Archivos por Etiqueta: Opinión @Infocifras

Maduro podría seguir con apoyo internacional – Luis Fuenmayor Toro

El señor Todd Robinson, encargado de negocios de EEUU en Venezuela, declaró recientemente en entrevista radial que “hay varias teorías sobre los resultados de las elecciones y al final los venezolanos van a decidir si las elecciones tienen credibilidad o no, y nosotros vamos a esperar la decisión de los venezolanos”. Esta afirmación le da un vuelco a la posición pública hasta ahora mantenida por EEUU´, sobre las elecciones presidenciales del 20 de mayo próximo, pues el desconocimiento de las mismas no estaría planteado desde ya, sino esperaría por su realización y sus resultados.

Hasta ahora, el gobierno del presidente Trump sostenía el desconocimiento de las elecciones presidenciales, aun antes de conocerse sus resultados, por calificarlas como ilegítimas y fraudulentas. Las juiciosas declaraciones de Robinson fueron descalificadas por el agresivo senador republicano Marcos Rubio, quien negó que existiera un cambio en la posición de Trump y de su gobierno sobre el régimen de Nicolás Maduro. En todo caso, amenazó, los cambios podrían producirse en la jefatura de la Embajada de su país en Caracas, dejando ver la posible destitución del señor Todd Robinson.

Es difícil pensar que las declaraciones señaladas reflejen sólo la opinión del diplomático. Venezuela tiene años de conflicto declarativo con el gobierno norteamericano y el país y muchos de sus gobernantes han sido sometidos a sanciones económicas. Debe recibir una atención específica del más alto nivel gubernamental, por lo que cualquier cambio en la política debe ser aprobado en ese nivel. La posición del encargado de negocios, en este momento la persona de mayor rango en la embajada, no puede tener un carácter circunstancial. La rabiosa respuesta del senador Rubio, obedece a las contradicciones internas sobre la materia y debe ser parte de las presiones de sectores del Partido Republicano sobre el propio Trump.

Este hecho obliga a reexaminar los posibles escenarios políticos futuros y requiere comprender que en el proceso venezolano no está dicha la última palabra. Aquéllos que han impulsado con vehemencia la intervención militar externa, disfrazada o no de ayuda humanitaria, deberían deliberar al respecto, pues fácilmente pueden, en un abrir y cerrar de ojos, quedar fuera del juego político, totalmente aislados, abandonados por el imperio norteño y frente a desenlaces inesperados. Surge un escenario por el que no se han paseado y es que Nicolás Maduro, victorioso en la elección presidencial, haya llegado a un acuerdo de convivencia con EEUU aceptable para estos, y pueda continuar gobernando hasta 2024.

Maduro bien podría seguir garantizando la explotación de nuestras riquezas naturales por empresas estadounidenses en términos muy desfavorables para el país o incluso extender las concesiones otorgadas. Y, más importante aún, pudiera dar garantías de que su gobierno no participará en alianzas geopolíticas extra continentales contrarias a EEUU. Su triunfo sería entonces reconocido y sufriríamos su segundo gobierno. El país continuaría su debacle y se profundizaría el sufrimiento de los venezolanos. La única forma en este momento de tratar de evitar este odioso escenario sería el voto masivo por Henri Falcón y la derrota de la claque gobernante.

El triunfo de Henri Falcón permitiría salir de quienes han llevado al país al desastre y orfandad totales; ya esto sería positivo para Venezuela. Lograría el reconocimiento internacional poniendo fin al peligro de una intervención externa; otro punto positivo muy importante. La sobrevivencia de Falcón lo llevaría a hacer una gestión de gran amplitud, amplio consenso e integrada por gente honesta y muy capaz, única forma de enfrentar con éxito la gravísima situación actual; otro punto positivo a su favor. Está en manos de los venezolanos salir a votar masivamente y derrotar a Nicolás Maduro en las urnas, para iniciar de inmediato la recuperación del país, proceso duro, difícil y largo. No votar es someterse al eventual triunfo de Maduro dentro de un arreglo con el gobierno de EEUU, cuyo pragmatismo es más que conocido y no le importa el bienestar del pueblo venezolano.

Qué viene en Cuba después de los Castro – Carlos Alberto Montaner

El jueves 19 de abril Raúl Castro deja a Miguel Díaz-Canel la presidencia del Consejo de Estado. Cuba, formalmente, posee un gobierno designado por el Parlamento. En realidad es una dictadura familiar, pero el presidente es legalmente elegido por una cúpula (el Consejo de Estado), aparentemente segregada por la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la que todo (supuestamente) está atado y bien atado. Cierta oposición trató de postular a algunos candidatos, pero le fue imposible. No permitieron ni siquiera a uno. Con la tiranía no se juega.

Díaz-Canel (D-C) tiene 57 años, es ingeniero electrónico de profesión y llega a la presidencia por recomendación de José Ramón Machado Ventura, un médico de la total confianza de Raúl Castro, que durante muchos años estuvo a cargo del Partido Comunista. En esa nada artificial división entre fidelistas y raulistas, D-C es un raulista, seleccionado, en primer lugar, por sus características: es un apparatchik discreto, pragmático, y nada dado a las innovaciones, rasgo muy perseguido por los inquisidores en todas las épocas.

Hace pocos meses la Seguridad del Estado puso en circulación un video, supuestamente filtrado, en el que D-C comparecía recitando un catecismo colectivista absolutamente conservador, concebido para tres fines: comprometer al heredero con esas posiciones reaccionarias, tranquilizar directamente al pequeño grupo de estalinistas que rodea a Raúl, y rebajar las múltiples expectativas reformistas de la sociedad cubana para que nadie se entusiasme con el cambio. La fórmula gatopardiana mantiene toda su vigencia en Cuba: propiciar un cambio para que todo siga igual.

¿Qué pretende Raúl Castro con el no-cambio? Pretende viabilizar la inevitable llegada al poder de una nueva generación, nacida después del triunfo de la revolución (D-C es un “chiquillo” de 57 años), pero a condición de que no modifique nada sustancial del régimen creado por su hermano Fidel y un puñado de secuaces. Como todos los dictadores, Raúl quisiera que el tiempo se detuviera en el momento en el que ellos se entronizaron en la historia. Simultáneamente, trata de generar en los suyos, en su familia, en sus amigos, una cierta seguridad de que el destino será benévolo con ellos cuando él no esté para garantizarlo. Al fin y al cabo muy pronto cumplirá 87 años.

¿Es eso posible? Por supuesto que no. Están dadas todas las condiciones para que se produzca un cambio de régimen. En primer lugar, la sensación de fracaso es generalizada. La improductividad del sistema es terrible. Ninguno de los baremos con que se mide la calidad mínima de vida resiste el menor análisis: vivienda, electricidad, transporte, alimentación, agua potable, vestimentas. Cuba ha involucionado en casi todos los aspectos de la convivencia. A lo que se agrega el miedo pertinaz, la falta de derechos y la desagradable necesidad de mentir que tienen todos los cubanos para sobrevivir en una sociedad totalitaria. Ni material ni emocionalmente es grato vivir en Cuba. Por eso los jóvenes sueñan con escapar.

¿Cuándo comenzará el cambio de régimen? El primer paso es la asunción de D-C. Aunque jure y perjure que será leal al legado de los Castro, y aunque se lo crea, el entorno administrativo del país y el conjunto de la sociedad quisieran una transformación radical cuanto antes. ¿En qué consiste? Esencialmente, en liberar las fuerzas productivas de la nación, en desatarles las manos a los emprendedores para que creen y acumulen riqueza, inviertan y sean poderosos, aunque termine la empobrecedora superstición del igualitarismo.

La idea de un núcleo económico central, manejado por el Estado y administrado por los militares, en el que existen unas 2,500 empresas generadoras de divisas, carece de espontaneidad, flexibilidad y es un camino seguro al desastre y a las mentiras contables, como se ha demostrado en las auditorías. El modelo de los “lineamientos” castristas no funciona. La idea de un sector privado de cuentapropistas dedicado a servirle al Estado como tributario, como colocador de empleados supernumerarios y contribuyentes al fisco, es una total imbecilidad.

Después de 60 años de disparates los cubanos saben que no hay sustituto para el mercado, la libertad económica y la propiedad privada. Como saben que el único régimen, pese a sus imperfecciones, que puede garantizar la transmisión organizada de la autoridad, y que puede purgarse y transformarse sin violencia, es el Estado de Derecho salido de la Ilustración, ya sea como república o como monarquía parlamentaria. Por ahí irán los tiros. Aunque D-C se oponga. Por ahí va la historia.

Periodista y escritor. Su último libro es el ensayo El presidente: manual para electores y elegidos.

¿Qué hará Trump en la Cumbre de las Américas? – Andrés Oppenheimer

Cuando el presidente Trump haga su primer viaje a Latinoamérica para participar en la Cumbre de las Américas del 13 de abril en Lima, Perú, podría cometer un error garrafal: acaparar los titulares como el crítico más duro del dictador venezolano Nicolás Maduro.

Eso es exactamente lo que más quisiera Maduro: que Trump –quien según las encuestas es el presidente estadounidense más impopular en América Latina de la historia reciente– se convierta en el líder regional de la causa por la democracia en Venezuela.

Si Trump hace eso, Maduro lo usará como munición propagandística para su narrativa de que el desastre humanitario de Venezuela es el resultado de una supuesta “agresión yanqui”, en lugar de ser producto de su desastrosa gestión.

La Cumbre de las Américas del 13 al 14 de abril será clave para el futuro de Venezuela, entre otras cosas porque tendrá lugar poco antes del fraude electoral que Maduro está cocinando para el 20 de mayo.

El tema oficial de la cumbre será la lucha contra la corrupción. Irónicamente, Perú, el país anfitrión, está intentando salir de su más reciente crisis política por temas de corrupción. El ex presidente Pedro Pablo Kuczynski renunció el 21 de marzo tras nuevas acusaciones en el escándalo de corrupción de Odebrecht.

El nuevo presidente peruano, Martín Vizcarra, ha mantenido la decisión de su predecesor de no invitar a Maduro a la cumbre. Sin embargo, el presidente venezolano ha prometido aparecer en la reunión “llueva o truene”.

A juzgar por lo que escuché de fuentes diplomáticas y líderes de la oposición venezolana, la Cumbre considerará una declaración que expresaría la “grave preocupación” de la región por la situación en Venezuela, y pediría sanciones regionales contra el régimen de Maduro.

Pero es probable que esa declaración sea aprobada como un acuerdo paralelo de Estados Unidos, México, Brasil y otros países, en lugar de como parte de la declaración final de la cumbre. La declaración final debe ser aprobada por consenso, y países como Cuba y Bolivia ya han declarado que se opondrán a cualquier condena a Maduro.

Los líderes de la oposición venezolana están pidiendo que las democracias de la región incluyan los siguientes puntos en su declaración sobre Venezuela:

▪ Un compromiso de no aceptar los resultados de las fraudulentas elecciones venezolanas del 20 de mayo. Maduro, que se postula para la reelección, ha prohibido que los líderes de la oposición y los principales partidos opositores participen en la contienda.

▪ Un acuerdo para intensificar las sanciones individuales contra altos funcionarios venezolanos. Estados Unidos y Canadá ya han ordenado congelar los fondos y anular visas de entrada de altos funcionarios del régimen de Maduro, pero la mayoría de los países latinoamericanos aún no lo han hecho.

▪ Un plan para establecer un fondo de apoyo internacional para los refugiados venezolanos en Colombia, Brasil y otros países. Más de 2,5 millones de venezolanos han huido de Venezuela en los últimos años.

La Cumbre sera un momento clave para el futuro de Venezuela, porque el tiempo podría estar corriendo a favor de Maduro. Será la mejor –y quizás la última– oportunidad para que América Latina presione seriamente a Maduro para restaurar la democracia en Venezuela.

En los próximos meses, habrá elecciones en Brasil, Colombia y México, que podrían cambiar el mapa político de la región. En México, por ejemplo, una victoria del líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador –que está primero en las encuestas– en las elecciones del 1 de julio casi seguramente resultaría en una postura menos crítica de ese país hacia el régimen de Maduro.

¿Qué hará Trump en la cumbre? Ojalá pueda resistir la tentación de colocarse en el centro del escenario de la crisis venezolana. Eso solo ayudaría a alimentar el relato de Maduro de que la crisis de Venezuela es producto de una confrontación entre Estados Unidos y Venezuela, en lugar de ser el resultado de una de las dictaduras más corruptas, ineptas y represivas de la historia reciente de América Latina.

Trump debería acompañar, quizás incluso liderar desde atrás, pero nunca convertirse en el líder de los esfuerzos diplomáticos para restaurar la democracia en Venezuela.

“OPPENHEIMER PRESENTA”

No se pierdan el programa “Oppenheimer Presenta”, los domingos a las 8 p.m. en CNN en Español. Twitter @oppenheimera

Una primera reflexión sobre la candidatura de Falcón – Luis Fuenmayor Toro

Hemos venido trabajando, desde por lo menos 2009, en abierta confrontación con la llamada polarización electoral venezolana. La consideramos una construcción sociopolítica en parte heredada del antiguo bipartidismo adeco copeyano, asumida como propósito por el Gobierno de Chávez, interesado en dividir al país en dos bloques: quienes lo apoyaban y quienes lo adversaban. Pero esto no lo hizo solo, para ser exitoso en esta materia, que lo fue, debió contar con el consenso de los partidos políticos derrotados en 1998 y sus herederos. Sólo así se pudo establecer un control social y político de la población, que llegó a considerar como únicas a las dos fuerzas mediáticamente enfrentadas. Y digo mediáticamente, porque los medios de comunicación alentaron esta situación artificialmente construida y porque, en la práctica, la llamada polarización no evitó los acuerdos nacionales y regionales entre el gobierno y aquella oposición, ni tampoco paralizó los negocios conjuntos para apropiarse de la renta petrolera.

La polarización, a través de su instrumento: la Ley Orgánica de Procesos Electorales, sirvió ampliamente al gobierno para mantener control de los organismos legales deliberantes del poder público, con mayorías calificadas que les permitían actuar con prescindencia de quienes se les opusieran. A esa oposición le permitió mantenerse en la escena política como la alternativa al gobierno, en espera de tiempos más propicios. La ignorancia e incapacidad gubernamentales, junto con el sectarismo y la corrupción, favorecieron la llegada de otros tiempos, a pesar de los graves errores de las políticas opositoras. Y todo ello se manifestó en diciembre de 2015, donde el mismo sistema electoral de carácter mayoritario, le permite a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtener todas las mayorías necesarias de la Asamblea Nacional, para decidir con prescindencia de los votos de la bancada gubernamental. Y eso se logra con sólo tener una diferencia en votos del 14 por ciento sobre la votación del Partido Socialista Unido de Venezuela.

A partir de ese momento, y acelerado por el engolosinamiento político de la MUD y su decisión de utilizar esas mayorías para desplazar del poder en forma inmediata a Nicolás Maduro, el gobierno asume la decisión de no participar en procesos electorales en los cuales no tenga cierta seguridad de triunfar. Mediante la utilización del poder del Estado, el gobierno elimina la mayoría absoluta opositora de la Asamblea Nacional desincorporando a los diputados de Amazonas, se opone a las leyes aprobadas por el Poder Legislativo con decisiones aviesas e ilegales del Tribunal Supremo, que las declara inconstitucionales; interfiere y termina difiriendo la realización del referendo revocatorio presidencial, inhabilita líderes políticos a través de la Contraloría General o con decisiones judiciales malintencionadas y fija las elecciones de gobernadores y alcaldes en fechas impropias, colocando además obstáculos para la existencia y actividad normal de los partidos políticos de oposición.

El Presidente ha podido ejercer, en esta forma arbitraria el poder del Estado, porque hasta ahora ha tenido el apoyo de los cuadros militares que controlan la FANB. El desarrollo de este contexto nacional permite e impulsa la aparición de la injerencia externa en nuestros asuntos, la cual es solicitada en mayor o menor grado por la MUD y sus sectores más radicales, estos últimos hoy separados de ella. El escenario actual incluye sanciones económicas y judiciales contra el país y contra una gran cantidad de funcionarios gubernamentales, el desconocimiento del resultado de las elecciones a realizarse en mayo y la posibilidad de una intervención militar por la vía del corredor humanitario. Es en esta situación que tres partidos lanzan la candidatura de Henri Falcón, reivindicando con esa decisión algo muy importante: la MUD y su mutante actual el Frente Amplio Venezuela Libre no son la única oposición existente en Venezuela, ni tienen ningún derecho ni gestión exitosa ninguna para asumirse con tal.

Otros grupos políticos también decidieron asumir el reto y lanzar candidatos presidenciales: la Unidad Política Popular 89 con Reinaldo Quijada y el Frente Amplio Nacional Bolivariano con el general® Francisco Visconti, quienes independientemente de tener mucho menores fuerzas que la alianza de Henri Falcón son bienvenidos en su decisión. Hay por lo tanto varias oposiciones en el país y, aunque este hecho le disguste a la oposición polarizada porque interfiere con sus planes hegemónicos, ésta es una nueva realidad que deben tener en cuenta. Es una victoria contra la polarización excluyente establecida durante la mayor parte de los últimos 19 años. Y ya por eso, la candidatura de Falcón resulta atractiva a quienes queremos que la pluralidad se pueda expresar en Venezuela.

Se entiende que la candidatura de Falcón deba extender sus brazos en busca de apoyos mayores a los actualmente obtenidos. Para ello debe actuar con gran amplitud y conversar con todo el mundo. Lo ideal sería un candidato único capaz de derrotar por paliza a Nicolás Maduro. Hay que buscar apoyos dentro de los inicialmente partidarios del Frente Amplio Venezuela Libre y también dentro de las filas chavecista, disidentes o no. Se trata de lograr un consenso mayor, desde el punto de vista cualitativo, que el que en un momento llegó a tener Capriles Radonski. Y eso no se puede lograr asumiendo el programa de la MUD, en el cual habrá propuestas que son de sentido común y habrá que asumirlas plenamente, pero en el que existen muchas carencias y algunas fidelidades ajenas al interés nacional, que deben ser subsanadas en forma temprana. Volveremos sobre esta materia.

El asalto del poder – Carlos Canache Mata

Con el título de este artículo, Raymond Cartier escribió un libro sobre la conquista del poder por Hitler. El jefe nazista juró, el 30 de enero de 1933, como Canciller de Alemania ante el presidente Hindenburg, diez años después del fracaso del ‘putsch’ de la cervecería de Munich. Fue el fin de la República de Weimar, aunque su Constitución no fue formalmente derogada. Poco tiempo después, Hitler concentraría en su persona el poder absoluto.

El chavismo y sus causahabientes se han tomado un tiempo más largo, 19 años, para destruir las instituciones y alcanzar el control total del poder. Han tenido también su ´putsch’ del 4 de febrero de 1992 y su posterior acceso pacífico al gobierno. Lo primero que se hizo fue ponerle la mano al Tribunal Supremo de Justicia y después se ha ido arrasando con otras instancias del Estado. Lo que se ha instalado en el país no es una dictadura convencional, sino una de claro talante totalitario, sin separación de poderes, con impunidad asegurada para sus desafueros y fechorías.

Ejemplo de lo anterior es el hecho de que la justicia venezolana se cruza de brazos ante la ya conocida y ahora renovada denuncia de la participación del gobierno de Maduro en los negocios turbios de la empresa constructora brasileña Odebrecht. La conocida agencia AFP, el día 26 de este mes, reportó desde Sao Paulo que “a cambio de 35 millones dólares para la campaña de 2013, el presidente Maduro daría ‘prioridad’ para que recursos extraordinarios cubriesen las obras de Obredecht” (diario Stadao, 25-03-2018), entre las que se mencionan la ampliación del Metro de Caracas y un teleférico. Mientras aquí en Venezuela no pasa nada, por los escándalos de Odebrecht está enjuiciado el ex-presidente brasileño Lula da Silva, está preso el ex-presidente peruano Ollanta Humala, y tuvo que renunciar el también presidente peruano Pedro Pablo Kuczyinski.

La camarilla civil-militar que se ha adueñado del poder en nuestro país cree que lo ejercerá sin fecha de caducidad. La presidenta de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente declaró el pasado 16 de este mes que “nosotros más nunca entregaremos el poder”. En el marco de ese propósito, ante la necesidad de guardar apariencias democráticas de cara a la comunidad internacional, se ha programado la parodia electoral presidencial del próximo 20 de mayo, en la que no participarán los partidos fundamentales de la oposición, algunos de ellos inhabilitados o ilegalizados. Con toda razón, la ONU ha hecho saber que no enviará una misión de observación a la farsa comicial convocada por los que se autoproclaman protagonistas del llamado “socialismo del siglo XXI”.

Yo jamás he creído que el chavismo sea “socialista”. El propio Chávez declaró: “Yo nunca leí El Capital”, y, a pesar de que él, como sus sucesores, masajeaba crucifijos, añadió: “¿Soy cristiano? No, no conozco la teoría cristiana, ni la practico” (Habla el Comandante, Agustín Blanco Muñoz, página 398).

Aquí, en realidad, sin pujos ideológicos, lo que ha habido y hay es un asalto del poder.

El paso del escándalo Odebrecht por Venezuela – Trino Márquez

Pedro Pablo Kuczynski presentó su renuncia porque la mayoría opositora, controlada por su archienemiga Keiko Fujimori, lo forzó a dimitir. El motivo: sus relaciones con Odebrecht, el zar de la construcción en América Latina; y haber sobornado a diputados opositores para que votaran a su favor en el Congreso, cuando el fujimorismo intentó el juicio de vacancia contra él en diciembre del año pasado.

El Presidente negó haber mantenido cualquier tipo de vínculo con la empresa y haber comprado el voto de los opositores. Unas facturas mostradas por Odebrecht evidenciaron lo contrario: en realidad PPK había asesorado al gigante brasileño y su firma había cobrado importantes honorarios por esa labor consejera. El Presidente le había mentido al Congreso y a la nación. Además, unos videos (¡otra vez los videos!) demostraban cómo partidarios de PPK habían intentado sobornar a diputados de la bancada opositora para evitar el juicio que lo habría llevado a la destitución. Un acuerdo de última hora con Kenji Fujmori, hermano de Keiko, logró salvarlo. El compromiso, al parecer, incluía la liberación, invocando razones humanitarias, de Alberto Fujimori, el autócrata que durante la década de los noventa cometió toda clase de desafueros contra los derechos humanos y permitió el enriquecimiento obsceno de sus colaboradores más cercanos, entre ellos el siniestro Vladimiro Montesinos.

Una vez fuera del poder, a Kuczynski le corresponde defenderse de las acusaciones de sus enemigos políticos. Este proceso ejemplifica la rivalidad tan enconada que existe en Perú luego de casi veinte años de haber salido Alberto Fujmori del poder y de la enorme polarización que existe en esa nación. También muestra que las instituciones republicanas funcionan. El Presidente se vio forzado a marcharse debido a sus errores y excesos. Su lugar lo asumió el primer Vicepresidente, Martín Vizcarra, a quien le corresponde concluir el período constitucional. El terremoto desatado por Odebrecht, además de PPK, se ha llevado por delante a Dilma Rousseff, a Lula, y a Jorge Glas, exvicepresidente de Ecuador. En esos países los órganos parlamentarios y de justicia han actuado para combatir la corrupción y castigar a los responsables de esos delitos.

En donde la onda sísmica desatada por Odebrecht no ha tenido ninguna repercusión es en Venezuela. Los primeros desacuerdos serios entre Luisa Ortega Díaz y el gobierno de Maduro surgieron cuando la fiscal del Ministerio Público decidió enviar a algunos fiscales subalternos a Brasilia para que investigaran y recopilaran suficiente información sobre los sobornos y

comisiones ilegales pagadas por Odebrecht en Venezuela. Este gesto de independencia no le fue perdonado. Luego, la Fiscalía de Tarek W. Saab, la Contraloría y el TSJ decidieron prohibir todo tipo de investigación por parte de la Asamblea Nacional y los organismos jurisdiccionales a la actuación de las autoridades venezolanas que habían sostenido algún tipo de relación o compromiso con Odebrecht. Es decir, quedaron absueltos de antemano. Ni siquiera por una mera formalidad abrieron una pesquisa, a pesar de las denuncias tan graves aparecidas en Brasil acerca de los sobornos multimillonarios repartidos en Venezuela por esa empresa.

Además de Brasil, Venezuela es el otro país del continente donde resulta indispensable realizar una investigación a fondo de la corrupción propiciada por Odebrecht. En ninguna otra nación la inversión de esa empresa desde hace quince años ha sido tan cuantiosa y con resultados tan opacos. Un rápido arqueo por las obras inconclusas dejadas por Odebrecht arroja el siguiente balance: Línea 5 del Metro de Caracas: debió entregarse en 2010, de los 15 km. de su recorrido, solo están listos 1,3 km; Sistema de Transporte Caracas-Guarenas-Guatire: su fecha de inauguración era para 2012, solo funciona un tramo; Aeropuerto de Maiquetía: el plan de trabajo comprendía el período 2013-2019, solo se han ejecutado nueve remodelaciones; Metrocable La Dolorita, con inversión inicial de 300 millones de dólares; Metrocable Mariche: presenta un avance de 40%, cuando debió estar culminado en 2016; Cabletren Bolivariano: se prometió para 2015, pero de 5 estaciones solo tres están operativas, contaba con una inversión total para su ejecución de 440 millones de dólares; Central Hidrológica Tocoma: la primera turbina debió haber arrancado en 2012; Complejo Agroindustrial José Ignacio Abreu de Lima: su construcción lleva más de 7 años, en 2015 dejó de producir soya; Tercer Puente sobre el río Orinoco: debió estar listo en 2015, reporta un avance de 70,31%; Línea II del Metro de Los Teques: en construcción desde 2007, solo mantiene operativas tres de las siete estaciones.

Cálculos conservadores indican que la corrupción alrededor de Odebrecht puede rondar los treinta mil millones de dólares. Una exploración a fondo del fraude seguramente arrojará resultados escalofriantes, que dejaran los cobros de la empresa de PPK como menudas propinas. El madurismo celebró con fuegos artificiales la salida del expresidente peruano. Esperemos que un día no muy lejano podamos sonreír porque en Venezuela se impuso la Justicia.

@trinomarquezc

Fúnebre – Andrés Maroti

El cinismo y el desprecio grosero por la inteligencia de los semejantes ha sido la fórmula usada por notorios portavoces de esta mascarada de maquillado comunismo, abanderado por un aventurero locuaz y chabacano. De verdad piensan que son mejores y más sagaces que el discernimiento natural de la sociedad que tratan de marear. Esos figurones son de una indecencia ética deslumbrante. Mediante transferencia emocional o sicológica tratan de inducir lo que piensan para que los destinatarios piensen igual o duden. Aparecen declarando sandeces en toda la prensa.
La consigna de la oposición oportunista y la de los maduristas estafados es volcarse a defender y ensalzar a una suerte de caricatura galáctica personificada en contendor electoralista del vástago colombiano que nos dejó el que no tuvo la dicha de terminar su mandado de destrucción. Es una candidatura hecha a la medida en el marco de un velorio electoral en los que nadie cree ni le da valor, que huele a pedantería protagónica, calificación indulgente, más que a un ejercicio de profilaxis de la política vernácula.
Para la mayoría de la población que no anda detrás de un puestico oficial y no siente el aguijón de figurar por vanidad la propuesta electoral semioposicionista no entusiasma ni convence; y no es confiable porque se presta a una confrontación espuria condenada interna y externamente por número apreciable de personas, países, organismos y agrupaciones que de antemano no le dan reconocimiento democrático.
La pregunta emergente se relaciona con la fuente de votos con la que cuentan; porque seguramente el cuasi oficialista obtendrá algunos sufragios disciplinados provenientes de los partidos minoritarios que lo respaldan y de los llamados convenientemente para la actual circunstancia chavistas democráticos, denominación extraña, inaplicable por inexistente y por ser contradictorio, pero muy sonoro, endilgada a aquellos otrora soporte del interplanetario, que ahora se transmutaron al Frente Amplio.
Difícilmente la masa opositora del 2015, 2016 y 2017 definida claramente en su intención se tragará la píldora amarga de la novedosa manipulación contra la postura uniforme amplia de querer deslastrarse del madurismo y de sus orígenes igualmente repudiados, salvo que los llevan engañados nuevamente con edulcorantes y dolarizaciones inoperantes que pueden hacer más daño que bien, según el grueso de los economistas nativos quienes no avalan ese procedimiento que no se acomoda de fondo a nuestro potencial económico.
El cándido…dato, amable consideración, podría terminar como político de fiar si comprendiera, por su cuenta y para explicar a sus asesores ávidos, que el clamor del país, la nación, no está de su parte y por tanto es majadería insistir en que tendrá éxito en primer lugar apropiarse de la presidencia, y en segundo puesto ejercerla en el marco de una sana y plural república donde quepamos todos en pensamiento, palabra y obra. ¿Hay alguna posibilidad cierta de que alguna de las dos libertades ocurra?
A toda esa gente que insiste en no entregar el poder, afirmado por una de las estrellas rojas, o sinecura que lograron desde hace veinte años se les debe dejar íngrimos sin darles importancia ni beligerancia sustantiva; para únicamente enfrentarlos como lo que han sido: conquistadores, que deben ser obligados a salir por medio de métodos y estilos emparejados con los usados por ellos para la invasión a la que nos han sometido durante cuatro lustros.
Los venezolanos estamos meridianos.
19.3.18

El valor de una vida en la carencia nacional – José Luis Zambrano Padauy

Álvaro nunca pensó que podría sucederle. Sabía sí, que su alimentación y la de su familia, no era ni la más adecuada ni la más suculenta. ¡Pero un infarto en sus cuarenta y con tantos dilemas por resolver! El percance le ocurrió justo cuando su maleta se hallaba atiborrada de planes.

No puede borrar sus preámbulos y definiciones por una enfermedad. Sus metas están bordadas con el hilo fino del sacrificio. No puede darse el lujo ahora de seguir husmeando en la mugre del desconcierto.

Un infarto precisamente ahora. ¿Dónde quedarán los nuevos ideales? Soñar no es pecado, mucho más entre los escombros de los recuerdos; aquellos momentos en que sus padres tenían las bondades de las soluciones puestas en la mesa del hogar. Sólo quiere lo mismo para sus hijos. Basta ya de palidecer por los antojos de poder, de un régimen desentendido del humanismo.

Todo se quebró con el filo de los acontecimientos sorpresivos. Ocurrió desde la noche anterior. El dolor comenzó con una presión extraña en el pecho. El malestar siguió por el brazo, con un radio infranqueable. Pensó que era una de sus bursitis recurrentes, tan desagradables como inoportunas. Pero las pastillas eran inoperantes. Fue una madrugada de trasnochos y desórdenes emocionales.

En la mañana el malestar le impedía ir a trabajar. Unos calambres de estremecimientos incorregibles, le comprimieron el brazo y le abrazaron la espalda. Vomitó lo poco que tenía en el estómago. Emprendió entonces, junto a su esposa, en dirección al hospital. Ahí las sospechas se transformaron en realidades irritantes.

Le efectuaron un electrocardiograma, el cual se erigió como el mapa de las curiosidades de los galenos. Su corazón estaba en riesgo. En ese momento los arropó la incertidumbre. No dio tiempo de estabilizarlo, cuando decidieron ir a una clínica, pues el centro asistencial público no tenía ni para los guantes.   

Ya sus familiares hacían causa común por la vida de Álvaro. Pero en plena faena por resolver esta adversidad, quedaron atónitos ante la contrariedad de vivir en un país donde se perdieron las nobles coherencias. El presupuesto de los honorarios por el cateterismo cardíaco y la anglioplastia coronaria parecía el monumento a la indignación: casi 750 millones de bolívares.

Qué venezolano común podría solventar un monto cercano a los cuatro mil dólares, cuando el salario mínimo no llega a los seis billetitos de moneda gringa, cual mesada de infante.

Se inició la cruzada familiar por la supervivencia de Álvaro. Un gran número de sus sobrinos habían emigrado en los últimos dos años, quienes desde EEUU, Canadá y Chile enviaron sus aportes, convencidos de toparse con un riesgo alarmante, pues la cifra era exagerada y descuajaba cualquier presupuesto. Mientras, sus hermanos y más allegados hacían otro tanto para que Álvaro recobrara el aliento del futuro.

Sin embargo, no todos los venezolanos tienen la misma fortaleza en sus designios. Resulta tan retorcido, inquietante y notorio ver colapsadas las morgues del país. Es una situación tan descorazonada que no se tenga ni para el entierro, mucho menos para salvarle la vida a un ser querido que carece de los insumos médicos básicos, pues en Venezuela la vida se pierde a diario en la bruma de las cosas sin importancia.

Álvaro tiene a las responsabilidades golpeándole como un mazo en su entendimiento. Le tiene sin cuidado que le quiten tres ceros a la moneda o EEUU vuelva a sancionar a los corruptos de este gobierno. Aunque exista una prohibición médica para viajar, en tres meses tomará sus valijas y asumirá un nuevo riesgo, pues no permitirá que alguno de sus hijos sucumba por falta de alimento.

 

MgS. José Luis Zambrano Padauy

Ex director de la Biblioteca Virtual de Maracaibo “Randa Richani”

zambranopadauy@hotmail.com

@Joseluis5571

Henri Falcón presidente, Maduro jefe de la oposición – Mario Valdez

Acompañe a Henri Falcón en la juramentación de su comando de campaña el pasado martes 18 de marzo, hizo referencia al país que está por venir a partir del 20 de mayo de 2018, habló de su familia, su humildad, de su pueblo de Nirgua al pie de la montaña en el estado Yaracuy, hizo mención especial a los amigos, a la lealtad. Al tratar el tema de sus orígenes, dijo: “Si desconoces tus orígenes y a tus amigos, terminaras desconociéndote a ti mismo”. Henri Falcón es un hombre que estuvo vinculado al comandante Chávez, lo acompaño hasta el 2010,  separándose del chavismo, estando el presidente vivo y en el esplendor de su mandato.

El 2013, Henri Falcón fue el jefe de la campaña presidencial de Henrique Capriles. Hoy no tengo la menor duda, que gradualmente su candidatura seguirá ganando apoyos, no hay otra alternativa, lo contrario sería regalarle un nuevo periodo presidencial a Nicolás Maduro. Henri Falcón no ha cedido a las presiones internas y externas a las que ha sido sometido por los que con razón o sin ella, se oponen a la realización de las elecciones presidenciales, pero él ha tenido el coraje de plantar su nombre para ganarle las elecciones con todas las ventajas y triquiñuelas que tiene y representa el candidato del régimen. Está pidiendo nuevo CNE, observación internacional, depuración del padrón electoral, igualdad de condiciones en el proceso electoral, no más cadenas presidenciales. Esta siendo apoyado por los partidos políticos MAS, Copei, Avanzada Progresista (AP). Estamos conscientes que si el 70 por ciento de los que según las encuestas “han manifestado querer participar y votar en las elecciones”, el 21 de mayo de 2018, Henri Falcón amanecerá como presidente de la República y Nicolás Maduro será el jefe de la oposición.

La patria esta herida de muerte

Venezuela necesita un gobierno de unidad nacional, donde todos se sientan representados, una nueva gestión de gobierno que trascienda las cúpulas, los cenáculos  y  los partidos políticos. Donde estén expresados las universidades, los sindicatos, las ongs, los hombres y mujeres que hacen falta para recuperar esta patria que esta herida de muerte. Más allá de los graves problemas económicos y políticos que vivimos, está el cultural, es necesario desterrar el odio y las retaliaciones. La nueva gestión gubernamental  tiene que hacer un llamado al reencuentro entre las familias, los amigos, esos vínculos se han perdido producto de la división y las posiciones encontradas entre los distintos factores políticos. El llamado debe ser a  la reconciliación y a la paz, debe prevalecer la amplitud y la participación. Sobre este tema de la reconciliación y la paz, me decía Américo Martin, un hombre que sufrió la cárcel y las torturas de los duros años ´60, doctor hay que pasar la página “Los perseguidos de hoy, no podemos convertirnos en los perseguidores de mañana”.

Venezuela necesita superar este desastre económico al que le han llevado los hambreadores del pueblo y los malos gobernantes, solo ellos, los vivianes, los enchufados, los que se han enriquecido sin trabajar, con cuentas mil millonarias en dólares, solo ellos los inescrupulosos tienen acceso a los dólares del estado a 10 bolívares para importar alimentos y medicinas que se las venden al pueblo al precio del dólar paralelo. Los sueldos y los salarios de la clase trabajadora no alcanzan para comprar los alimentos de la cesta básica, los niños no están bien alimentados, los enfermos terminales tienen los días contados por la falta de medicina. Los alimentos de la cesta básica y las pocas medicinas que se consiguen son incomprables, todo está a precio del dólar negro.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Desde el puente: Siguen los disparates peligrosos – Oswaldo Álvarez Paz

Increíble pero cierto. Cuando somos requeridos por amigos y relacionados del mundo entero sobre lo que sucede en Venezuela, somos lo más concisos posible. Evitamos lo que pueda generar dudas. Eliminamos toda dosis que pueda parecer especulativa. Nos centramos en lo indiscutible. Sin embargo, por las repreguntas que nos hacen y por las exclamaciones que cada rato acompañan a los comentarios, pareciera que piensan que exageramos porque sencillamente “esto no puede ser”. Nos viene a la mente aquel refrán andaluz atribuido a uno de sus famosos toreros cuando supuestamente dijo: “lo que no puede ser no será y si llega a ser, es imposible”. Este es el caso de la Venezuela actual.
La semana pasada fue para la historia de la mediocridad y del absurdo. Escuché a la presidenta de la fraudulenta constituyente gubernamental promoviendo la inexistente moneda conocida como “petro” como alternativa mundial frente al dólar que, según ella, no existe. “Es un fantasma” sin nada que lo sostenga mientras que el petro nuestro tiene el respaldo de las mayores reservas petroleras del planeta, El mundo empieza a pelearse por su adquisición provocando el miedo pavoroso de Trump, el desconcierto del imperio y, por supuesto, la sustitución del calumniado dólar por esta cosa que llaman petro, quizás inspirados por el candidato presidencial colombiano quien, por sus antecedentes y propósitos, ha estado muy próximo en todas las épocas a este régimen del socialismo del siglo XXI.
Pero si esto es grave, mucho más han sido los anuncios del régimen con relación a la política económica, financiera y monetaria que entrará en vigor a principios de junio. Acabaron con el Bolívar histórico. La imperdonable devaluación decretada para provocar el nacimiento del mal llamado “bolívar fuerte” y su definitivo entierro para darle paso a una cosa llamada “bolívar soberano”, sumado a las insólitas maniobras para imponer nacionalmente al petro como moneda de cambio, terminan por tratar de apagar el incendio con más y más gasolina.
Todos los economistas serios del país y los más destacados analistas del mundo se han pronunciado en términos categóricos. No dejan lugar a ninguna duda, con excepción de la intencionalidad de las mismas. No saben bien si se trata de un régimen dominado por incapaces, mediocres y corrompidos o si, por el contrario, estamos en presencia de unas medidas ideologizadas en grado superlativo, ejecutadas a plena conciencia, para profundizar en el control absoluto del país, empobrecer dramáticamente a la nación y poner a todas las personas, naturales y jurídicas, a depender del estado-gobierno. El peligro adicional está vinculado a la incapacidad y corruptelas tan propias de los mismos.
Mientras tanto continúa la represión civil y policial para acallar el ruido de la rebelión nacional en pleno desarrollo. Nuestra solidaridad total con los presos políticos, viejos y nuevos, civiles y militares. El cambio es inminente.
Lunes, 26 de marzo de 2018
oalvarezpaz@gmail.com
@osalpaz

La traumática salida de PPK – Carlos Alberto Montaner

El Comercio de Lima titula sabiamente su editorial sobre la renuncia del Presidente del país: “Historia sin héroes”. Así es. No hay una pizca de grandeza. La tragedia se convirtió en farsa.

