Archivos por Etiqueta: Pobreza

El papa Francisco denunció a quienes “tienen las de manos en los bolsillos y no se dejan conmover por la pobreza”

“La indiferencia y el cinismo son su alimento diario”, dijo el papa en un mensaje publicado hoy con motivo del día mundial de los pobres que celebra la iglesia católica.

Entre ellos, el pontífice incluyó a quienes “con el teclado de una computadora mueven sumas de dinero de una parte del mundo a otra, decretando la riqueza de oligarquías y la miseria de multitudes o el fracaso de naciones enteras”.

O también criticó “a quienes para acumular dinero con la venta de armas que otras manos, incluso de niños, usarán para sembrar muerte y pobreza” o venden “dosis de muerte” para “enriquecerse y vivir en el lujo y el desenfreno efímero” o a los que “intercambian favores ilegales por ganancias”.

El papa lamentó entonces que se haya desarrollado “una globalización de la indiferencia” en la que “nos volvemos incapaces de compadecernos”, ya “no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos”, precisó.

En su mensaje, el papa recordó a los católicos “que la oración a Dios y la solidaridad con los pobres y los que sufren son inseparables” y que “para celebrar un culto que sea agradable al Señor, es necesario reconocer que toda persona, incluso la más indigente y despreciada, lleva impresa en sí la imagen de Dios”.

Y que, por tanto, “el tiempo que se dedica a la oración nunca puede convertirse en una coartada para descuidar al prójimo necesitado; sino todo lo contrario”.

Para Francisco, un católico no puede “sentirse bien” si “un miembro de la familia humana es dejado al margen y se convierte en una sombra”.

Francisco valoró que en estos meses de pandemia, que han traído “dolor y muerte, desaliento y desconcierto”, se ha podido apreciar la solidaridad de tantas personas, y citó los médicos, enfermeras, farmacéuticos, sacerdotes y voluntarios y todos quienes han tendido la mano.

“Todas estas manos han desafiado el contagio y el miedo para dar apoyo y consuelo”, añadió.

Y señaló que en esa situación, “encerrados en el silencio de nuestros hogares” se “ha redescubierto la importancia de la sencillez y de mantener la mirada fija en lo esencial”.

Agregó que “este es un tiempo favorable para «volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo”.

Como conclusión, el papa aseveró que “las graves crisis económicas, financieras y políticas no cesarán mientras permitamos que la responsabilidad que cada uno debe sentir hacia al prójimo y hacia cada persona permanezca aletargada”.

El dinero no basta en una crisis a la que ningún venezolano escapa

Judith sufre porque sus hijos pasan hambre; Isabel teme no hallar medicamentos para su bebé; Elizabeth siente que ha criado a sus niños en una «burbuja». Se tenga o no dinero, la crisis de Venezuela reparte angustias para todos.

Leer Más

Venezuela ya es más pobre que Bolivia

En 2018 el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de Bolivia llegó a 3.680 dólares, superando al de Venezuela que se ubicó en 3.370, un 8,4% inferior.

Leer Más

Aquí la razón por la que usted amaneció siendo más pobre este #29Abril

Desde este viernes 26 de abril el Banco Central de Venezuela (BCV) subió el precio del petro a 80.000 bolívares. Así lo publicó en su página web, aunque no dio a conocer las razones sobre esta decisión.

Leer Más

Venezuela cae 18 puestos y ya es el cuarto país más pobre de Latinoamérica

Solo Honduras, Nicaragua y Haití tienen un PIB por habitante inferior, según el FMI

Leer Más

FMI prevé un mayor colapso de la economía venezolana: Se contraerá hasta un 25%

América Latina y el Caribe crecerán menos en 2019 y 2020 con el “lastre considerable” que representa Venezuela, estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último informe “Perspectivas de la economía mundial” divulgado este martes.

Leer Más

Karina Sainz: Lo único democrático en Venezuela es la pobreza

Hay tanta necesidad que a los muertos les roban “el RIP” para usarlo en otra lápida y la gente no sale de casa por miedo a que se la ocupen. No es una distopía, es Venezuela, según Karina Sainz, autora de “La hija de la española”, vendida a 22 países: “Lo único democrático en mi país es la pobreza”, sentencia.

