un problema que define a nuestra generación. La revolución digital afecta a todos los países y territorios y a todas las áreas de nuestras vidas”, señaló Guterres en un discurso ante la Asamblea General.

El diplomático portugués subrayó que, pese a ello, hay carencias muy importantes en términos de cooperación internacional en este ámbito. Defendió que la crisis de covid-19 hace más evidente la necesidad de mejoras.

La hoja de ruta plantea centrarse en ocho áreas, empezando por un aumento de la conectividad que haga que para 2030 todo el mundo tenga acceso a internet. También que se facilite la inclusión digital para los más vulnerables y que se refuerce la formación y capacitación.

También llama a promover el código abierto y los bienes digitales públicos para impulsar la igualdad, asegurar la protección de los derechos humanos en el ámbito digital, a apoyar la cooperación en inteligencia artificial y a mejorar la seguridad y confianza en Internet.

Por último, la ONU urge a construir una arquitectura más eficaz para la cooperación digital y convertir este ámbito en una prioridad para la organización.

“Estamos en una encrucijada. Necesitamos aprovechar urgentemente las infinitas oportunidades que ofrece la tecnología digital para ampliar nuestros esfuerzos en sanidad, la crisis climática, para erradicar la pobreza y en todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, defendió Guterres.

Guterres destacó que la tecnología digital es clave en la respuesta a la pandemia -desde la investigación de una vacuna al hecho de que millones de personas puedan trabajar y estudiar desde casa- y que amenaza con aumentar la desigualdad en el mundo.

En 2019, 87% de la población en los países ricos utilizaba Internet, porcentaje que en los países menos desarrollados cae hasta 19%.

A la vez, Guterres advirtió que el covid-19 está ofreciendo “pruebas dramáticas de las amenazas que plantea el uso sin gobierno de la tecnología”, con cibercrimen y abusos de derechos humanos. Incluso desencadenó “algunas de las técnicas de vigilancia más intrusivas” vistas nunca.