Pedro Pablo Kuczynski (PPK para impedir esa tortura ortográfica) renunció el 21 de marzo antes de que lo sacaran del poder. El 22, como advirtió Alan García, el congreso habría votado la vacancia, algo parecido al impeachment. Perú es un país muy bronco y él era un presidente muy débil con una mínima presencia en el Parlamento.

La crisis era inevitable. Estuvo 20 meses en la presidencia, estaba a escasas semanas de cumplir los 80 años de edad, y, en realidad, PPK no se parecía mucho al país. Hijo de un médico judío alemán que se le escapó al nazismo y de una acomodada burguesa suizo-francesa de apellido Godard que se le escapó a las películas de su sobrino Jean-Luc, uno de los genios del cine francés de los sesenta.

La familia de PPK es tan atípica que si uno hurga brevemente en las hemerotecas descubre un artículo en El País escrito por Luis Esteban Manrique, en el que encuentra espías importantes al servicio de la URSS, y confirma que PPK estudió en Inglaterra y en Princeton, que está casado en segundas nupcias con una gringa, Nancy Lange, prima de la famosa actriz Jessica Lange, y trabajó en el Banco Mundial antes de crear su propia firma de banquero de inversiones.

PPK fue triturado por su propia falta de principios y por la familia Fujimori, protagonista de una tragedia japonesa dirigida por Akira Kurosawa, mucho más imponente que las griegas.

Hace varios meses Keiko Fujimori le tenía preparada una encerrona parlamentaria a PPK, pese a no ser ella miembro del cuerpo legislativo. Pero se interpuso su hermano Kenji, congresista con fama de brutote, pese a no serlo, quien consiguió una decena de congresistas de la bancada fujimorista que se negaran a destituir a PPK, con lo cual desaparecía la mayoría.

Keiko perdió la partida… en ese momento. A los tres días de su victoria, PPK firmó un decreto de indulto y Alberto Fujimori salió libre. No hay quien crea que no se trataba de un quid pro quo. PPK lo sacó de la cárcel a cambio de prolongar su vida política. Una especie de Fausto del tercer mundo que respondía a la idea de que la primera regla de quien ostenta el poder es mantenerlo, aunque sea a costa de vender su alma al diablo.

En esta oportunidad volvió a suceder, y trató de utilizar los mismos resortes para evadirse del cerco, pero no le salió bien. Como sucedió con Montesinos, hay pruebas fílmicas del intento de compra a los parlamentarios. Keiko, finalmente, pudo hundir a PPK y vengarse de Kenji, ahora sí de una manera definitiva, pero al costo de afectar los cimientos institucionales del país.

La pregunta clave no es qué hará PPK en el futuro, sino que pasará con el fujimorismo, ahora que el ingeniero está libre y su fuerza política escindida entre sus dos hijos, Keiko y Kenji. Hasta hoy las elecciones peruanas se definían contra la izquierda populista o contra el fujimorismo. Así salieron electos Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski. Pero las próximas elecciones pueden ser diferentes.

En la década de los ochenta del siglo XX el politólogo español Juan José Linz, profesor en Yale, escribió un ensayo sobre la fragilidad del sistema presidencialista y su incapacidad para encajar las crisis, frente a la fortaleza que mostraban las naciones que habían adoptado el modelo (aproximadamente) británico. El Caribe insular colonizado por los ingleses, incluso la Guyana continental, aunque no fuera un ejemplo de desarrollo económico, al menos tenía una tradición de gobiernos civilistas y de respeto a las libertades.

De lo que no puede existir la menor duda es que un sistema parlamentario habría salido de un Primer Ministro incómodo sin tantos aspavientos. O acaso los peruanos deben recurrir a un mecanismo electoral como el griego, que dota a los jefes de gobierno de un número importante de congresistas, de manera que el presidente no quede desprotegido ante el parlamento. Lo que no es conveniente es colocarlos en el foso de los leones porque se ha comprobado que se los comen.

Periodista y escritor. Su último libro es el ensayo El presidente: manual para electores y elegidos.

Crisis podría afectar el activismo de Perú sobre Venezuela – Andrés Oppenheimer

Martín Vizcarra, el primer vicepresidente de Perú que asumiría como primer mandatario el viernes, probablemente continuará con las críticas de su predecesor a la dictadura de Venezuela, pero difícilmente podrá mantener el liderazgo regional de Perú en este tema. Vizcarra estará demasiado ocupado tratando de resolver la crisis política de Perú, me dicen altos funcionarios peruanos.

Cuando le pregunté cuál será la probable postura de Vizcarra sobre Venezuela, la segunda vicepresidenta y jefe de gabinete Mercedes Araoz me dijo: “La postura de Perú sobre la democracia en Venezuela no ha cambiado. Sin embargo, creo que nuestro país está en una posición de debilidad institucional”.

Otros funcionarios me dicen que Vizcarra hasta ahora ha respaldado la posición crítica de Perú con respecto a Venezuela. Participó en las reuniones del gabinete el año pasado y estuvo de acuerdo con la decisión de no invitar al dictador venezolano Nicolás Maduro a la Cumbre de las Américas del 13 de abril en Lima, Perú, si Venezuela no permite elecciones libres para entonces, señalan.

Perú ha sido el líder del Grupo de Lima de más de una docena de países latinoamericanos, incluidos México, Brasil, Argentina y Colombia, que ha exigido públicamente que Maduro permita elecciones libres y libere a los presos políticos.

En Venezuela, Diosdado Cabello, uno de los principales funcionarios del partido gobernante, celebró el miércoles la renuncia del presidente saliente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, mostrando un video de fuegos artificiales en su programa de televisión. Kuczynski había sido una de las voces más críticas contra el régimen de Maduro.

Mi opinión: Vizcarra estará demasiado ocupado tratando de restablecer la normalidad en Perú, y no tiene un partido político ni muchos amigos en el Congreso. Para poder gobernar, tendrá que crear una coalición legislativa a partir de cero. Tendrá poco tiempo o energía para pensar en Venezuela.

Lo más probable es que el activismo del Grupo de Lima sobre Venezuela se transfiera ahora a la Organización de Estados Americanos, y que algún otro país tome el liderazgo en los esfuerzos diplomáticos para restablecer la democracia en Venezuela.

“OPPENHEIMER PRESENTA”

No se pierdan el programa “Oppenheimer Presenta”, los domingos a las 9 p.m. en CNN en Español. Twitter @oppenheimera

Los grandes peligros hoy para la nación venezolana – Luis Fuenmayor Toro

En la coyuntura electoral actual, no se dilucida quién será el próximo Presidente de la República, ni cómo se modificará el cuadro opositor venezolano de llegar a ganar el presidente Maduro. Si estuviéramos en condiciones iguales a las existentes hasta diciembre de 2015, esas serían posiblemente las preguntas a resolver con las elecciones de abril próximo. Diríamos que si Falcón gana sería el próximo Presidente de Venezuela y si pierde pasaría a liderizar la oposición al presidente Maduro. Pero no, no es esto lo que está en juego. Se deciden situaciones mucho más trascendentes para el país, dadas las contradicciones internas y externas generadas en la sociedad por tres situaciones principales: el enfrentamiento prácticamente a muerte del Gobierno con los sectores más extremistas de la MUD, el caos de todo orden generado por una pésima y perversa gestión gubernamental y la ruta intervencionista extranjera escogida por EEUU y sus seguidores en el país, el continente y el viejo mundo.
Si Maduro gana, existe ya la decisión de varios países, liderados por EEUU, de no reconocer su triunfo, a pesar de lo que haga para demostrar que las elecciones fueron totalmente ajustadas a los preceptos constitucionales. Si las amenazas son en serio, cosa que afirma todo el mundo, significa que Venezuela pasará a ser un Estado sin gobierno, con una población muriéndose de hambre, peor que las hambrunas reales ocurridas en las más pobres y atrasadas naciones africanas, según la matriz de opinión que la gran prensa transnacional ha logrado imponer en el mundo entero. En estas graves circunstancias, la ayuda humanitaria, a través del canal humanitario que no respeta fronteras y menos la de un país sin gobierno, se impondrá con la fuerza militar de la ONU o de un grupo diverso de países. Sería la primera invasión de ese tipo que sufriría Venezuela en toda su historia, con todas las consecuencias nefastas de muertes, heridos, destrucción material, pérdidas territoriales y hasta disgregación o desaparición de la República.
Si la FANB se enfrenta a esta violación de la soberanía, será destruida y desaparecerá del futuro de la nación, tal y como ocurrió con la Guardia Nacional panameña en la invasión para derrocar a Noriega. La milicia no existe sino como propaganda y los colectivos armados como La Piedrita huirán en desbandada o se esconderán debajo de las piedras si fuera preciso. Su preparación hasta ahora sólo ha servido para hostigar a los habitantes de los barrios, bachaquear con los CLAP, los repuestos y las medicinas, agredir manifestaciones pacíficas y traficar con todo lo que deje alguna ganancia, drogas y efectivo incluidos; son realmente bandas de delincuentes bajo la protección del gobierno de las que nada bueno se puede esperar. Este escenario sólo podría ser cambiado por un golpe de Estado previo a la penetración, tal y como lo propuso Tillerson poco antes de salir.
El otro escenario, el del triunfo de Henri Falcón, también constituiría un escollo para los planes intervencionistas y en este sentido sería muy deseable que ocurriera. Sería la salida por las buenas que el mismo Tillerson señaló y permitiría una derrota ordenada y negociada del chavecismo. Éste no sería extinguido como proponen entre otros el economista Hausmann, ni perseguido ferozmente como hizo Pinochet en Chile con los militantes de la Unidad Popular, que apoyaba a Salvador Allende: 20 mil fueron asesinados en los primeros 4 días del golpe. No tengo el don de ser prestidigitador ni cargo encima una bola de cristal en la que veo el futuro. Puedo perfectamente estar equivocado y deseo estarlo. Pero es así como veo el futuro inmediato y será sobre esta base que se debe actuar políticamente y establecer las decisiones en la materia.

La séptima jugada – Tulio Álvarez

Tulio Álvarez
tulioalvarez17@gmail.com
En Twitter: @tulioalvarez

A los pesimistas de profesión, a quienes la situación actual del país les parece irreversible, a aquellos que no ven un efecto directo de las sanciones impuestas en la estabilidad del régimen rojo, a todos mis amigos que se preguntan qué va a pasar y buscan una solución cuasi mágica ante la división y ausencia de estrategia de los factores democráticos, a los que creen en la vía electoral y a los que afirman que no existen las mínimas condiciones para participar en ese teatro, a ellos, va dirigida esta reflexión escrita con fraternidad y ánimo de entendimiento.
NO ESTAMOS SOLOS
Lo aparente es que los venezolanos están cruzando el desierto, en la ruta a su liberación, en absoluta soledad. Nada más falso. Estamos acompañados por la comunidad internacional que comprende la tragedia de un país convertido en un teatro de operaciones de los factores y potencias más poderosas del mundo. Aquí ensayan sus estrategias y políticas para elevarlas después a un plano superior.
Además de constituirse un “Estado Forajido” perfecto, con un definido objetivo de depredación de los recursos económicos bajo la pervivencia de los esquemas políticos y económicos más perversos que se creían superados con la caída del Muro de Berlín, somos un Narcoestado. ¡Qué desgraciado rol! Un laboratorio de política internacional en que se traza la nueva generación de guerra gélida con sus muchos conejillos de india como víctimas. Eso es lo que somos.
LOS MOVIMIENTOS REGIONALES Y LA CUMBRE
Afirmé anteriormente que todos los esfuerzos del régimen rojo y sus aliados estaban dirigidos a sabotear la Cumbre de Las Américas a celebrarse en abril de este año, en Perú. Dos serían las razones fundamentales, la primera está en el alineamiento definitivo de la mayoría de los Jefes de Estado del Continente para “uniformar las sanciones” como contrapeso a la ejecución del fraude electoral dirigido a la reelección de Maduro; la otra viene del lado del régimen, evitar la aplicación efectiva, o al menos mitigar el efecto, de la Resolución 1/18 del 2 de marzo de 2018, emanada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Retrato hablado del régimen de Maduro, eso de centrarse en “el efecto de la corrupción en las Américas”, desde un enfoque de derechos humanos.
La salida de P.P.K de la presidencia del Perú no cambia la animosidad de las nuevas autoridades peruanas pero sí sirve de pretexto para que los que mueven los hilos de poder reajusten su estrategia. Si el fraude que llaman elecciones fue movido por el régimen para el 20 de mayo, ahora reforzado con la convocatoria de municipales y regionales; entonces, tiene sentido el cambio de escenario ante la inestabilidad que se vislumbra en Perú. Argentina o Chile, los foros ideales como campo de batalla, tendrían que prepararse para el evento y el diferimiento de la Cumbre podría ser para el 17 de mayo como fecha clave. Ahí estaría la jugada como contraataque típico en el tablero de ajedrez.
DIFERIR NUEVAMENTE EL FRAUDE ELECTORAL
Pero en lo único que es efectivo el régimen de Maduro es en el manejo de la política y todas las estratagemas asociadas a ella; fundamentalmente, porque la línea es trazada por los cubanos. La respuesta estaría en mover nuevamente el alfil de la separación de los procesos, difiriendo el simulacro de presidenciales, como una fórmula que supuestamente promovería acuerdos y una sincera voluntad de dialogo. En pocas palabras, una carnada para un sector de la oposición y algo de maquillaje en lo externo. Y todo esto justifica un diálogo sincero y fraterno.
El plan parece ideal. Lo primero es diseñar una oposición a la medida del proyecto futuro garantizando una imagen de triunfo. La sensación de competencia se proyectaría cuando los partidos que inscribieron candidatos, especialmente el MAS y AP, obtengan una buena representación en los cuerpos deliberantes. Esto abriría un debate en los otros partidos, especialmente AD y Primero Justicia; el último, hoy en desbandada. Pero la siguiente movida sería reabrir el proceso de postulaciones a las presidenciales, ya que serán diferidas. Todo bajo el manto protector del respeto de la Constitución por la convocatoria de municipales-regionales, vencidas hace tiempo; y unas presidenciales que, en realidad, deberían realizarse en diciembre. Maduro llegaría al final de su mandato contra todo pronóstico.
JAQUE AL PETRO
El famoso PETRO es una construcción ultracapitalista diseñada como medio de pago virtual para eludir las sanciones de USA. El diseño estuvo a cargo de los rusos, casi tan capitalistas como los chinos. La fórmula de afectar la riqueza minera y petrolera a futuro para obtener los primeros 5.000 millones de dólares implicó, en la práctica, garantías en la proporción de 40 a 1. Por cada dólar recibido se da una garantía 40 veces mayor en valor. Era la única forma de obtener dinero fresco ante la destrucción de la industria petrolera y las monstruosas necesidades del Narco-Estado que todo lo devora y nada comparte.
Los rusos ya no cometen el error de subsidiar de gratis o por geopolítica tal como lo hizo la U.R.S.S con Cuba. Lo que parece evidenciarse es que el verdadero capitalismo salvaje es el que el comunismo chino y la reencarnación bolchevique diseñaron para someter al capitalismo light que representa USA y sus aliados europeos. Pero USA también juega y cerró la posibilidad de alguna vida por la vía del PETRO. Jaque a la Revolución.
EL PROBLEMA ES MADURO
La sexta jugada es de los camaradas de Maduro y del cada vez más ínfimo sector militar que lo apoya. Tienen que desalojarlo antes de que todo el régimen se hunda con su peso. Sus principales enemigos lo acompañan, lo aconsejan, se equivocan intencionalmente o no, están haciendo caída y mesa limpia, enfebrecidos en la búsqueda de un sucesor. La declaración de Padrino, sobre que no lo busquen para dar un golpe, más bien es una oferta pública de servicios. El hombre está entre dos aguas, cada cual más estancada y putrefacta que la otra. Cualquier decisión que tome será mala. Y está condenado a salir del juego antes de que caiga Maduro.
Lo ideal para ellos es un cambio con maquillaje electoral. Tienen que pactar y actuar con amplitud para solidificar su base de sustentación. Están obligados a diferir el proceso del 20 de mayo. Su bandera es cambiar todo, comenzando con Maduro, para que todo quede igual. El sueño que los une es comenzar desde cero, entiéndase el 2019, con “nuevas caras y nuevos procedimientos”. La sexta jugada es un acuerdo nacional entre los que se llaman progresistas y revolucionarios; lo que incluye a factores que se autocalifican de socialistas, centro-izquierda e izquierda, en el seno de la oposición. Sin embargo, la séptima jugada la tenemos nosotros para evitar que se materialice ese proyecto y nuestra patria se siga perdiendo en una muerte lenta y dolorosa.

El populismo y la pobreza en Venezuela – José Ramon Silva

La pobreza creció en Venezuela y alcanzo niveles de un 31% de la población en el país, según informe de la CEPAL en el 2016.

Todo producto del llamado socialismo del siglo XXI, que ha sido incapaz de derrotar el HAMBRE Y LA MISERIA, ubicándola en niveles inmensurables.

Sus únicos aciertos han sido el aumento de las fortunas de los dueños del régimen sin data histórica de su patrimonio (TRANSMISION SUCESORAL).

LA POBREZA, Venezuela era un país con más del 70% de su población era clase media. Ahora hemos descendido tanto que no existe clase media. Solo nuevos ricos y carentes de continuidad patrimonial. O referencia HERENCIA FAMILIAR.

La CEPAL, en su estudio realizado en el 2016, señalo que lo más grave son los niños con EDADES comprendidas entre 0-14 años. Siendo los grupos más afectados por esta pobreza, ya que representan el 46,7% total de la población de pobreza con un 17% de pobreza extrema.

EL POPULISMO EN VENEZUELA es una herramienta utilizada por el régimen para la MANUNTENCION de la POBREZA LA MISERIA, utilizando unos subsidios con aplicación controlada de los venezolanos a través de la llamada tarjeta de la patria, asignándoles BONOS de HAMBRE Y MISERA, que no alcanza para una comida.

La presente información está basada en los estudios realizados por la “CEPAL” organismo internacional que realiza investigaciones para medir los niveles de pobreza y de crecimiento social en Latinoamérica en el año 2016.

En conclusión el hambre y la miseria, van de la mano y en aumento. Tomando otros grupos como adultos mayores.

POR

U.R.D.

JOSE R. SILVA CORREA

Mejor votar por Falcón que sufrir un ratón moral – Mario Villegas

Más allá de las decisiones y lineamientos de los partidos y agrupamientos políticos, en una elección cuenta mucho, muchísimo, la determinación individual de cada elector, de cada ciudadano. El 20 de mayo, cuando en las mesas de votación se esté dirimiendo el destino de Venezuela y de las generaciones de venezolanos por venir, la conciencia individual de cada votante será mucho más determinante que en cualquier otra elección.

Esta no es una jornada electoral más. No se trata simplemente de cambiar a un Presidente por otro, de oxigenar y renovar el sistema político y sus cuadros dirigentes o de sustituir a una sigla o a una coalición partidista por otra, tampoco se trata de solo castigar a un mal gobernante, que Nicolás Maduro lo es en grado superlativo, sino de ponerle punto final a un modelo autoritario, destructivo y empobrecedor que ha hecho añicos a la democracia y sus instituciones, dilapidado y saqueado las finanzas públicas, dividido y enfrentado a los venezolanos, arruinado el aparato productivo, deteriorado y caotizado los servicios públicos, pulverizado la moneda nacional, liquidado los derechos y conquistas laborales, desmantelado el salario y la capacidad de compra de los trabajadores, violentado sistemáticamente los derechos humanos, condenado a la pobreza y a la desesperanza a la inmensa mayoría de las familias y empujado al autoexilio a millones de desesperados ciudadanos.

La que se nos presenta, con todas las desventajas y limitaciones que nos impone un estado poderoso y abusador , es una gran oportunidad para darle un parao definitivo a ese modelo y reconstruir al país sobre la base de uno nuevo que privilegie el interés nacional por sobre los intereses bastardos y sectarios. Un nuevo modelo que reoriente y conduzca al país hacia el florecimiento económico, la generación masiva de empleos, el rápido y sustancial fortalecimiento del salario, la producción masiva de alimentos y medicinas al alcance de todos en las redes de comercialización públicas y privadas, un modelo que en vez de ahuyentar a los capitales nacionales y extranjeros los convoque a financiar y a apalancar el desarrollo del país, que en vez de expulsar al exterior a jóvenes y adultos los seduzca e integre a la reconstrucción de la patria, a la edificación del progreso nacional y del bienestar individual y colectivo.

Ahora que ha llegado el momento, que Maduro y su modelo depredador sigan reinando en Venezuela va a depender de cada uno de nosotros. De nuestra conciencia, de nuestra responsabilidad individual y de nuestros actos va a depender que el candidato del hambre y su equipo de destrucción nacional continúen aferrados al poder y a la ubre del presupuesto público.

Actuar con firmeza es lo responsable en esta hora agónica de la patria. ¿Cómo puede alguien pensar que abstenernos y quedarnos de brazos cruzados pueda ser responsable y ofrecer alguna utilidad a los intereses del país y de nuestro propio bienestar? Abstenerse, valga la insistencia, es votar por Maduro. Es regalarle seis años más y prolongar quién sabe hasta cuándo la tragedia política, económica y social que lacera al país y humilla la dignidad del pueblo venezolano.

El gigantesco descontento popular y el franco rechazo a la pésima gestión de Maduro, reflejados en todos los estudios de opinión pública, deben ser canalizados hacia la única vía verdaderamente eficaz en manos de los ciudadanos para producir el muy anhelado cambio democrático. La dimensión de ese rechazo a Maduro y a su modelo es tan grande que, de manifestarse en carne y hueso ante las urnas electorales, resultará prácticamente imposible de esconder mediante un intento de fraude.

Es de esperar que en el tiempo que media hasta la fecha de las votaciones, el liderazgo de los partidos políticos que se proclaman democráticos se ponga en sintonía con el deseo de los venezolanos de avanzar con éxito hacia la salida pronta, eficaz y pacífica que representa la opción electoral, la única que hasta ahora les ha dado resultados tangibles a lo largo de todos estos años.

Ya los partidos Avanzada Progresista, MAS, Copei y los movimientos políticos Soluciones y Juntos, han dado pasos fundamentales en esa dirección al lanzar la candidatura presidencial del ex gobernador Henri Falcón, cuyo discurso y propuesta programática inicial empiezan a conquistar cada vez más espacios y adhesiones entre la ciudadanía.

El razonamiento de alguna otra gente es sencillo: es mejor votar por Falcón en estas elecciones que amanecer al día siguiente con el ratón moral de haber ayudado a Maduro a seguir en Miraflores. ¡Bicho!

@mario_villegas

mariovillegas100@gmail.com

Inspiración para Nicolás – José Domingo Blanco

Cuando en un país, las instituciones son independientes y fieles a los principios para los cuales fueron creadas, las cosas funcionan. Cuando en un país, los magistrados y congresistas cumplen a cabalidad con las funciones de sus cargos y no con las órdenes del mandatario de turno, las cosas funcionan. Cuando en un gobierno, el congreso vela por los intereses de los ciudadanos, la contraloría exige transparencia en la ejecución de los presupuestos y la fiscalía castiga a los que disfrutan desviando los recursos de la nación hacia sus cuentas personales, eso es un modelo exitoso. Cuando un presidente que se ve involucrado en escándalos de corrupción, renuncia, eso es “el deber ser”. Cuando un hombre, ocupando la cúspide del poder, antepone su moral y se aparta del cargo para evitar la inestabilidad política de una nación, eso es gallardía. Y no muchos, tienen las agallas para realizar un acto como ese.
Por el contrario, nuestro continente está plagado de historias de caudillos enfocados en lograr que su permanencia en el poder sea vitalicia. Caudillos de este siglo, con sueños trasnochados y ansias de reflotar modelos fracasados, que mantienen secuestrados los países que gobiernan, movidos por sus egos y ambiciones personales. Latinoamérica, la del siglo pasado y este, está plagada de mandatarios que no han terminado de ganarse la banda presidencial, cuando ya están pensando en cómo abolir la Constitución, darle un golpe de Estado al Congreso y gobernar con plenos poderes otorgados por los serviles ambiciosos que nunca faltan. Latinoamérica está infectada de caudillos febriles que se creen neolibertadores de unas naciones que, más que liberadas, aspiran ser gobernadas con equilibrio y justicia, con garantía y respeto a la vida de sus ciudadanos, con crecimiento económico, con oportunidades, desarrollo y calidad.
Cuando me enteré que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, había renunciado, y escuché las razones de su dimisión, pensé en Nicolás. Lamenté que la noticia no tuviera como protagonista al culpable de la destrucción de nuestro país. Deploré que eso estuviese ocurriendo en Perú y no en Venezuela donde, desde hace algunos años, hemos apelado a todas las opciones constitucionales para extirpar este cáncer llamado chavismo/madurismo, y que ha sido el causante de la crisis más profunda y cruenta que haya tenido nuestra nación. Me vinieron a la memoria los cientos de casos de corrupción, estafas, desvío de recursos que han ocurrido en los últimos veinte años –que yo mismo he denunciado, junto con otros colegas, con pruebas, entregadas en las instituciones correspondientes- y con culpables abiertamente identificados –algunos prófugos; otros, olvidados; caídos en desgracia o, en el peor de los casos, aún gobernando al lado de Nicolás.
Pero, también pensé en el aplomo que se requiere para tomar una decisión como la que tomó Kuczynski. Insisto, no todos tienen esas agallas para soltar el poder que, en la mayoría de los casos –y sólo, salvo contadas excepciones de comprobada honradez- reporta “enormes beneficios”. Y son, precisamente, esos enormes beneficios los que envician a quienes desesperadamente buscan las justificaciones para mantener el control de un país, de sus ciudadanos y sus recursos “a como dé lugar”.
Mientras escuchaba a Kucsynski, imaginé que era Nicolás quien se dirigía a nuestra nación. Que era Maduro el que nos hablaba para darnos la excelente noticia –sí, esa sería una excelente noticia- de que renunciaba al cargo al que fue ilegítimamente designado. Pero que, además, antes, en un acto de arrepentimiento y compasión, ponía a la orden de la Interpol o el FBI, a cada uno de los funcionarios que le acompañaron –a él y a Chávez-, durante estos 20 años, e hicieron de Venezuela su caja chica. Que él, y no el Fiscal Poeta de la Revolución, antes de renunciar, destapaba las ollas podridas de corrupción y guisos que han caracterizado las dos últimas décadas. Que, antes de ponerse a la orden de las nuevas autoridades judiciales del obligatorio período de transición y de la Asamblea Nacional –por la que sí votamos- señalaba a cada uno de los corruptos del régimen, responsables de la quiebra del país: una delación de la que no se salvaría nadie. Ni su amada Cilia.

Pero, fue Kucsynski el que renunció. Y todos los venezolanos aspiramos que el gesto del mandatario peruano, sirva de inspiración a Nicolás.

@mingo_1
Instagram: mingoblancotv

Frente de concentración nacional – Rafael Rodríguez Mudarra

La conformación de un” Frente de Concentración Nacional”, que nos pueda permitir avanzar en la reconstrucción de un agenda que se adecue al reclamo de hacer realidad la solidaridad que nos exigen los que se encuentran hoy más que nunca privados de la satisfacción de conseguir lo necesario para vivir y resolver sus problemas, sin tener que enfrentar a un régimen, que a través de las riquezas súbitas mediante el uso de los dineros públicos ha creado fueros “dizque revolucionarios” de dominio autoritario e incumpliendo los principios constitucionales que le dan fundamento al Estado de Derecho, se han valido de artimañas para no hacer efectiva la participación del pueblo, como una forma del ejercicio de los derechos políticos.

El “FRENTE” tan necesario, reclamado y urgente debe constituir un gran esfuerzo humanitario, preciso, homogéneo , con fuerza contundente, para que, mediante la libre discusión de las ideas sea la expresión genuina del pensamiento ciudadano con capacidad plena; y a través del ejercicio libre del sufragio enfrentar y derrotar al presente régimen de gobierno autoritario, cual abusando de las ventajas del poder se constituye en dueño absoluto de la radio; dueño de la prensa, a la vez que persigue a los editores independiente que se atrevan hacerle oposición; que reprime las manifestaciones públicas; y de manera “fascista” enjuicia a los que se atreven a hacerlas, atribuyéndole falsos supuestos de estar incursos en rebelión; que como es público y notorio al cabo de una falsa preparación del ejercicio del voto, pretende llamar con la plena aprobación de una ANC, impugnada por el pueblo mayoritariamente opositor para que concurra, como “ bestia de matadero” con la intención manifiesta y repudiada por las democracias del mundo, no para decidir sobre el destino de la nación , sino como es obvio para servir de instrumento a la querencia de continuidad de los que violando la Constitución pretenden perpetuarse en el poder, acompañado a la vez de parte activa del “generalato castrense” que se ha

sustituido a la sociedad civil en el ejercicio de las funciones que son pertenecía de los poderes públicos del Estado.

Dentro de esta apreciación , que extiendo más allá de lo personal, me queda afirmar, sin disminución de meritos a los dirigentes de dos o tres partidos que conforman la “MUD”, a los cuales presento excusas, sin ánimo de retaliación: que sus incongruencias y contradicciones hechas públicas, con imputaciones de culpa entre sus iguales, con reflejo exterior de incompetencia para dirimir problemas subalternos, ha evidenciado la falta de capacidad para dirigir de la que pudo ser un centro concurrente del sentimiento unitario opositor.

Demostrado está por evidencias irrefutables, que la MUD en “estado agónico” de extinción no ha tenido la capacidad política, para ampliar los espacios de intercambio con las fuerzas sociales y políticas; ha carecido en forma exponencial de estrategia para el planteo decidido de la situación de “MISERIA”, no de pobreza, que padece el venezolano; y su condena a los desaguisados autoritarios cometidos por el gobierno, se encuentra muy por debajo de la posición sostenida por los organismo internacionales y gobiernos democráticos del mundo; por lo cual se corre el riesgo de que por falta de comunicación con la base electoral del país, esta se mantenga dispersa y sobre toda confundida.

Todo lo dicho, ha servido para que la “Casta Gubernamental”, dueña y señora de las decisiones del poder Ejecutivo, con su presidente al mando, percatada de las debilidades de la “ dirección opositora” haya adelantado a través de la ANC, las elecciones presidenciales para elegir al presidente de la República; y que las mismas sin duda fraudulentas se realice con participación de dirigentes y partidos que han sido abanderados de primer orden en los comandos directivos, de la hoy no existente MUD.

¿Qué hacer? Consciente estamos de que el lema usado por un grupo de personalidades: ¡Venezuela no se rinde ¡, es de importancia fundamental; pero este decir como mero juego de palabras: ignorando el principio de que no puede haber resultados , sin empleo de una acción revolucionario; y que

esa congregación de exhibición notoria, carente de concurrencia popular, sin ignorar las buenas intenciones de sus promotores, sin contenido de unificación de pueblo, impregnado de consideraciones discursivas carentes de propósito de cambio, pueden servirle a MADURO para llevar a cabo la perpetuación del régimen.

Para el que suscribe este artículo, convencido por razones dialécticas que la democracia merece ser defendida con coraje y voluntad unitaria,” por ser el régimen político que da la razón a quien la tiene y no al que habla más o insulta con mayor tono de voz”, o al que la entiende como complacencia de subjetivismos necios, es de obligación procurar con el esfuerzo de todos un gobierno de “AMPLIA BASE”, por cuanto es demostrado que solo mediante un “ GOBIERNO DE CONCENTRACIÓN NACIONAL , de acuerdo con la mejor doctrina jurídica se puede dar garantía en el caso de reforma revolucionaria

La formación de un ”Frente Nacional”, no permite excusa para retardo en su consecución, por cuanto es necesario el tener presente, que la Constitución al reconocer la soberanía , no dice “que se ejerce a través de los partidos políticos” se ejerce mediante elecciones libres, universales, directas y secretas, sin presiones ni intimidaciones; universales, que pueden votar todos, hombres y mujeres, ricos y pobres, cultos y analfabetos; que se eligen directamente los representantes que van a actuar en nombre del pueblo. Ningún dirigente por más prestigioso que sea puede ignorar este principio constitucional. Buscar la unidad es propósito indeclinable para el cambio de gobierno: debemos entenderlo.

RAFAEL RODRIGUEZ MUDARRA, abogado, político, presidente de UNIÓN REPUBLICANA DEMOCRÁTICA ( URD).

¿Hacia dónde huyen los venezolanos? – Trino Márquez

El enorme éxodo de venezolanos desde 2013 –el sociólogo Tomás Páez, convertido en una autoridad internacional en el tema, habla de diáspora- constituye uno de los rasgos más resaltantes del gigantesco desastre que ha significado para Venezuela el gobierno de Nicolás Maduro. Las cifras totales de la estampida varían, desde las proporcionadas por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, hasta las suministradas por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, Encovi; sin embargo, en el quinquenio no han huido menos de tres millones de personas, 10% de la población total. Un verdadero record porque en el país no se ha desatado ninguna guerra interracial, religiosa o política. La migración ha ocurrido en un período de paz, al menos que se acepte como cierta la majadera tesis según la cual la burguesía desató una guerra económica contra el gobierno.

Durante los años 2016 y 2017, de acuerdo con el informe más reciente de Acnur, las solicitudes de asilo, una de las fórmulas más utilizadas para emigrar de forma legal, se han distribuido de la manera siguiente: 58.764 en Estados Unidos; 22.357 en Brasil; 20.348 en Perú y 12.848 en España. Según el mismo informe, 350.861 emigrantes han sido acogidos en otros países bajo figuras distintas al asilo: Chile: 84.479; Colombia: 68.764; Ecuador 50.502. De acuerdo con los cálculos de Tomás Páez, en España solamente se encuentran al menos 250.000 venezolanos; mientras hacia Italia se han desplazado alrededor de 50.000. Según el Departamento de Migración de Colombia, en la nación neogranadina no hay menos de 500.000 venezolanos. Para otras fuentes, en Estados Unidos el total

de compatriotas supera el medio millón, en la pequeña Panamá viven más de 70.000 compatriotas, y en Argentina, 50.000. Hasta en Australia, Nueva Zelanda y Singapur aparecen rastros de venezolanos que han ido a parar a esas lejanas y extrañas tierras.

Adonde no han ido los venezolanos que escapan del horror del socialismo del siglo XXI es a Cuba. No existe ningún registro documental que certifique que algún venezolano se haya dirigido a la isla caribeña para encontrar una vida mejor y hacer realidad sus sueños de progreso y bienestar. Ni un solo paisano ha pedido asilo político en el territorio tiranizado por los Castro desde hace sesenta años. Sería salir de Guatemala para caer en Guatepeor. Salvo Ecuador –que reúne condiciones muy especiales, entre ellas que su economía está dolarizada- ningún otro país integrante de la Alba es seleccionado por los venezolanos para residenciarse. Ni Bolivia o Nicaragua reciben flujos continuos y crecientes de compatriotas.

Los venezolanos saben muy bien a dónde dirigirse: se desplazan hacia naciones con economías de mercado en plena expansión y crecimiento. Escogen a los Estado Unidos, Panamá, España, Chile, Brasil o Perú (esperemos que la defenestración de Pedro Pablo Kuczynski no desate una crisis voraz), donde predominan la libertad económica, los derechos de propiedad son respetados y la libre iniciativa promovida, no existe control de cambios, ni de precios, se resguardan las conquistas de los trabajadores en un clima donde prevalece el mercado laboral, sin que haya nada parecido a la inamovilidad laboral, los aumentos de sueldos y salarios son promovidos por los sindicatos y gremios en negociaciones con los patronos privados o con el gobierno, y se toma como referencia para los acuerdos la productividad y la inflación. Son naciones donde la intervención del Estado en la economía es mínima. Donde se promueve la profesionalización y la

meritocracia. La globalización no es vista como una amenaza, sino como una oportunidad. La relación con los Estados Unidos no se establece en términos de rivalidad, sino de acuerdos respetuosos en los cuales naciones negociantes obtienen beneficios mutuos.

Al levantar el mapa de los países hacia los cuales emigran centenares de miles de venezolanos, puede observarse que son sociedades colocadas en las antípodas de extravíos como el socialismo de siglo XXI. Por ejemplo, Chile, España (recuperada después de los entuertos provocados por José L. Rodríguez Zapatero), Estados Unidos y Panamá, aparecen en lugares elevados en el Índice de Libertad Económica. Panamá ocupa el lugar más alto en América Latina, seguido de cerca por Chile.