Leer Más

La solución de un chavista para erradicar la pobreza es “cerrando los restaurantes” en Venezuela

En las redes sociales viralizó  un video de un chavista quien  una entrevista en el programa Diálogo Abierto, transmitido en el canal regional de Barquisimeto, Somos Tv, afirmó que para acabar con la pobreza había que cerrar las cadenas de restaurantes.

Leer Más

Ultimo Minuto: creció la pobreza, la deserción estudiantil, el desempleo y las migraciones en Venezuela

La deserción estudiantil, el desempleo y la migración también crecieron en el país, de acuerdo al avance de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida, presentado este 30 de noviembre en la UCAB Leer Más

Los maracuchos están pasando hambre y no se alimentan bien

Uno de cada dos hogares marabinos compra sus alimentos en abastos.

El 76,8 por ciento de los hogares marabinos reporta haber tenido una alimentación no saludable y basada en poca variedad de alimentos en los últimos tres meses por falta de dinero u otros recursos Leer Más

Vladimir Villegas: Chávez se desvió del camino y Venezuela terminó empobrecida

En el comienzo del chavismo eran muchos los venezolanos que lo vieron como una alternativa y una forma para que el país siguiera el franco ascenso que mostraba hasta entonces, pero el camino fue distinto y llevó a la destrucción, algo que algunos militantes del partido no veían, como el periodista Vladimir Villegas.

Leer Más

Desempleado conmueve las redes con curriculum hecho a mano (Foto)

En la ciudad argentina de Córdoba un joven se presentó en un local comercial en busca de una oportunidad laboral y tan mala era su situación económica que entregó su ‘curriculum vitae’ (CV) escrito a mano en una hoja de cuaderno.

Leer Más

Fuenmayor Toro: Gobierno de Maduro se convirtió en una fábrica de pobres

Luis Fuenmayor Toro, miembro del comité político del grupo opositor “Concertación por el cambio” afirmó que “la revolución chavista se convirtió en una fábrica de pobres, de desdichas y expatriados.

Leer Más

El populismo y la pobreza en Venezuela – José Ramon Silva

La pobreza creció en Venezuela y alcanzo niveles de un 31% de la población en el país, según informe de la CEPAL en el 2016.

Todo producto del llamado socialismo del siglo XXI, que ha sido incapaz de derrotar el HAMBRE Y LA MISERIA, ubicándola en niveles inmensurables.

Sus únicos aciertos han sido el aumento de las fortunas de los dueños del régimen sin data histórica de su patrimonio (TRANSMISION SUCESORAL).

LA POBREZA, Venezuela era un país con más del 70% de su población era clase media. Ahora hemos descendido tanto que no existe clase media. Solo nuevos ricos y carentes de continuidad patrimonial. O referencia HERENCIA FAMILIAR.

La CEPAL, en su estudio realizado en el 2016, señalo que lo más grave son los niños con EDADES comprendidas entre 0-14 años. Siendo los grupos más afectados por esta pobreza, ya que representan el 46,7% total de la población de pobreza con un 17% de pobreza extrema.

EL POPULISMO EN VENEZUELA es una herramienta utilizada por el régimen para la MANUNTENCION de la POBREZA LA MISERIA, utilizando unos subsidios con aplicación controlada de los venezolanos a través de la llamada tarjeta de la patria, asignándoles BONOS de HAMBRE Y MISERA, que no alcanza para una comida.

La presente información está basada en los estudios realizados por la “CEPAL” organismo internacional que realiza investigaciones para medir los niveles de pobreza y de crecimiento social en Latinoamérica en el año 2016.

En conclusión el hambre y la miseria, van de la mano y en aumento. Tomando otros grupos como adultos mayores.

POR

U.R.D.

JOSE R. SILVA CORREA

El legado de Chávez: A 5 años de su muerte, Venezuela atraviesa la peor crisis de su historia

EFE

La Venezuela de hoy es sin duda más pobre que la legada por Hugo Chávez el 5 de marzo de 2013, cuando murió tras gobernar durante 14 años. Pero el país petrolero también es ahora más pobre que cuando el líder socialista ascendió al poder con la promesa de acabar con la corrupción y la miseria.