A ningún venezolano se le pasa por la mente emigrar a Cuba. Ni siquiera naciones con un cierto crecimiento sostenido durante las últimas dos décadas, como Bolivia y Nicaragua, resultan atractivas. El autoritarismo y la fragilidad institucional representan peligros demasiado altos. El parecido con lo que ocurre en Venezuela tritura cualquier intención de aterrizar en esos lares.

Nicolás Maduro conoce los datos que he presentado de forma sucinta. Pero, no le importan. Quiere que los venezolanos se vayan para poder imponer, junto a su camarilla, el socialismo del siglo XXI, con la comodidad que le da distribuir migajas y poseer el control de las Fuerzas Armadas. Atraer a quienes han huido será un gran reto.

@trinomarquezc

Derrotemos el desconocimiento de una elección fraudulenta – Luis Fuenmayor

Hay que votar y hay que derrotar a Nicolás Maduro por el bien de la patria, de su gente e incluso por el bien de ellos mismos, aunque su ceguera política, soberbia y codicia no se los permita entender


Luis Fuenmayor Toro

Seguimos transitando un escenario político, que se nos antoja ofrece sólo la posibilidad de tres salidas, las cuales fueron presentadas por quien suscribe en la edición de La Razón del 11-2-2018 (p. A-3): la panameña de Noriega, la peruana de Velasco Alvarado y la nicaragüense de Daniel Ortega. En estos casos se trató de gobiernos revolucionarios, enfrentados a EEUU, productos de la derrota de los modelos políticos precedentes y que llevaron a sus sociedades a una crisis económica grave, que los sumergió en un deterioro socio político que forzó el desenlace, características que los hacen parecerse al gobierno venezolano de Chávez-Maduro, sin descartar las especificidades de éste ni desechar las diferencias del contexto histórico. No incluyo como posible el caso de la salida de la dictadura de Pinochet, pues éste fue un gobierno de naturaleza ideológica contraria a los señalados, sin enemistad con EEUU y con una crisis preponderantemente política. Tampoco coloco entre las opciones la continuidad de Maduro, no por ser imposible sino porque no significaría su salida y es sobre ésta que estamos trabajando.

Las recientes y no tan recientes detenciones de numerosos militares activos y con mando de tropas, que incluye a varios tenientes coroneles, así como la conducta represiva al máximo contra el general en jefe Raúl Isaías Baduel, la degradación y expulsión ilegal de éste y otros numerosos cuadros militares de todas las jerarquías y el reciente apresamiento del mayor general Miguel Rodríguez Torres, constituyen un golpe importante a las posibilidades de que la crisis pudiera resolverse por la vía de un pronunciamiento de la FANB. Se compromete de esta forma la que definimos como salida peruana, en la que el papel de los militares presionaría la renuncia o destitución del Presidente, sin necesariamente activar su persecución ni la de los suyos, con excepción de aquellos cuadros chavecos que se decida sacrificar, y sin inhabilitar al PSUV de su participación política futura. Ésta hubiera sido una posibilidad de carácter pacífico, que hubiera iniciado una transición necesaria para revertir todo el daño hecho a la nación venezolana y a la república y, aunque no podemos decir que se ha cerrado, sí se ha hecho menos probable.

Sigue abierta la salida tipo nicaragüense, la cual es electoral y por lo tanto también pacífica, aunque los grupos abstencionistas y quienes trabajan desde el exterior la dificultan y estos últimos ya la han dado como clausurada. Las elecciones presidenciales, hasta ahora aún en el mes de mayo, pudieran perfectamente ser la forma en que se llegue hasta este escenario. Si existiera una unidad opositora que incorporara al llamado Frente Amplio, no muy amplio todavía, con la candidatura única de Henri Falcón y las condiciones electorales hasta ahora logradas, mejores que las existentes en las elecciones de gobernadores donde la oposición hoy en el Frente Amplio participó, estaríamos ante una real posibilidad de derrota del Gobierno. Las propuestas de Falcón enfrentan las ejecutorias de Maduro: cese del control de cambios y del control de precios, eliminación de subsidios indirectos, dolarización de sueldos, apertura financiera, acercamiento a EEUU y libertad de presos políticos, proposiciones en su mayoría compartidas por la MUD.

Falcón pudiera entonces perfectamente ser el candidato de la transición, pues su aceptación en el sector chavecista es mayor que la de los otros posibles candidatos, por lo que podría negociar más fácilmente con el Gobierno las mejores condiciones para que acepten desprenderse del poder. Es cercano a Capriles Radonsky, quien es partidario de participar en las elecciones presidenciales, posición contraria a la de su partido Primero Justicia. El Frente Amplio (nueva versión de la MUD) ha declarado que su camino es electoral y pacífico, lo que podría llevar adelante con Falcón si sus líderes reducen sus aspiraciones personales y las difieren para luego. En estas condiciones, se dispondría de los aparatos partidistas para la defensa de los votos en todas las mesas, cosa que no puede garantizar la alianza que apoya hoy a Falcón; se reduciría la abstención en forma importante y se construiría un gobierno de unidad nacional, con el PSUV en la oposición.

Desaparecería el peligro de una intervención militar extranjera al estilo aplicado con Noriega o cualquier otra variante intervencionista, que constituye el mayor peligro para la nación venezolana. Es mentira que Maduro y Falcón sean lo mismo; ese es el planteamiento de quienes quieren la intervención militar extranjera. Y no se trata de una defensa a ultranza del candidato de la alianza MAS-AP-COPEI, en cuyas propuestas encontramos graves limitaciones, en el sentido de hacer de Venezuela una república contemporánea. No hemos oído ni leído nada en relación al abandono del rentismo, mediante el inicio de una industrialización aguas abajo y agua arriba de la industria petrolera; tampoco sobre los planes concretos de desarrollo científico y tecnológico nacional, la creación de empleo formal calificado bien remunerado y el desarrollo de una política urbana con la creación de verdaderas ciudades y no las simples aglomeraciones humanas carentes de servicios, que hoy tenemos.

También esperamos leer y oír sobre los necesarios cambios en materia electoral: el rescate de la representación proporcional constitucional en las elecciones de los cuerpos deliberantes, la doble vuelta electoral en los comicios de alcaldes, gobernadores y el presidencial; la eliminación de la reelección permanente, el financiamiento público de las campañas electorales y las medidas para que no sea el dinero el que determine la propaganda desarrollada por los candidatos. Entendemos que recién comienza la campaña, pero queremos dejar claro que no estamos obnubilados por la necesidad de salir de Maduro, a pesar de considerarla indispensable. Hay que votar y hay que derrotar a Nicolás Maduro por el bien de la patria, de su gente e incluso por el bien de ellos mismos, aunque su ceguera política, soberbia y codicia no se los permita entender.

Queremos derrotar el escenario del desconocimiento de una elección presidencial fraudulenta, para lo cual hay que hacerla lo más idónea posible y eso se logra con la participación de todos.

Los dioses deben estar locos – José Luis Zambrano Padauy

Recuerdo casi con una sonrisa comprimida, cuando en esos años ochenta de mis anhelos infantiles, pasaban repetidamente en la televisión, una película tan tonta como entretenida. Se llamaba “Los dioses deben estar locos”, cuyo título hacía honor más a un embrollo trastornado por una botella de refresco caída desde un avión en una recóndita tribu africana, que al hecho de jugársela con una trama compleja de mistificaciones.

Hoy he rememorado esa cinta cinematográfica con un tanto de estupor, pues su título fue lo primero que me vino a la mente, ante las raras transacciones económicas sucedidas a diarios en Venezuela.

Nadie con los sentidos bien puestos en materia monetaria, podría verle algo de lógica a la forma en la cual deben tranzar los ciudadanos su dinero, al momento de pagar los insumos cotidianos. El efectivo se ha vuelto una panacea. Se consigue muy poco para costear los productos a precios elevados.

Pero ahora el esquema que muchos están manejando, como peculiar estrategia para obtener mejores resultados, resulta ser una contradicción en todas las vertientes en que se analice: se paga por dinero en efectivo.

Estas alternativas de casas de cambio de la misma moneda suenan tan descabelladas como necesarias, cuando en el mercado informal se consiguen comestibles substancialmente más bajos en precio, en comparación con los supermercados, al momento de sufragarlos con dinero contante y sonante.

Este esquema con una rara sensación bursátil, es manejado con tanta regularidad, que hasta una tabla he podido observar, en la cual se perciben las diferencias sustanciales en llevar el dinero en efectivo en la cartera, que resguardado en una cuenta bancaria.

Estas negociaciones se trazan con el instinto brutal de los beneficios abusivos. Una persona efectúa una transferencia de un millón de bolívares a estos gestores de tasas improvisadas, recibiendo a cambio 500 mil, la mitad, sonando como una pérdida irremediable del sentido común y de recursos.

Ciertamente, aunque parezca una carencia de buen juicio o una falla mental, el verdadero resultado se ve en la práctica. Este venezolano podrá entonces comprar un kilo de arroz de dudosa calidad higiénica en 60 mil bolívares, mientras en los mercados serios se halla en 230 mil. La toma de decisiones está en poder comer ese día, más allá de arriesgar la propia salud o que para muchos se hayan perdido los cabales en esta batalla de supervivencia.

Por eso no es extraño que nuestra gente esté escapando como alma que lleva el diablo. Que cerca de un millón de personas haya cuantificado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), al flujo migratorio venezolano en los últimos dos años, puede medir la preocupación del organismo internacional porque a nuestros compatriotas, los traten con la dignidad de quienes ven con urgencia, la necesidad de huir sin mediar en otra reflexiva.

Por eso ahora podremos ser calificados como “refugiados” en otros territorios, pues clamamos por un resguardo necesario a toda esta demencial nacional en la que se perdió toda lógica, así como también se pierde cada día todo el talento y la materia prima profesional por nuestras fronteras.

En la película, a la botella caída desde el cielo como un regalo de los dioses y que generó conflictos en la tribu al no saber cómo compartirla, la calificaron a la postre como “la cosa maligna”. Tal vez en nuestra realidad, desde Cuba nos han caído a botellazos o es la forma más primitiva de llamar al socialismo caribeño. Pero ciertamente, ya estamos al nivel de perder la cordura.

 

 

MgS. José Luis Zambrano Padauy

Ex director de la Biblioteca Virtual de Maracaibo “Randa Richani”

zambranopadauy@hotmail.com

@Joseluis5571

En Secreto: Guerra entre Maduro y militares del 4F – Revienta las redes

*** ESTALLÓ LA GUERRA. La verdadera guerra ha comenzado. Lo que vimos o estuvimos viviendo y sintiendo en estos días previos, en semanas o meses transcurridos, fueron meramente eso: escarceos, pruebas de calentamientos, de ejercicios y cálculos para tomar el “toro por los cachos”. Se acabó el “pan de piquito” a juzgar por las frontales decisiones del gobierno y la respuesta valiente, directa y contundente que han tenido las mismas acciones oficiales, medidas en palabras del mayor/general del Ejército (r) Cliver Alcalá Cordones, muy conocido y apreciado en Carabobo, como en el país y su entorno militar. La chispa estaría representada con la detención de los también M/G Miguel Rodríguez Torres y Alexis Ramírez López, integrantes del grupo de oficiales que acompañó a Chávez en la intentona golpista del 4-F, y que ahora, reagrupados de nuevo, han venido por Maduro, conforme a la proclama de Alcalá Cordones, de quien se asegura que el régimen ya ordenó su captura “vivo a muerto” por todo lo que se atrevió a decirle a su comandante en jefe  “transitorio”, responsabilizándolo, sin tapujos, del estado de descomposición social, política, económica y humanitaria que sacude a Venezuela. Más claro, imposible.

*** PERLAS DE VALOR. “Sea usted responsable, presidente Nicolás Maduro, como comandante en jefe de la FANB, condición transitoria y que solo ostenta en el ejercicio de la presidencia, a diferencia de nosotros, los oficiales generales, superiores y subalternos, que conservamos nuestra condición militar en todo momento y lugar, sea responsable de la acción judicial que se intenta contra el mayor general Miguel Rodríguez Torres y los Oficiales recientemente detenidos de la FANB, y procure que estén bajo la tutela y efectiva vigilancia de todos los integrantes del ámbito militar y de la Constitución Nacional” “En estas circunstancias, en la que los militares consideran el liderazgo civil incapaz de hacer frente a las arbitrariedades del gobierno, aumenta la motivación para ellos mismos imponer la razón y alzar la voz ante la desviación de las funciones gubernamentales”. Fragmentos de lo escrito y expresado por el M/G ClIver Alcalá C. Basta y sobra.

*** LA VARA DE MEDIR. La detención y encarcelamiento de Rodríguez Torres, junto a la de otros 83 oficiales, la mayoría del componente Ejército y que podría venir seguida de la de Alcalá, si es que a esta hora todavía goza de libertad plena, prueba de una vez por todas, la gravedad de la situación interna de la FANB, que desde hace tiempo ha sido casi insostenible para el régimen de Maduro, quien, a estas alturas y circunstancias, luce cercado y comprimido por la adversidad, sobre todo, estrechado y sometido por las mismas fuerzas del chavismo que se alzaron en armas varias veces contra el gobierno democrático y legítimo de Carlos Andrés Pérez, en la década de los 90, cuando el país era otro, con problemas coyunturales, pero incomparables con los estructurales de ahora, en los que reina la corrupción, el hambre, la miseria, la hiperinflación, el desorden, la inseguridad, el desempleo, y como consecuencia: la diáspora. Lesa humanidad.

*** MÁS POR LLEGAR. Lo que viene es joropo, advirtió una vez Caldera frente a una calamidad parecida y de eso se trata lo que todavía estamos sufriendo los venezolanos, dos décadas después. Todo arrancó con la tragedia Baduel y ha continuado con Rodríguez Torres y Ramírez López qué, a decir verdad, no son detenidos comunes y corrientes, ni tampoco presos cualquiera. Es la cúpula, la logia militar chavista, la misma con la que quiere acabar Maduro, y en la que Diosdado Cabello llegó a ser la cabeza, aunque aparezca, junto con Vladimir Padrino López, escondidos debajo de la alfombra de tercio pelo rojo. Y ahora sería interesante, muy interesante saber, lo que piensa Francisco Ameliach, pieza de la alta dirección del PSUV, sobre estos hechos recientes, tomando en cuenta que el exgobernador, en ejercicio de sus funciones, muy orondo y risueño, pegó en las redes sociales una foto con Padrino López y Rodríguez Torres, vanagloriándose los tres, de ser miembros de una misma promoción de la Academia Militar y afines a la revolución chavista. Historia reciente.

*** EL SANTO Y SEÑA. Pero todavía quedan aristas importantes que tocar, por su influencia determinante en los momentos críticos que afrontamos, y uno es Diosdado Cabello, quien desde un principio estuvo en el ojo del huracán, y hasta ahora Maduro no lo ha podido quitar del medio perturbador, pese a que conoce de sus intenciones y aspiraciones. El vicepresidente del PSUV se mueve como pez en agua, buscando a cualquier precio “el perdón de sus pecados” ante el gobierno de USA. Hace un mes atrás estuvo en la puerta de un arreglo conciliador, aprovechándose de las bondades de Shannon en sus relaciones con Rex Tillerson, anterior Secretario de Estado, pero como ahora ninguno de los dos está en la administración de Trump, anda dando nuevos aletazos, incluido el movimiento militar que asecha a Miraflores. Con la legua afuera.

***DESPACHO DE GENDARME. La aprehensión de MRT no fue comida de viernes. Desde hacía tiempo la orden estaba en agenda, pero no había forma de ejecutarla. Sus compañeros de armas, y sobre todo en el Ejército, se negaban a “ponerle los ganchos” e incluso la misma comisión del SEBIN que lo fue a buscar, encabezada por el general de la GNB, Eduardo Serrano Díaz, sin poder esconder el miedo, antes de hacerlo preso se le cuadró y luego ni siquiera le quitó el teléfono y menos lo esposó, limitándose a invitarlo a que los acompañara, por “órdenes superiores”, que se entendió habían sido dadas por el propio Maduro, desde su refugio o cautiverio. Humor en clave.

***LA PUERTA GRANDE. El nuevo Secretario de Estado Norteamericano, Mike Pompeo, llegó con la vara alta y no va a pomponear sus decisiones frente a la crisis venezolana, como lo hacía su antecesor Tillerson, aparentemente tímido y reservado por sus negocios petroleros internacionales en punta desde Exxon Mobil. Pompeo ya probó su severidad como director de la CIA, al no temblarle el pulso contra altos funcionarios del régimen de Maduro, a la hora de sancionarlos sin clemencia por delitos diversos. También ha sido terminante en sus señalamientos al actual gobierno de Venezuela, atribuyéndole nexos y protección a terroristas cubanos, iraníes y árabes, en supuesta complicidad con el vicepresidente Tareck El Aissami. Punto de cuenta.

*** ANTESALA CON ESTRELLAS. En el ir y venir de la crisis castrense que ahora ocupa el mayor tiempo del gobierno central, además de tener en la mira al general Cliver Alcalá, que ya no hay dudas que está resteado en contra de Maduro y su élite de enchufados, ha surgido el nombre del también M/G Jesús Suárez Chourio, actual comandante general del Ejército, como el próximo en la lista de purga de las Fuerzas Armadas que dispuso Miraflores, y quien figuró entre los centauros de Chávez, no solo a la hora de la movilización de tropas en los intentos de golpes de los años 90, sino de la gente de confianza que mantuvo a su lado el “comandante eterno” y que en las actuales circunstancias no son bien vistos por el régimen. Este oficial cayó en desgracia, después que agentes del G-2 cubano le mantenían pinchadas sus llamadas telefónicas. En casa de herrero.

***HONOR AL MÉRITO. Henri Falcón, ex gobernador de Lara y ahora flamante candidato presidencial de AP y por su propia cuenta y riesgo, también ha mejorado su perfil de sospechoso y caro aliado del señor Nicolás Maduro Moros, por cuyas andanzas ya entró al libro negro de Trump y de la Unión Europea, y nominado de lujo para las próximas sanciones contra venezolanos responsables de los desmanes y atrocidades que rayan delitos contra los derechos humanos. Convicto y confeso.

*** VIENTO EN POPA. Sorpresiva y conmovedora la decisión del grupo político Juega Limpio, fundado y mantenido por el ex alcalde Alejandro Feo La Cruz, de postular aspirantes al Consejo Legislativo de Carabobo y a varios Concejos Municipales de la región, contrariando la decisión de la MUD y del Frente Amplio de oposición, de no darle oxígeno al señor Maduro y a aliados, urgidos de esta clase de posturas divisionistas como oportunistas, que solo hacen es complacer las ambiciones e intereses del oficialismo. No tiene la culpa el ciego.

Francisco M. Pérez       efeemeperez@yahoo.com

Odebrecht y sus compinches estafaron al Estado Miranda – Mario Valdez

El pueblo del Estado Miranda es el más sufrido con la gran estafa de Odebrecht y sus compinches, ya que la mayoría de las obras están ubicadas en la región mirandina. El estado venezolano pagó más de 11 mil millones de Dólares a la transnacional brasileña Odebrecht, en obras públicas que no fueron construidas (el Metro Caracas, Guarenas, Guatire. La Línea 5 del Metro de Caracas. La Línea 2 del Metro de Los Teques, otros). Hemos visto como en otros países (Brasil, Perú, Panamá, Colombia, Guatemala, Republica Dominicana, Ecuador, Argentina) han sido enjuiciados   presidentes y vicepresidentes de la república, funcionarios públicos y políticos por hechos de corrupción relacionados con Odebrecht, empresa transnacional de la corruptela más grande que se ha visto en América Latina, con ramificaciones en 12 países. Desde el Consejo Legislativo de Miranda, impulsaremos las investigaciones para que estos crímenes no queden sin castigo, los culpables paguen los delitos cometidos y el dinero del estado venezolano pueda ser repatriado. Las consecuencias de la estafa y el desangramiento siguen pendientes, las obras comenzaron en el gobierno del presidente Chávez y continuaron con el de Nicolás Maduro.

En Venezuela no hay presos por caso Odebrecht

El 21 de diciembre de 2016, según documentos del Tribunal de Nueva York, el ciudadano Marcelo Odebrecht, dueño y presidente de la empresa Odebrecht (quien desde junio de 2015, está purgando una condena de 19 años por los delitos de corrupción, lavado de dinero y asociación para delinquir en la trama corrupta de Petrobras, conocida como operación ´Lava Jato´ ),  reconoció haber pagado loa suma de $ 98 millones de dólares en sobornos y coimas entre los años 2006 y 2015, para conseguir contratos mil millonarios en dólares de obras públicas en Venezuela. Venezuela aparece como el país que más dinero recibió en sobornos. Las obras que fueron pagadas, se encuentran inconclusas y son de gran envergadura porque están relacionadas con el transporte masivo, generación de electricidad y grandes vías de comunicación para el pueblo venezolano y en especial para el Estado Miranda. Hasta ahora no hay presos y las investigaciones deben estar en curso, vale la pena impulsarlas por la salud del país.

El presidente de Odebrecht, se fue.

El 14 de febrero de 2017, cuando la Fiscalía General de la República allanó la sede de la empresa Odebrecht en Caracas y emitió orden de congelación de las cuentas bancarias y orden de captura contra Euzenando Prazeres de Azevedo, su presidente en Venezuela, éste ya se había ido, estaba dateado. En ese momento el presidente Nicolás Maduro, dijo que la transnacional “se auto disolvió”, que él terminaría los trabajos que dejaron pendientes, señalo que la culminarían con mano de obra nacional, que lo que faltaba era “cabillas, cemento y trabajo”. “He dado la orden de retomar todas las obras de Odebrecht y terminarlas con todas las empresas venezolanas. Todas las obras públicas tenemos que terminarlas. Tenemos con qué. Sabemos cómo hacerlas”, declaró el Mandatario, el pasado 14 de febrero.  Han transcurrido 13 meses y el balance no está claro, los directivos de la transnacional “volaron”, que se sepa nadie está preso, de las cuentas bancarias no se sabe y las obras están inconclusas, todos los días se deterioran más. Recientemente dijo que habían aportado 35 millones de dólares para la campaña presidencial pasada del presidente Maduro, éste nombró una comisión para hacerle seguimiento a la denuncia. Que habrá pasado?

Obras del Estado Miranda. Proyecto MetroCable Mariche

Esta obra se inició el año 2009, y comprende dos estaciones, la primera etapa con (4,7 Km) se inauguró el 2013, la segunda con (4.8 Km) el año 2016. Tiene un costo estimado de Bs. 4.183 millones. Esta obra sufrió sus retrasos pero esta completada.

 Proyecto de La Línea 2 del Metro de Los Teques (Estado Miranda)

El año 2009,  para iniciar esta construcción a través del Banco de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) aportó 650 millones de Euros que representan (747 millones de Dólares) le fueron pagados a Odebrecht, para el mes de julio de 2017, de siete estaciones que comprende el proyecto, solo se habían ejecutado y operan tres estaciones. La estación El Tambor (Los Teques) comprende 13, Kms hasta San Antonio de Los Altos. La estación Guaicaipuro está operando desde 2012, y la estación Independencia desde el año 2013. Tiene un avance de 58,39 %  

Proyecto del Metro Caracas – Guarenas – Guatire (Estado Miranda)

Se le dio inicio a ese proyecto el 2010, con un costo de 2.035 millones de Euros que representan (2.320 millones de Dólares), la obra comprende siete estaciones y se ampliaría a nueve estaciones. Tendría una extensión de 32,3 kilómetros con tramo elevado y túneles, conectaría con Caracas en la última estación de la Línea 5.  Hasta el año 2013, se habían invertido 419 millones de Euros que representan (478 millones de Dólares), para ese momento solo había avanzado el 10 % con la promesa de culminarla el 2014. Para finales de 2016, “se había construido el 36 % de la obra y cubierto el 100 % del presupuesto previsto para culminarla”, según señaló en la Asamblea Nacional el diputado Julio Montoya.

Proyecto de la Línea 5 del Metro de Caracas (Estado Miranda)

Esta obra se inició en el 2006, con la construcción de la primera fase de la Línea 5 del Metro de Caracas (7.3 Kms), en el tramo de la Zona Rental que comprende las estaciones Bello Monte, Bello Campo, Tamanaco, Miranda 2, debía haber culminado el 2011, se ha ido cambiando la culminación, la primera estación se inauguro el 2015. Tuvo un costo de 965 millones de Euros que representan (1.100 millones de Dólares), para febrero de 2017, faltan ocho estaciones por concluir y tenía solo una estación activa, con un avance del 54,15 %, tiene previsto una longitud total de 15 kilómetros, esperamos que se culmine el proyecto.

“Si los picaros supieran las bondades de la honradez, fueran honrados por picardía”. Emiliano Valdez.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Desde el puente: necesaria transparencia – Oswaldo Álvarez Paz

En cualquier país que atraviese una crisis terminal como la de Venezuela, todo, absolutamente todo, debe ser hecho con transparencia total. Sin ella resulta imposible generar confianza y nada funcionará. Todo el mundo desconfiará de todo el mundo. Siempre la sospecha limitará la acción decidida, incluso cuando se visualicen parcialmente las reales intenciones de calificados protagonistas opositores.
La nación aún desconoce la verdadera naturaleza de las jornadas de diálogo, conversaciones o encuentros tanto en la República Dominicana como en el propio territorio nacional. Con frecuencia se invocan presuntos o reales acuerdos que alguna de las partes desconoce o incumple siendo increpada por la otra. Lo grave es que ese juego dialéctico esta fuera del alcance del ciudadano común, más sólo que nunca, aferrándose a una esperanza que empieza a reducirse.
Buena parte del liderazgo opositor ha tomado la decisión de casarse con una incierta salida electoral como única vía para lograr el cambio que Venezuela necesita. Hablan siempre de la ruta constitucional, pacífica y electoral. Increíble que desconozcan los términos de la Constitución Nacional. La electoral no es la única vía. Ni siquiera en una democracia formal, que no es nuestro caso. Hay unas cuantas posibilidades diferentes que no se han querido explotar. A veces apenas se mencionan con timidez, generalizando sin concretar. ¿Qué pasa? Me niego a creer que es simple ignorancia, incapacidad para entender las Normas Fundamentales o si se trata de cobardía u oportunismo debidamente calculado.
Mientras todo se viene al suelo el debate político sigue planteado exclusivamente en las benditas “condiciones electorales” que se le suplican a un régimen que actúa al margen del Derecho sobre la base de la represión, del temor y de la complicidad de factores que como el narcotráfico tienen influencia determinante en cuanto sucede. Increíble pero cierto, ya casi no se habla de la pérdida de soberanía con relación al Esequibo, de los presos políticos antiguos y nuevos con la incorporación de más de un centenar de oficiales y efectivos de las fuerzas armadas, de la descentralización para garantizar la autonomía de Estados y Municipios, de la quiebra definitiva de PDVSA, de las empresas de Guayana, de la inseguridad creciente de las personas y de los bienes, del colapso eléctrico y, en fin, del hambre colectiva y la insalubridad existentes. Pudiera ampliar esta lista pero creo que es innecesario.
A quienes tienen la responsabilidad de dirigir la Asamblea Nacional, les exigimos mayor claridad y transparencia. Sé que allí hay de todo y para todos los gustos. Pero resulta inexplicable que sigan perdiendo el tiempo alejándose de lo fundamental.
Hoy más que nunca se necesita una fe tranquila, serena, pero decidida, en nuestros principios y valores y también la cabeza y el corazón indispensables para que el coraje nos impulse de manera irreversible hacia la victoria.
Lunes, 19 de marzo de 2018
oalvarezpaz@gmail.com
@osalpaz

 

La Cumbre Borrascosa – Tulio Álvarez

Tulio Álvarez
tulioalvarez17@gmail.com
En Twitter: @tulioalvarez

Dos señales provenientes de emisores distintos, aparentemente desconectadas, se magnificaran esta semana. Por una parte, se radicalizará la persecución contra militares y otros disidentes del régimen chavista que, en camaleónica mutación, aparecen como opositores férreos a Maduro. El otro mensaje llegará desde el Norte cuando el Departamento de Estado anuncie radicales medidas contra el remedo de criptomoneda que se ha denominado “Petro”. La primera acción pretende parar la hemorragia ideológica que desinfla de contenido al régimen y erosiona aceleradamente su base de sustentación; la otra va de contraflujo, eliminar la posibilidad de superar la asfixia económica e impedir la continuación del subsidio a la revolución.
VENEZUELA PONE EN RIESGO LA SEGURIDAD DE LA REGIÓN
Hasta el año pasado la comunidad internacional no había calibrado el impacto regional, inclusive ultramarino, de un esquema delincuencial transnacional que involucra la conformación de un “Estado Forajido” en Venezuela. A pesar de todas las evidencias, la mayoría de los gobiernos, especialmente los controlados por eso que llaman izquierda, mostraron ceguedad ante la violación de los más elementales derechos humanos y la sistemática depredación de los recursos del país. Fueron mudos testigos durante dos décadas del tránsito de una situación de prosperidad a un desastre humanitario de dramática proporción.
La destrucción del país es producto de la puesta en práctica del modelo económico más repulsivo que ha conocido la historia universal y que se creía superado con la caída del muro de Berlín. Este esquema se reforzó con una alianza internacional de factores de poder liderada e impulsada por el ímpetu de beligerancia de rusos y chinos para competirle a Estados Unidos en su patio. Como si fuera poco, se manifestó la asociación con el narcotráfico y el terrorismo monitoreado por el régimen cubano, en un desesperado esfuerzo de permanencia en el siglo XXI. Este desastre se proyectó en la afectación regional de la forma democrática al punto de provocar una crisis en cadena, en numerosos Estados de América Latina.
RESOLUCION 1/18 SOBRE CORRUPCION Y DERECHOS HUMANOS
Prueba del error de calibración de la comunidad internacional se manifiesta en el hecho de que la Organización de Estados Americanos haya sido el único foro multilateral que ha tomado medidas contra la dictadura en Venezuela, al menos hasta el comienzo del 2018. Tal voluntad se reiteró indirectamente con la Resolución 1/18 del 2 de marzo de 2018, aprobada en Bogotá en el 167 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Se trata de una cuidadosa jugada que se está montando y se ejecutará en la Cumbre de las Américas, a celebrarse en abril de 2018.
En la Cumbre está previsto que el eje central será el efecto de la corrupción en las Américas, en casual coincidencia con los 20 años de la adopción de la Convención Interamericana contra la Corrupción. Bajo la excusa de dar una respuesta regional a la corrupción desde un enfoque de derechos humanos y ante el desastre humanitario que afecta principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil por los desplazados provenientes de Venezuela, se aprobaran medidas que acorralaran aún más al Régimen de Maduro y canalizaran el apoyo para afrontar la crisis bajo los principios de solidaridad y cooperación internacional.
El argumento es muy sencillo, la lucha contra la corrupción está indisolublemente ligada al ejercicio y disfrute de los derechos humanos; y la impunidad fomenta y perpetúa los actos de corrupción. Desde Venezuela se extendió el flagelo a otras naciones del Continente y para erradicar el flagelo hay que aislar la posibilidad de negociación del Narcoestado.
Los cubanos y sus aliados, especialmente las cancillerías de Bolivia y Nicaragua, tienen la misión fundamental de sabotear la Cumbre. Al menos pretenden que se excluya de la Agenda el tema de “la coordinación con Estados Unidos y la Unión Europea” sobre la “identificación de flujos de activos destinados a corrupción y de recuperación de activos”; lo que podría implicar asumir las sanciones dictadas contra Maduro y otros altos funcionarios de su régimen.
LO QUE VIENE ES MÁS TEATRO
En el preciso instante en que termino de escribir estas líneas, puede se hagan públicas las nuevas medidas de la administración TRUMP contra el régimen de Maduro. El efecto de las anteriores ha sido similar al de una grieta en una represa, lento pero seguro. Estoy convencido que el objetivo es impedir que a través de fórmulas económicas alternativas le llegue oxigeno económico y, para ello, van a bloquear cualquier posibilidad de que el PETRO sea algo más que una referencia vaga, casi un chiste. Nadie se va a arriesgar a negociar con un régimen caído y el mensaje está dirigido al cobarde dinero. La Cumbre debería consolidar ese aislamiento.
En este mismo espacio me atreví a indicar que la primera convocatoria a elección presidencial sería desplazada para el mes de mayo. Mi apreciación en aquel momento era la proximidad del evento a la Cumbre y el necesario monitoreo que surgiría de los Jefes de Estado radicalizados. Maduro pretende superar ese escollo, bajar el volumen interno es parte de su estrategia para finales de mes. Para cumplir ese objetivo, se convocará un nuevo dialogo innovando escenario y protagonistas. ¿Qué mejor contraparte que los otros candidatos presidenciales aunque posen como payasos? Al fin y al cabo, el Guasón es uno de los dueños del circo.

Dolarización un Término Atractivo pero… – Jesús Alexis González

Reflexión inicial: La dolarización es un concepto global que hace referencia a la adopción, por parte de un país de cualquier moneda extranjera, no solo el dólar estadounidense, como moneda de curso legal.

A tenor de dicha reflexión, la dolarización ha de entenderse como un proceso mediante el cual un país adopta la moneda de otro país o la emplea conjuntamente con la moneda nacional, en el entendido que cuando una Nación se dolariza no necesariamente quiere decir que adoptó el dólar estadounidense, puede ser cualquier otra moneda. La dolarización surge ante la debilidad de la moneda local de poder cumplir con alguna de las tres funciones que le son inherentes: Medio de Pago (se acepta como pago por cualquier bien o servicio); Unidad de Cuenta (a los fines de fijar los precios); y como Depósito de Valor (capacidad de conservar dicho valor en el transcurso del tiempo). Es de acotar, que el dinero falla en sus funciones, muy especialmente, ante variaciones bruscas de la tasa de cambio (precio de una moneda extranjera en términos de la unidad monetaria doméstica) lo cual equivale a una devaluación nominal, propiciando que los agentes económicos prefieran tanto conservar la mayor parte de sus activos, como realizar sus transacciones en una moneda extranjera.

La dolarización, es básicamente, una alternativa para intentar enfrentar y protegerse de las consecuencias surgidas de numerosas y severas crisis inflacionarias y cambiarias atándose a una moneda más fuerte; siendo que entre los factores que propician una dolarización pueden citarse: 1.- Inestabilidad Macroeconómica; 2.- Ausencia de Programas de Estabilización (o falta de credibilidad en ellos); 3.- Inflación creciente perfilada como hiperinflación; y 4.- Crisis de Institucionalidad política. Es así, que para algunos la dolarización de una economía representa una forma de superar la inestabilidad monetaria en un contexto de transformación del Sistema Cambiario: conjunto de reglas e instituciones que rigen la forma como se manejan las reservas internacionales y se determina la tasa de cambio (número de unidades de la moneda nacional que podemos obtener por una unidad de moneda extranjera); todo ello en el marco de lo que se denomina una crisis cambiaria que tiene lugar, según la ortodoxia, cuando la tasa de cambio nominal (con respecto al dólar, p.ej) se devalúa al menos un 25% afectando con rigor el resto de la economía; que en lo atinente a Venezuela durante la etapa “madurista” la devaluación nominal oficial varió desde Bs 4,30/US$ en febrero 2013 a Bs 25.000/US$ en febrero 2018 materializando una evidente depreciación significativa del bolívar; en un contexto mayormente causado por una indisciplina fiscal y por la impresión de dinero sin respaldo en un desenvolvimiento que hemos venido observando con desdén (indiferencia y desprecio). Recordemos,p.ej. que durante el “proceso revolucionario” se han aplicado 48 aumentos del salario mínimo (vs 9 durante la etapa democrática) siendo que solo en 2017 se incrementó 6 veces mientras que el incremento aplicado en 2018 fue de un 62,5%; en conjunto a una populista y electoral asignación directa e indirecta de dinero que en muy poco contribuye con la elevación social del estrato más necesitado.

La dolarización puede instrumentarse mediante tres modalidades: A.- Extraoficial: Es de carácter espontáneo y se materializa cuando los agentes económicos prefieren mantener parte de sus activos financieros en moneda extranjera, como un preámbulo a la etapa de “sustitución monetaria” cuando toman como referencia la moneda extranjera relacionándola con la moneda nacional sólo para fines de pago; B.- Semi-Oficial: La moneda extranjera es de curso legal, sin embargo la moneda nacional continúa jugando un papel primordial en la economía; C.- Oficial o Formal: La moneda extranjera relega a un segundo plano la moneda nacional o la hace desaparecer, y tal condición se lleva a cabo de manera bilateral mediante un Acuerdo o Tratado limitado y específico. Los costos de asumirla, impactan de manera variada con especial énfasis en la reducción de la flexibilidad en la política monetaria del país que dolariza; o lo que es lo mismo reduce

su campo de acción en materias como la regulación del nivel de empleo, la estabilidad de precios, el equilibrio de la Balanza de Pagos, el crecimiento económico, entre otras.

Desde un ángulo complementario, ha de señalarse que la viabilidad de dolarizar está fuertemente condicionada por la situación de las reservas internacionales del país que aspira hacerlo, en aras de estar preparado para financiar posibles desequilibrios de la Balanza de Pagos, así como para contrarrestar ataques especulativos contra la moneda nacional, para cumplir con los pagos internacionales, para soportar el flujo de capitales y comercio; al tiempo de ser, a nivel internacional, el reflejo de la solvencia del Banco Central. En lo que a la Venezuela de la actualidad se refiere, dichas reservas internacionales liquidas poco pueden contribuir en pro de una dolarización ya que su volumen para finales de 2017 apenas alcanzaba, según cifras que suponemos “maquilladas” del Banco Central de Venezuela, a unos pocos US$ 3.500 millones que luego de “quitarle el maquillaje” apenas se ubicarían en menos de US$ 1.000 millones; con el agravante que el oro (reserva no liquida) representa un alto porcentaje sobre el total a pesar de haber perdido en gran parte su condición de monetizado (al no encontrarse en las bóvedas del BCV), un hecho grave que adquiere carácter dramático habida cuenta que en las reservas están contabilizados bonos cubanos, pagarés del Banco Nacional de Cuba, Ecuador, y Argentina, así como deuda de PDVSA y de la República; es decir instrumentos de elevado riesgo.

Reflexión final: A efectos del caso venezolano, hemos de tomar en cuenta que la dolarización 1.- No implica necesariamente la adopción del dólar estadounidense; 2.- No es una “tabla de salvación” para la economía ya que no resuelve la mayoría de los problemas de fondo que existen en ella; 3.- Limita, para bien o para peor, el manejo de la política monetaria; 4.- Obliga, en caso de ser necesaria la dolarización, a la instrumentación de claras premisas económicas y sociales, las cuales paradójicamente tendrían efectos muy positivos sin necesidad de dolarizar; 5.- Es condición necesaria una tasa de cambio y un régimen cambiario adecuado para que surta el efecto positivo deseado en materia de progreso y prosperidad (que de existir no haría falta una dolarización); 6.- Es una obligación la existencia de una profunda definición sobre economía política (más allá de lo monetario y cambiario) habida cuenta que ella recoge la intención gubernamental tanto en materia de pensamiento económico (en caso de tenerlo) como político, que para “el proceso” bien pudiera ser permanecer eternamente en el poder; 7.- En el entendido que la dolarización es un proceso donde puede adoptarse cualquier moneda (no necesariamente el dólar estadounidense, como antes se mencionó) ha de ser de conocimiento público, previo a su instrumentación, cuál es la moneda extranjera que se tiene prevista ante el riesgo que representa una sesgada “visión comunista”.

Finalmente, cabe preguntarse: En Venezuela hace falta dolarizar, o bastaría simplemente con cambiar la actual cúpula gubernamental-dictatorial mediante elecciones libres y justas, para, con plena seguridad, abrir paso al retorno de un enfoque económico-social totalmente alejado de de la fracasada “visión comunista”.

Economista Jesús Alexis González

Marzo/18/2018

Las ideas absurdas de la oposición extremista – Luis Fuenmayor Toro

Leer los argumentos esgrimidos por personas supuestamente serias de la oposición abstencionista, ahora reunida en un supuesto Frente Amplio, no deja de alarmarnos ante la subjetividad que tienen en el análisis de los distintos escenarios políticos existentes o, peor aún, ante la forma que tienen de manipular los hechos para seguir engañando a la población venezolana. No se diferencian en este sentido de quienes dicen adversar, lo que nos da un panorama nada halagüeño de Venezuela una vez superada la actual contingencia. No son mejores como seres humanos ni tampoco como políticos que quienes gobiernan, pero se presentan además como única opción, como la alternativa a lo existente, rechazando y descalificando a cualquiera que disienta de sus apreciaciones.

Hablan del narco régimen, pero adoran a Uribe Vélez y al gobierno de Santos, a pesar de sus estrechos nexos de décadas con los carteles más poderosos del mundo de las drogas. Esconden que Venezuela es un sitio de tráfico de droga producida en Colombia, como lo es Panamá y toda Centro América, actividad controlada totalmente por los vecinos. Les preocupa hoy la existencia de un acuerdo entre los partidos de oposición que apoyan a Falcón y Nicolás Maduro-PSUV, pero no dicen que si el acuerdo del gobierno fuera con el Frente Amplio (la nueva MUD), lo aplaudirían en forma entusiasta y defenderían todo lo que hoy atacan como siniestro. La impunidad negociada ya no sería malévola, sino algo justo como la que obtuvo Pinochet a pesar de sus bárbaros crímenes.

La desesperación y la locura ha invadido las mentes de muchos articulistas opositores, quienes no hayan como explicarle a los seguidores de la MUD que deben rechazar la “dolarización” de sueldos propuesta hoy por Falcón, que en 2015 lo había sido por Guanipa. Otro tanto ocurre con su decisión de eliminar el control de cambios, de apertura financiera, de conversión de los subsidios indirectos en directos; se enredan para oponerse a la liberación de los presos políticos señalada por Falcón, en particular de Leopoldo López, quien no sabemos si decidirá quedarse dentro de su casa, para no “legitimar” la decisión de liberarlo tomada por el nuevo Presidente, en el supuesto de que ganara la elección. Les preocupa más que gane Falcón a que gane Maduro, algo inaudito y sólo explicable porque no son ellos quienes están tomando esas decisiones, pues se autodesplazaron.

Les debe parecer que perdieron un barco, que estuvo esperándolos en puerto en las mejores condiciones, pero que decidieron en mala hora no tomar al dejarse presionar por los náufragos que dan pancadas en los mares del extranjero. No aceptan la posibilidad de una transición no cruenta. Les aterra. Por sus venas parece que corre sangre de cruzados. Tiene que haber matanzas y derramamiento de sangre de quienes gobiernan, gente con esposas y grillos caminando hacia cárceles oscuras o hacia el cadalso. No piensan que ellos mismos pueden ser víctimas de su propia violencia; mucho menos en evitarle más sufrimientos al pueblo venezolano. Una cosa es cierta y no debe tener vuelta atrás. Ya no son la única oposición al gobierno de Maduro, nueva situación a la que deberían irse acostumbrando para no dar vergüenza ajena.

El caótico gobierno de Donald Trump – Andrés Oppenheimer

Minutos después de saber que el presidente Trump había despedido a su secretario de Estado Rex Tillerson esta semana, un reciente embajador mexicano en Estados Unidos tuiteó que el caos “total” en la Casa Blanca hace muy difícil para su país dialogar con Estados Unidos.

Es una queja cada vez más frecuente en todo el mundo. Estados Unidos, que durante mucho tiempo ha sido un símbolo de estabilidad y seriedad, se está pareciendo a una república bananera o –mejor dicho– a un país serio que está siendo gobernado por un presidente errático, o mentalmente inestable.

Tillerson, un ex presidente de Exxon Mobile, fue el quinto alto funcionario de la administración en ser despedido o renunciar en apenas dos semanas. Días antes, el principal asesor económico de Trump, Gary Cohn, la directora de comunicaciones Hope Hicks y el asesor personal del presidente John McEntee habían renunciado, o habían sido echados.

Desde que Trump asumió el mando, se han ido la Casa Blanca más funcionarios recién nombrados que en cualquier otra administración recién entrada al gobierno de la historia reciente. Entre los funcionarios de Trump que se han ido están el ex jefe de estrategia de la Casa Blanca Steve Bannon, y el ex jefe de gabinete de Trump, Reince Priebus.

Por cierto, casi todas estas salidas habían sido ampliamente anticipadas por la prensa. Una y otra vez, Trump denunció a la prensa de diseminar “fake news” (noticias falsas) por publicar estos reportes, y afirmó que “no hay caos, solo gran energía” en la Casa Blanca. Y una y otra vez, la prensa probó estar en lo correcto.

En los círculos diplomáticos de América Latina, el caos en la Casa Blanca de Trump está causando preocupación. El mes pasado, Tillerson había realizado su primera gira oficial por América Latina, y había discutido la crisis venezolana y varios otros asuntos clave con varios presidentes de la región. Ahora, los funcionarios latinoamericanos se preguntan si estuvieron perdiendo el tiempo hablando con él.

Para peor, siete de los nueve puestos principales en el Departamento de Estado están vacantes, o a punto de quedar vacantes por renuncias que ya han sido anunciadas.

“Para México, se ha vuelto muy difícil e impredecible interactuar con un país que ha caído en una crisis administrativa tan profunda, y donde los altos funcionarios cambian casi todas las semanas”, me dijo el ex embajador mexicano en Washington, Arturo Sarukhan, después de mandar por Twitter su comentario sobre la salida de Tillerson.

Cuando entrevisté al presidente de Chile, Sebastián Piñera, poco antes de su toma de posesión la semana pasada, y le pregunté sobre la afirmación de Trump de que una guerra comercial sería buena para Estados Unidos, Piñera me dijo que “el mundo está al revés”. Recordó que en la reciente reunión del Foro Económico Mundial en Davos, el presidente chino Xi Jinping se presentó como un adalid del libre comercio, mientras que Trump defendió las políticas proteccionistas.

Piñera, que al igual que Trump figura en las listas de los hombres más ricos del mundo, no se estaba refiriendo al caos en el gobierno de Trump. Pero su comentario reflejaba una opinión generalizada entre los funcionarios latinoamericanos de que este es un Estados Unidos diferente del que han conocido durante décadas.

El estilo de liderazgo despótico de Trump me recuerda al del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien según informes de prensa despidió o reasignó a más de 80 miembros de su gabinete entre el 2013 y el 2015, y varias docenas más desde entonces. A menudo, Maduro anuncia sus despidos por Twitter sin que los funcionarios lo sepan por anticipado, igual que lo que hizo Trump con Tillerson.

Para los aliados de Estados Unidos en todo el mundo, es difícil hacer planes con un gobierno tan inestable como el de Trump. El peligro es que muchos países perderán la paciencia, y mirarán hacia China y Rusia como socios mucho más confiables. Puede que no simpaticen con sus gobiernos dictatoriales, pero los verán como más previsibles para hacer planes a largo plazo en temas como el comercio, las inversiones o el medio ambiente.

No se pierdan el programa “Oppenheimer Presenta”, los domingos a las 9 p.m. en CNN en Español. Twitter @oppenheimera

Troya – Andrés Maroti

Ya el oficialismo tiene su reflejo en la oposición.

Esperan que nadie caiga en cuenta. El candidato escogido por ellos para la contienda electoral no es otra cosa que mirarse en un espejo.

Ambos candidatos con posibilidades de triunfo, ya que los otros con el debido respeto que merecen por la osadía no entusiasman a nadie, se diferencian en la estatura física y en que uno es madurista, si es que eso tuvo y tiene existencia y vigencia; y el otro es adepto al iniciador de la debacle nacional hace casi veinte interminables años en una sola dirección: a la sima tenebrosa, rústica y caótica de una tiranía no declarada dictadura ni comunista, pero sí bien maquilladas ambas cosas por expertos en el arte de mimetizarse en aparentes buenas intenciones con las que hipnotizan a los pueblos confiados.

Del primero sabemos lo que no hace, ni quiere, ni puede, salvo desdoblarse en el contrincante escogido. Del segundo se conoce su trayectoria sinuosa, zigzagueante y exitosa para que hablen de él en ambos lados de la acera. ¡Ajá! ¿Y qué más? ¿Conductor de masas, dirigente prominente de partido político, estadista, político de trayectoria?

En realidad nada de eso tiene importancia en la presente circunstancia luctuosa en la que está hundido el país. Estamos curados de espanto y aparecidos; y de salvadores fantasiosos mesiánicos, también. Al igual que de gente que cree que somos cogidos a lazo y piensa que a estas alturas de la distracción tenemos la oreja blanca.

Los contendores de la próxima payasada electorera montada en el templete de la patria parecen caimanes del mismo charco que decidieron cazar en lares diferentes con el mismo objetivo: cambiar todo para que nada cambie en caso de que se den los comicios y alguno de ellos gane. Hay que reconocer que es una jugada de urdimbre maléfica pero de resultado incierto.

Con la fundación del nuevo partido oficialista y lo que queda en el que dejaron guidado al segundo de abordo, los votos rojos estarán desorientados; lo cual no importa porque la irreversibilidad de los millones de votos que decidan sacar si quieren seguir con el coroto será cantada por una fulana sin ningún empacho.

Por otro lado, el opositor invitado tendrá los votos que le adjudiquen para salir victorioso; o no los tendrá si los amos no quieren; y desde luego no le servirán los sufragios que pretende pescar entre los abstencionistas de convicción y los votantes de vocación. Estos últimos solo podrán optar por el candidato oficial o el protagonista de la pantomima opositora, aunque puntos de su apurado programa de gobierno contengan algunos de los anhelos frustrados de la mayoría de los venezolanos.

El ácido comicial probablemente no se lo tragarán los más avezados que ya cantaron su repudio al esperpento antijurídico ideado por la asamblea cubana; y eso sin considerar como serio el hecho de la inscripción de candidaturas no oficialistas, incluida la del escogido para enfrentar al actual mandón.

En síntesis: no convencen a nadie de la pulcritud, la seriedad y la honestidad de la contienda por venir y sin porvenir.

La frase lampedusiana “Algo debe cambiar para que todo siga siendo igual” ha sido desenterrada por los mercachifles de la política criolla.

Siempre que el Frente Amplio Nacional se amplíe, se extienda y penetre en todo el territorio y sectores de la vida del país, sin duda tendremos la mano ganada.

 

Zafarrancho de combate en la Cumbre de Lima – Carlos Alberto Montaner

La Cumbre de Lima será para alquilar balcones. Por lo pronto, la cancillería peruana deberá tener una buena explicación a una pregunta clave que se hacen todos los periodistas y los míticos “observadores”: ¿por qué se le niega el acceso a Perú al dictador Maduro (lo que está muy bien), pero se le expide una invitación al dictador Raúl Castro (lo que está muy mal)? Es lógico que se excluya al criado en virtud de los acuerdos de otras Cumbres, pero también habría que hacer lo mismo con el amo.

Donald Trump llegará a Lima a mediados de abril acompañado por su flamante canciller Mike Pompeo, un brillante italo-americano. Acaba de desembarazarse de Rex Tillerson. Lo despidió mediante un tuit artero y rápido. En la sección de sátira de The New Yorker se imaginan que el virtual ex Secretario de Estado –formalmente estará en el cargo hasta fines de marzo-, lanzó una maldición contra el Presidente cuando lo supo. Supuestamente declaró que espera que una madrugada Trump descubra que lo han destituido mediante otro tuit veloz e igualmente traicionero. Si non e vero e ben trovato.

Era evidente que los dos personajes no se llevaban bien. En algún momento Tillerson declaró que Trump era un idiota, y el Presidente le respondió retándolo a contrastar los respectivos índices de inteligencia. La ridícula competencia no se llevó a cabo, pero hubiera confirmado que los dos son personas con elevados IQ. Ningún cretino llega a presidir los Estados Unidos o la Exxon-Mobil, una de las mayores empresas de la nación.

Tillerson, un ingeniero civil, llegó a la compañía en 1975 y fue escalando hasta llegar a dirigirla. Eso no es nada fácil en un sistema en el que se suele ascender en zigzag. Cuando se retiró en el 2016 lo premiaron con 180 millones de dólares. No es cuestión de inteligencia. Por ahí no van los tiros. Las deficiencias no son de neuronas sino de carácter, conocimientos, experiencias, propósitos y visiones.

En todo caso, Pompeo es una selección más adecuada para el cargo de Secretario de Estado. Ha hecho muchas cosas y todas las ha hecho razonablemente bien, lo que no quiere decir que será aprobado por el senado sin dificultades. Ha sido capitán del ejército en una sociedad que respeta a sus militares. Ahí estuvo entre 1986 y 1991, los años clave de Gorbachov y del hundimiento de la URSS y del cinturón de satélites comunistas que la rodeaba.

Se graduó de West Point al frente de su promoción, donde se licenció como ingeniero mecánico. Peleó en la Guerra del Golfo. Obtuvo un doctorado en leyes de Harvard, tiene experiencia empresarial y llegó al congreso federal representando un distrito de Kansas. Una vez en esa posición se vinculó al grupo conservador llamado Tea Party hasta que la Casa Blanca lo designó como Director de la CIA. Estuvo diez meses en ese cargo.

Consecuentemente, Pompeo tiene una visión ideológica de los conflictos que enfrenta Estados Unidos. Cree saber cuáles son los valores y las posiciones que al país le interesa defender. No está con Dios y con el diablo. Por eso le parece que el acuerdo con Irán es catastrófico, dado que la teocracia de los ayatolas, si no la detienen, no tardará en poseer armas nucleares, con lo cual aumentará exponencialmente el riesgo de guerra en la región porque Teherán ha manifestado su deseo de destruir al Estado de Israel.

Tampoco se succiona el pulgar en los asuntos latinoamericanos. Como dirigió la CIA, sabe que Cuba no atraviesa un proceso de trasformación, según creía Obama ingenuamente, sino de ratificación del estalinismo. Lo demostró, otra vez en las últimas “elecciones”, con un solo partido y una sola voz, como denunció Rosa María Payá, la hija del líder opositor asesinado.

Pompeo, dicen quienes lo conocen, también está persuadido de que la Venezuela de Maduro no es sólo una molestia, sino se trata de un verdadero peligro para la estabilidad de la zona. Un estado forajido manejado desde La Habana, dedicado al narcotráfico con los militares del Cartel del Sol, y a auxiliar al terrorismo islamista de la mano de Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela, acusado de corrupto y de lavado de dinero en beneficio de sus cómplices de Hezbollá, a quienes les habría entregado miles de documentos falsos, como si fueran oriundos de Venezuela, para franquearles el paso internacional.

El problema, pues, no es de diagnóstico, sino de terapia. ¿Qué se hace frente a estos estados malhechores? Lo veremos en Lima a mediados de abril.

Periodista y escritor. Su último libro es el ensayo El presidente: manual para electores y elegidos.

Unirse para cambiar – Mons. Ovidio Pérez Morales

El reciente encuentro en el Aula Magna de la Universidad Central de representantes de la sociedad civil organizada y la ulterior formación de un Frente, tendientes ambos a un cambio del Régimen, se sitúan en la línea de lo que planteado repetidamente por la Conferencia Episcopal Venezolana y ratificado en el documento de su Asamblea Plenaria el pasado 12 de enero.

Para el Episcopado está claro: “Con la suspensión del referéndum revocatorio y la creación de la Asamblea Nacional Constituyente el Gobierno usurpó al pueblo su poder originario”. Por consiguiente “No habrá una verdadera solución de los problemas del país hasta tanto el pueblo no recupere totalmente el ejercicio de su poder”. El pueblo debe asumir “su vocación de sujeto social (…) Es el pueblo organizado quien tiene la última palabra. En unión con la mayoría de los venezolanos anhelamos que la dirigencia política y la sociedad civil presenten un proyecto de país creíble y realizable”.

Un año antes en  comunicado conjunto de pastores y  laicos  se había dicho: “el pueblo clama por un cambio profundo de la orientación política del país, que sea producto de la decisión del pueblo soberano (CRBV 5): o el Socialismo del Siglo XXI, ausente de la Constitución, o el sistema democrático establecido en la Constitución”.

Los Obispos llaman, pues,  a la sociedad civil (de la cual forman parte) a  organizarse, para que junto con los partidos, logren el cambio urgente que el país necesita.

A continuación ofrezco un sencillo aporte en varios ítems con miras a la consolidación de una auténtica unión para realizar el cambio.

 

  1. La indispensable unidad hacia el cambio debe ser amplia y abierta; ha de escuchar e integrar en lo posible a movimientos, grupos y personas tendientes al mismo fin por  medios distintos pero integrables en un proyecto común, en cuanto razonables y éticamente fundamentados. Pluralismo no es anarquía, ni unidad monolitismo.

 

  1. Es preciso unir al No un Sí. Al rechazo a las amañadas  votaciones (falsas elecciones) debe acompañar una lúcida estrategia y acciones eficaces para lograr-forzar un verdadero cambio. Esta abstención activa (AA) tenga presente que la Constitución no se encierra en lo electoral pues establece también otros caminos para la salud y el restablecimiento de la democracia, como referendo, desobediencia civil, resistencia, rebeldía (CRBV 71, 333, 350…).

 

  1. Conditio sine qua non para ir a elecciones (que no se reducen a votaciones): la disolución de la espuria Asamblea Nacional Constituyente y la invalidación de sus actos. La  ANC, “máquina infernal”, es horca y guillotina contra toda disidencia y la institucionalidad democrática, por su pretensión de poder constituyente absoluto. Un referendo (CRBV 71) es  instrumento apto para poner las cosas en su sitio.

 

 

  1. El Canal Humanitario debe ser insistencia y propósito continuos, así como la búsqueda de una solución consistente a la emergencia social. Los hambrientos, los enfermos en grave peligro, los presos políticos, los forzados al destierro, entre otros, requieren atención inmediata ¿Qué son crímenes de lesa humanidad?

 

  1. La Fuerza Armada debe ser interpelada seriamente por la ciudadanía acerca de su fidelidad constitucional. Recibe oficialmente armas no para aprovecharse del poder y sostener dictaduras y totalitarismos, sino para respaldar al pueblo, que hoy reclama libertad y justicia. Debe merecer lo de Nacional y justificar su referencia a Bolívar. El Alto Mando es máximamente responsable al respecto.

 

  1. La anti política y el descrédito de los partidos no surgen por generación espontánea. La gente común es más inteligente y crítica de lo que los líderes piensan; éstos deben encontrarse con los representantes de la sociedad civil organizada para  edificar la Venezuela deseable, evitando el carnaval de egos, los manejos subrepticios y el mercado de alianzas. Términos criollos como guaraleo y quiquirijuiqui indican lo que se  debe evitar.

En todos estos estos ajetreos por el cambio hay una exigencia de Bolívar, que de muletilla protocolar ha de convertirse en brújula de compromiso. La crisis actual es socio-económica-política-cultural, pero, más en profundidad,  ético-religiosa. “Moral y luces son….”.

Emblemas de destrucción – José Domingo Blanco

¿Cómo recuperar en 15 días un sistema eléctrico que tiene años sin recibir mantenimiento? ¿Cómo espera Motta Domínguez resolver en un lapso tan corto, un problema tan grave ocasionado por la falta de inversión? ¿Cómo piensa rehabilitar el colapsado sistema eléctrico nacional? ¿Qué hará para sustituir los equipos dañados, las turbinas detenidas, las calderas apagadas por falta de diésel o gas, si para eso se necesitan muchos dólares, mano de obra calificada y años de planificación? El país se apaga. Venezuela retrocede a niveles de calidad vida de hace más de 50 o 60 años. Y sin luz, ¿cómo puede haber progreso?

Vivir, en pleno siglo XXI, con interrupciones de electricidad que pueden superar las 20 horas, en un país que, además, tuvo en algún momento un barril de petróleo cotizado en 100 dólares, es imperdonable. Venezuela, gracias a la renta petrolera, tuvo ingresos con los que hubieran podido construirse otro Guri, otra Tacoa, otro Uribante Caparo y generar suficiente energía como para vender el excedente a nuestros países vecinos, haciendo de eso, una fuente importante de ingresos para las arcas de la nación. Pero, no. El régimen no tuvo esa visión. Y muchos, sobre todo los que padecen a diario largas interrupciones del servicio eléctrico, piensan que esta falta de luz es parte del plan diabólico del régimen para terminar de someternos a sus malos designios y seguir capitalizando el poder. Porque, sin energía eléctrica, un poblado, una ciudad, un país, se paralizan. No producen, no fabrican, no construyen…no avanzan.

Los venezolanos hemos sido testigos del deterioro acelerado de los servicios públicos; deterioro que impacta y desmejora nuestra calidad de vida. Quizá por eso, ya no somos de los países más felices de la región según el último ranking de la felicidad. Porque, para ser felices es indispensable que las cosas funcionen, que la comida y los medicamentos abunden, que la hiperinflación no nos asfixie, que las libertades estén garantizadas, que la seguridad sea la norma y que los servicios públicos funcionen a la perfección. Y nada de eso está ocurriendo en Venezuela en estos momentos.

A las interrupciones continuas del servicio eléctrico, debemos sumarle los años de racionamiento de agua que nos ha impuesto este régimen. La falta de agua en nuestros hogares se agudiza. Llega por gotas y sin mucho respeto del calendario establecido por la empresa hídrica. El deterioro de los sistemas de bombeo ha hecho que los grifos hayan quedado de adorno y las lavadoras se transformen en recipientes para almacenar “el preciado líquido”, hoy más preciado que nunca y tasado, según los dueños camiones cisterna, a un monto que desde hace rato superó las seis cifras. La causa de este mal servicio es la misma que destruyó nuestro sistema eléctrico: negligencia de un régimen que se ocupó de hacer millonarios a sus serviles ministros y funcionarios, con un dinero que tuvo otro destino y no se invirtió en nuevos sistemas de bombeo, acueductos y tuberías capaces de cubrir la creciente demanda o reemplazar, de forma planificada, tubos instalados en la cuarta república que ya cumplieron su vida útil.

Cantv tampoco se salva. Conozco sectores de la ciudad que han estado por meses sin servicio telefónico y sin ABA. ¿Y la respuesta que da la empresa cuando reportan la avería? “El problema es muy serio y no tenemos los equipos para reponer los que se dañaron”. Asunto resuelto: sin derecho a más reclamos, sin dar más explicaciones y sin esperanzas de recuperar el servicio, Cantv nos somete a la incomunicación, por desidia de un régimen que se ocupó de politizar y militarizar las instituciones públicas en vez de garantizar la profesionalización de sus encargados. Y así, la empresa telefónica del Estado, se suma a esta cruzada abanderada por el desgobierno, cuyo único objetivo es radicalizar la marginalización de los servicios hasta hacer de ellos otro emblema de la destrucción, incapacidad, negligencia e indolencia. Y cuando en otros países las comunicaciones viajan a la velocidad de la luz, nosotros, en Venezuela, no tenemos ni siquiera tono en nuestros teléfonos para poder llamar.

Para que los servicios públicos funcionen de manera óptima, el mantenimiento preventivo y las inversiones son clave. La luz, el agua y las comunicaciones -que son indispensables para el confort y la calidad de vida- en los últimos tres lustros, han estado administrados por manos de incapaces, que solo han sido exitosos en colocar la foto de Chávez y el de Maduro en las oficinas de las empresas que mal regentan. En las direcciones de esas importantes empresas hemos visto desfilar, a lo largo de estos años de desgobierno, funcionarios sin la preparación, sin la formación, sin la capacidad ni los conocimientos gerenciales y técnicos que se requieren para entender cómo funcionan las cosas o cómo se resuelven los problemas antes de que aparezcan. El cargo se ha designado por fidelidad hacia el régimen y no por las consolidadas competencias técnicas que se requieren para conducir a estas empresas. El asco que este régimen siente por la palabra privatización, es proporcional a su incapacidad para gestionar con éxito las instituciones que deberían garantizarnos servicios básicos estables, que nos permitan trabajar, producir… ¡progresar!

@mingo_1
Instagram: mingoblancotv

La destrucción del país: ¿diseño o ineptitud? – Trino Márquez

La pregunta surge con cada vez más frecuencia en distintos ambientes políticos y sociales: ¿la destrucción global y permanente que estamos viendo en todos los órdenes, es resultado de un diseño planificado por el eje La Habana-Caracas, orientado a sojuzgar a los venezolanos y estimular la diáspora; o se trata de la evolución natural del socialismo, sistema intrínsecamente ineficaz, corrupto y destructor? La respuesta correcta debe incluir ambos componentes de la ecuación: la ruina nacional ha sido provocada de forma deliberada por el régimen socialista, con el fin de eternizarse en el poder sobre los escombros de una sociedad empobrecida; y, a la vez, la ineptitud y la corrupción siempre van asociadas al comunismo, sistema que elimina los incentivos, sustituyéndolos por el chantaje y la cooptación.

En Venezuela no pasa nada distinto a lo ocurrido en todas las demás naciones con economías altamente intervenidas. Siempre el socialismo, en su versión soviética, china o cubana, pulverizó la base económica de las sociedades donde se instaló. En Venezuela, la mezcla se ha hecho más explosiva porque la injerencia del Estado en todos los aspectos de la vida colectiva, se ha combinado con el populismo y sus primos hermanos: el paternalismo, la demagogia y el clientelismo.

La destrucción de Pdvsa fue el resultado de la operación de exterminio de la meritocracia petrolera puesta en práctica por Hugo Chávez. En la actualidad la empresa cuenta con una nómina tres o cuatro veces superior a la de hace quince años, cuando contaba con 40.000 trabajadores. La inmensa mayoría de los gerentes y personal con responsabilidad directiva carece de la formación adecuada y,

además, está muy mal remunerada. Consecuencia: Pdvsa produce un tercio del petróleo que en 2003. Corpoelec, antigua Electricidad de Caracas, ejemplo de eficiencia en el plano mundial, fue desmantelada. Su personal técnico y directivo fue sustituido por forasteros sin experiencia, ni conocimiento, aunque leales al Psuv. Resultado: el país aumentó la demanda eléctrica durante los último veinte años en al menos 30%, pero la capacidad instalada de la red se mantuvo igual que a comienzo de la era chavista, o empeoró por falta de mantenimiento y corrupción. Los recursos previstos para ampliar la capacidad del tendido se perdieron debido a la voracidad de los bolichicos y sus cómplices en el gobierno. Secuela: todo el país se encuentra a oscuras. El servicio de agua potable, área en la cual los gobiernos democráticos realizaron gigantescas inversiones, se entregó a otros improvisados. Secuela: enormes zonas carecen durante semanas y meses del vital líquido. Puertos, aeropuertos, hospitales, carreteras, autopistas, planteles educativos, muchos de los cuales les fueron tranferidos a los gobiernos regionales durante el auge de la descentralización, ahora, cuando fueron recentralizados, se encuentran en un estado de deterioro impactante. Lo mismo ocurre con el Metro de Caracas y el transporte público.

Donde el régimen ha alcanzado un alto grado de eficacia es en la concentración del poder en manos del Ejecutivo. Venezuela regreso a una forma de personalismo y presidencialismo que nunca se había visto. La omnipresencia de Maduro es total. Representa la encarnación del big brother orwelliano. En esta esfera no se ha dejado nada al azar, ni a la espontaneidad. Maduro ha ido eclipsando poco a poco a Hugo Chávez en la iconografía revolucionaria. Ya se colocó al lado del Gigante. Pronto lo desplazará. Su conquista de la nominación presidencial, la cual pasó por derrotar a Diosdado Cabello y por marginar a los integrantes del chavismo puro,

representa una muestra de su decisión de convertirse en el epicentro del proceso bolivariano. El encarcelamiento de Rodríguez Torres, epresión del chavismo originario, indica hasta dónde está dispuesto a llegar en su carrera por ser el amo indiscutible del poder.

La planificación se mezcla con la improvisación para dar como resultado el cuadro patético que se ve en la actualidad. La variable interviniente que cataliza el deterioro generalizado es la corrupción. Alevosía, ineptitud de los funcionarios y podredumbre moral constituyen las tres piezas claves del modelo madurista.

El problema para el gobierno es que la descomposición del país marcha a un ritmo de vértigo. La asesoría cubana le ha permitido sortear las dificultades asumiendo un costo político muy bajo. La creación del Frente Nacional abre la posibilidad de que a partir de ahora la confrontación no se libre sólo con la élite política, la MUD, sino con todos los sectores nacionales que han sido arruinados por acción oficial. Si el Frente logra articularse con la MUD, es decir, si se ensamblan la lucha social con la política, este régimen, mezcla de piratería y maldad, no podrá contener el descontento popular.

@trinomarquezc

Sebastiana Barráez revienta las redes: Padrino López, los colectivos y el silencio de Maduro

Sebastiana Barráez

@SebastianaB

Hace mucho tiempo era evidente que el tema de los colectivos, así como el de la guerrilla, causa escozor en el mundo militar. Desde que Hugo Chávez avaló a los Círculos Bolivarianos, a los colectivos y mostró complacencia con la guerrilla colombiana, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana jamás vio eso con buenos ojos. Entonces nadie osó expresarlo en voz alta. Cuando el ministro de la Defensa se atreve a decirlo, recibió el apoyo de todo el generalato y comandantes de la institución castrense.

No es una actitud reciente en el General en Jefe (Ej) Vladimir Padrino López, pero si algo causó el reclamo del alto oficial fue lo que rodeó el velorio y entierro del líder del colectivo “Tres Raíces”, Heyker Vásquez, quien murió en los mismos sucesos donde mataron al piloto Oscar Pérez y a parte de su grupo.

Ese día se supo que Heyker Leobaldo Vásquez Ferrera era integrante de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana y había recibido preparación militar. Mientras los familiares de los asesinados junto a Oscar Pérez reclamaron porque no se les permitió decidir dónde ni cómo sepultar a sus seres querido, Heyker era velado “con honores”.

Esa tarde del 16 de enero, en la parroquia 23 de Enero de Caracas,  el líder del colectivo fue velado en un galpón cerca del Bloque 40 de la Zona F, una de las sedes del “Las Tres Raíces”. Los integrantes vestían ropas negras y exhibían armas largas. En las afueras estaban camionetas del FAES en acción de custodia y varios funcionarios de ese cuerpo policial.

A Keyker lo velaron durante 24 horas. Lo lloraron, le colocaron música y se habló de sus proezas.

Por fin empezaría el cortejo fúnebre hasta el cementerio. Las armas tronaron al ritmo de las ráfagas de disparos al aire, lo que por cierto se repitió por varias horas, cada determinado tiempo. La carroza rodeada de motorizados con uniformes del FAES, siguió a paso lento hasta el Cementerio del Este de Caracas.

Padrino López habría manifestado entre miembros del generalato que esa acción exponía a la Fuerza Armada. Y tiene razón el general en Jefe, porque según la Constitución de la República Bolivariana, el monopolio de las armas en el país lo tiene la institución castrense, no civiles armados.

Pero lo que definitivamente causó su decidida intervención a manifestarse contra los colectivos fue el video, durante los Ejercicios de Acción Defensiva Multidimensional Independencia 2018, que tuvieron lugar en la parroquia 23 de Enero, específicamente en el Área de Defensa Integral “Comandante en Jefe Ezequiel Zamora”. Ahí se vio al jefe del colectivo “La Piedrita”, Valentín Santana rodeado de hombres encapuchados y portando armas largas.

También le puede interesar: Las armas de Valentín Santana. 

El colmo no fue que la alcaldesa de Caracas Ericka Farías o el ministro de Cultura Ernesto Villegas, saludaran, le sonrieran y abrazaran a Santana, sino el nivel de subordinación demostrado por el Comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral del Distrito Capital (Zodi), General de división (Ej) Fabio Enrique Zavarse, que hasta un chiste malo se atrevió a hacer. Fue mucho para Padrino López ver a un general de la República en tal acto de sumisión.

LA REUNIÓN

El ministro de la Defensa reúne al Alto Mando Militar, incluyendo a generales de diversas dependencias. Pulsó al poder de la FANB, les habló molesto, con apasionamiento de la necesidad de cuidar las imagen de la Fuerza Armada y las armas de la República. No tuvo que insistir mucho. Recibió el apoyo casi unánime del generalato.

En esa reunión estaba el general Zavarce, en actitud de “gallina comiendo sal”. Nadie hizo alusión verbal al bochornoso espectáculo del oficial, pero las miradas de los oficiales fueron de censura, de incriminación. Nadie le habló. Él tampoco lo hizo y ni siquiera pudo sonreír.

Padrino fue firme, hizo gala de su liderazgo entre sus generales y como respuesta recibió la solicitud de actuar con mano dura. Acordaron una primera advertencia a los colectivos y dependiendo de ello, acciones contundentes.

El jefe del Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) Ceballos Ichaso, fue enfático para enfrentar a los colectivos y propuso reducirlos por la fuerza si no entregaban las armas.

Luego el ministro de la Defensa se reunió con otro amplio grupo de oficiales de menor rango. De ahí es el video que se corrió a nivel de opinión pública. “La fundamentación de la Revolución Bolivariana está en ese pueblo, en la organización popular, en las bases, en las comunas, en los consejos comunales, en las distintas expresiones; están también esas células que llaman los colectivos para el arte, la música, la política, el deporte y la vida, lamentablemente he visto cómo algunas agrupaciones que se hacen llamar colectivos, blandiendo armas de guerra, con capuchas han mal interpretado el mensaje del empoderamiento del poder popular”, expresó ante los uniformados.

En Venezolana de Televisión ratifico Padrino: “El término colectivo lo han tergiversado, lo quieren estigmatizar, pero cualquier grupo armado que no sea la FANB, que no sean los cuerpos de policía, los órganos de seguridad, que estén operando por allí, llámense como se llamen, actúan al margen de la Ley, y como tal tienen que ser tratados. Es decir, no admitimos ningún grupo armado distinto a la Fuerza Armada Nacional… Rechazamos, como se llame, guerrilleros, paramilitar, bandas paramilitarizadas, al margen de la Ley, tendrán su respuesta constitucional”.

EL PRESIDENTE NO SE PRONUNCIA

Horas después un comunicado suscrito por “Los Gloriosos Colectivos”, le responden a Padrino López. “Señor padrino López, sabíamos que a usted como militar en base a su doctrina de formación de la escuela de las Américas le molestaría que un pueblo organizado, como lo demostró la gloriosa parroquia 23 de Enero en Los Ejercicios Cívico Militares del pasado 24 y 25 de febrero Demostrara un nivel de organización asombroso”.

Lo acusaron de “caer en la jugada jugada y presión mediática de los medios palangristas y amarillista de la derecha”.

Se refirieron a un plan para desarticular o dominar la Milicia Nacional Bolivariana, “que para el comandante Chávez era el pueblo en armas! organizado desde su propia comunidad en cuerpos de combatientes, con parque de armas propios por parroquias, estados…cosa que al sol de hoy no lo han querido permitir, porque simplemente algunos de ustedes no entienden el peo de la verdadera unidad civico militar revolucionaria”.

Lo retaron. “Le informamos que los colectivos no estamos a ningún margen de ley, estamos debidamente registrados en el censo de movimientos sociales de la revolución, somos parte de las organizaciones del poder popular… somos militantes leales y disciplinados del PSUV desde su fundación… todos estamos en la Gloriosa Milicia Nacional Bolivariana de Venezuela” y le dijeron que incluso son parte de la FANB y le recriminaron que “somos los que siempre ponemos los muertos”.

Y como corolario le increpan: “los traidores a esta revolución, a esta patria no salen de los colectivos, ni del pueblo organizado, han salido en su mayoría de círculos de poder como en el que usted se desempeña en estos momentos”.

“¿Usted cree los barrios vamos a esperarlo a usted para salir a defender esta patria cuando así lo reclame?”.

Y finalmente lo retan: “¡Y para arrebatarnos lo que tenemos, tendrán que exterminamos, si es que pueden exterminarnos!”

Padrino López no respondió. Pero tampoco Nicolás Maduro se ha pronunciado. El Ministro de la Defensa se la jugó y ahora tiene el compromiso de cumplir lo que prometió ante los altos oficiales de la Fuerzas Armada.

Si el presidente de la República no respalda a Padrino López habrá demostrado que no tiene intención alguna de enfrentar a grupos de civiles armados y dejará expuesto el liderazgo del general en Jefe. Si enfrenta a los colectivos habrá abierto un frente que tiene respaldo en su gobierno y en el Psuv.