El popular “comandante” tomó las riendas de Venezuela en febrero de 1999 con una inflación de 30 puntos y un salario mínimo que superaba por poco los 500 dólares mensuales, esto en medio de una profunda desigualdad entre ricos y pobres que hizo al gobernante prometer acortar esa brecha y erradicar la pobreza extrema.

Para lograr esta meta Chávez contó durante su Administración con los más altos ingresos que haya registrado el país por concepto de venta de petróleo, cerca de 1 billón de dólares según estimaciones, y con el respaldo popular de al menos dos tercios de la población.

Aunque siempre hubo advertencias sobre las consecuencias que traerían sus decisiones económicas, la famosa renta petrolera fue capaz de saciar las necesidades del Estado y de los ciudadanos que, por contundente mayoría, lo reeligieron en tres ocasiones.

Solo en el ocaso de su vida se empezaron a hacer evidentes las temidas consecuencias al punto de que los ciudadanos se quejaban por la intermitencia en la disponibilidad de algunos alimentos y por la reducción en el cupo de divisas que se les permitía comprar bajo el férreo control de la llamada revolución bolivariana.

Chávez feneció tras meses sin sus acostumbradas alocuciones públicas y entregó a Nicolás Maduro, su heredero político, un país prácticamente monoproductor, con unas reservas internacionales cercanas a los 30.000 millones de dólares y una inflación anualizada de 19,5 %.

El actual mandatario venezolano prometió “defender el legado” y, en cierta medida, ha cumplido su palabra al mantener el control de cambio establecido en 2003, los programas sociales, los frecuentes aumentos salariales y una conducción económica contraria a la sugerida por instancias internacionales.

No obstante, Maduro no ha contado con el soporte financiero de su antecesor ni con su popularidad, dos variables que fueron suficientes para desatar la tormenta política, económica y social en la que está envuelta Venezuela y que ha redundado en una profunda crisis que afecta principalmente a sus ciudadanos.

Aunque el líder chavista y candidato a la reelección ha aumentado el salario en una veintena de ocasiones la mitad de los trabajadores venezolanos hoy devengan 37 dólares mensuales, insuficientes para enfrentar la escasez generalizada de productos y una inflación que cerró el año pasado en 2.616 %, según datos del Parlamento.

Venezuela pasó de construir hospitales en otros países con Chávez a no ser capaz de satisfacer las necesidades de sus propios centros de salud con Maduro, y de preocuparse por los niños en las calles en 1998 a ser en la actualidad la nación con más pobres de Latinoamérica, después de Haití, con la mitad de sus ciudadanos en la miseria.

Diaspora

Factores que la oposición siempre achacó a Hugo Chávez como la polarización política y la diáspora han recrudecido desde la muerte del líder revolucionario. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima que 1,6 millones de venezolanos han abandonado su país en los últimos años.

Miles de empresas han cerrado sus puertas desde que se instauró la revolución bolivariana, la mayoría durante el quinquenio gobernado por Maduro, quien ahora es señalado de encabezar un régimen antidemocrático, lo que ha mermado aún más las inversiones en el país.

Con todo, el jefe del Estado no se amilana y augura “victorias económicas” una vez lo reelijan el 20 de mayo cuando se disputará la Presidencia en unos comicios señalados desde ya de fraudulentos y en los que no participará la principal coalición opositora.

Un grupo de exministros se ha alejado del Ejecutivo y le ha criticado, pues aseguran que Maduro perdió el rumbo trazado por Chávez y eso es lo que ha traído la crisis.

Del otro lado, quienes siempre se opusieron al chavismo reiteran que Venezuela está pagando las consecuencias de los actos del fallecido presidente.

Revelan que un centenar de personas viven en el Paseo Anauco entre cloacas y toneladas de basura

Carlos Julio Rojas

Al hablar del Puente Anauco trae a la memoria del caraqueño lo que fuera en el pasado un patrimonio histórico de la capital construido en 1786 durante la etapa colonial, pero en la actualidad el ahora paseo no es ni la sombra de lo que fue, sumergido en toneladas de basura, cloacas desbordadas y casi un centenar de personas viviendo en esos espacios. Asimismo los vecinos de Candelaria y San Bernardino denunciaron que a la Alcaldía de Libertador se le han aprobado una millonada en presupuesto para restaurar este icono histórico pero las obras brillan por su ausencia.