Cavep propone “Junta conservadora de los derechos del pueblo venezolano”

LA CAMARA VENEZOLANA DE LA

EDUCACION PRIVADA(CAVEP)
CONSIDERA QUE LA GIGANTESCA
CONCENTRACION LOGRADA EN EL
AULA MAGNA DE LA UCV DEBE SER
CONSOLIDADA  CON LA FORMACION
DE UNA “JUNTA CONSERVADORA DE
LOS MAS NOBLES Y SAGRADOS DERECHOS
DEL PUEBLO VENEZOLANO,CONSAGRADOS EN
NUESTRA CONSTITUCION”
 
LA JUNTA CONTARA CON ESPECIALISTAS EN LAS
AREAS DE SALUD,SEGURIDAD, DEFENSA DE DERECHOS HUMANOS,ALIMENTARIA,ECONOMICA, ELECTORAL, MILITAR, Y EDUCATIVA.-
 
LA JUNTA TENDRA COMO ASESORES A UN PANEL
ESPECIALIZADOS EN ESTRATEGIAS Y EXPERTOS EN
EL IDIOMA PARA CONFORMAR MENSAJES Y COHERENTES DIRECTRICES QUE ENTUSIASMEN A TODOS LOS CIUDADANOS A PARTICIPAR EN TODAS
LAS ACCIONES QUE LA JUNTA DISEÑE EN EL RESCATE DE NUESTRAS LIBERTADES, SOBERANIA Y CALIDAD DE VIDA Y RESTITUCION DE LA PLENA VIGENCIA DE LA CONSTIOTUCION Y EL ESTADO DE DERECHO.-
 
LA JUNTA AL SER RECONOCIDA POR NUESTRA LEGITIMA ASAMBLEA,TSJ  Y TODOS LOS PAISES AMIGOS NOS ABRE LAS PUERTAS A RECIBIR LA URGENTE AYUDA HUMANITARIA, FRENARA EL EXODO, LOGRAR LA LIBERACION DE PRESOS POLITICOS Y PERMITIRA A LOS JOVENES MILITARES INSTITUCIONALES UNIRSE EN APOYO A LA DEMOCRACIA, LIBERTAD Y SOBERANIA SIN MENOSCABO DE SU CARGO O MANDO.(SI EL MINISTRO DE LA DEFENSA PUEDE A VIVA VOZ DECIR QUE ES FICHA DEL PSUV-CHAVISTA, ESE MISMO DERECHO TIENEN TODOS LOS OFICIALES PARA UNIRSE A FAVOR DE NUESTRA JUNTA LEBERADORA. 
 
LA JUNTA DARA GARANTIA DE HONESTIDAD Y CAPACIDAD PARA RESTITUIR LA GOBERNABILIDAD PERDIDA 
Y DE INMEDIATO CON SUS EXPERTOS DARA LAS SOLUCIONES A CADA UNO DE LOS INGENTES PROBLEMAS QUE A DIARIO ACOSAN A NUESTRO HUMILDE Y GLORIOSO PUEBLO VENEZOLANO QUE ESTOICAMENTE HA RESISTIDO Y ENFRENTADO A ESTE REGIMEN GENOCIDA NARCOCHOROCOMUNISTA CUBANOIDE SUMISO Y SERVIL A LOS DESIGNIOS DE RAUL CASTRO.-
 
PEDRO J. CASTRO
CAVEP 

No solo parece – Andrés Maroti

Ahora sí, se montó gata en la batea; o éramos muchos y parió la abuela, si queremos ser más ibéricos.

Los exministros españoles colaboradores de los horribles gobiernos presididos por el mediador parcializado en contra del pueblo venezolano han cerrado filas muy espontáneamente para defender la gestión aplacadora de quien nos quiere meter en cintura por cuenta del régimen comunista dictatorial que nos acoquina, mediante un comunicado folclórico que pretende apoyar y justificar los descaros ideológicos y crematísticos de Mr. Bean. Es notoria la inducción en ese sentido porque si hubiera sido por identidad y solidaridad española podía esperarse algún pronunciamiento coligado al embajador últimamente expulsado del territorio venezolano. Cuando hay comunión de pensamiento y de objetivo poco les importa el gentilicio.

El cordón umbilical que los une, en el espacio, el tiempo y los individuos, es para subvertir con cualquier herramienta el funcionamiento de las democracias para convertirlas en ruinas sociocomunistas.

En 1879, Pablo Iglesias Possé, fundo el partido Psoe, al que pertenece quien nos ocupa estas líneas, basado en la ideología marxista. La doctrina marxista se abandonó recién en el Congreso Extraordinario del partido en 1979. La culebra cambió su piel pero seguramente no sus intenciones.

El abuelo del hombre que avalan los exministros fue ejecutado en la Guerra Civil española; y el afianzado declaró varias veces durante su gobierno que “fue la memoria de su abuelo ejecutado la que motivó sus convicciones políticas”. ¿Cuáles?

En asuntos emocionales no son aplicables las matemáticas pero la formación familiar de un ser, su entorno y los diferentes episodios de la infancia y la juventud dejan marcas indelebles que inciden en las actitudes, en los odios y resentimientos y en sus propósitos en la vida. Cualquier persona de mente sencilla se puede preguntar por qué este régimen confió su destino a las manipulaciones y conductas aprendidas de alguien muy mal visto políticamente en su propio país. Y cualquiera podría llegar a la conclusión visto los planteamientos que el hombre escogido es el que necesitaban para lograr lo que no querían ni buscaban. En ese sentido, el remendón ha sido todo un artista merecedor de elogios y preseas.

Que no vengan los exministros a marearnos conque el tipo es químicamente puro y está por encima de cualquier suspicacia o mal pensamiento. Es que en este momento del fracaso demostrativo está de bulto que el apuntalamiento que le hacen a la labor del agente no es más que otra de las tantas argucias propagandísticas comunistoides que vamos asimilando de a poquito. No es honesto.

Todos los actores rojitos relacionados con la famosa negociación, diálogo, intercambio o cotilleo, tienen en común la tendencia de malponer a todos aquellos que disienten, critican o adversan las tropelías ilegales e inconstitucionales que utiliza el poder de la minoría

agarrotada. Ni un asomo de sensatez, ni una pizca de entendimiento, ni un gramo de equilibrio, ni un milímetro de cesión, ni un grano de dignidad o hidalguía. La nada; pero con mucho orgullo de serla. ¿Y qué podemos esperar, entonces?

Cuando la esperanza tiene tres colores – José Luis Zambrano Padauy

Siempre he considerado que Venezuela es un país irremplazable. Creo que en aquellos años remotos de bolsillos repletos de refugios y de encantos económicos infinitos, todo turista que pisaba su tierra sentía una rara percepción de ver que el venezolano inventaba e improvisaba su propia historia a diario, con los acicates de una sonrisa de bienvenida.

Hoy este país engalanado con los atuendos más floridos -hasta el punto de ajustarse el sombrero más complicado por ser cabeza de Sudamérica- , se halla desguarnecido al sufrir una diáspora estrepitosa, en la cual no sólo se huye de la nostalgia y de la incapacidad para ser feliz, sino pareciera que se escapara con un temor destructivo de no volver jamás.

Pero resulta imposible quitarse el polvo del pasado, por más que se construya otra vida y se reparta cordialidad en tierras lejanas. Nuestro país tiene una personalidad imborrable; una fiesta instantánea para sonreír y contagiar con unas notas musicales indescifrables.

Es una nación que tuvo el humor bárbaro de procrear a su propio libertador y un corazón espléndido, para compartirlo con otras naciones. Tiene su propia canción de cuna, un alma férrea que se expande en el llano y reviste de pureza los picos andinos. Un calor sin perturbaciones que le pinta orgullos inexorables a un puente y a una china; su Sahara encapsulado en unos médanos suntuosos y hasta una cascada tan elevada que parece interminable.

Cuesta entender cómo una oleada imprevisible devastó al país más asombroso del mundo. Había una inconformidad que nos trastornaba. Las riquezas detonaban en nuestras manos y caían como plomo en el mar del desconcierto. No estábamos preparados para el desarrollo tal vez. O esperábamos ese caudillo o mesías que lo resolviera todo, hasta los malos conceptos de nosotros mismos.

Pero al fin llegó, con un sistema atiborrado de promesas imponentes. Decía ser capaz de igualar a los pobres con los ricos, aunque terminó haciendo lo contrario. Nos arrebató hasta esa arepa rebosante de alegrías, para enseñarnos y mostrarle al mundo, que un territorio con todos los privilegios del subsuelo -desde petróleo, oro y diamante, hasta carbón, hierro y aluminio-, puede convertirse en menos de dos décadas, en uno de los países más miserables del planeta.

Ya hemos aprendido tan dolorosa lección. Ver a nuestra gente palidecer con el quebranto del hambre, o a nuestros abuelitos adelantando su muerte, por no contar con los medicamentos supremos para sobrevivir, resulta más que suficiente. El corazón de la nación parece quebrado en su propio tormento. El maligno caos impuesto, modelado desde Cuba para hacer del llanto algo más cotidiano, debe erradicarse a cal y canto.

Nuestro país no está cercado. Tampoco existe una tranquilidad pasmosa o una costumbre irreparable por la desgracia. Entendamos que somos un pueblo admirable. Que tenemos las huellas salpicadas de determinaciones y, pese a las traiciones de quienes alardean en defendernos, somos capaces de fraguar nuestra libertad. Desajustar esas cadenas pesadas de la confusión.

Hoy todos los continentes de este pequeño espacio llamado tierra, no dudan por un instante que Venezuela no tiene democracia y está allanada por las devastaciones de una dictadura, que poco le importó el ir en contrasentido a la opulencia natural de nuestra pequeña Venecia. Las grandes gestas independentistas han contado con el apoyo externo para lograr su más ansiado cometido. En nuestro sueño de paz, no se hará lo contrario.   

 

 

MgS. José Luis Zambrano Padauy

Ex director de la Biblioteca Virtual de Maracaibo “Randa Richani”

zambranopadauy@hotmail.com

@Joseluis5571

¿Cuál es la estrategia de la abstención? – Luis Fuenmayor Toro

No quiero que se interprete este artículo como un apoyo a alguno de los candidatos participantes en las elecciones presidenciales próximas. No es ése el tema que en este momento quiero tocar. Se trata sólo de saber qué proponen hacer quienes llaman a la abstención, luego de que se cuenten los votos de los comicios en mayo venidero. ¿Qué es lo que harán? ¿Qué es lo que persiguen? Curiosamente hablan de la necesidad de la unidad, pero cada cosa que hacen es en función de generar divisiones más profundas y más extendidas. La primera crítica que les hago es la de considerarse dueños absolutos de la verdad. Ellos tienen la razón y los demás no es que están equivocados sino que son unos bandidos al servicio de Maduro, gente indeseable que se ha vendido a la “narco dictadura castro comunista”, personas deleznables que han decidido votar, algo que según ellos todo el mundo considera impropio. Son idénticos en sus acusaciones y pseudo argumentos a los que efectúan Diosdado Cabello, Iris Varela y varios otros menos importantes.

Una segunda cosa es que muchos actúan vergonzantemente, como hicieron en las elecciones de alcaldes. No se llaman a sí mismos abstencionistas, sino que utilizan eufemismos que lo que demuestran es que no están convencidos de lo que proponen. “Abstención sería si fuera una elección legal”, señalan, “lo que se está haciendo es no participando en un fraude convocado por una ANC ilegítima”. Con ese “profundísimo” argumento creen que pueden despachar el asunto con facilidad. Dicen esto pero curiosamente participaron, junto con los hermanos Rodríguez, el MAS, Avanzada Progresista y COPEI, en la discusión de las condiciones electorales que luego firmaron estos grupos firmaron con el presidente Maduro. ¿Qué hacen en una reunión de este tipo AD, PJ, UNT, si no están participando en las elecciones? ¿Para qué discuten condiciones electorales si ellos no ven a participar en la elección y llaman a la abstención? ¿No es ésta una posición extraña? A menos que existan acuerdos ocultos, que no sabemos ni imaginamos y que nos impiden llegar a la verdad.

Si no están de acuerdo con la participación electoral, deben tener una ruta de acción opositora al gobierno chaveco dirigida a impulsar su salida de una manera distinta a la electoral. Eso trataron de hacer en 2002 y fueron exitosos inicialmente. Tumbaron a Chávez, lo apresaron, lo escondieron y tomaron Miraflores, con una alianza cívico militar que se concretó el 11 y 12 de abril de ese año. Que luego se hayan vuelto locos y perdieran lo obtenido es culpa de ellos y de más nadie. Repitieron una conducta no electoral en 2005, cuando se abstuvieron en las elecciones parlamentarias y le permitieron al gobierno chaveco cinco años de acción legislativa sin oposición ninguna. De nuevo lo intentan en 2014 y en 2016, con saldo trágico por la represión gubernamental sumada a las acciones violentas de sus grupos radicales. En todos estos casos fracasaron. Pero lo más absurdo es que hoy pretendan dirigir e impulsar una posición abstencionista, sin que nadie tenga derecho a oponérseles y todo ello basado en una montaña construida a base de errores y fracasos. ¡Por favor! Deberían estar avergonzados.

Y volviendo sobre la pregunta inicial: ¿Si no es por elecciones, cómo es? Parecería que basan todas sus esperanzas en la presión internacional y en la intervención militar extranjera, aunque no lo dicen en forma clara. También hay vergüenza en este sentido. Como vergüenza también existe en los países latinoamericanos y sus gobiernos que, independientemente de trabajar en función de una injerencia militar, no la llaman de esa manera sino la refieren como canal humanitario, al cual no se le pueden oponer las fronteras nacionales, pues los derechos humanos están por encima de esas cuestiones “arcaicas”. Canal humanitario que tiene que ser protegido militarmente, pues se trata de alimentos y medicinas que deben llegar con seguridad a la población. Así procedieron en Yugoeslavia y terminaron fragmentándola y apresando a Milosevic, a quien la prensa internacional había bautizado como el carnicero de los Balcanes, quien fue apresado y muere 6 años después en la cárcel sin haber sido declarado culpable.

Esperando la invasión liberadora, los cubanos tienen seis décadas y la invasión no se produce. Ojalá y los venezolanos nos libren de esa traumática posibilidad, saliendo a votar contra Maduro y su régimen por el candidato que consideren mejor o simplemente el menos malo, ya que se frustró la posibilidad de un candidato único. Votar por quien pudiera iniciar una transición, que devuelva al pueblo venezolano su capacidad constitucional de decisión, además de recuperar la economía, los servicios y las instituciones.

 

En Secreto: Descontento en los cuarteles – Estalla las redes

*** NI MÁS NI MENOS. Los rumores de ahora sobre la gestación de una revuelta militar en puertas, son similares en insistencia y propósitos a los que se sucedieron en la Venezuela de comienzos del año 1958, a juzgar por versiones de testigos que vieron de cerca la caída del general Marcos Pérez Jiménez. Aunque los recuerdos a mano provienen de balbuceos bien guardados, sirven, empero, para despertar la conciencia de los venezolanos en pie de lucha por la recuperación de la democracia, la que se vino a menos estrepitosamente en las dos últimas décadas. La aprehensión y sometimiento a juicio de por lo menos 82 oficiales y suboficiales de las FANB, entre enero y lo que va de marzo’18, por mostrarse en desacuerdo con el gobierno de Maduro, es la repetición en escena a lo visto del 1° y el 23/01/58, solo que entonces el levantamiento fue contra una dictadura militar y ahora es civil, aunque igual sostenida sobre los hombres vestidos de verde, armados hasta los dientes y también imponiéndose por la fuerza y el terror, el abuso y la trampa. Rodilla en tierra.

*** ESCUPIR PA’ARRIBA. Entre los militares sometidos a juicio este año, hay 18 comandantes o tenientes-coroneles del Ejército, la jerarquía que apuntaló la incursión de Chávez el 4-F y que se hizo sentir también el 27-N, poniendo en evidencia el descontento interno que cunde en las FANB, lo cual se ha hecho más notorio con la decisión del régimen de Maduro de degradar, de un solo plumazo, a 23 oficiales que le eran incómodos, y olvidándose, además, que durante los gobiernos democráticos todos los militares que tuvieron responsabilidad directa en los golpes contra CAP, se les respetó y mantuvo su grado en los respectivos componentes a los que pertenecieron, comenzando por el propio comandante Hugo Chávez. El jefe del emblemático Batallón Blindado Ayala que opera en Fuerte Tiuna, habría sido, esta vez, el primero en caer en manos de la DGCIM y en la red de espionaje del G-2 cubano. Caras sucias.

***NO TENGAÍS MIEDO. El ex ministro de la Defensa, general Miguel Rodríguez Torres, fue muy claro y valiente al reconocer que en la actualidad existen en Venezuela más de un 100% de causas y razones para un alzamiento militar, en comparación a las que motivaron las intentonas golpistas del 4-F y 27-N. Por cierto, en los nuevos escarceos se sabe de una aproximación muy seria entre los militares institucionalistas y los chavistas de convicción, que estarían apostando a la convergencia de acción, en cuya tarea, de lado y lado, contarían con el aval de Diosdado Cabello, y que habría sido también, la chispa que dio lugar para que Min-Defensa ordenara, por adelantado, cambiar a la mayoría de mandos medios de las unidades operativas, y no esperar hasta julio. El miedo es libre.

***CANDELITA CON AGUA. Todo apunta o hace pensar que las elecciones presidenciales convocadas por la cuestionada ANC, tampoco se pondrán celebrar el 20 de mayo venidero y que esta decisión ilegitima y apresurada tendrá la misma suerte que tuvo el billete de 100, anulado tantas veces por Maduro, que ya hasta se perdió la cuenta. Para salvarle un ojo al gallo, ahora se estaría pensando en fijar solamente, para ese día, los comicios de consejos legislativos regionales y concejos municipales locales, de manera de no dejar tan mal parada a la constituyente, que nada constituye y, por el contrario, cada vez aparece más acorralada y disminuida. Saco de gatos.

***ESPÍRITU DOBLEGADO. La firma Smartmatic cogió el cerro y se fue de Venezuela, no tanto por el peso de la casi impagable deuda que acumulaba a su favor el CNE, sino por temor a que la alcanzaran las sanciones del gobierno de Trump, que la tenía en la mira. Esta transnacional tuvo pingues beneficios del gobierno durante 15 años operando en el país y tener el encargo del conteo electrónico de 14 elecciones. Arregló sus macundales y se fue en medio de los apuros y de las circunstancias bochornosas del Megafraude de la ANC, escabullirse por las ramas y evitar males mayores desde USA. Ganó, perdiendo.

***FORMA DEL AGUA. Conforme al último informe que se conoce sobre el monitoreo mundial de inseguridad, Caracas (municipio Libertador) aparece en la segunda casilla como la ciudad más peligrosa en la tierra, mientras Valencia consiguió distanciarse hasta el puesto 27 el año pasado, durante la gestión del comisario Carlos Cordero al frente da la Policía Municipal, institución que en esos mismos días fue intervenida por los pugilatos domésticos que priva en el Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, sobre todo en tiempos del general Néstor Reverol. Estos resultados, precisamente, han sido valorados por la Alcaldía de Iribarren (Barquisimeto) que pretende llevarse al comisario Cordero para ponerlo a dirigir su policía. El que sabe, sabe.

*** TRAJE A LA MEDIDA. El gobernador Rafael Lacava, acaba de llegar de USA, tras estar en Washington, enviado con dos misiones específicas, aprovechando que habla 5 idiomas. La primera ablandar a los gringos a través del senador Mc Carry, en torno a la implacable rigidez de las sanciones que perturba, severamente, la vida de numerosos funcionarios del alto gobierno, y segundo, ofrecer con chantaje incluido, la libertad del misionero mormón Joshua Holt, a cambio de la suavización de penas para los sobrinos Flores, encarcelados por narco en Nueva York. El mandatario regional fue bastante diligente, pero tuvo que regresar con las manos vacías, sin ni siquiera poder pisar las puertas del Departamento de Estado, y apenas se benefició de la visa americana por 15 días de vigencia. Mucho camisón pa’Petra.

***CUADRO ADENTRO. Con hombre en tercera, representando la carrera decisiva, el gobierno cerró el infiel, y desde hoy el MRI implementará un decreto superior para bloquear los pasaportes de los venezolanos y prohibir la salida del país (igual que en la Cuba de Fidel), al tiempo de una alerta policial, suspendiéndoles a los efectivos de seguridad su derecho a la baja y hasta el disfrute de permisos médicos, y todo, tratando de impedir que se sigan yendo al exterior en cambote, azotados por el hambre, la falta de medicinas, la inflación galopante y la violencia. Las manos atadas.

***FELIZ Y CONTENTO. Lacava estuvo capcioso, en principio, para viajar a Estados Unidos, pendiente de los acontecimientos de Andorra y temeroso de las influencias de Ameliach, que sigue con tentáculos muy fuertes, aquí y allá, pero seguro de sí mismo y de su conciencia, de la mano del Grupo Boston y de Pedro Díaz Blum, en particular, además sabiendo como sabe, que está entre los pocos aliados de confianza de Maduro, que todavía no ha sido sancionado por la Comunidad Internacional, aceptó el reto e hizo la travesía, que le permitió también llegarse hasta Houston para hacerse un chequeo médico, oportuno y necesario. Misión cumplida.

*** JUEGO CON CANDELA. La rectora de la Universidad de Carabobo, Jessy Divo de Romero, con tino y mucha sabiduría, negó toda posibilidad del desmembramiento y eliminación de Egreamigos, institución que ha patrocinado la construcción del edificio Aula Magna, obra que se echó sobre sus hombros la ex rectora María Luisa de Maldonado, con el concurso y apoyo de la comunidad universitaria y de sectores fundamentales de la economía y la sociedad en general. Enhorabuena.

 

*** BROCHE DE ORO. Petróleos de Venezuela PDVSA y la nación venezolana avanzan hacia un episodio vergonzoso, pues estamos a punto de que los tenedores de bonos de la república nos demanden por tramposos, ya que tenemos pendiente por pago de deuda e intereses vencidos o en mora, la apreciable suma de 2 mil 4 millones de dólares, que el gobierno ha dejado que se acumulen en su afán de desviar los recursos para fines no muy claros, al amparo de una supuesta reestructuración, que solamente conocerán en Miraflores. El diablo anda suelto.

***SUBE EL TELÓN. Y al fondo aparecerán más de mil que poco a poco han renunciado y han pedido la baja en Carabobo, porque el sueldo que devengan desde hace tiempo no les alcanza para mantener su familia, y que seguramente allí está la explicación del constante martilleo. Y saber que en medio de la crisis, hasta el Carro de Drácula sufrió los embates de la delincuencia. Roque, Roque se quema mi casa.

*** EFECTO COLATERAL. Más de veinte años de luchas gremiales y otros tantos de activismo social y político, fueron la clave del triunfo de la fórmula que apoya a Alfonso Granadillo para que sea el próximo presidente del Colegio de Abogados del estado Carabobo, sobre la base de la unidad y el consenso, y más que eso, en el compromiso de consolidar un trabajo que ha mantenido incesante por más de dos décadas. Quien persevera, triunfa.

 

Efeemeperez@yahoo.com

La Transición de 40 años de dictadura a la democracia en España – Mario Valdez

Uno de los méritos principales de Adolfo Suarez (había sido vicesecretario general del Movimiento Nacional, alto cargo de participación política en la era del franquismo), fue  haberse abocado decisivamente a construir una Transición Pacífica, democrática, sin sangre, sin mayores traumas, en medio de unas circunstancias económicas políticas difíciles que vivía España después de 40 años de dictadura.

El 3 de julio de 1976, tras la muerte de Francisco Franco, el rey Juan Carlos I, encarga del gobierno a Adolfo Suarez, de 43 años de edad, era un absoluto desconocido para el pueblo español, tenía una misión sentar y establecer las bases jurídicas y políticas del nuevo sistema democrático, necesarias para desmontar las estructuras franquistas y llevar a España a la transición democrática y pacífica, las cuales fueron aprobadas el 15 de diciembre de ese año. El joven político tenía una ventaja, estaba convencido de la transición y conocía el monstruo por dentro. En agosto, comenzó el dialogo con todos los factores, con los falangistas y los perseguidos por el régimen de Franco. Logró aglutinar y reunir un grupo de políticos de su generación que tenían la convicción democrática para dar el paso a la transición. Convenció a los falangistas que eran conversos como era él (recordemos que ejerció varios cargos en la dictadura), a demócrata cristianos, a socialdemócratas, a socialistas, comunistas, liberales, etc. Entre 1976 y 1979, logró desarticular el régimen franquista con la complicidad de las fuerzas antifranquistas como el PSOE con su líder Felipe González y, el Partido Comunista Español con Santiago Carrillo a la cabeza, quien al referirse a Adolfo Suarez, dijo: “es un anticomunista inteligente”. El dictador Franco, se mantuvo 40 años en el poder.

Adolfo Suarez aprobó la Ley de Amnistía de los presos políticos

El 15 de junio de 1977, se celebraron por primera vez en España, las elecciones generales libres y sin trampas, donde salió triunfador Adolfo Suarez, con su partido político Unión de Centro Democrático (UCD), también fueron electas Las Cortes y convertidas en constituyentes, que aprobaron la Constitución, que el pueblo español refrendó el 6 de diciembre de 1978. Las últimas elecciones se habían realizado en 1936.

El 15 de octubre de 1977, el presidente Suarez, aprobó la Ley de Amnistía,  que “incluía la amnistía de los presos políticos, así como un amplio espectro de delitos que incluían actos políticos, rebelión, sedición”, otros. Esta Ley fue “puesta en vigor en plena transición a la democracia, su objetivo era eliminar algunos efectos jurídicos que pudieran hacer peligrar la consolidación del  nuevo régimen”. Marcelino Camacho diputado comunista consideró la aprobación de la ley “como un milagro”.

“Desmontar el aparato institucional de la dictadura”

El historiador español Santos Julia señala, que uno de los hechos más importante del gobierno de Adolfo Suarez hasta la aprobación en diciembre de 1978, de la Constitución Nacional de España, radicó en “Desmontar el aparato institucional de la dictadura”. Es importante destacar que Suarez, formaba parte del propio “Movimiento”, del propio sistema de gobierno, conocía el monstruo por dentro, sabía dónde y con quien dar las puntadas, es así, como procede con el desmantelamiento de las Cortes franquistas, los sindicatos verticales, el Tribunal de Orden Público (hoy la Audiencia Nacional), el Movimiento Nacional. Para desmontar todo ese entramado y sacar adelante el proceso constituyente tuvo que hacer alianzas y acuerdos necesarios con las Fuerzas Armadas, jugar duro a la política y hacer acuerdos con los distintos partidos y personalidades tanto del gobierno y de la oposición, con el Partido Comunista Español. Por eso es que los creen que los cambios políticos se pueden realizar sin conversar y sin llegar a acuerdos con los oponentes o adversarios políticos, están equivocados, lo que hacen es empujar al país o movimientos que dicen representar al abismo a la guerra. Es necesario revisar la historia, ya que ella está llena de los mismos episodios.

Torcuato Fernández Miranda, era el presidente de las Cortes franquistas, fue uno de los grandes aliados que tuvo Adolfo Suarez,  con su ayuda logró la autoliquidación de las Cortes franquistas, con el planteamiento de que era posible una Transición “de la Ley a la Ley”. Cuando se aprobó la constituyente, las palabras de Torcuato Fernández Miranda, al referirse a Adolfo Suarez y su empeño político, dijo: “del franquismo a la democracia y convencer de ello, con hechos y palabras, a muchos de los que inicialmente consideraron una quimera la posibilidad de una reforma plenamente democratizadora”. También fue clave en la Transición la participación del Teniente General Manuel Gutiérrez Mellado, que fue el encargado de tranquilizar y controlar a las altas esferas militares que habían participado en la Guerra Civil y en el franquista.

 Semblanza de Adolfo Suarez

Adolfo Suarez, nació el 25 de septiembre de 1932, en la localidad de Cebreros, situado en la provincia de Ávila, que forma parte de la comunidad autónoma de Castilla y León, España. Fue el primogénito de cinco hermanos, su padre Hipólito Suarez Guerra, su madre Herminia González Prados, sus padres fueron republicanos, su infancia y adolescencia fue dura con muchas dificultades económicas como la de la mayoría de los nacidos durante la Guerra Civil Española. Se licenció en derecho en la Universidad de Salamanca y se graduó de Doctor en la Universidad Complutense de Madrid. En 1961, contrajo matrimonio con Amparo Illana, tuvieron cinco hijos (Marian, Adolfo, Javier, Sonsoles y Laura).  Suarez fue el primer presidente de la Transición Española entre 1976 y 1981. El 3 de marzo de 1979, se realizaron las segundas elecciones generales que fueron ganadas por el líder Suarez, quien se alzó con el triunfo. En 1980 el PSOE presentó una moción de censura contra el presidente Suarez, que fue derrotada, pero su imagen quedó deteriorada, ya era evidente el distanciamiento con el Monarca y las luchas internas del partido ya no le daban el respaldo necesario. El 29 de enero de 1981, renunció irrevocablemente al gobierno de España y a su partido político. En julio de 2008, el Rey Juan Carlos le otorgó el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro, esa es la orden dinástica de mayor prestigio del mundo, en un acto privado con la Reina. La fotografía de Adolfo Suarez y el Rey Juan Carlos, le dio la vuelta al planeta y fue galardonada con el premio Ortega y Gasset. Falleció el 17 de mayo de 2014.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Dejemos claras algunas cosas puntuales – Luis Fuenmayor Toro

Ha habido un esfuerzo de los principales partidos integrantes de la MUD por reconstituir la opción opositora lograda en diciembre de 2015, la cual fue destruida por sus incoherencias, ambiciones, divisiones y espíritu poco democrático. Con este propósito han conformado el Frente Amplio Venezuela Libre en el que han incorporado orgánicamente a eso que llaman la sociedad civil, integrada en este caso por la mayoría de las universidades, gremios, sindicatos, organismos empresariales, estudiantes e incluso algunas de las iglesias existentes, además de incorporar a una pequeña parte de lo que han bautizado como el chavecismo democrático. Es un relanzamiento, luego de los fracasos que casi hacen desaparecer a la MUD. Sus objetivos son salvar la democracia, salir del gobierno de Maduro y exigir elecciones libres y justas, aunque rechazan las elecciones presidenciales convocadas para el mes de abril. Es la misma posición mantenida en Santo Domingo por los negociadores de una parte de los partidos de la Mesa.

 

A pesar de que se trata de un Frente Amplio, no lograron incorporar al sector encabezado por María Corina, Antonio Ledezma y Aristiguieta Gramcko, para quienes la opción electoral venezolana está clausurada y la salida del régimen tiene necesariamente que ser violenta, como ha sido expresado por María Corina Machado y por Antonio Ledezma, quienes son claros partidarios de la imposición a Venezuela de un canal humanitario. Esta es una diferencia con el Frente Amplio, el cual más bien reivindica la salida pacífica y apela a la participación de la FANB en el proceso de transición. Sin embargo, al mantener una posición abstencionista deja libre el camino para que el presidente Maduro se reelija sin mayores dificultades, lo que conducirá a un desconocimiento internacional del mismo y a una situación de vulnerabilidad de nuestra nación, ante las apetencias territoriales y de otros órdenes de nuestros vecinos y la política intervencionista de Donald Trump.

 

No integra el “Frente Amplio Venezuela Libre” a la oposición que está participando en las elecciones presidenciales, como fórmula de enfrentar la hegemonía chaveca: el MAS, Avanzada Progresista y COPEI, quienes inscribieron a Henri Falcón como candidato; ni tampoco al partido “Unidad Política Popular 89” (UPP89), disidencia del chavecismo, con Reinaldo Quijada como aspirante a la Presidencia de la República, ni tampoco al grupo político del general Visconti, igualmente de origen chavecista, y que también se denomina “Frente Amplio”, pero “Nacional Bolivariano”. Es claro que la MUD remozada no está tan remozada como quisieran sus integrantes hacer ver. Es claro además que no puede asumirse como la única oposición valedera, pues existen otras oposiciones actuando con líneas propias. No importa que consideraciones hagan sobre lo correcto o no de sus actividades; la situación es muy compleja como para que nadie se pueda sentir seguro de ser dueño de la verdad.

 

 

Desde el puente: Dos jornadas complementarias – Oswaldo Álvarez Paz

El martes de la pasada semana se realizó una extraordinaria jornada en el Aula Magna de la Universidad Central. Cargada de emoción, llena de raíces sembradas en luchas del pasado, en las expectativas del presente y con la mirada puesta en el porvenir inmediato. Representantes de todos los sectores de la vida nacional estuvieron presentes y en alta, clara e inteligible voz sus representantes fijaron posición con relación a la tragedia nacional. Lamenté no haber podido estar presente físicamente, pero espiritual y políticamente allá estuve. Expreso mi solidaridad a los organizadores, especialmente a las autoridades universitarias de la UCV cabezas visibles del evento.
Sin embargo, el jueves se realizó otra jornada de características bastante parecidas, pero con mayor participación de partidos políticos y algunos calificados dirigentes de la Mesa de Unidad Democrática. Se realizó en el teatro de Centro Cultural de Chacao. Y, por supuesto, también calificados representantes de los distintos sectores del país. Estuve presente y no me arrepiento de haberlo hecho. Intervinieron escogidos voceros del chavismo sin Chávez hoy enfrentados a Maduro. Se les dio una calurosa bienvenida en su incorporación a la lucha opositora organizada. Considero positivo el balance de esta reunión.
Pero hay cosas que no tengo claras. No entiendo la necesidad de hacer dos eventos de características y objetivos bastante similares. Debió hacerse uno solo y quizás, haber concentrado todos los esfuerzos en la convocatoria al Alma Mater de la UCV. Deben existir razones no explicadas del todo. Esta carencia ha generado una sutil guerra de declaraciones y tuiteros para desmeritar lo realizado “por los otros” lo cual me parece inadmisible.

Lamento profundamente que la mayoría de las intervenciones en ambos sitios y los documentos producidos, suerte de proclamas llamando a la lucha, ponen el acento en las “condiciones electorales” por encima de la necesidad de un cambio definitivo de régimen. Esto no es una tontería secundaria. Personalmente no creo en salidas electorales en las circunstancias actuales. Por esta vía, a la cual se aferran peligrosamente algunos candidato-maníacos, jamás lograremos el cambio integral y profundo que Venezuela necesita. El objetivo tiene que ser el cambio para abrir las puertas al proceso de democratización indispensable para que lo electoral pueda jugar el rol fundamental que le corresponde en democracia, mas no en dictadura.
También hemos repetido y lo haremos hasta el cansancio, que la bendita UNIDAD tendrá que ser dinámica y diferenciada. No se puede decretar la igualdad entre lo que es diferente por naturaleza. Se trata de un pluralismo hijo legítimo de la democracia. Pero sí es perfectamente posible lograr la unidad de objetivo alrededor del cambio de régimen.
En cuanto a ubicación, estoy con el COPEI legítimo y me identifico plenamente con SOY Venezuela de María Corina Machado,
Lunes, 12 de marzo de 2018
oalvarezpaz@gmail.com
@osalpaz

Depresión económica y polarización social – Jesús Alexis González

Tal y como es bien conocido, entre 1999 y 2013 el precio de la cesta petrolera venezolana creció en más de un 300% para luego experimentar, al inicio de junio 2014, una caída al momento que se cotizaba a US $ 98,70 hasta ubicarse para esa fecha en US $ 41,25 (su menor valor desde 2009); ello como consecuencia tanto de un aumento significativo de la oferta petrolera de los países NO OPEP con especial relevancia de EEUU con un crecimiento interanual del 15% (en el presente su producción supera los 10 millones de b/d) , como por una desaceleración del crecimiento económico mundial en especial de la región Asia-Pacífico (34% del consumo mundial de petróleo) y de Europa (20% del consumo mundial).
De igual modo, vale recordar que Venezuela y su industria petrolera experimentó una bonanza cuando el precio promedio del crudo pasó de US $ 11/b en 1998 a US$ 16/b en 1999 en continuo aumento hasta situarse en US$ 32/b en 2004 para continuar creciendo hasta ubicarse en un promedio de US$ 84/b y US$ 103/b entre 2011 y 2014; siendo que entre 1999 y 2014 el país contó con un monto superior a US$ 1,2 billones para un promedio anual de US$ 70.000 millones durante 17 años Vs US$ 15.000 millones anuales del último quinquenio de la Democracia (en el primer año de la “revolución” el ingreso superó todo el saliente quinquenio democrático). Es de acotar, que a ese fabuloso monto ha de sumarse compromisos de deuda por US$ 92.750 millones hasta 2027 (Ecoanalítica), adicionalmente a otros US$ 54.300 millones ya parcialmente pagados en clara demostración (ante la ausencia de crecimiento y desarrollo) que durante el boom petrolero se enfatizó tanto en un aumento del gasto público populista-electoralcomo en una cuantiosa malversación revestida de corrupción que según el exministro J. Giordani puede situarse en unos US$ 300.000 millones equivalente a un 27% del total de ingresos, hecho que facilita inferir la elevada cantidad de fortunas personales generadas. Al propio tiempo, PDVSA ha venido disminuyendo su producción en una realidad observada a la luz de la cantidad de taladros en operación que cayó desde 115 a finales del 90 a unos 79 en 2013 y a 49 en 2017; situación en mucho causada por la brusca disminución del financiamiento de la propia industria hacia nuevas inversiones habida cuenta que una inmensa cantidad de los recursos que le ingresaron fueron destinados a la instauración del Papá Estado como estrategia de dominación, superando con creces lo destinado a exploración y producción en una descabellada acción que ahora intentan compensar mediante un aumento de la deuda financiera de PDVSA desde US$ 3.000 millones al final de la democracia a más de US$ 46.000 millones en 2015 con especial énfasis en la colocación de pagarés en el BCV, que en conjunto con otras fuentes ha significado una constante emisión de dinero no productivo (inorgánico) que presiona continuamente el alza de los precios internos.