Carlos Julio Rojas, coordinador de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria, relató como el Paseo Anauco se ha deteriorado a niveles inimaginables, donde las toneladas de basura, cloacas desbordadas, olores nauseabundos y casi un centenar de personas viviendo allí en condiciones inhumanas. “La caminería está casi intransitable llegando a la altura de la avenida Urdaneta donde quintales de desechos y un rio de aguas negras impide el paso peatonal, esto sin contar la ausencia casi total de alumbrado público y los olores que hacen irse en vomito a cualquier persona”, dijo.

Rojas afirmó que a lo largo y ancho de este paseo el conecta las parroquias Candelaria y San Bernardino están viviendo casi un centenar de personas, incluso familias enteras con sus hijos a cuestas habitan en estos espacios entre ratas y moscas. “En nuestro recorrido observamos como una madre con sus hijos vive dentro de un kiosco cocinando en las afueras y allí mismo hacen sus necesidades, también destacó un viejito de 70 años que al quedarse sin casa se refugió en una colchoneta debajo de uno de los puentes. La mayoría no son indigentes sino venezolanos a los que la crisis los llevó a tener la calle por casa”.

El miembro del Frente en Defensa del Norte de Caracas, develó que en los últimos tres años se ha aprobado un dineral en prepuesto por parte del Concejo Municipal de Libertador para la restauración del Paseo Anauco, en 2015 aprobaron Bs 90.000.000,00 para la rehabilitación total de varios tramos de la infraestructura y en 2017 destinaron Bs 37.571.788,80 para el mantenimiento de unos módulos sanitarios inexistentes. “Esto sin contar la millonada gastada durante las gestiones de Freddy Bernal y Jorge Rodríguez quienes idearon planes para el rescate del paseo destinando grandes propuestos pero nunca ejecutando las obras. Aquí estamos ante un evidente acto de corrupción”, acotó.

Concluyó exigiendo a la actual alcaldesa Erika Farías que no se haga de la vista gorda y se inicie un operativo de rescate urgente de esta obra que es patrimonio histórico de Caracas, la cual se está cayendo a pedazos por la negligencia de un Gobierno municipal y nacional a los que no le duelen la historia del país. “El Puente Anauco fue construido en 1790 y es tercero más antiguo de la capital, desde hace años proponemos darle vida a este espacio con la instalación de un tranvía, seguridad, alumbrado y en espacial llenar su caminaría de comercios y arte para sustituir el caos por cultura e historia”.

“El Paseo Anauco está tomando por el hampa”

Por su parte Oscar Molina, vecino de Candelaria y miembro del Concejo Comunal de la Avenida México, denunció que en el Paseo Anauco está tomando por el hampa y es usado por los antisociales como vía de escape cuando realizan atracos en el casco de la parroquia o cerca del Metro de Bellas Artes. “Además hemos recibido reportes que en el paseo hay tráfico y consumo de drogas, prostitución y la presencia de efectivos policiales es nula. Incluso un módulo de la Milicia Bolivariana que estaba en puente república tiene meses cerrados. Exigimos seguridad y recate de este patrimonio histórico”, sentenció.

Iglesia de Maracaibo analiza el hambre y las nuevas pobrezas en Venezuela

Durante la XXII Semana de la Doctrina Social de la Iglesia, el clero y laicado del Zulia analizarán varios temas de la realidad, especialmente los vinculados al hambre y la pobreza de los venezolanos

“La Iglesia nos convoca nuevamente este domingo para iluminar con la Palabra y la presencia eucarística de Jesús la ruta cuaresmal que nos ha de conducir renovados a las fiestas de Pascua y más adelante a las de Pentecostés. Desde ya doce años, con la misa de hoy, se inaugura la Semana de Doctrina social de la Iglesia”.

El mensaje forma parte de la homilía que este domingo 25 de febrero, pronunció monseñorUbaldo Ramón Santana Sequera, arzobispo de Maracaibo, durante la misa que presidió en el templo parroquial “San Antonio María Claret” de esta ciudad, acompañado por el presbítero Eduardo Ortigoza, rector de la Universidad Cecilio Acosta, UNICA y otros integrantes del clero marabino.