 

En fin, la caída tanto de los precios de la cesta como de la producción petrolera ha tenido (y tiene) evidente efecto negativo sobre el sector externo de la economía en cuanto al movimiento de divisas e importaciones se refiere (escasez y desabastecimiento) habida cuenta que los ingresos petroleros representan cerca del 96% de las exportaciones del país así como más del 50% de los ingresos fiscales; un dramático desequilibrio macroeconómico que el régimen intenta “enfrentar” ampliando, sin sanidad monetaria, la cantidad de dinero inorgánico en circulación, al tiempo de “escudarse” en una ficticia “guerra económica” supuestamente promovida por el imperialismo estadounidense; mientras que por ausencia de un plan de reestructuración y de haber eliminado el Fondo de Estabilización Venezuela ya entró en el quinto año de recesión para adentrarse en el tenebroso campo de la depresión.
Ha de entenderse, que la recesión económica implica un decrecimiento de la
economía por un mínimo de dos trimestres consecutivos con tasas negativas de
variación del PIB, que al prolongarse en el tiempo por más de tres años consecutivos o que el PIB tenga una caída del 10% o más en un año (como viene sucediendo en
Venezuela) se trasciende hacia la depresión económica que hace referencia al lapso
durante el cual declina con intensidad el PIB, disminuye la capacidad adquisitiva de la población, se devalúa la moneda, y aumenta el desempleo en un escenario de
destrucción del tejido empresarial. A tenor de ello, puede asumirse que una depresión es en la práctica una gran recesión económica cuyas características y consecuencias son de mayor magnitud y prolongadas durante más tiempo.
Resulta pertinente citar que Venezuela, hasta finales del 2017, mostró un crecimiento negativo durante 16 trimestres consecutivos (4 años) y una reducción del PIB superior al 50%, y en razón de ello ha desaparecido la mitad de la economía, con probabilidad de transitar hacia lo que pudiere ser el quinto año consecutivo de
decrecimiento económico bajo la indeseable premisa ceteris paribus (mantenerse el
resto constante) de una continuidad del actual régimen en el poder, en un hecho que
luego pudiere denominarse la “Gran Depresión venezolana de 2018” en un escenario
que impactará de variadas formas, tal como el aumento del hambre ya señalado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en cuanto a que durante el período 2016-2017 el hambre continuó ascendiendo, afirmación que facilita inferir que para el 2018 y siguientes la hambruna (escasez generalizada de alimentos básicos que padece una población de forma intensa y prolongada) afectará a millones de habitantes; en un marco de pobreza de ingresos (una familia que no cuenta con recursos para comprar una canasta de alimentos básicos al mes) que superará la ya critica situación actual donde se encuentra más del 80% de la población, al igual que en la condición de pobreza extrema (falta de recursos para satisfacer las condiciones mínimas necesarias para la subsistencia: ingesta alimentaria, vivienda, vestido y asistencia sanitaria) que puede elevarse más allá del 62% del presente. Ambos niveles de pobreza, han sido consecuencia de la ausencia de un modelo económico al punto que según el FMI la economía cayó un 18% en 2016, un 12% en 2017 y estima un 15% para 2018 hasta reducir el PIB en un 50% durante el trienio 2016-2018 equivalente a señalar que la producción de bienes y servicios se habrá reducido a la mitad para finales de 2018.
Desde un ángulo complementario, la hiperinflación reinante aunado a la tasa de inflación que el FMI estima en un 13.000% para 2018, puede conducir a Venezuela hacia una polarización social entendida como un proceso de segregación de la sociedad (desplazamiento de las personas) en un escenario de precarización del mercado de trabajo (incremento de los puestos de trabajo poco cualificados) hasta perfilar dos grupos perfectamente diferenciados: (A) Una aplastante mayoría ubicada en el estrato de pobreza de ingresos en tránsito hacia la pobreza extrema, y (B) Una minoría vinculada con el régimen que disfrutará (y ostentará) la inmoralidad de una riqueza mal habida (conjunto de bienes, dinero o cosas de valor que poseen siendo de procedencia dudosa) así como del bienestar que le proporcionará su cercanía con el Papá Estado comunista.
Es de manifiesta obviedad, que tal polarización social se traducirá en conflictos
sociales especialmente centrados en (1) Pugna por alcanzar los pocos puestos de
trabajo que muchos aspirarán habida cuenta de ser poco exigentes en términos de
conocimiento, habilidades y destrezas; (2) Masiva emigración en la búsqueda incierta de un mejor futuro; y (3) Proletarización de la clase media que ante la necesidad de subsistencia se verá obligada a depender de un trabajo gubernamental y por ende a entregar su fuerza emprendedora a la dictadura propietaria de los medios.
Reflexión final: Deslastrarnos del quemeimportismo al tiempo de integrarnos en favor de una Sociedad Unida por la Democracia es la única vía para evitar la penuria (falta o privación de las cosas más necesarias para vivir) de ese triste devenir.

Economista Jesús Alexis González
11/Mar/2018

El peligroso proteccionismo de Donald Trump – Carlos Alberto Montaner

Había advertido que lo haría. Donald Trump ha desatado una guerra comercial. Es un mercantilista confeso. Estamos sólo en la segunda escaramuza. La primera fue renunciar insensiblemente al Acuerdo Transpacífico. Esta vez les ha fijado altos aranceles a la importación de acero (25%) y de aluminio (10%). Luego se ha jactado de que ganará la contienda. Probablemente tiene razón: triunfará. Europa depende más de las exportaciones que Estados Unidos. Sólo que Europa es una aliada y carece de sentido tratarla de esa manera. Será una victoria pírrica. Provocará represalias que todos acabaremos pagando.

Herbert Hoover, un presidente republicano que antes de llegar a la Casa Blanca fue un gran funcionario público, también ganó la guerra comercial que generó la ley Smoot-Hawley de 1930. En ese año, cumpliendo una promesa de campaña de 1928, lo que desmiente la tesis de que fue una consecuencia del crack del 29, esa terrible crisis comenzada un jueves negro que tardaría más de una década en blanquearse, Estados Unidos aumentó los aranceles a miles de productos agrícolas importados desde el extranjero.

Fue el acabose. Esa victoria proteccionista exacerbó el nacionalismo europeo, redujo en un 65% las transacciones comerciales internacionales, agravó la Gran Depresión, contribuyó a la victoria de Franklin Delano Roosevelt (los demócratas estuvieron 20 años consecutivos en el poder, de 1933 a 1953), y acercó más el horrendo desenlace de la Segunda Guerra mundial con sus 60 millones de cadáveres, la destrucción de la judería europea (la mayor concentración de talento de la historia), y medio planeta convertido en escombros por los bombardeos inmisericordes de tirios y troyanos.

Tanto en Trump como en Hoover el error tenía un mismo origen: no entender el significado de la balanza comercial. O utilizarlo demagógicamente para complacer a los clientes políticos y perjudicar al resto. O comprenderlo muy mal, como siempre han hecho los mercantilistas, permanentemente vigilantes de cuánto les compramos o vendemos a los otros países, sin comprender que el dato resultante con frecuencia no significa mucho a la hora de pasar balance.

Es verdad, por ejemplo, que China le vende mucho más a USA que viceversa. ¿Y qué? Los norteamericanos disfrutan de productos mucho más baratos e invierten la diferencia de precios en nuevas empresas, en salarios, en ventajas para la sociedad. Además, con parte de sus ganancias los chinos adquieren bonos del tesoro norteamericano, lo que sería algo así como intercambiar cosas, objetos tangibles que han costado millones de horas de trabajo, por papeles por los que reciben un modesto interés, pero cuentan con el respaldo de un gran país cuyas instituciones funcionan con seriedad y las promesas de pago se cumplen religiosamente.

El 90% de las transacciones internacionales se realizan en dólares. El 70% de los países mantienen sus reservas en dólares o en bonos del tesoro americano. ¿Qué más quiere Trump? Durante los 42 años consecutivos en los que la balanza comercial de Estados Unidos ha sido negativa, la economía nacional ha crecido exponencialmente, ha logrado casi el pleno empleo, y hoy alcanza los 18 billones de dólares (trillones en inglés), pero eso ha sido posible, entre otras razones, gracias a un déficit comercial de 800 mil millones de dólares (algo más 4% del PIB) que no pueden considerarse pérdidas y regresan a las arcas del país de diversas maneras.

En cambio, entre el año 2001 y hoy, Venezuela ha vivido una etapa de balanza comercial muy positiva, que sirvió para enriquecer a Alí Babá y a sus 40,000 ladrones. No obstante, no es el único país que exporta más de lo que importa: Angola, Brasil, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial o Mongolia también lo consiguen, como casi todos los años ocurría con la Cuba prerrevolucionaria, sin que ese indicador significara gran cosa.

Parecía que el conflicto entre librecambistas y mercantilistas se había resuelto desde que en 1776 Adam Smith publicó su Indagación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones, pero no es cierto. El juicio tosco de los mercantilistas revive cada cierto tiempo y le hace un gran daño a la sociedad, empobrece a los pueblos y, aún sin proponérselo, fomenta la discordia y la guerra. Por eso 107 congresistas republicanos le escribieron una carta a Donald Trump rogándole que no impusiera los aranceles al acero y al aluminio. Se daban cuenta que no tenía el menor sentido reñir esa guerra y, mucho menos, ganarla.

Periodista y escritor. Su último libro es el ensayo El presidente: manual para electores y elegidos.

Piñera promete no bajar la presión sobre Venezuela – Andrés Oppenheimer

SebastianPiñera

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, me dijo en una entrevista esta semana que no abandonará su activismo por la democracia en Venezuela una vez que asuma el cargo por un segundo mandato de cuatro años el domingo. La gran pregunta es cuánto capital político invertirá en este tema.

“Yo estoy convencido de que en Venezuela no hay democracia, no hay estado de derecho, no se respetan los derechos humanos y, además de eso se está viviendo una profunda crisis política, económica y social”, me dijo Piñera. “Por lo tanto, como Presidente de Chile, yo no voy a permanecer indiferente frente al sufrimiento y el dolor del pueblo venezolano”.

En los últimos años, después de su primer período presidencial entre el 2010 y el 2014, Piñera había sido uno de los ex presidentes latinoamericanos más activos en la lucha por la democracia en Venezuela. Incluso viajó a Venezuela en 2015 para tratar de visitar en la cárcel al líder opositor Leopoldo López.

Pero, como presidente, Piñera tendrá que hacer concesiones en algunos temas de política interna y extranjera, porque su coalición de centroderecha no tendrá mayoría en el Congreso.

Durante la entrevista, que se transmitirá el domingo por la noche en CNN en Español, Piñera me dijo que la comunidad internacional no debería aceptar los resultados de la farsa electoral que está montando el presidente venezolano Nicolás Maduro para reelegirse el 20 de mayo.

Piñera dijo que el proceso electoral de Venezuela “tal como está siendo conducido hoy día no reúne las características de un proceso limpio, transparente y democrático. Por eso, yo pienso que no debemos reconocer a un gobierno cuyo origen no está basado en una elección libre y transparente”.

Cuando le pregunté si consideraría romper las relaciones diplomáticas con Venezuela, Piñera dijo que “creo que los países de América Latina debemos ejercer todos los instrumentos legales, incluyendo la cláusula democrática (de la Organización de Estados Americanos), para ayudar a Venezuela y a los venezolanos a recuperar su libertad, su democracia y su estado de derecho”.

Bajo la Carta Democrática de la OEA, los países signatarios pueden imponer sanciones diplomáticas a cualquier país miembro que viole el estado de derecho. Piñera agregó, sin embargo, que “no creo que la opción militar sea una solución”.

Los escépticos señalan que Piñera podría suavizar su tono sobre Venezuela cuando comience a buscar acuerdos con sus adversarios en el país y en el exterior. Piñera —un ex empresario con un doctorado en economía de Harvard cuya fortuna es estimada por la revista Forbes en $2,800 millones— es más un pragmático que un ideólogo, afirman.

Muchos recuerdan que, cuando era presidente, Piñera voló a Venezuela para asistir al funeral del fallecido hombre fuerte Hugo Chávez en 2013.

Además, el principal objetivo de Piñera durante su segundo mandato será resucitar la economía de Chile, que se ha desacelerado en los últimos cuatro años. Eso requerirá compromisos de todo tipo con los legisladores de la oposición, y Venezuela podría convertirse en una moneda de cambio.

En política exterior, uno de los temas claves para Chile será la disputa territorial sobre la exigencia de Bolivia de un corredor soberano al océano Pacífico, y no se puede descartar que Piñera pudiera necesitar el apoyo tácito de algunos aliados de Venezuela.

Por otro lado, puede que Piñera quiera proyectarse como un líder de América Latina en la lucha por la democracia en Venezuela.

La causa por la democracia en Venezuela ha estado liderada por México, Perú y Argentina. Pero México celebrará elecciones el 1 de julio, y una victoria del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que lidera las encuestas, significaría un giro en la política exterior de México.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, está luchando contra pedidos de juicio político por el escándalo de corrupción de Odebrecht, que —aunque también salpica a los líderes de la oposición— podría costarle el cargo.

Por lo tanto, no se puede descartar que Piñera, además de querer cumplir con una promesa de campaña y ser consecuente con sus ideas, quiera convertirse en un presidente activista por la democracia en Venezuela. Por lo que está diciendo, suena como que esa es su intención.

VEAN LA ENTREVISTA COMPLETA CON EL PRESIDENTE ELECTO SEBASTIÁN PIÑERA EN “OPPENHEIMER PRESENTA” EL DOMINGO A LAS 8 P.M. EN CNN EN ESPAÑOL. TWITTER @OPPENHEIMERA

Otra basura más – Raúl Sanz Machado

Otro quebradero de cabeza que agrava la situación ecológica del mundo constituye la llamada “basura electrónica”, que está afectando al mundo, especialmente a los países más desarrollados. Un informe de la Unión Internacional de Comunicaciones de la ONU revela que el volumen de residuos de artefactos electrónicos desechados en el mundo alcanza ya a más de 45 millones de toneladas, incluyendo celulares, televisores, radio-receptores, neveras, ordenadores, acondicionadores de aire, micro-ondas, casettes, tablets, etc. El 76% fueron o van a parar a vertederos e incineradores reciclados de manera informal o almacenados en residencias o depósitos.

Este volumen de basura electrónica se incrementa por falta de repuestos, por la agresiva competencia comercial que genera el cambio de nuevos modelos más avanzados y el contenido incesante de la comunicación digital. El valor agregado de estos desechos se estima en 55 mil millones de dólares, con una tendencia al incremento de 17% en el año 2020.

Curiosamente no se están aprovechando, al parecer, los ricos componentes de metales preciosos reciclables de estos residuos, como oro, plata y platino entre otros, que contiene este tipo de basura. La concentración es de tal magnitud que algunos países como Estados Unidos, prefieren exportar y pagar a otros países la basura electrónica que generan. Al parecer resulta más económico.
Consecuencias del desarrollo y avances de las electrónica.

Basta de atacar al periodista venezolano – Sebastiana Barráez

@SebastianaB

En una entrevista que Jaime Bayly le hace al periodista Casto Ocando, éste descalifica al periodismo venezolano. En toma y dame, alimentan los extremismos en sus opiniones sobre lo que ocurre en la política venezolana, al referirse a la postulación presidencial de Henry Falcón.

Casto asegura que en nuestro país no hay cabida para el intermedio, solo se está a favor o en contra. Lo inaudito es cuando Bayly le pregunta a Casto por el periodista Vladimir Villegas, quien estuvo en Estados Unidos entrevistando a algunas personas, entre ella a Patricia Poleo, y habría tratado de contactar al periodista peruano.

Bayly pregunta que si ese canal Globovisión no lo compró alguien amigo del chavismo. Casto dice que sí, aunque en algunos momentos ha sufrido persecución. Y sobre Villegas dijo que “éste periodista ha tenido una posición en algunos casos crítica”, mientras hacía señas con las manos de “entre comillas”.

El periodista peruano alimentado porque como dijo considera que Casto es un periodista “muy bien informado”, aseguró que hizo muy bien en no haber recibido a Villegas. “Si hubiera estado acá no los hubiera dignificado con una entrevista, porque esos, los de Globovisión, son los peores, afines, adictos al régimen”.

Casto por su parte dijo que la situación de la libertad de expresión en Venezuela es dramática. Bayly lo interrumpe y le dice “todos los periodistas serios de Globovisión se fueron de ese canal, los que quedan allí son bufones, arlequines de pacotilla”. Casto lo secunda: “si, no hay periodismo de investigación serio en ninguna parte”. Y al final se aplauden entre ellos.

Uno pudiera perdonarle a Bayly sus expresiones porque al fin y al cabo ni es venezolano, ni conoce a nuestro país, ni sabe de nuestra cultura, nuestras costumbres, ni nuestras luchas y mucho menos de cómo es ejercer el periodismo en Venezuela.

Pero lo de Casto Ocando es imperdonable, así tenga ya muchos años viviendo en los Estados Unidos. El periodista venezolano “tan bien informado”, según dice su anfitrión, ¿sabrá que le sucedió a la periodista Lorena Bornacelly y a su camarógrafo en Táchira? Al regresar a su vehículo, luego de cubrir una pauta electoral, y a unos metros de un Punto Rojo, detectan que les han abierto el vehículo, que les han robado equipos de grabación y computadora; mientras esperaban la grúa, fueron agredidos por un grupo de colectivos quienes los agredieron y los atracaron.

Tampoco se enteraron que al periodista Félix Amaya le tirotearon su vivienda en la época en que gobernaba el montillismo en el estado Falcón. Lo detuvo el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), en octubre 2017, dos días después de haber sido despedido de su trabajo y su casa atacada.

Los casos se multiplican, solo en el último año. El 06 de mayo 20017, la periodista Gabriela Aguilar, del portal El Pitazo en Aragua, recibió una pedrada que le lanzó una funcionaria de la policía regional en Maracay, cuando grababa un video de la manifestación de mujeres contra el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad del Estado durante las manifestaciones. Antes, el 24 de agosto 2015, Gabriela fue agredida verbalmente por A. González, teniente de la Guardia Nacional Bolivariana, mientras cubría una protesta de trabajadores de la ensambladora de carros “Chery”, en Tejerías, estado Aragua.

Hay numerosos periodistas que han debido enfrentar denuncias, demandas, querellas. He ahí el caso de Yonnathan Gúedez, periodista de la Alcaldía de Iribarren, estado Lara y reportero del portal Lasperas.com. Le fue abierta una causa judicial con régimen de presentación cada ocho días, luego de darle cobertura a una de las numerosas protestas que hubo en el país.

Durante la sesión del día del periodista en la Asamblea Nacional, un grupo de comunicadores  fueron secuestrados, golpeados y robados dentro del palacio Federal, ante la presencia de grupos afectos al gobierno.

El 16 de mayo 2017, en la sede de Universidad Católica Andrés Bello en Puerto Ordaz, la Guardia Nacional detiene al estudiante de Comunicación Social, Nelson Nava  y al profesor de la misma escuela, Marcos Valverde, quien también es periodista del Correo del Caroní, delegado del Sindicato de Prensa en el estado Bolívar y corresponsal de los medios digitales Crónica Uno y Analítica.

Aunque mostró sus identificaciones del sindicato, del periódico y de la universidad, los guardias no lo escucharon, advirtiéndole que se encontraba en zona de seguridad y le ordenaron  entrar a una tanqueta militar. “Como me rehusé, comenzó el forcejeo, me tiraron al suelo y luego me metieron en la tanqueta”, señaló Valverde.

No es menos significativo el caso del periodista José Rangel, en el estado de Sucre, quien permaneció detenido por casi cinco horas, luego de ser aprehendido por la Guardia Nacional Bolivariana. El Sindicato de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció entonces que Rangel fue brutalmente golpeado y requisado por la policía.

En Mérida fue secuestrado y luego liberado el periodista Daniel Molina, del diario El Pico; cuando cubría una protesta en Tovar, fue abordado por  unos desconocidos, quienes se lo llevaron, le robaron sus pertenencias y lo dejaron abandonado en las afueras de la ciudad.

Ningún periodista venezolano puede olvidar la indignación de los reporteros que a diario estamos en la calle, cuando la periodista Elyangélica González fue rodeada por una docena de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en las afueras del Tribunal Supremo de Justicia, quienes la golpearon, agarrándola del cabello y arrastrándola por el suelo.

El reportero de la LaPatilla.com, Román Camacho, sufrió en Caracas fractura en la tibia cuando la GNB lanzó una bomba lacrimógena que impactó en su pierna; eso fue el 10 de abril pasado.

Unos días antes Miguel Gutiérrez, reportero de EFE Noticias, fue impactado en el pecho por una bomba lacrimógena, momentos después de tomar la fotografía de una confrontación entre la policía y un diputado de la oposición.

En esos días la Policía Nacional Bolivariana detuvo a Elvis Flores, camarógrafo del sitio de noticias Venezolanos por la Información (VPI TV), mientras filmaba un enfrentamiento entre la policía y manifestantes.

La Guardia Nacional detuvo a Andry Rincón, un periodista de VivoPlay, por una media hora y le confiscó todos sus equipos, salvo una tarjeta de memoria.

El l9 de abril 2017 el corresponsal de El Venezolano y Unión Radio, Ramón Véliz, dijo que miembros de la GNB allanaron a su casa en el estado Lara sin orden judicial y apuntaron con armas a miembros de su familia. Los militares le dijeron que estaban buscando bienes robados y confiscaron su teléfono cuando empezó a filmarlos.

Más recientemente la periodista y directora Indira Lugo y el editor Daniel Trujillo, del diario La Región de Cumaná, fueron citados a declarar por un reportaje publicado.

Durante los ejercicios militares, el sábado 24 de febrero, los periodistas René Méndez y Daniel Cáceres fueron detenidos, en Táchira, por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), quienes los obligaron a borrar el material grabado en sus equipos periodísticos.

Creo que tanto a Casto Ocando como a Bayly les convendría hablar con Carlos Correa, director de Espacio Público, quien informó que su organización documentó 29 casos de periodistas agredidos, acosados, atacados o prevenidos de cubrir las protestas en Caracas y otras ciudades de Venezuela, sólo entre el 30 de marzo y el 8 de abril del 2017.

También podrían informarse con el Instituto Prensa y Sociedad (Ipys), que bastante material tienen sobre agresión a periodistas, cierre de medios en Venezuela, acoso y censura.

Empecemos pidiéndole a esos dos que no descalifiquen el trabajo de los periodistas, del periodismo y de la prensa venezolana libre, que padece la crisis económica, la polarización destructiva, la desaparición progresiva de los medios de comunicación, pero aún así hay periodistas, y bastantes, que salen todos los días a la calle tratando, en la peor de las adversidades, de ejercer el periodismo para llevar la verdad a su público.

Tampoco saben esos periodistas, Bayly y Ocando, de las amenazas, golpes, presiones que sufren decenas de reporteros en diferentes regiones del país.

Deberían molestarse en preguntar a los periodistas de la frontera con Colombia cómo han sido perseguidos, amenazados y obligados incluso a abandonar el territorio.

Es muy cómodo hablar desde un sillón en los Estados Unidos de lo que hacen los periodistas que salen a diario a enfrentarse con lo que sucede en este país.

Chichita – José Domingo Blanco

Con estas líneas, quiero homenajear a todas las mujeres fabulosas que logran hacer de nuestra vida, un tránsito ligero y muy feliz

Mi cardiólogo dice que nosotros, los hombres, no seríamos capaces de resistir lo que es capaz de aguantar una mujer. Él insiste que, a nosotros, nos tocó la parte fácil de la vida y lo tilda de una injustica contra las féminas. “Nosotros no podríamos ni con la mitad de lo que ellas hacen. Tienen una fuerza interior que las convierte en poderosas. Ellas son mucho más fuertes que nosotros”, asegura. Y yo, por supuesto, coincido plenamente en su apreciación.

Desde mi infancia, he estado rodeado de mujeres maravillosas. De mi abuela Tata, por ejemplo, aprendí su disciplina. Su bondad, no pasaba desapercibida. Iba a misa todos los días y en sus bolsillos llevaba caramelos para repartir entre los niños que encontraba a su paso. Era una mujer buena, sin malicia. Pero regia, como para soportar el encarcelamiento de mi abuelo, el general Manuel Blanco, durante la dictadura de Gómez. Nacida en 1888, tuve la dicha de disfrutarla hasta 1967. Juntos, veíamos la lucha libre y nunca coincidíamos en cuál de los contrincantes era el mejor. Hacía como nadie la torta de queso blanco criolla y otro postre que aún añoro: natilla con ciruelas pasas.

Otra de las mujeres que marcó mi niñez fue mi abuela Carmen Teresa. Fui su primer nieto. El primero, el que la estrenó en ese rol que, solo quienes han sido abuelos, describen como una experiencia única, saturada de amor. Un amor que ella me demostró siempre. Con mi abuela Carmen Teresa di mis primeros pasos en la lectura. Como su casa quedaba muy cerca de la nuestra, me encantaba ir todas las tardes y sentarme a su lado para leer algún cuento o el periódico. Era como una especie de ritual: a la hora de la lectura, tomaba el periódico y, antes de comenzar a leer, hacía un ejercicio de vocalización -“copiti, copiti, copoti, copoti”- que a mí me causaba risa. En esa casa también vivían mis tías: Yolanda, Beatriz, Trinelena y Morella, las hermanas de mi mamá; para ese entonces, una pavas bellas y solteras que, al igual que mi abuela, se encargaban de hacer de mis visitas, momentos únicos, divertidos y especiales.

Por muy pocos años, acaparé la atención de las mujeres de la familia porque, luego, nació mi hermana Adriana, con quien desarrollé esa complicidad que es muy propia en los hermanos gemelos. Fuimos una especie de morochos; pero, a destiempo. Mi compañera de juegos y travesuras. Travesuras que yo ideaba y ella ejecutaba; pero que, al final, nos hacía merecedores de la reprimenda conjunta. Ya más grandecitos, nuestra dupla fue consolidándose. Sabíamos cómo complementarnos. Comenzamos a asistir o a organizar las fiestas típicas de la adolescencia: y yo, con mis 15 años a cuestas, me esforzaba por lucirme como discjockey para deslumbrar a las amigas que Adriana invitaba. Mi hermana me llena de orgullo: es por mucho, una mujer fuera de serie.

No puedo dejar de mencionar a mi querida Mamaía. La autoridad personificada. Con solo verla, infundía respeto. Mamaía tenía un método para todo. Siempre sabía cómo hacer las cosas y su forma de hacerlas, era la manera correcta. Era rígida y estricta. Era una mujer que, para cualquier niño, hubiese sido de temer; pero, para mí, fue sólo mi Mamaía: la de las mejores delicadas de guayaba, la que me cuidó como si hubiese sido su propio hijo, la mujer dedicada que apoyó a mi mamá en la titánica tarea de disciplinarnos hasta el final de sus días, con una entrega que en nuestra familia retribuimos con mucho respeto y amor.

Y por supuesto, está la mujer que ha sido el eje de mi vida, mi gran amiga: Chichita, mi mamá. La misma con quien, gracias a Dios, sigo conversando todos los días. Incluso por teléfono, sin miedo a lo que decimos, y burlándonos de cómo, en algún momento, nuestra famosa conversación –ilegalmente grabada- fue material de venta para los buhoneros. Ella es una experiencia que me enriquece y fortalece. Me gusta escucharla porque tiene una forma especial de compartir sus recuerdos. De ella, amo sus ocurrencias, su timbre de voz, su sabiduría nata, su coquetería, sus cuentos, su sentido del humor y su envidiable capacidad de reírse de sus propios chascos. Con ella hablo de todo: de la vida, del país, de mi papá, de la gente, de poesía, de música. Mi mamá es como la melodía que acompaña nuestras tardes. A veces escuchamos boleros. Otro día nos da por poner jazz, o tangos, o música llanera. Pero, sobre todo, la escucho a ella: porque todavía a estas alturas de nuestras vidas, estoy aprendiendo de su reciedumbre, admirando su fortaleza y agradeciéndole ese optimismo con el que combate las situaciones adversas.

Chichita, mi mamá, es mi amiga. Mi mejor amiga; pero, también, es la mujer que admiro. Y, les aseguro, me faltan líneas para describir cómo ha llenado mi vida de buenas y bellas anécdotas. Porque Chichita, en cada uno de sus roles –como hija, esposa, hermana, madre y abuela-, y haciendo siempre derroche de inmenso cariño, ha sabido desarrollar su máximo potencial e imponer ese don especial con el que invoca e invita a la unión y el reencuentro.

@mingo_1
Instagram: mingoblancotv

No nos engañemos – Andrés Maroti

Realmente no vale la pena la inversión de tiempo ni el esfuerzo de neuronas para escribir sobre el masoquismo, denominación parca, que disfrutan los opositores turísticos enganchados en la publicidad engañosa de los ofertantes del paquete.

Acerca del tema se han dicho y escrito cualquier número de especulaciones.

El resumen de todo el asunto se ha manifestado en las declaraciones de países aterrizados que desconocerían el resultado de las elecciones presidenciales próximas decretadas por la asamblea cubana. Ese rechazo a priori debería interpretarse como el pregón anticipado de un nuevo fraude a la voluntad del pueblo, y jamás como desprecio a la institución del sufragio y al derecho que tenemos de expresarnos votando.

Al desdén internacional se le debe sumar los altos decibeles de nuestros sacerdotes en contra de esta ignominia circense producida por los rojos intensos del régimen y los débiles rosados en sus distintos matices.

El desencanto en anuncio se observa en la dificultad que tienen los partidos políticos para validarse; culpa aparte de los atropellos inveterados de la secretaría electoral del régimen.

La perla que va a adornar el regreso de los negociadores es la presentación de un eventual acuerdo en el que los venezolanos no ganamos absolutamente nada. O bien, vendrán con las manos vacías, tal y como se sentaron a dialogar.

El único fruto que dará el periplo de los componedores de la oposición será la consigna, por demás sumamente política, de haber dado la pelea aunque no se llegara a nada; logro es darle tiempo al gobierno para montar su templete de iniquidades.

Venir con grandilocuencia vanidosa a ufanarse de sus intentos de doblegar al régimen será el máximo éxito que obtendrán para lavarse la cara. Es posible que muchos soporten las explicaciones que seguramente suavizarán las críticas a la ingenuidad, por calificarlo de alguna manera, pero lo real es que la ciudadanía de a pie seguirá sintiéndose defraudada por la oposición blandengue e incapaz de arrinconar al contendor. La mayoría de venezolanos espera resultados, o al menos directrices que conduzcan a deslastrarnos del flagelo que nos azota sin solución de continuidad.

Sin ser genios todos sabemos sin ápice de duda que no habrá cambios de posición en el régimen, salvo cualquier trampa para que todo quede igual. Para lo único que servirá la ronda de rondas entre gobierno y opuestos es para abrillantar algunos egos, porque cualquier venezolano con cierto grado de instrucción y capacidad de discernimiento debe concluir que la pantomima organizada por el siquiatra del mal no es para favorecernos sino para seguir regalando el país a las potencias extranjeras que nos merodean. Y no son los del Imperio del Norte y sus aliados. Hasta los rusos, que aparte de acreedores no tienen que meter sus narices en esta parte del mundo, han tenido la osadía de manifestar apoyo irrestricto a todas las sinvergüencerías que estos pretenden restregarles a las democracias occidentales. Hay que recordar que en ese país democracia es una palabra obscena.

Iraníes, coreanos, chinos, los secuaces bolivianos y nicas y otros, tampoco se quedan rezagados.

En síntesis: la realidad es que el oficialismo nunca cedería a elecciones con un CNE diferente al actual, por el simple hecho que un nuevo CNE tiene que ser nombrado por la AN única, legal y legítima de acuerdo con la ley, para conformarlo con miembros de los partidos más votados en diciembre de 2015, lo cual le aseguraría al oficialismo, el menos votado, un solo puesto en la Directiva. ¿Pónganse la mano en el corazón y digan si creen que eso último es posible? Los demás puntos que se discuten no son el núcleo de las negociaciones; son solo para consumir más tiempo y perderlo.

La oposición penando y el régimen aquí y allá gozando.

Ustedes sin duda están peor – José Luis Zambrano Padauy

La fila ya era algo larga en el Registro Civil de la comuna de Nuñoa en Santiago de Chile. José tenía pensamientos dispersos ante tantas experiencias en sólo seis meses en el país austral. Por fin obtendría su carnet de identidad que le permitiría eslabonar más oportunidades y ampliar ese camino tantas veces planificado. Había abandonado los percances más rigurosos en su amada Venezuela, a pesar que las añoranzas y costumbres pasadas, lo abrumaban en sus desvelos recurrentes.

Detrás de él, se hallaban Maikel y su esposa por los mismos motivos. Él era un cubano con un acento inalterable, un corte al ras y una barba brumosa. No resultó dificultoso el entablar una conversación estrecha entre los dos. Existían reyertas, vivencias punzantes y confusiones diarias equivalentes, padecidas en sus respectivas naciones.

José había aumentado más de cinco kilos y su talante ya no era de un espantajo, sobresaturado de dietas impuestas. No dudó por un momento en indagar en Maikel sobre sus concepciones precisas respecto a Venezuela y esa similitud con el sistema imperante en Cuba, de donde provenían todas las escaramuzas, la reciedumbre y ese caos cocido con el hilo de la adversidad.

“Yo pasé por tu país antes de venir para acá. Vengo de Trinidad y Tobago, en donde estuve un año y el racismo hacia los blancos es elevado. Por eso decidí emigrar de allá también”, admitió el cubano sin dudas de ningún tipo. “Recorrí gran parte de Venezuela para salir por Brasil. Ustedes realmente están mal. Se encuentran mucho peor que nosotros”.

Con una capa de perplejidad moldeada en el rostro por la impresión, José preguntó con gravedad en qué basaba su afirmación. El isleño respondió con una frase metódica e implacable: “No sabía si iba a salir vivo de tu país”. El venezolano lo miró azorado, con una sensación de pesadumbre, convencido de que el cubano estaba en lo cierto.

“En Cuba uno no puede hablar de política porque es arrestado. La vigilancia es extrema. Pero la población no posee armas de fuego. No estás a merced de la delincuencia y de los caprichos de un asaltante, si dejarte vivo o no. En tu país matan por gusto”, esgrimió Maikel, enfrascado en lo asertivo de su análisis.

“Recorrimos gran parte del territorio venezolano. Era una gran comitiva. Cada uno pagó 850 dólares. Me sorprendió enormemente que nos trasladara un militar de alto rango en un vehículo oficial”, dijo sin pestañear. “Cuando llegamos a la frontera, nos invadió un gran nerviosismo. Él bajó el vidrio del automóvil para saludar y los demás soldados le hicieron la reverencia formal castrense. No entendemos cómo un país con tantos recursos, la gente se esté muriendo de hambre. En Cuba sólo teníamos la agricultura”.

Mientras articulaba las palabras, hizo sonar sus nudillos, como preparado a emitir su diagnóstico más contundente: “Es una locura lo que vive tu gente. Cambiamos unos dólares y nos entregaron grandes fajas de billetes. Con todo ese dinero no compramos nada. Esa economía está de remate. Por lo menos en la isla la población medio sobrevive”.

El venezolano entornó los párpados con pavor, con el dolor inmenso de no haber contado con los suficientes riñones para quedarse a defender su patria. Tal vez la remesa de dinero mensual, enviada a sus familiares para que no desfallezcan de hambre, medio le sirva de alivio a su detestable lejanía.

Dice ese adagio demoledor que no hay mal que dure cien años y, si se cuenta con las habilidades notables de nuestros verdaderos precursores, evitaremos el terminar de convertir a Venezuela en una nueva Cuba, aunque en este momento esa isla hundida en desgracia y paralizada en el tiempo, se encuentre hasta mejor que nuestra pulverizada nación.

 

 

MgS. José Luis Zambrano Padauy

Director de la Biblioteca Virtual de Maracaibo “Randa Richani”

zambranopadauy@hotmail.com

@Joseluis5571

En Secreto: Falcón se aseguró su futuro con las presidenciales – Estalla las redes

*** LUCES, CÁMARA, ACCIÓN.  En la pobre Venezuela que nos queda, cada día que transcurre se complica más el drama que se montó, por el derecho de sucesión, pues al morir Hugo Chávez, él habría dejado plasmado en un manuscrito de su puño y letra, términos y condiciones del reparto, con conocimiento de pocos testigos, quienes ahora se encuentran en plena ebullición, cual si se tratara de la distribución de una herencia multimillonaria propia, en la que el hijo protegido y mimado quiere el usufructo y quedarse con la mayor y mejor parte, en desmedro del resto de la familia. El propio “comandante eterno” días antes de morir precisó, como un ruego a los venezolanos, para que aceptaran a Nicolás Maduro en su lugar. También en su despedida terrenal en privado habría señalado el orden de sucesores, con Rafael Ramírez después del primero y de tercero, si alcanzaba el tiempo y la riqueza, para Diosdado Cabello. Pero como se sabe, Maduro acabó con todo, y no conforme con eso, ahora desea también arrebatarle a los demás, hasta las cenizas del difunto. Cría cuervos, y verás lo que pasa.

*** REVIENTA LA CABUYA. El general Manuel Quevedohabría caído de repente en cuenta regresiva en el ejercicio dual de los cargos de ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, al dejarse ver en Egipto, hace pocos días atrás, compartiendo muy divertido con Rafael Ramírez, en el desarrollo de una cumbre petrolera internacional, reunión de marras que disgustó, sobremanera, al presidente Nicolás Maduro, que inmediatamente lo colocó en su lista negra. En la misma cita Quevedo estuvo acompañado por Ysmael Serrano Flores, vicepresidente de Petróleos de Venezuela, quien es primo hermano de Cilia Flores, evidentemente su protectora, igual que lo es José Vicente Rangel para Quevedo, por compromisos familiares extensivos… ¡Quien se resbale, pierde!

*** LAS CINCO MIL LOCHAS. Diosdado Cabello viene insistiendo ante sus “camaradas” que el ungido para el después de Maduro es él, conforme al referido manuscrito póstumo, pero Ramírez, quien también estuvo al lado de la cama sosteniéndole la almohada al enfermo, refiere, con igual propiedad, el reclamo por ese derecho, solo que ninguno de los dos puede probarlo, dada la circunstancia de que el testamento en cuestión, lo guarda y bien guardado, el propio Maduro, para usarlo a su real y absoluta conveniencia. A todas estas en el chavismo sobran los que creen que el ex embajador en la ONU tiene todavía una carta debajo de la manga, para sacarla en el momento más oportuno, la cual terminaría por aclarar el panorama total, aunque oscureciéndoselo más aún a los actuales regentes de Miraflores, como al propio Cabello. Trampa caza bobos, a decir de Antonio Ledezma.