Se trata del segundo domingo de Cuaresma de este año 2018, cuya ceremonia también sirvió para dar inicio a la XXII Semana en la Doctrina Social de la Iglesia, que se impulsa desde la Arquidiócesis de Maracaibo junto con la UNICA, y que se extenderá hasta el venidero 2 de marzo. Simultáneamente en la catedral de Cabimas, monseñor Ángel Caraballo, administrador apostólico de la Diócesis de Cabimas y obispo auxiliar de Maracaibo, también presidió una misa, a las 11 de la mañana, con la misma intencionalidad.

Se trata de una serie de temas en los que los expertos analizarán: “El hambre y las nuevas pobrezas en Venezuela”, sirviendo además de homenaje a los 50 años de la Conferencia Episcopal Latinoamericana, celebrada en Medellín en 1968.

Monseñor Santana Sequera explicó en su mensaje de este domingo que la Semana de la Doctrina Social de la Iglesia “que hoy inauguramos, bajo la fulgurante luz de la transfiguración del Señor, nos envuelve a todos en esa misma dinámica de amor”.

Hizo un llamado a que “tumbemos los muros, quitemos guarimbas, eliminemos barreras. Construyamos puentes, abramos caminos en las soledades de la desolación y de las nuevas pobrezas”.

“Esa es la verdadera dirección en la que se desplaza la historia de la salvación y la historia de la humanidad. Es en esa dirección que la eucaristía de hoy nos invita a todos a entrar”, reflexionó en su mensaje fundamentado en los tres textos de este día en los que dijo: “encontramos la mención de un hijo muy amado: en la primera lectura ese hijo es Isaac; en las dos siguientes es Jesús”.

Explicó que en la carta a los Romanos, “Pablo nos lo presenta como un Hijo que el Padre, movido por el inmenso amor que nos tiene, lo entrega por nuestra salvación (Cfr. Jn 3,16). En la Transfiguración, el Padre sale garante del mesianismo escogido por Jesús. Lo reconoce como su Hijo muy amado y les pide a los tres discípulos que lo escuchen”.

El arzobispo de Maracaibo reiteró su llamado “a realizar el mismo recorrido que Pedro, Santiago y Juan al Tabor, a poner nuestra mirada en ese Hijo muy amado y a meditar sobre el amor que él trae para comunicarlo al mundo”.

Programación de la Semana

El padre Andrés Bravo informó en una programación enviada a El Guardián Católico, que la charla inaugural sobre la “Significación Histórica de la Conferencia de Medellín y la Iglesia de los Pobres”, será dictada por el arzobispo de Maracaibo, este lunes 26 de marzo, a las 9 de la mañana, en la sede principal de la UNICA.

Luego, el martes 27, a las 5 de la tarde, la conferencia tratará: “El hambre en Venezuela y el Informe presentado por Cáritas de Venezuela a la Organización de las Naciones Unidas”. La socióloga Janeth Márquez, directora de Cáritas de Venezuela, será la encargada de dictar este tema en el templo parroquial “San Antonio María Claret” de Maracaibo.

El miércoles 28 de febrero se realizarán dos charlas. La primera será a las 5 de la tarde, en “San Antonio María Claret”, donde está contemplada la Conferencia-Testimonio: El Hambre y la Solidaridad Cristiana, la Mesa de la Misericordia de la Parroquia San Antonio María Claret, siendo ponente la ingeniera María Alejandra Fernández de García. La segunda charla será a las 6 y 30 de la tarde, en el Seminario “El Buen Pastor” de la Diócesis de Cabimas, donde el presbítero Andrés Bravo hablará sobre la “Significación Histórica de la Conferencia de Medellín y la Iglesia de los Pobres”.

El Jueves, 1 de marzo, a las 5 de la tarde, será presentado el tema “La Pobreza en Venezuela: Una Mirada desde el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM)”, la cual será dictada por el profesor Elvy Monzant, secretario ejecutivo del departamento de justicia y solidaridad del CELAM, en el Templo Parroquial San Antonio María Claret.

La XXII Semana en la Doctrina Social de la Iglesia, concluirá el viernes 2 de marzo, a las 5 de la tarde, con la ponencia “Nuevas Pobrezas y Nuevas Solidaridades”, que dictará el doctor Guillermo Yepes Boscán, coordinador del Foro Eclesial de Laicos, en la iglesia parroquial San Antonio María Claret.

 

Ramón Antonio Pérez /@GuardianCatolic
Maracaibo, 25 de febrero de 2018

87% de los venezolanos somos pobres: Encuesta Encovi 2017 (UCV, UCAB, USB)

Las conclusiones de la Encuesta de Condiciones de Vida Encovi 2017, no dejan lugar a dudas: Los venezolanos son cada vez más pobres, cada vez se alimentan peor, y la hiperinflación cobrará un pesado tributo sobre la sociedad. 87% de los venezolanos son pobres, 80% se encuentran en situación de inseguridad alimentaria, y 60% tienen empleos precarios. Todo ello, tras una década con el mayor boom de precios petroleros de la historia.

Tomando en cuenta que los datos de la Encovi 2017 fueron levantados entre julio y septiembre del año pasado, todo hace presumir, como señaló Marino González, uno de los investigadores de este sondeo que por cuarto año consecutivo realizan las universidades Católica, Central de Venezuela y Simón Bolívar, que hoy todo está empeorado y magnificado por la hiperinflación; y que los venezolanos “hemos estado sometidos a un shock prolongado, un shock de sufrimiento, y todo lo que vemos en esta encuesta es manifestación de ese shock”.

Para peor, todos los indicadores sociales medidos por la Encovi 2017, que por cuarto año consecutivo se realiza en 6.188 hogares, han empeorado desde la primera medición, en 2014. La tendencia a la depauperación de la sociedad venezolana, que ya ve cómo seis de cada diez de sus hogares están en pobreza extrema, será difícil de revertir, aunque los indicadores de la encuesta, como señaló el rector de la UCAB, José Virtuoso, representan información valiosa para “desarrollar un gran frente amplio social de cambio en Venezuela, no solo cambio político, sino también de las condiciones económicas y sociales”.

Con hambre y sin empleo…

La investigadora Marianella Herrera, de la Fundación Bengoa, al profundizar en los problemas alimentarios de los venezolanos, afirmó que el sondeo muestra “una dieta tradicional que pierde calidad y cantidad; una drástica reducción del consumo de harina de maíz en perjuicio del arroz, que constituye la dieta básica, con harina de maíz, harina de trigo y tubérculos, que han tenido un incremento dramático; fuentes de hierro reducidas y un aporte de proteínas muy reducido; en fin, una dieta anémica”, producto de que para 90% de los venezolanos, sus ingresos no le permiten adquirir la totalidad de sus alimentos”.

Basándose en un modelo de seguridad alimentaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, adaptado al consumo local, la Encovi 2017 concluye en que cuatro de cada cinco venezolanos sufren inseguridad alimentaria, que se obtiene de evaluar seis categorías: Así, para 89,4%, el dinero no le alcanza para comprar sus alimentos; el 70% de los venezolanos han registrado insuficiencia de alimentos; para igual número, el dinero no alcanza para comprar comida saludable y balanceada; 80% han comido menos por no haber suficiente comida para el hogar; y 78% han hecho lo mismo pero porque no consiguen alimentos.

Herrera destacó que los venezolanos autorreportan una pérdida de 11,6 kilos en promedio. Advirtió que al ser una cifra dada por los propios encuestados, el número puede estar subrepresentado.

En cuanto al empleo, si a primera vista, la cifra de 9% de desempleo puede ser vista como positiva, para Demetrio Marotta, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la UCAB, encubre varios datos preocupantes, y está sesgado por las muy restrictivas políticas del Gobierno de Nicolás Maduro, como una inamovilidad laboral prolongada; el experto indicó que entre los hallazgos importantes de la muestra se encuentra que seis de cada diez venezolanos son o autoempleados o trabajadores sin ningún contrato legal; que hay una marcada tendencia a que los jóvenes de entre 15 y 24 años ingresen al mercado de trabajo, al dejar los estudios; y que la hiperinflación hace que los beneficios laborales hayan perdido sentido.