*** MÁS TEMPRANO, QUE TARDE. Los duchos en negociaciones políticas vaticinan que el ex gobernador de Lara, Henri Falcón, aseguró su futuro por el resto de sus días, ya no porque le auguren la victoria en las elecciones presidenciales por venir, que para él le resultaran tan difíciles como subir descalzo a un corozo, sino por los pingues beneficios implícitos que presupone participar como candidato, pese a la decisión de la MUD de no inscribir a nadie para rivalizar con Maduro, o porque sepa y le consta que, efectivamente, el 80% de los venezolanos adversa al actual régimen, incluyéndolo a él; sino por la oportunidad de oro que se le estaría presentando, una vez reelecto el actual mandatario, cuando, sin las zozobras y esfuerzos que tuvo que hacer al medirse en las regionales a la almiranta Carmen Meléndez, ahora él podrá irse feliz y contento a vivir a Ecuador, alejado de las penurias y sacrificios que seguirán sufriendo sus paisanos. No podrá Falcón alojarse, como anhela y sueña, en Europa o EE.UU., por la vigencia de las sanciones, pero sí mejor que en Barquisimeto o en La Isabelica. ¡Ni que fuera de Nirgua!, decimos los bejumeros.

***CON DIOS Y CON SATANÁS. El ministro Padrino López hasta ahora se ha movido con soltura disfrutando del poder, sin limitaciones. Aparece como el mejor amigo de Maduro, pero también como el aliado más sospechoso para darle el último puntillazo en estos momentos de apremio. El titular de la Defensa acaba de desmarcarse de los colectivos, organización cívico militar criminal, a la que calificó de estructura armada que opera al margen de la ley, como nadie puede dudar. En torno a su proceder hay quienes creen que es una maniobra urgida desde Miraflores para recobrar credibilidad del gobierno por las elecciones presidenciales convocadas por la ANC, y otros, bastantes, como Cliver Alcalá, consideran que es una infeliz estrategia de Padrino López, tratando de congraciarse con EE.UU., previendo el pronto derrumbe del régimen. Igual han aparecido algunos que estiman que el jefe militar lo que está es lanzando un mensaje a su subalterno, el general Fabio Zavarse, comandante de la GNB en Caracas, por dejarse retratar abrazado con Valentín Santana, mandamás de los colectivos, en un desfile en el Calvario. Casa de trucos.

*** BAJANDO AL SEPULCRO. Los llamados colectivos que cayeron en desgracia con Padrino, el ministro de la Defensa, ya lo acusaron de traidor ante el propio Maduro, quién en una circunstancia similar y una denuncia de igual corte, procedió sin dilación a pedirle la renuncia a Miguel Rodríguez Torres, cuando estuvo al frente del mismo despacho y enfrentó a los mismos sujetos del frente civil armado del oficialismo. Rodilla en tierra.

***DOMADOR DE MONSTRUOS. Hasta ahora no se ha visto ni tampoco siquiera se ha oído a un solo vocero del gobierno central o dirigente nacional alguno del PSUV o del MSV-madurista, salir a defender al gobernador Lacava de los señalamientos que recogió la prensa española, sobre los supuestos depósitos millonarios de euros que habría hecho en Andorra y Suiza y solamente él, a viva voz, ha negado la versiónla cual en segundos recorrió el mundo financiero y político entero. Es necesario, como consecuencia, que alguien aclare a tiempo, desde niveles oficiales, la verdad de los hechos, para evitar suspicacias o malos entendidos, y más ahora que el senador norteamericano Marco Rubio, también lo metió en su foco despiadado. Ni Maduro ni Cabello han abierto la boca. Una mentira repetida mil veces, acaso.

*** LA MONTAÑA RUSA. En las adyacencias de Fuerte Tiuna fue apresado el general de división (Ej) Gerardo José Quintero González, a quien el servicio de inteligencia del régimen señala de implicaciones en el robo de un grueso lote de armas de esas mismas instalaciones castrenses, en complicidad con otros 7 oficiales de diferentes jerarquías. También hicieron preso a un funcionario del G-2 cubano, pero se desconoce si tenía implicaciones en el caso o era un infiltrado en la investigación y menos que haya sido devuelto a Cuba. Corre la arruga.

*** PARECE MENTIRA. Hoy podría plantearse formalmente la eliminación de Egreamigos-UC, por recomendación expresa de una comisión nombrada por el CU para analizar la crisis financiera de esta centenaria Casa de Estudios Superiores. Egreamigos-UC con más de 25 años de actividad exitosa, incluyendo la construcción avanzada del Aula Magna, es una realidad tangible de administración insospechable, que siempre ha auspiciado la ex rectora María Luisa de Maldonado, y que poco o nada le cuesta a la institución ucista, por lo que es hora de cerrar filas a su lado y defender su permanencia como patrimonio. Manos a la obra.

*** DESPIERTA Y REACCIONA. Tres listas de candidatos y candidatas se disputarán el control de la Comisión Electoral del Colegio de Abogados de Carabobo, con el encargo de organizar las próximas elecciones del gremio y escoger la nueva junta directiva, que bastante tiempo lleva sin ser actualizada. La fórmula uno, a la que se le atribuye conexión directa con la actual directiva la encabeza, la abogada Roraima Bermúdez, la fórmula dos que aglutina representantes de casi todos los partidos de la Unidad la lidera el también ex magistrado León Jurado Machado, y la marcada como el 4, se abroga el respaldo de los abogados del chavismo. La elección de la citada Comisión Electoral está pautada para el próximo viernes 9 de marzo. Que entre abogados te veas. Clavellinas de todos colores.

*** LA CRISIS APREMIA. Dos concejales de oposición del municipio San Diego, uno dirigente de PJ y otro de AD, están responsabilizados de supuestamente cobrar gestiones a las personas que requieren documentos de soportes para irse asilados, sobre todo a USA, en donde pesa mucho la filiación partidista, como justificación para los permisos de residencias. La supuesta actividad que se está cuestionado para estos ediles no involucra directamente su labor legislativa, sino a sus influencias políticas. La ley entra por casa.

*** POR AGUA CLARA. Enzo Scarano no se duerme en los laureles, y aunque apoya la decisión política de no participar en las elecciones presidenciales, si antes no se dan las condiciones adecuadas que garanticen su pulcritud, desde hoy se activará para ayudar a los ciudadanos que decidan concurrir en los eventuales comicios para constituir el próximo ayuntamiento de San Diego, predios en los que es su líder natural. Dos ojos ven más que uno.

 

Por Francisco M. Pérez

Hiperinflación venezolana con visión alemana-argentina – Jesús Alexis González

La hiperinflación, hace referencia a un aumento considerable de la tasa de inflación que a la luz de la ortodoxia económica, según la definición clásica (Philip Cagan, 1956) es un episodio que comienza el mes cuando el aumento de los precios supera el 50% y termina el mes anterior al cual tal aumento cae por debajo de esa tasa, permaneciendo así por lo menos durante un año.
Resulta pertinente citar, en lo que respecta a la Venezuela actual, que la tasa del mes de enero 2018 superó el 85% (sin horizonte de terminación) mientras que la anualizada enero 2017 a enero 2018 se situó en 4.065% y para el 2018 (de mantenerse las indeseables condiciones política-económicas) el FMI prevé un 13.000% de inflación lo cual, en arbitraria estimación, podría traducirse en una tasa mensual que oscilaría sobre un 1.000%; una demoledora situación causada fundamentalmente por la impresión de más billetes de los requeridos para el
desenvolvimiento equilibrado de la economía; a objeto de financiar el populista gasto público del régimen (aumento de la ilusión salarial y otorgamiento de múltiples bonos) lo cual ha provocado una fuerte disminución en el valor de la moneda habida cuenta que al aumentar de forma rápida los precios, obviamente, la cantidad de bienes y servicios que con el dinero se puede adquirir disminuye, con el agravante que una vez que se inicia el fenómeno hiperinflacionario se va generando una auto-reproducción que resulta muy difícil de detener en razón, principalmente,
a que los consumidores al saber que el valor del dinero cae rápidamente tratan de gastarlo lo más pronto posible, propiciando que los precios perpetúen su carrera al alza.
Vale recordar la hiperinflación alemana del año 1923, época durante la cual el gobierno socialista asumió que podía imprimir ilimitadamente billetes de banco para cubrir el déficit de las industrias estatizadas , al igual que para saldar las deudas del Estado y para, fundamentalmente, adelantar una política de socialización de la economía que incorporó costosos programas de bienestar social que propiciaron un elevado déficit fiscal como consecuencia de una permanente elevación de los gastos oficiales, al tiempo que los ingresos públicos declinaban gradualmente (en octubre 1923, sólo el 0,8% del presupuesto nacional quedaba cubierto), y frente a tal descalabro el gobierno incurrió en una sistemática emisión monetaria (desde 22 billones de marcos en 1919 a 400 trillones en noviembre de 1923) abriendo las puertas a la demoledora hiperinflación que condujo a un colapso el 30 de octubre de 1923 día cuando el precio del dólar estadounidense, que había valido 4 marcos en 1914, alcanzó la extraordinaria cotización de 6 billones de marcos; induciendo desocupación, caos social, saqueos callejeros y mucho más, al extremo de abonar el camino para transitar hacia el nazismo facilitando que un personaje alienado, un psicópata gritón y de gestualidad intimidante llegase al poder absoluto en una de las naciones más civilizadas y cultas de la tierra, quien llevó a la humanidad a una guerra mundial que cobró la vida de más de 50 millones de personas.
En la obra Lo que vendrá (Álvaro Alsogaray, 1975 citando a Majorie Palmer) se describe crudamente lo ocurrido aquellos días de pesadilla: “Es difícil para cualquiera que se haya criado en una sana economía monetaria comprender el caos que siguió al colapso del marco alemán. Los precios variaban por hora y los nuevos valores se anunciaban y remarcaban continuamente a medida que el valor del marco continuaba su espiral ascendente. En un día de junio un hombre pagó 14.000 marcos por un sándwich de jamón, al día siguiente el mismo tipo de sandwich, en el mismo negocio le costó 40.000 marcos (6.000 dólares al cambio de la posguerra).Los habitantes que vivían en la ciudad, experimentaban que sus cheques semanales apenas cubrían el costo del transporte hasta sus casas”.

 
Muchos sucesos similares de esa época, han sido referenciados tal como que la prensa anunciaba diariamente el denominado “índice” de la jornada equivalente a un número por el cual había que multiplicar los precios del año 1913 que para el día 2 de noviembre de 1923 fue de 76.400.000.000; en un contexto donde al precio de 100 dólares podían comprarse series enteras de edificios de 6 pisos al igual que fabricas que no costaban mucho más, al punto que en el Banco del Estado había alrededor de 1.000 empleados que trabajaban en dos turnos para contar montañas de billetes inútiles que perdían su valor en cuestión de horas, mientras que en la confección de dichos billetes participaban 150 plantas impresoras con más de 2.000
trabajadores.
De igual modo, en Alemania con la hiperinflación cundió la inmoralidad así como las revueltas callejeras y el pillaje llevadas a cabo por turbas hambrientas, que entre otras muchas acciones, invadieron las granjas obligando a los propietarios a entregar su ganado que era descuartizado en el acto para ser distribuido entre los presentes. A la luz de tal escenario, en septiembre del año 1923 se declaró el estado de emergencia nacional y el ejército fue llamado a sofocar las revueltas; y por ello no resulta una exageración afirmar que la hiperinflación provocó la disolución de la sociedad en un marco donde la escasez de alimentos provocó graves enfermedades elevándose enormemente la tasa de mortalidad; en tanto que por todos las formas
el gobierno procuraba soslayar su responsabilidad en ese desastre acusando a los
especuladores (que los nazis identificaban como “los judíos”) y a los aliados vencedores de la guerra.
A principios del año 1924, se logró, con gran esfuerzo, poner en circulación una nueva moneda de carácter provisorio: el “Retenmark” que se canjeaba por la vieja moneda en una proporción de una igual a un billón de marcos; hasta que el 30 de agosto de 1924 (ocho meses después) se reorganizó la vieja moneda a un valor igual al de 1914: 4,2 Reichmark por dólar.
En Argentina de 1974 en adelante, de forma semejante a la Alemania de 1923 donde hubo caos social, personas que se enriquecieron con la especulación y otros que perdieron todo, saqueos a supermercados y muertos. Las causas de la hiperinflación fueron exactamente las mismas que la de toda hiperinflación: la emisión irresponsable de moneda destinada a cubrir el déficit fiscal; la nación sureña, venía viviendo un largo período de inflaciones de diferente intensidad desde el
lapso 1946 a 1974 cuando la inflación promedio fue de un 30% anual, así como la del período 1975 a 1988 cuando se situó en tres dígitos siendo denominada la “megainflación”, que se repitió tanto entre 1988-1989 cuando se ubicó en un 5.000% como en 1990 cuando alcanzó un 21.000% anual. El drama argentino, terminó con la sanción de la Ley de Convertibilidad en el año 2002 que estableció una paridad cambiaria fija de un peso igual a un dólar estadounidense al tiempo de abolir la indexación o actualización monetaria (ideada por los brasileños) así
como prohibir al Banco Central financiar al Tesoro con emisión monetaria. Luego de ello, Argentina vivió durante 10 años una estabilidad de precios casi perfecta hasta que, como siempre, un escenario de exceso de gasto público a la sombra del “papá Estado”, del despilfarro, del endeudamiento y de la corrupción se indujo el estallido.
Reflexión final: Los episodios de hiperinflación surgidos en la modernidad, fueron casi todos precedidos por muchos años de inflación al extremo que la estabilidad de precios (luego de eliminada la hiperinflación) no se recuperó prontamente, tal como el caso de Bolivia (14 meses) y Perú (36 meses); siendo que mucho más tiempo se necesita para lograr una tasa de un digito como sucedió en Argentina (48 meses) y Bolivia (90 meses). Para el caso venezolano del presente, se hace casi imposible estimar el tiempo de recuperación de la estabilidad de precios en razón a dos cuestiones básicas: (A) Si el actual régimen continua en el poder la megainflación se
hará presente irreversiblemente; (B) La actitud de una mayoría poblacional que acepta con sumisión y con un quemeimportismo degradante el populismo gubernamental con especial énfasis en la hipocresía salarial al tiempo de expresar que con “una basurita de incremento me conformo”; mientras en simultáneo el país se desvanece arrastrando sus propias esperanzas y muy especialmente las de la juventud y con ello el futuro de Venezuela, sin percatarse muchos de ellos que están cooperando con la diabólica estrategia dictatorial de esperar el surgimiento de una generación que sólo habrá conocido la dictadura y por ende tendrá comprimido el deseo de luchar contra ella.
Es tiempo que en la MUD se genere una mutación hacia la SUD: Sociedad Unida por la Democracia; única opción para evitar el colapso.
Economista Jesús Alexis González
Marzo/04/2018

Luis Fuenmayor Toro se auto entrevista sobre las elecciones presidenciales

¿Qué opina sobre las elecciones presidenciales?

 De las confrontaciones internas, fundamentalmente con la MUD, han surgido todas las decisiones gubernamentales, por lo menos desde diciembre de 2015 para acá. Ha sido hasta ahora un dimes y diretes entre ambos y más nadie. Llevamos 18 años en eso. El resto de los venezolanos han estado al margen. El Gobierno y la MUD decidieron hace años ser los únicos actores del escenario político y, principalmente del escenario electoral. La polarización es producto de ambos, del consenso entre ellos, que relegó al resto de los venezolanos. La polarización arrolló a todo el mundo en las elecciones parlamentarias de hace dos años. Los otros partidos y alianzas que se presentaron no pudieron romperla. Las presidenciales actuales, a pesar de su ilegitimidad e inconstitucionalidad, son una oportunidad para romper con ese vicio polarizador, que tanto gusta a quienes supuestamente son enemigos a muerte. La Mesa no pudo lograr que toda la sociedad se abstuviera de participar. Y no hablo de los candidatos decorativos, hablo de gente que ha estado enfrentando la polarización por años, como es el caso del MAS, de nosotros en De Frente con Venezuela; hablo de disidentes del chavecismo, que con modestia y sin estridencia han enfrentado al Gobierno, sin caer en la tentación de ponerse del lado de la MUD, es el caso de UPP89; hablo de quienes estando en la MUD han sufrido la ausencia de democracia interna, de consulta en los momentos más candentes, que no participaron del diálogo porque no los invitaron, ni les preguntaron si debían o no firmar el acuerdo, y que deciden participar porque les parece lo correcto. Es el caso de Avanzada Progresista y su líder Henri Falcón.

¿Pero estas presidenciales fueron convocadas por la ANC, que es ilegítima?

Que un organismo sea ilegítimo, ilegal, delincuencial e inconstitucional, no significa que no tenga el poder para actuar. La ANC es un bodrio, es una asamblea de lo peor del PSUV que el Gobierno bautizó como Constituyente. Pero sus decisiones, en Venezuela, tienen el respaldo del Estado, y éste es el poder organizado y armado, constituido por un aparato específico de fuerza: militares, policías, tribunales, fiscales, cárceles, destinado a aplastar a quienes se le enfrenten. Es como si un agente del SEBIN, policía política que nada tiene que envidiar a la DIGEPOL ni a la DISIP, allana tu casa y te lleva detenido sin orden judicial y sin la presencia de un fiscal. Su acción es ilegal, ilegítima, inconstitucional, propia de delincuentes, pero al final vas preso. Es así como hay que analizar la situación. Las elecciones presidenciales se realizarán; que la comunidad internacional las desconozca es otra cosa. O, que el Gobierno en algún momento recapacite y se dé cuenta que su inflexibilidad no es lo mejor para sí mismo y puede ser atroz para la Patria, es otra cosa. Esto último es algo que se debería buscar y creo que quienes participan en estas elecciones trabajan en este sentido.

¿Al Gobierno le conviene que alguien participe para no seguir perdiendo legitimidad?

En lo personal no me guío por lo que le conviene al Gobierno sino por lo que le conviene a la nación venezolana, a la República, a su gente. Un sector de la oposición, la reunida en la MUD, actúa como si ellos fueran la única oposición válida. Eso no es verdad. Pueden ser quizás la más numerosa y tendrán que probarlo; no estamos en diciembre de 2015. Ese grupo, sin consultar al país, decidió jugar como única carta para salir de Maduro la intervención militar externa disfrazada de corredor humanitario. El propio Ledezma lo dijo públicamente en un exceso de “sinceridad”. Se le salió… y descubrió lo que se está moviendo detrás del canal humanitario. Lo que mueven Santos y los guyaneses y el peruano este que tuvo que negociar con Fujimori para no ser destituido e ir preso. Una cosa es la ayuda internacional, la solidaridad, las recriminaciones al proceder gubernamental que puedan hacer otros países, y otra, muy distinta, es el tutelaje. Eso de que la MUD en forma negligente haya desperdiciado la propuesta de integrar un CNE paritario y por tanto imparcial, porque la presionaron para que no firmara, es inaudito e inaceptable. Eso es tutelaje. Si la participación electoral significa además un escollo en los planes intervencionistas de Trump, Santos y el gobierno de Guyana, los patriotas tenemos que participar. Si la gente no atiende el llamado anti nacional de la MUD y sala a votar contra Maduro, Maduro pierde las elecciones. Es por esa posibilidad que hay que rescatar que se proceda a cambiar la composición del CNE.

¿Y cómo es eso? ¿En qué se basa usted para creerlo posible?

El acuerdo de Santo Domingo estaba aprobado totalmente por los negociadores del Gobierno y los de la MUD, faltando sólo ponerse de acuerdo en la fecha. Y en ese documento, se acordaba la integración de un CNE paritario: dos rectores del gobierno, dos de la MUD y uno designado de común acuerdo, quien lo presidiría. El presidente Maduro dijo públicamente, al denunciar la actitud de la Mesa por no haber firmado el acuerdo, que él era “un hombre de palabra”, y por tanto él aplicaría, en forma unilateral, el acuerdo en todos sus términos. Yo estoy exigiendo que cumpla con la parte del acuerdo que se refiere a una nueva composición del CNE, sobre la cual el Presidente no ha hablado. No quiero que se haga el loco. Y estoy llamándole la atención a quienes están participando al respecto.

Eso pudiera significar que pierda las elecciones No lo van a aceptar

Ya lo habían aceptado en Santo Domingo y no se debe volver atrás. Entiendo que al desperdiciar la MUD esta proposición, el Gobierno quiera olvidarla. Pero insisto, me baso en las declaraciones del Presidente, quien dijo ser un “hombre de palabra”. Además, les recuerdo a todos que el Gobierno negocia porque está muy comprometido, está contra la pared, y la MUD negocia porque no tiene fuerzas internas para derrotarlo sino en el campo electoral, y esto está por verse, porque el escenario electoral hoy no es el mismo de diciembre de 2015. Ante el cerro de fracasos de la dirigencia opositora polarizada, la MUD se ha dividido, se ha mostrado incoherente y mucha gente la ha abandonado, molesta por sus ambigüedades, sus mentiras, sus corruptelas.

¿Usted no cree que la MUD tiene todavía muchos más votos que el Gobierno?

La MUD no repite hoy la votación de 2015. Y si eso es así, la derrota del Gobierno no está cantada necesariamente; dependería de qué haga, cómo lo haga, con quiénes lo haga. Se requeriría además un candidato unitario para asegurar el triunfo y preferiblemente alguien alejado de quienes han hecho política hasta ahora, pues han demostrado ser muy torpes. En las condiciones actuales, con el llamado a abstención de la MUD, el gobierno puede ganar, pero requiere el reconocimiento internacional, y pudiera tenerlo o por lo menos entorpecer el desconocimiento impulsado por EEUU, si es audaz y da una verdadera muestra de aceptar y cumplir con las condiciones establecidas en la Constitución y las leyes. Esto es lo único que le permitiría salir lo mejor parado posible de esta situación. Y no lo hago para que el gobierno se salve, ni para proteger a nadie, lo hago para que los venezolanos no suframos la tragedia de una intervención militar.

¿Cuál es entonces su propuesta en lo concreto?

Creo que se deben exigir todas las condiciones electorales que el gobierno había acordado con la Mesa. Esa debería ser la base de los nuevos acuerdos. Ese documento, aprobado por el Gobierno y que la Mesa no quiso firmar en Santo Domingo, proponía un CNE paritario, imparcial. Maduro dijo públicamente que aplicaría unilateralmente todo el documento, porque él era un “hombre de palabra”, pero hasta ahora ha hecho cambios positivos menores y no ha dicho nada de la composición paritaria del CNE. Hay que exigir que uno de los dos rectores a ser designados, según el documento presentado por el Ejecutivo, sea de la oposición que participa electoralmente (MAS, AP, parte de COPEI, UPP89, Juntos, otros), pues la otra oposición ya tiene uno. De esta manera, las oposiciones tendrían dos miembros: uno de la MUD y otro de quienes no están en la MUD; eso me parece más que lógico y muy justo. El gobierno tendría dos miembros, y el quinto miembro debería ser designado de común acuerdo entre quienes participan en estas elecciones y el gobierno, y ese rector sería quien presidiría el organismo. Personalmente me he propuesto para ser este integrante del nuevo CNE, pero esto no es lo más importante de la propuesta. Un CNE integrado de esta forma sería un argumento muy fuerte internacionalmente, para interferir en los planes de quienes han tomado la vía de la intervención extranjera armada como única o para desenmascararlos en el país y en el extranjero.

Se supone que el miembro de común acuerdo tiene que ser alguien imparcial y usted es opositor del gobierno

Desde el año 2009 he venido enfrentando al Gobierno y a la Mesa. En ese aspecto sería un tercero entre ellos y por lo tanto imparcial. No existe ningún candidato que no se haya pronunciado en alguna forma en relación al gobierno y a la Mesa. Se debe preferir a quien los ha enfrentado por años a ambos. Me pueden objetar que estoy con la oposición que no está en la Mesa y que por tanto estoy parcializado por ella. No estoy orgánicamente ligado a Avanzada Progresista ni al MAS ni a UPP89, ni a ningún otro. No me he pronunciado favorablemente por ningún candidato presidencial. Mis últimos artículos son claros en llamar al Gobierno a meditar sobre la situación internacional; han sido consejos que los opositores viscerales han visto como acciones protectoras de los funcionarios del Ejecutivo. Estos radicales dirán que fui chavecista, lo cual es incierto; trabaje durante los primeros años del presidente Chávez y lo hice en función de los intereses de la universidad venezolana. La gente seria de ambos grupos lo puede señalar. Los radicales del gobierno a lo mejor me ven como un traidor prejuiciado, un salta talanqueras. En fin, ambos tendrán pseudo argumentos, estupideces y racionalizaciones, porque los extremos generalmente se tocan, y esto ratifica mi condición de imparcial. Lo que sí pueden estar seguros todos es que no le haré juego a la intervención extranjera, no permitiré el peculado de uso del gobierno, no permitiré su ventajismo. No estaré con ninguno en acciones ilegales, inconstitucionales, delictivas, tramposas. Trabajaré en función de que la gente vaya a votar, que no tenga limitaciones en este sentido, y que su expresión sea la que traduzcan los resultados. Eso es ser imparcial terrenalmente hablando. Lo otro es pensar que se va a buscar un candidato de la luna, sin historia en Venezuela ni en la Tierra.

¿Y qué más se propondría?

Rescatar la proporcionalidad electoral establecida en la Constitución en los procesos electorales de todos los cuerpos de representación popular. Estos deben representar toda la pluralidad que hay en la sociedad venezolana y no sólo a los polos como ha sido hasta ahora. Basta ya del sistema mayoritario inconstitucional, que estableció la LOPRE y que el chavecismo implantó desde un principio con el uso de las llamadas morochas. Éste sólo da representación al ganador y a quien le siga en votación, dejando por fuera al resto de los participantes sin importar el número de votos obtenidos, lo que en la práctica significa que margina a un sector numeroso de venezolanos, quienes no logran estar representados en los cuerpos deliberantes.

Yo, Maduro – Tulio Álvarez

Tulio Álvarez

tulioalvarez17@gmail.com

En Twitter: @tulioalvarez

NO NOS QUEREMOS PERO ESTAMOS JUNTOS

No me cabe duda, los factores que apoyan al régimen de Maduro están profunda e irreversiblemente divididos. La clave es que la pelea no trasciende por la convicción de que la menor señal de debilidad puede derrumbar la estructura. También vale aclarar, si no se han dado cuenta, hoy no existe prensa libre y la investigación periodística ha sido anulada por una censura brutal y la autocensura bajo el control férreo de los medios de comunicación. Típico de los regímenes autoritarios en tránsito al totalitarismo. La pelea no trasciende.

En el régimen están adheridos los factores, a pesar de todo lo que conspira contra la solidez; en cambio, los factores democráticos se encuentran aparentemente divididos, a pesar de que la razón y los más altos ideales nacionales obligan a la unión. ¿Cuál es la causa de la precaria consolidación de una política unitaria de los demócratas venezolanos? Por ahora no caigamos en la tentación de señalar apetencias y ambiciones personales como causa eficiente de esta situación. Además, ese divorcio es relativo. No hay que estar enamorado para ser un buen aliado político.

Quiero marcar el énfasis en una experimentada y bien concebida estrategia del régimen dirigida a desacreditar todo avenimiento y definición de una política común de los factores democráticos. La prioridad es que los demócratas nos enfrasquemos en discusiones bizantinas, nos alejemos del objetivo central y no confiemos en el liderazgo necesario. Un bloque de acción política no tiene que ser un club de enamorados sino de ciudadanos con un mismo objetivo.

EL ESQUEMA TOTAL

La clave del esquema de control de la sociedad es el debilitamiento o destrucción de las instituciones. Nada nuevo, la destrucción de la República. Analicemos un caso singular. El 30 de enero de 1933, Hitler se convirtió en el Canciller de la República Alemana utilizando la vía electoral. Siguiendo una estrategia típica para justificar sus acciones, los nazis provocaron el incendio del Reichstag, el 28 de febrero, a poco de asumir el poder. Bajo la ficticia amenaza de un enemigo convenientemente creado, se dictó un Estado de Excepción que suspendió parcialmente la Constitución de Weimar; al tiempo que aseguraban el control absoluto del Reichstag con la aprobación de la « Ley para la Protección del Pueblo y el Reich » de 23 de marzo de ese mismo año, dándole a Hitler plenos poderes legislativos para remediar la situación de emergencia.

Hitler centró su esfuerzo en destruir los poderes de los estados federales, utilizando el mecanismo de coordinación con el argumento del mantenimiento del orden público bajo el imperio de la « Ley para la Coordinación de los Estados del Reich » de fecha 31 de marzo del año de comienzo de su gestión. Inmediatamente, se produjo la depuración de los antiguos funcionarios de la Administración del Reich utilizando la « Ley para la Restauración de la Función Pública Profesional » de fecha 7 de abril de 1933. El 2 de mayo de 1933 se prohibieron los sindicatos independientes sustituyéndolos inmediatamente con el Frente Alemán del Trabajo (DAF en sus siglas alemanas) como sindicato único, dirigido por los nazis. El 8 de julio de 1933, el Reich suscribió un concordato con el Vaticano, que sirvió para desactivar la oposición católica, cuyos partidos habían sido ya disueltos. Por último, el 14 de julio de 1933 fueron proscritos los partidos políticos distintos al Nazi reservándole a éste privilegios amplios y extraordinarios como partido institucional y oficial del régimen.

Con el control institucional, se abrió el camino hacia las elecciones al Reichstag y el referéndum que, con la oposición amordazada y todos los medios de comunicación en manos del Estado, permitió el 12 de noviembre de 1933 legalizar todas las actuaciones anteriores. El 30 de noviembre siguiente, se creó la Die Geheime Staatspolizei [Policía Secreta del Estado conocida comúnmente como la Gestapo] y el 1° de diciembre se convirtió al Partido en institución pública, mediante la « Ley de Unidad del Partido y el Estado ». Todo se ejecutó en menos de un año. En Venezuela tienen dos décadas en eso y no se aprendió la lección.

LA LÓGICA DE LAS MAFIAS Y EL CARTEL DE LOS SAPOS

Para entender los conflictos que azotan la estructura de poder que domina a Venezuela no son suficientes los conocimientos de la ciencia política, el derecho constitucional o la economía; al contrario, pueden constituirse en obstáculos insalvables para captar la entidad de la anárquica realidad que sufre el pueblo venezolano. Más útil resulta la verificación de los enfrentamientos de los carteles de la droga en Colombia o la guerra entre elementos mafiosos en USA. Las herramientas para liderar el negocio de la política son dos: El control de los recursos económicos y la violencia.

Pero el intencionado camino de degradación humana y desintegración nacional propios de un conglomerado de intereses contradictorios, fundamentalmente internacionales, ha provocado el caos y el afloramiento de las contradicciones. Hasta se plantean la dualidad partidista para desplazar los cacicazgos; y, al golpe certero de sustituir al PSUV, el otro capo devela la estrategia y propone unas mega-elecciones para así retomar su primer plano. Mientras tanto, aquellos que solo quieren una justificación a la participación en el sainete, permanecen silentes y desunidos para evitar jugar en posición adelantada.

Si fueran tan fuertes no mueven las elecciones. Pero saben que tienen que reforzar el proceso y no bastaban las presidenciales. Además, la cumbre se realizaría justo una semana antes y era previsible una movilización del hemisferio en contra del régimen. Al añadir factores municipales y regionales hay más mazamorra y le dan argumentos al Cartel de los Sapos para entrar a jugar.

YO SOY UN GANADOR

Los que a finales de julio de 2017 desmovilizaron al país y siguieron un camino electoral que después desviaron le hicieron un daño tremendo al país pero también a los factores que en el seno del propio régimen se oponen al continuismo de Maduro. Gracias a ellos, el hombre puede proclamar que él es la única garantía de triunfo simplemente porque lo obtuvo el año pasado, a pesar de todas las dificultades, y no le falta alguna razón. En pocas palabras, los propios factores democráticos se la pusieron difícil a la “verdadera contra” de Maduro, la que viene de sus propias filas.

Por si fuera poco, la institución militar luce pulverizada por el militarismo y el alto mando aparece como el cómplice necesario de la sistemática violación de derechos humanos. El discurso de Maduro es simple; si caigo yo, ustedes se derrumban conmigo. 2017 fue mi año y el 2018 mi consagración. Les prometo que mi verdadero gobierno comenzará cuando gane las elecciones y eso es casi un hecho. Yo no soy responsable, a todo evento es el PSUV que controla la Constituyente. Culpable es Diosdado. Cualquiera menos yo.

La verdad es que su debilidad es providencial. Está aislado. Existe una conspiración interna que saca argumentos de la presión internacional. El aislamiento es total. Los militares lo ven al final de un destino que, en el mejor de los casos, implicará una eterna persecución. Ser socio de Maduro es el peor negocio del mundo. ¿No me creen?

Ilegal – Pedro J. Castro

CARACAS 06 DE MARZO DE 2018

HEMOS LLEGADO AL OCASO DEL AÑO 2017 SIGNADO POR JUVENILES HEROICAS ACCIONES, PENURIAS, DESASOSIEGOS, ENFERMEDADES, MUERTES, E INDIGENCIA EXTREMA Y HEMOS DE PASAR, CON MUCHO DOLOR, ESTA PAGINA DEL AÑO 2017 Y ABRIR CON AMOR, FUERZA Y DECISIÓN, LA VOLUNTAD, NO DE CAMBIAR A NADIE, SINO COMENZAR A CAMBIAR TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS, DE DEJAR ATRÁS CON EL AÑO 2017, TODO LO PERMISIVO,PASIVO,SUMISO,SERVIL,COLABORACIONISTA QUE HEMOS SIDO Y QUE HA FORTALECIDO PERVERSAMENTE AL GENOCIDA REGIMEN QUE A SANGRE FRIA, TORTURA Y CRIMEN NOS ESTA IMPONIENDO A JURO, SU SISTEMA NARCOCHOROCOMUNISTA CUBANOIDE, QUE SOLO BENEFICIA CON CRECES, A ESA PERVERSA NOMENCLATURA, Y PIENSA QUE LA INMENSA MAYORIA DE CIUDADANOS CON MAS DEL 90% QUE LOS REPUDIA Y RECHAZA ESTAN EN LA PAZ PREGONADA DE NO DISENTIR,NI ENFRENTAR SINO ACEPTAR LAS DIVERSAS DADIVAS.

HEMOS DE PUNTUALIZAR CON VALENTIA, Y CORAJE LA NECESIDAD DE ENFRENTAR AL REGIMEN, YA DESTITUIDO, Y AUTOREVOCADO, Y PROCLAMAR NUESTRA VOLUNTAD DE SALVAR A NUESTRA AMADA VENEZUELA RESTITUYENDO NUESTRA LIBERTAD, SOBERANIA, CONSTITUCION Y ESTADO DE DERECHO.

POR ULTIMO Y LO MAS IMPORTANTE! EL AÑO 2018 NOS BRINDA UN ABANICO DE OPORTUNIDADES, PARA DAR UN PASO AL FRENTE, ANALIZAR Y TOMAR LAS ACCIONES PERTINENTES CON NUESTRO LLAMADO

¡SALVAR A NUESTRA AMADA VENEZUELA!

TOMAR NOTA DE LO QUE MABURRO ES:

ILEGAL: NUNCA PRESENTO PARTIDA DE NACIMIENTO NI LOS PROTOCOLOS DE DEFUNCION DE CHAVEZ Y SE POSTULA A LA PRESIDENCIA EJERCIENDO COMO PRESIDENTE.-

ILEGITIMO DE ORIGEN: MEDIANTE FRAUDE ELECTORAL CNE Y AN LO JURAMENTA COMO PRESIDENTE.-

ILEGITMO EN DESEMPEÑO: ES DESTITUIDO POR LA AN POR ABANDONAR EL CARGO, ANULAR LA CONSTITUCION Y DESDE EL 2016 NO ASISTE A LA LEGITIMA ASAMBLEA PARA LA APROBACION DE LEYES Y DECRETOS.-SUS ACTOS SON NULOS DE TODA NULIDAD.

GOLPISTA: EJECUTA GOLPE DE ESTADO CON RESOLUCIONES 155 Y 156 DEL TSJ, EJERCE FUNCIONES DE ESTADO AMPARADO POR ILEGAL LEY DE EMERGENCIA ECONOMICA, VIOLA CONSTITUCION Y SOBERANIA POPULAR AL INSTAURAR FRAUDULENTA ASAMBLEA CONSTITUYENTE COMUNAL.-

TRAIDOR: ES SUMISO, SERVIL Y OBEDIENTE A LOS DESIGNIOS DE RAUL CASTRO QUIEN COMO AMO DE LA COLONIA HAMBREZUELA, EJERCE CONTROL ABSOLUTO DEL PAIS A TRAVES DEL G2 CUBANO Y MAS DE 100 MIL MERCENARIOS ESCLAVOS.-

DICTADOR: SECUESTRA LAS INSTITUCIONES CONFORMANDO NOMENCLATURA NARCOCHOROCOMUNISTA CON APOYO ARMADO PARA APRESAR, ASESINAR, TORTURAR DISIDENTES.-

GENOCIDA: EJECUTA ORDENES CLAP(COMIDA LIMITADA AL POBRE) PARA MATAR AL PUEBLO DE HAMBRE.-

DESTRUCTOR: HA DESTRUIDO EL PAIS, SU LEGALIDAD Y SOBERANIA COMO REPUBLICA DEMOCRATICA, SU ECONOMIA, SUS EMPRESAS BASICAS, PDVSA Y TODA LA AGROINDUSTRIA.-TODOS LOS ACTOS DE ESTA NOMENCLATURA MADUROCOMUNISTA SON NULOS DE TODA NULIDAD

NUESTRA AMADA VENEZUELA ESTA A LA DERIVA SIN GOBIERNO NI MANDO LIGITIMO, SOLO ESTAMOS LEGALES Y LEGITIMOS TODOS LOS CIUDADANOS,LA ASAMBLEA NACIONAL,TSJ-LEGITIMO Y FISCAL EN EL EXTERIOR.- EN CONSECUENCIA UN “CONSEJO DE CIUDADANOS” NUNCA SERA GOBIERNO PARALELO SINO MAS BIEN, EXPRESION CIUDADANA PARA RESTITUIR LA PLENA VIGENCIA DE LA CONSTITUCION, NUESTRA DEMOCRACIA, DERECHOS Y LIBERTADES.-¡VIVA VENEZUELA! VAMOS AL COMPROMISO DE NUESTRO LLMADO A DESPERTAR Y LEVANTARSE CIUDADANOS VENEZOLANOS PARA NUEVAMENTE BRINDAR SUS VIDAS AL ESFUERZO SOBERANO DE SER VERDADERAMENTE LIBRES E IND

La revolución de los carros autónomos – Andrés Oppenheimer

Cuando vi una demostración del programa piloto de Domino’s Pizza para repartir pizzas con autos sin conductor en Miami esta semana, la primera pregunta que me hice fue si los gobiernos van a estar preparados para la pérdida masiva de empleos que traerán consigo los carros autónomos.

No es una pregunta académica: estos autos van a estar en las calles muy pronto. Ford Motor Co., que está operando los autos que se manejan solos de Domino’s Pizza, dice que va a empezar a vender estos carros en 2021. Waymo, Tesla, GM, Toyota, Nissan y Audi, entre otros, han dicho que lo harán en 2020 o 2021, si no antes.

El carro autónomo de Domino’s Pizza que me mostraron funciona así: uno pide una pizza a través de una aplicación de su teléfono celular, e inmediatamente recibe un mensaje con un número de código. Cuando llega el automóvil que se maneja solo, uno escribe su número de código en una tableta que está fijada en la ventana trasera del automóvil, y un altavoz en el techo del auto confirma que puede sacar su pizza. La ventanilla trasera del automóvil se baja, y uno saca su pizza.

¿Por qué razón alguien preferiría pedir sus pizzas de esta manera? Por la misma razón que los jóvenes prefieren pedir su comida en una tableta en muchos restaurantes de comida rápida, en lugar de tener que interactuar con un mesero: consideran que es más rapido, y no hay que dejar propina.

Los entusiastas de los autos autónomos señalan que estos vehículos son un 95 por ciento más seguros que los automóviles conducidos por humanos, porque un 95 por ciento de los accidentes ocurren por error humano, como cuando el conductor se duerme al volante o está ebrio. El auto que se maneja solo no se duerme, ni se emborracha.

En su libro El conductor en el automóvil sin conductor, los autores Vivek Wadhwa y Alex Salkever dicen que en poco tiempo estaremos debatiendo si se debería permitir que los humanos manejemos autos. “Mis nietos me pedirán que les cuente cómo era conducir un automóvil en una ciudad de las de antes. Les diré que era algo aterrador, peligroso”, escribieron.

Pero tambien es cierto que los autos sin conductor eliminarán muchos trabajos, aunque crearán otros. Uber y Lyft, las plataformas de internet que ofrecen taxis privados, ya están experimentando con servicios de taxis sin conductor en varias ciudades.

¿Qué sucederá con los más de 350,000 taxistas que según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos están trabajando actualmente en este país? ¿Y qué pasará con los 38,000 taxistas registrados en Buenos Aires, o los 24,000 registrados en Ciudad de México?

¿Y que pasará con los camioneros? Según el Departamento de Trabajo, hay más de 1 millón de camioneros en Estados Unidos. La Asociación Estadounidense de Camioneros sitúa la cifra en 3.5 millones.

Simultáneamente, Amazon, Fedex, UPS y DHL están experimentando con drones –vehículos aéreos no tripulados– para comenzar a entregar sus paquetes. Muchos trabajos de transporte de paquetes y reparto de pizza también desaparecerán.

En momentos en que la tasa de desempleo en Estados Unidos es de un 4.1 por ciento, su nivel más bajo en casi 50 años, pocos en Washington están preocupados por este tema.

Los optimistas señalan que desde los tiempos de la revolución industrial los alarmistas nos vienen diciendo que la tecnología producirá un desempleo masivo, y eso no ha sucedido. Pero los escépticos replican que la tecnología está avanzando más rápidamente que nunca, y que la disrupción laboral será mucho más grave esta vez.

Afortunadamente, el presidente Trump y los líderes de China, Japón, Alemania y otras economías importantes tendrán que lidiar con este tema cuando se reúnan el 30 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, para la Cumbre del G-20. El tema central de la cumbre será: “El futuro del trabajo”.

Es urgente que los líderes mundiales busquen elevar los estándares mundiales de educación para poder entrenar a quienes se quedarán sin trabajo. Es hora de empezar a hablar en serio de este tema, porque aunque la tecnología va a seguir mejorando el mundo, también va a afectar el trabajo de muchos.

“OPPENHEIMER PRESENTA”

No se pierdan el programa “Oppenheimer Presenta”, los domingos a las 9 p.m. en CNN en Español. Twitter @oppenheimera

Los hombres de paja: Testaferros – Mario Valdez

Los hombres de paja o Testaferros, son individuos que en sus pueblos y ciudades donde vivieron o viven, nunca se les conoció bienes de fortuna, ni haber recibido herencia, ni realizado trabajos o negocios que justifiquen las riquezas y los millones de dólares que ostentan y derrochan, tanto en Venezuela, como en otros países. Hay testaferros corruptos de distintas categorías, que por mucho dinero mal habido jamás se quitaran la mancha negra que los acompaña, donde quiera que vayan son señalados, hoy vemos como los corretean y los desprecian por el mundo.

El testaferro se presta para realizar actividades al margen de la ley, para que una persona adquiera bienes ya sean inmuebles (edificios, casas, hatos, restaurantes, hoteles, etc.), bienes muebles (aviones, yates, vehículos, etc.), sumas de dinero,  que están a nombre del testaferro y no del verdadero dueño que es quien en realidad (disfruta de los beneficios, perciben las ganancias que producen los negocios, a la vez que elude obligaciones legales), pagándole a ese sujeto para que sea su testaferro.

 Los hombres de paja, son unos individuos impostores que prestan su identidad para asumir una titularidad, ya sea firmando un contrato o un documento donde asumen responsabilidades, y se hacen cargo de cosas y bienes como si fueran suyas, pero realmente pertenecen a otras personas.

El testaferrato es un delito trasnacional

El testaferrato como delito trasnacional representa uno de los conflictos de gran interés en el derecho penal contemporáneo, porque va emparejado con la evolución de la delincuencia organizada. La transferencia y traspaso de bienes  ilegales, el producto económico que generan estos actos, es lo que hoy conocemos como la criminalidad trasnacional, todo ello, va hacia la internacionalización de la economía en las distintas naciones, donde operan los corruptos inescrupulosos que han desangrado a Venezuela, los que se robaron los dineros del erario público que debían haber sido destinados para la compra de  medicinas y la salud, la compra de bienes y servicios, así como los de los alimentos y los insumos,  dejando un país sumido en la miseria y la ruina, donde la gente se está muriendo de hambre porque no se consigue comida ni medicina para el pueblo,  y las que llegan es a precios inaccesible, de bachaqueros.

Detrás de un corrupto hay un testaferro

Los hombres de paja suelen aparecer cuando un político o empresario que ocupa cargos públicos, maneja fondos o dineros obtenidos de manera ilícita, ya sea por sobreprecios, comisiones de contrataciones, mesadas o coimas, que necesita celebrar un contrato o realizar un negocio, pero no puede aparecer con su nombre en esas operaciones, porque contraviene con sus responsabilidades y deberes como funcionario, es allí donde aparecen los hombres de paja, los testaferros que ponen sus nombres para que se hagan las negociaciones, recibiendo a cambio una paga, pero las ganancias y beneficios reales son del funcionario. Siempre vamos a encontrar a un funcionario corrupto con su testaferro faldero, los hay tan descarados que lo gritan a cuatro viento en los bares caraqueños.

Usualmente hacen un contradocumento para tratar de garantizarse la posibilidad de reclamo cuando el testaferro se alza con los bienes o se niega a regresar los dineros que le fueron confiados.

Son muchos los casos donde han fallecido los testaferros y los verdaderos dueños se han quedado con los crespos hechos, sin poder reclamar los bienes o las fortunas dejadas al testaferro. En estos últimos años, muchos de los que pusieron fortunas en otras manos se les han puesto difícil la recuperación.

El uso del testaferro tiene como misión evadir la justicia

El hombre de paja o testaferro en la jurisdicción penal usualmente lo encontramos involucrado en la asunción de la titularidad o la administración de empresas o sociedades mercantiles, donde aparecen como dueños, ya que por diversas razones los verdaderos dueños reales no pueden o no les interesa aparecer como tales, socios o administradores ante terceros. Ya sea porque están inhabilitados o porque sobre ellos pesa una investigación o un juicio, lo que les imposibilita realizar legalmente operaciones comerciales o financieras. En estos casos la manera más expedita para mantener sus negocios y proteger sus bienes es recurrir al testaferro, que muchas veces es un familiar o a un amigo cercano de gran confianza.

No resulta extraño encontrar en las  notarias y registros mercantiles venezolanos donde un sujeto aparece como socio único y administrador de varias empresas  con las cuales no guarda relación y apenas si tiene conocimiento de su existencia, pero reciben una paga por firmar o delegar la firma de documentos. Esos negocios ilegales siempre están en la mira de la fiscalía y los tribunales.

marioevaldez@gmail.com

@marioevaldez

Me propongo para presidir el CNE – Luis Fuenmayor Toro

Ya se inscribieron los candidatos que se iban a inscribir, aunque en la Venezuela actual uno nunca puede estar seguro. Ahora parece que el gobierno se percató que perdió una oportunidad estelar de firmar el acuerdo en Santo Domingo, si hubiera cedido en relación a la fecha del evento. Los negociadores de la Mesa firmaban el acuerdo, siempre y cuando la fecha fuera en mayo. La rigidez del sector oficial permitió el lapso, donde se produjeron las presiones extranjeras para la no firma de ningún acuerdo. Maduro, sin embargo, prometió cumplir unilateralmente el acuerdo no firmado, pues él era “un hombre de palabra”. Y de hecho ha cumplido con varias cosas, pero no ha hecho lo fundamental: integrar un CNE paritario. Si realmente es un hombre de palabra pues cumpla también y rápido con esta condición. Que la oposición participante en las elecciones proponga su candidato y que luego, entre los cuatro rectores, escojan el quinto miembro de común acuerdo, y éste presidiría el ente comicial.

Es más, me permito proponerme como ese quinto miembro, lo cual le daría al Consejo Nacional Electoral un carácter autónomo frente a los otros poderes. Habría dos rectoras del gobierno, un rector de la MESA, un rector de la oposición que no está en la Mesa, y yo como fiel de la balanza lo presidiría. No voy a decir como todos los políticos, que estoy dispuesto a hacer ese sacrificio por el país. No. Para mí no es ningún sacrificio. Me gusta y estimula el reto que significa, en la situación de crisis actual, la posibilidad de garantizar que la población se pueda expresar libremente a través del voto, disponga de todas las facilidades para ello y haya condiciones de equidad de los participantes. Quienes me conocen, saben que tendré una actitud imparcial y desarrollaré una gestión dentro de la Constitución vigente, en cumplimiento de la legislación electoral actual, bajo el abrigo de la justicia, la equidad y la sana lógica aristotélica.

Si el Gobierno o una mayoría de éste quieren de verdad legitimarse en el extranjero, nada mejor en este momento que llevar adelante mi proposición y efectuar una campaña internacional para desarmar a quienes propugnan la intervención desde el exterior como única salida. Si hubieran firmado el acuerdo en Santo Domingo, esas presiones se hubieran debilitado y serían mucho menos extendidas. De allí que quienes tienen como política la intervención, para terminar de cogerse este país, hayan presionado a los líderes de la MUD para la no firma, pues ésta les facilitaba la tarea. Aunque hoy parece tarde para revertir la decisión aupada por EEUU, Colombia y Guyana, en política las cosas pueden cambiar abruptamente en cuestión de minutos. Y cualquiera en su sano juicio le daría la bienvenida a una salida que elimine el grave riesgo y daño a la nación y a la república que una intervención militar extranjera produciría.

Un segundo propósito de esa gestión sería el de rescatar la proporcionalidad electoral constitucional en todos los procesos futuros, de manera que exista en los cuerpos de representación popular toda la pluralidad que hay en la sociedad venezolana. Basta ya del sistema mayoritario inconstitucional, que sólo da representación al ganador y a quien le sigue en votación, dejando por fuera al resto de los participantes sin importar el número de votos obtenidos, lo que en la práctica significa que margina a un sector numeroso de venezolanos, quienes no logran representación en los cuerpos deliberantes.

 

@LFuenmayorToro

A lo Falcón Crest – José Domingo Blanco

“Se solicita candidato de buena presencia, pocos escrúpulos, muchas ambiciones, preferiblemente con un poquito de maquinaria propia, capaz de asumir el criticado rol de contrincante opositor en unas elecciones ilegítimamente convocadas, en las que, aun sin celebrarse, podrían conocerse desde ya los resultados. Garantizamos excelente remuneración, viáticos y viajecitos pagados para toda la familia a los pocos países que no hayan emitido sanciones contra funcionarios venezolanos. Abstenerse los eternos aspirantes a candidatos presidenciales”.

Y así, luego de leer el avisito clasificado -publicado en un periódico del interior del país por el G2 cubano, el aspirante a candidato preparó su flux marrón, escondió su gorra del PSUV y le pidió a su equipo de trabajo que quemaran todos los archivos, videos o recortes de prensa en los que apareciera declarando que “su corazón latía al ritmo del chavismo” o en los que juraba que “jamás sería un candidato opositor”. Salvado ese primer escollo, cogió rumbo al CNE, donde Tibisay lo saludó con un fuerte abrazo, agradeciéndole el noble gesto de presentarse como contrincante de Nicolás; porque, de esa manera, la farsa electoral –ahora postergada para la segunda quincena de mayo- sería más “tramparente” y tendría “un poquititico” de credibilidad.

El contrincante sabe que el trabajo no es fácil. Pero, igual lo aceptó. Si en algún momento analizó las ventajas y desventajas de su participación, sin duda, los beneficios tienen que haber superado por mucho, las consecuencias de lanzarse como candidato opositor. ¡Qué importa si hace poco –en los recientes comicios regionales- no resultó favorecido con los votos para asumir de nuevo la gobernación! ¡Qué importa si su honestidad está en entredicho ¡Qué importa que lo vinculen con el partido de gobierno si, total, en una jugada maestra de los asesores del régimen, Somos Venezuela es el que postula a Nicolás! El punto es que, para autenticar estas ilegítimas elecciones presidenciales, se requieren candidatos que le hagan contrapeso al aspirante a reelección. Se necesitan más candidatos de la oposición; pero, no precisamente como el pastor religioso que se postuló, porque con el historial que trae a cuestas, enturbiaría aún más las elecciones, elecciones que, desde su convocatoria, están la margen de la legalidad.

Sin embargo, como nuestro país se ha vuelto el lugar donde lo inverosímil se hace realidad, ¿quién nos asegura que esta candidatura no es otro ardid ideado por el mismo desgobierno, en conchupancia con el contrincante, concebido como la jugada maestra para “entregarle” el mando a un caimán de su mismo pozo, calmar los ánimos internacionales, bajarle el tono a las sanciones, salvar a algunos funcionarios que ya tienen hasta la celda asignada; pero, seguir gobernando a través de un títere que nunca ocultó su admiración por el comandante, a quien en más de un discurso, incluso en el timbre de voz, imitó? Es el escenario donde esta nueva versión de Arias Cárdenas, saldría victorioso; pero, para salvar a sus compañeros de ideales y luchas. ¿Imposible? No, imposible no es. Si no, pregúntenle a Tibisay si, con una tendencia irreversible y haciendo uso de todo lo que ha aprendido en el transcurso de los varios comicios que le ha tocado preparar, el contrincante podría ser electo el próximo Presidente de Venezuela para tranquilidad de un Nicolás que, por un tiempito, se mantendría en la sombra mientras se calman los ánimos, tanto nacionales como internacionales.

Así que, vamos a prepararnos porque, de cara a las elecciones –repito, ahora postergadas para mayo -lo que viene es show. Mucho show y exceso de actuación. El remake de una obra que ya presenciamos en 2000. Serán los días en los que el contrincante escogerá y anunciará el nombre de su Jefe de Campaña –tal vez, incluso, esté evaluando devolverle el favor a quien, en su misma posición, le otorgó a él el honor de conducir su campaña. Habrá dos o tres debates televisados entre el principal contrincante y el aspirante a reelección. Se dirán insultos ensayados. Se acalorarán y vociferarán en un intento por convencer a los pocos electores dispuestos a participar. El contrincante recitará su Plan de Gobierno, el programa para sus primeros 100 días como Presidente, su estrategia para sanear al país que en nada se diferenciará de la que hemos oído de boca de otros candidatos. Exigirá con vehemencia algunas condiciones para que se realicen las elecciones; y quizá, hasta amenace con retirarse de la contienda si no se las garantizan. Pero, al final, cuando se apaguen las luces y las cámaras, el contrincante y Nicolás se estrecharán las manos, y muy emocionados, se felicitarán por el gran espectáculo que acaban de ofrecer, y con el que aspiran mostrar el gran espíritu democrático que tiene esta dictadura.

@mingo_1
Instagram: mingoblancotv

Resistencia activa- Arnaldo Gonzalez Ponce

La historia demuestra que en momentos en que los acontecimientos no soplan a favor de ideas particulares, individuales y sesgadas, el grito de renovación no se hace esperar. Es como esperar que las circunstancias estén dadas, para desde el rincón de las insatisfacciones, arremeter contra los que han emprendido una tarea que cuyos resultados se advertirán a mediano, o largo plazo.

Desde la llegada de la Revolución Bolivariana al Poder, muchos dirigentes de Partidos Políticos, hemos intentado por vías distintas, con acciones de todo tipo, socavar las bases de un gobierno déspota que sustenta su permanencia en la dirección del país a través de una Fuerza Armada, que no toda, corrompida y chantajeada por el G2 Cubano. A esos que se manifiestan institucionalistas dentro de la FAN, hay que hablarles porque además están dispuestos a escuchar y mucho más que eso a actuar.

Mientras tanto, se impone una Resistencia Activa. Ello implica, que imbricados en unos objetivos claros, activemos en todos los sectores de la sociedad civil venezolana, con la prudencia debida, pero estructurando un gran movimiento telúrico, suerte de volcán en erupción, desde las base hasta la pirámide para que finalmente derrame su lodo y acabe con este gobierno de hambre, de miseria, de dolor, de inflación, de corrupción. Es la gente organizada, al lado de la Fuerza Armada Nacional, sin dejar de lado la presión internacional, lo que sepultará a este desprestigiado régimen, despótico y totalitario.

La Dirección de esa Resistencia Activa la tendrán los que tomemos iniciativas precisas y claras, los que tengamos claros el sentido de la oportunidad, los que nos enfoquemos en que el enemigo es el Chavismo-Madurismo y los que estemos dispuestos a arriesgar todos nuestros activos en función de rescatar la Libertad y la Democracia para nuestro país. Lo demás, perdónenme el folclorismo, es Paja!!!!!!

Arnaldo González Ponce,

Especialista en Derecho Administrativo. Profesor. Secretario General de URD (Union Repúblicana Democrática)

La candidatura de Falcón; un error lamentable – Trino Márquez

La decisión unilateral adoptada por Henri Falcón al inscribir su candidatura presidencial, representa un error que puede resultar muy costoso para la oposición y el país. El régimen alcanzó la meta que se había propuesto hace mucho tiempo: fracturó la unidad que, en medio de numerosos tropiezos, había logrado preservarse desde que la Coordinadora Democrática encallara por allá en 2004, después del referendo revocatorio.

 

Luego de los desplantes y abusos cometidos en la ronda de Republica Dominicana, convenía demostrar cohesión y coherencia frente a un contrincante que arrolla a su adversario, destruyendo incluso su propia legalidad. La exigencia fundamental por la cual se fue a la isla caribeña, se resumía en demandarle al gobierno que cumpliera con la Ley del Sufragio (Lopre), aprobada por ellos mismos cuando poseían el control absoluto de la Asamblea Nacional. No se le pedía que inventara unas nuevas normas para aplicarlas en Bambilandia, el país donde los niños son felices.

 

La MUD, asumiendo todos los riesgos que su postura entrañaba, fue a reunirse con un gobierno al que nadie le cree ni los buenos días. La MUD no cedió frente a los sectores etremistas de la oposición, quienes veían en esas conversaciones una maniobra distraccionista de Maduro para ganar tiempo, y encaró a una amplia corriente de la opinión pública que pensaba que ese ciclo de conversaciones sería inútil e inconveniente. Los dirigentes de la MUD tuvieron el coraje para plantarse ante ambos bandos, corrigieron los entuertos cometidos en 2016 e iniciaron una etapa de negociaciones, que no finalizó con un acuerdo entre las partes porque el gobierno pretendía violar la Lopre con el beneplácito de la MUD. Si esta instancia hubiese suscrito el acuerdo presentado por el gobierno, firmado solo por Maduro con el apoyo de Rodríguez Zapatero, habría incurrido en un fallo incalificable ante el país y la comunidad internacional que ha respaldado la recuperación de la democracia en Venezuela.

 

El régimen no se conformó con ignorar la Lopre y marginar los sanos consejos de los cancilleres amigos del propio gobierno. Además, fue a la caza de los partidos opositores. Inhabilitó a la MUD, cuya tarjeta ha sido la más votada en la historia nacional, y se cargó a Voluntad Popular y a Primero Justicia. Todos estos atropellos, en medio de los encuentros caribeños.

 

Los excesos fueron cometidos, no por un gobierno popular y exitoso, sino por uno que ha provocado la crisis más dramática en la historia nacional y el más aislado y desprestigiado del que se tenga memoria.

 

Ante el aquelarre dirigido por el eje La Habana-Caracas, con la complicidad de Rodríguez Zapatero, había que demostrar coherencia y cohesión interna. Si Maduro, con el exclusivo propósito de engraparse a Miraflores, quería organizar unas elecciones a destiempo y violando reglas democráticas básicas, para imponer su incontenible voracidad por el poder, había que mantener las demandas con las que se había llegado a Dominicana, y que constituyeron la base de los argumentos con los que se encaró a los extremistas de la oposición y de la opinión pública, y se justificó la presencia en la mesa de negociaciones. Haber complacido al gobierno yendo a unos comicios diseñados a la medida de Maduro, habría erosionado aún más la frágil credibilidad en los líderes opositores, y habría confundido a la comunidad internacional que le demanda al régimen el regreso a la constitucionalidad y lo presiona para que ceda.

 

El error de Falcón va acompañado de deslealtad con la dirigencia opositora, que ha sido perseguida, sancionada y excluida por el gobierno. Me refiero al acoso permanente a la MUD, en cuanto plataforma unitaria, y a Voluntad Popular y PJ, organizaciones integrantes del bloque opositor.

 

Invocar la posibilidad real del triunfo ante Maduro, me parece un argumento con una falla estructural evidente. ¿Cómo es posible derrotar un régimen que ha diseñado un proceso electoral a su medida, si el aspirante comienza desprendiéndose de su fuente original de apoyo, la MUD? La oposición fracturada jamás derrotará al jefe de Somos Venezuela. Falcón olvidó la célebre conseja de Maquiavelo: divide y reinarás. Decir que Maduro es impopular, que por esa razón es derrotable y que, en consecuencia, se inscribió en el CNE, también es un razonamiento falaz. Los dictadores no suelen ser muy populares, menos los ineptos y corruptos. Y, aunque se les puede derrotar electoralmente, esas victorias se construyen sobre sólidas plataformas programáticas y organizativas surgidas del consenso o de amplios acuerdos, hilvanados con tesón por sus adversarios. Este no es el caso.

 

En su discurso de inscripción en el CNE, Falcón asomó la posibilidad de retirarse si el órgano electoral no ajustaba las condiciones electorales a la Ley del Sufragio. Tendrá la oportunidad de enmendar su error y participar en la nueva estrategia que se diseñe para luchar contra el régimen. Veremos.
@trinomarquezc

 

 

 

Renovación de dirección opositora – Rafael Rodríguez Mudarra

La Venezuela otrora, digna de elogios por su comportamiento cívico de de permanencia institucional instaurada, sin alteración de continuidad a partir del 23 de enero de 1958; una vez ocurrida la deposición unitaria a fuerza de querer del pueblo de quien fuere tenido como el último dictador militar que hubo de asaltar el solio presidencial, cual no fue otro que el general MARCOS PEREZ JIMÉNEZ cuya vergonzosa huida, llevándose fabulosa fortuna insaculada en los fondos del patrimonio público, fue registrada como su último acto de peculado , que hubo de cometer.
Desafortunadamente por “mala leche” un comportamiento ciudadano, descontento con la partidocracia de alternación en el poder de los partidos AD y COPEY; con anhelado deseos de cambio de los representantes del Estado, mediante un proceso electoral claro, transparente de integración e independencia moral de sus miembros , se pronunció electoralmente por llevar a la presidencia de le República al teniente coronel HUGO RAFAEL CHÁVEZ, quien gozando de todas las garantías para la protección de sus derechos humanos, hubo de ser indultado por el entonces presidente RAFAEL CALDERA, quien apartado de su partido de origen integró gobierno con connotados dirigentes de la izquierda venezolana, entre ellos POMPEYO MÁRQUEZ, TEODORO PECOF y CARLOS TABLANTE ; y sin estima de rencor por la actuación militar de desobediencia a la Constitución del militar golpista, incorporó con cargo en la administración pública a oficiales que intervinieron en la aventura del fracasado golpe militar; lo que es más participó en la transmisión de mando; acto mediante el cual CHÁVEZ tuvo el “tupé” de considerar “moribunda la Constitución” a la cual prestó juramento para el ejercicio del cargo.
Con la ascensión al poder de Hugo Chávez, mediante referendo constituyente celebrado el 15 del mes diciembre de 1999; el 29 de diciembre de 1999,es proclamada la ANC, quedando presidida por el diputado LUÍS MIQUILENA.

 
La Constitución vigente, es de observar, si bien tuvo adelantos en cuanto a establecer los medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo que respecta a la elección presidencial, elimina lo pautado por la Constitución derogada, referente a que el “periodo presidencial era de cinco años sin que pudiera ser reelegido sino pasado 10 años”. Establece el periodo presidencial de seis años, pudiendo ser reelegido de inmediato”; pero esta forma de ejercicio de poder; con tal disposición constitucional no tuvo asidero de permanencia; se impone la condición de héroe de Chávez como hijo de Bolívar para la salvación de la patria, mediante su perpetuación en él poder; siendo lo más indicado para el logro de tal fin una enmienda constitucional; así se hizo, se pauta el periodo presidencial de seis años; a la vez que en forma manipulada se le concede al presidente de la República la posibilidad de “ser reelegido sin solución de continuidad”; todo ideado para hacer del “ comandante Chávez” una réplica del “gendarme necesario”.

 
La enmienda como propósito continuista de los dizques revolucionarios del régimen actualmente periclitado , con la presencia de Nicolás Maduro, albacea del difunto militar heroico , para sentirse seguro del manejo sensual y familiar del poder suma a su ejercicio de mando burocrático a un grupo de militares pertenecientes al “ generalato” en servicio activo, quienes favorecidos por decisiones del TSJ, hacen abstracción de ser institución sin militancia política de obediencia y subordinación; a la vez que actúan como figuras de primer orden en las decisiones de gobierno y en la controversia política, auspiciada con elogios que de ellos hace Maduro en sus peroratas.

 
Pero si en verdad, la mayoría del país, hoy en estado de mengua, sin techo ni pan; ante la desidia del gobierno, incapaz para el logro del bienestar de pueblo que reclama comida, medicinas y compensación salarial; que desea como solución de los mismos un cambió de conducción política; también es cierto que Maduro con terquedad absoluta, con respaldo de los órganos del poder público; con acomodo que le da la enmienda constitucional no ha pensado otra cosa, que no sea la de su reelección presidencial. Para ello, inventó el fracasado diálogo con la mayoría de oficiantes que le fueron suyos, y bajo los auspicios de una ANC, de repudió tanto doméstico como internacional, sin obstáculo de impugnación, convoca a un “adelanto de las elecciones presidenciales” para el 22 de abril; a la vez que despoja de autoridad a la Asamblea Nacional, que fuere electa por el poder originario; y lo que es más, con tal maniobra, ha conseguido que individualidades de partidos de calado minoritario, sin consulta al sector opositor , constitutiva de mayoría absoluta , se divida entre quienes quieren participar en el amañado evento ; y los que no quieren, es decir: ha logrado por razones no excusable tipificar una conducta impúdica entre los que se han hecho acreedores de la dirección opositora, lo cual por no ser ético ha logrado un repudio colectivo.

 
El oficialismo se ha percatado de una debilidad consuetudinaria del protagonismo no coherente de los cuatros dirigentes que integran la MUD, que actúan con poder de decisión sin consulta; tratando por todos los medios de hacerla cada día más débil, lo cual se quiera o no, obliga una renovación, emergente , necesaria, tanto imperativa como entendible, para darle el frente a las argucias maniqueas del Chavismo que impiden la restitución del Estado de Derecho. Para ello La Conferencia Episcopal sin hacer de la política un oficio, en consideración a la situación hiperinflacionaria, cada vez más agresiva se ha pronunciado por la no aceptación de una convocatoria electoral adelantada, dado ser infección concurrente de corrupción, que permea el extracto social del país; a la vez que hace ostensible nuestra condición de paria.
Sin temor a equivocarnos, fuerza es reconocer que la capacidad política de la MUD ha quedado desmantelada, por cuanto ha hecho inexistente los espacios de intercambio con las fuerzas sociales, con los partidos políticos más pequeños, sin consideración a la representación de las minoría proporcionales, lo cual ha dificultado que comunicacionalmente la oposición logre hablarle a una base electoral que se encuentra en estos momentos , sobre todo confundida; sin participación en decisiones no cónsonas con la situación que se atraviesa. Todo esto plantea sin rodeos, sin posiciones protagónicas un cambio en la dirección opositora. La salud de la patria lo exige.
RAFAEL RODRÍGUEZ MUDARRA, abogado, político, presidente de URD.

Revientan las Redes: Sebastiana Barráez, las armas de Valentín Santana

“Ya no hay respeto alguno por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, murmura como para sí mismo, un general de la Aviación cuando termina de ver el video en el que aparece Valentín Santana, demostrando su fuerza y su poder. El líder del colectivo La Piedrita del 23 de Enero de Caracas, está escoltado por dos hombres portando armas de guerra.

Esa grabación la hizo uno de sus hombres, sin duda alguna, porque nadie puede estar cerca de Valentín sin autorización, sin ser vigilado u observado. Lo sé por las veces que lo vi y aquella vez en que lo entrevisté, en los primeros días de febrero 2009. Es un líder, no hay duda, lo ha demostrado, por encima de la dirigencia chavista, incluso lo hizo cuando fue capaz de burlar la orden de captura que Hugo Chávez dio en su contra.

Durante los Ejercicios de Acción Defensiva Multidimensional Independencia 2018, que tuvieron lugar en la parroquia 23 de Enero, específicamente en el Área de Defensa Integral “Comandante en Jefe Ezequiel Zamora”, Valentín Santana se exhibe rodeado de nueve hombres, cinco de los cuales están encapuchados y dos portan armas largas. Grita el lema “Chávez vive, la patria sigue” y sus hombres lo corean.

https://twitter.com/OVCSocial/status/967838812662616065/video/1

La alcaldesa de Caracas Ericka Farías se le acerca a saludarlo, lo abraza y le sonríe. Valentín no se mueve. Espera como el rey en el trono. Cuando la alcaldesa se aleja está rodeada de integrantes de La Piedrita, que son los que usan el brazalete tricolor en el brazo, y por Guardia del Pueblo uniformados. Segundos después y en sentido contrario se le acerca el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, a darle su respectivo abrazo y sonrisa.

Y finalmente, frente a Villegas, que está abrazando a Santana, se acerca el Comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral del Distrito Capital (Zodi), General de división Fabio Enrique Zavarse, quien también sonríe, estrecha la mano y abraza a Valentín, mientras expresa en tono de chiste: “le mandas el video a Julio Borges después y… le dices que se lo mandé yo”, dice el alto oficial, como si fuera un agracia. Luego se despide de él con cierta reverencia y volviéndose hacia el líder colectivo: “chao, está pendiente”.

Detrás de la alcaldesa, el militar y el ministro se va un grupo de motorizados. Valentín sigue allí de pié, con el radiotransmisor en la mano y saludando a todos los que se acercan con aires de satisfacción. Él demostró que su poder está por encima de todas esas autoridades que con cargos y soles en los hombros deben rendirle honores.

También le puede interesar: Alianza de Guerrillas y paracos en la frontera

Valentín el líder

Es un personaje que vive en su propia ley. Convive entre quienes lo admiran, lo respetan, lo odian y le temen. Confieso que me sorprendió cuando durante aquella famosa entrevista, me confesó con naturalidad, casi con ingenuidad que pasaría por las armas a los enemigos de la revolución y que los ataques contra los medios de comunicación continuarían. “Los vamos a seguir atacando cueste lo que nos cueste. Si conseguimos a Marcel Granier ahí se va a quedar”, aseguró.

Reconoció Valentín que su grupo fue el responsable, entonces, del lanzamiento de bombas lacrimógenas y objetos contundentes contra las sedes de Globovisión, El Nuevo País, Ateneo de Caracas, Copei, la Nunciatura Apostólica y las viviendas de Marcel Granier y Marta Colomina.

En esa entrevista, publicada en dos páginas consecutivas, el 6 de febrero 2009, en el semanario Quinto Día, Valentín dijo que “Si ofenden a la revolución, donde los veamos les vamos a cortar la cabeza y ya lo hemos hecho”. Insisto en preguntarle si eso no es ilegal. “No lo siento así –me respondió luego de un silencio corto-. Esa es gente que trata de quitarme mis sueños, los de mis hijos y los tuyos, los de mi comunidad. Los ilegales son ellos”.

Lo último que le pregunté fue: Si Chávez no estuviera en el poder ¿Qué haría usted? “Me iría a la montaña –contestó- a formar la guerrilla. Chávez tiene que gobernar este país por lo menos durante 30 años”.

También le puede interesar: Ocultan en el SEBIN al narco Mario Moreno Lozano

Valentín puede ser un ser extraño, que se mueve en los extremos y lo demuestra cuando le pregunto por el hijo que le mataron y por lo cual responsabilizó a Los Tupamaros, a quienes persigue y logró sacar del 23 de Enero. Le pregunto si la indignación y la rabia lo amargaron. “Amargado no estoy, porque sino no estaría aquí sentado contigo, lo que sí estoy es lleno de odio hacia mis enemigos”.

Esa entrevista trajo como consecuencia que al día siguiente de ser publicada, el 7 de febrero 209, el presidente de la República Hugo Chávez, en un acto con consejos comunales de Petare, confesó haberse comunicado con la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, para pedir acciones contra  Valentín Santana, de quien dijo que “Él dice que si consiguen a determinada persona, con nombre y apellido, lo van a matar. Yo llamé a la Fiscal General para que tomen acciones. Esa persona (Santana) debe ser detenida, porque nadie puede andar amenazando de muerte a nadie, ni tomarse la justicia por su propia mano”.

Según Chávez “nosotros no podemos permitirle a estos grupos fascistas (opositores) quemar el Guaraira Repano, trancar autopistas o quemar chaguaramos, igual no podemos permitir grupos supuestamente revolucionarios con estas actitudes criminales”. Y se atrevió a aseverar: “Yo tengo una firme sospecha de que ellos son agentes contrarrevolucionarios”.

Para mi disgusto el colectivo La Piedrita publicó en su página web un comunicado, que luego borraron y cerraron la página, en el cual decían que a Valentín “públicamente se tildó de delincuente, allanando el camino para que los enemigos del Proceso puedan asesinarlo. Nuestro líder acusa a la periodista del Semanario Quinto Día por emitir esas declaraciones, donde supuestamente Valentín Santana aseguró volarle la cabeza al fascista de Marcel Granier. Eso es parte del expediente mediático para desaparecer a nuestro líder y desmovilizar a la compañera Lina Ron por ser motivadores por el SI a la enmienda constitucional”.

Yo había viajado a Barquisimeto cuando se desató el infierno. Llamé a Lina Ron, quien no me respondía, pero le dije a una de las mujeres de su equipo que si Santana no se retractaba de lo que estaba diciendo en mi contra me vería obligada a publicar la grabación de la entrevista.

Fueron horas interminables de decenas de llamadas y presión. Decidí dar una rueda de prensa en el Colegio de Periodistas de Barquisimeto, donde coloqué el sonido de la entrevista para que a través de los medios se demostrara que dije la verdad y que lo escrito se apegaba exactamente a lo manifestado por el líder de La Piedrita.

Un par de días después fui citada, como autora de la entrevista, a rendir declaraciones ante el ahora Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y frente a una decena de fiscales del Ministerio Público por once expedientes que cursaban contra Santana.

Ellos querían saber cosas que desconocía en lo absoluto. Y así se los dije, porque yo no sabía de los muertos, ni de las armas, ni de los financiamientos. Ratifiqué que la entrevista sí se realizó, que fue en la parte más alta del 23 de Enero, que conversé por varias horas con Santana, que sí habían hombres armados y que todo lo demás estaba escrito.

Nada pasó. Nadie cumplió la orden de Chávez. Sospecho que él mismo la echó para atrás. Valentín se atrincheró en el 23 de Enero y permaneció en silencio. Lina Ron me contó después, cuando le reclamé por qué no contesto mis llamadas: “Sentí mucha vergüenza, Sebastiana. ¿Cómo se le ocurre a Valentín negar lo que dijo en la entrevista? No supe darte la cara. Y tampoco sabías cómo se me vino el mundo encima, porque el presidente cree que fue una acción mía. Es que tú no sabes, no, no sabes cómo son esas cosas”.

Chávez murió. Lina también. La fiscal general fue sustituida por Tareck William Saab. Y Valentín ahora es un líder que hace gala de su coherencia con su discurso y con las armas.