La misión es una caja

Al hacer la introducción general al estudio, la socióloga María Gabriela Ponce indicó que el total de pobreza, medido por ingresos, ya alcanza 87%, con un aumento de 14 puntos en dos años que ha significado “la pulverización de la clase media”; la pobreza extrema es de 61%. Medida por un indicador multidimensional, la pobreza general es de 51% de la población.

La experta destacó que las misiones sociales prácticamente han desaparecido, pero que la cobertura de las mismas ha subido de 25 a 42% por una política en particular: Las Cajas CLAP, que alcanzan a 13,4 millones de personas. Misión Vivienda, o la Misión Barrio Adentro, pese a la cantidad de propaganda que reciben, fueron nombradas por una cifra muy pequeña de encuestados, se ve en el sondeo.

Además, Ponce indicó que las Cajas CLAP están imbricadas con el Carnet de La Patria, y que en la distribución de las mismas hay enormes inequidades entre Caracas, las grandes ciudades y las ciudades pequeñas o comunidades rurales, al punto de que 53% de los que la reciben dicen que no tienen “ninguna periodicidad”.

La privatización más grande

Por su parte, González, médico e investigador de salud pública de la Universidad Simón Bolívar, indicó que solo Cuba supera a Venezuela en crecimiento de la mortalidad materna, y que 65% del gasto en salud es sufragado por los propios venezolanos, lo cual, según dijo. “es la mayor privatización del financiamiento de la salud en América en el siglo XXI”.

Los venezolanos sin un seguro médico alcanzan 68%, cinco puntos más que en 2016 y 18 más que en 2014, dejando en el colapsado sistema de salud pública el peso del cuidado de la salud.

Desigualdad dentro de la igualdad

Aunque casi todos los indicadores muestran un fuerte igualamiento hacia abajo de la población venezolana (por ejemplo, la pérdida de peso en el quintil más alto de la población es de solo 1,6 kilos menos que en el quintil más bajo), los indicadores muestran también que las diferencias entre vivir en Caracas o en un pequeño pueblo del interior, en términos de pobreza y de acceso a servicios, son demoledoras.

Por ejemplo, un receptor de Cajas CLAP tiene más del doble de posibilidades de recibir su cesta regularmente si vive en Caracas que si vive en un pueblo o una comunidad rural.

También persisten grandes diferencias sociales, principalmente, en salud y educación: una mujer del quintil más alto de la población se controla, en 97%, a los dos meses de embarazo; en el quintil más bajo la cifra llega solo a 38%.

Último Minuto: “Muerte de Bebé de seis meses fue por desnutrición severa”

 

Un bebé de seis meses de nacido falleció por desnutrición en el Centros de Diagnóstico Integral (CDI) del barrio 12 de Octubre en Santa Rita, municipio Linares Alcántara de Maracay.

Una mujer ingresó al centro asistencial a las 8:15 am con el lactante en brazos, quien fue identificado como Julio César Jiménez Acosta. Según el diagnóstico del médico que le dio los primeros auxilios, el bebé presentaba síntomas visibles de desnutrición severa y llegó sin signos vitales.

La madre del pequeño contó en una entrevista para El Pitazo que además tiene otros cuatros niños a los cuales solo alimenta con sopa de verduras

Según el testimonio de la madre, apenas notó que su hijo estaba desanimado lo trasladó de inmediato hasta el CDI. El caso fue puesto a la orden del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la Sub-Delegación de Mariño para averiguar las causas reales de la muerte.

Crece la pobreza en Venezuela al 76% de la población

barrios pobreza

Leer Más

Venezuela sinonimo de Hambre

Un grupo de venezolanos saquearon un camión de alimentos en la localidad de San Félix. El vídeo del hecho fue subido a las redes sociales por Jorge Mujica, identificado como @jmujica1233 en Twitter, y refleja una vez más la brutal situación de escasez y pobreza que se vive en Venezuela.

No es la primera vez que la desesperación se apodera de los venezolanos frente a la posibilidad de procurarse alimentos.Hace menos de una semana un saqueo se produjo en los alrededores del mercado de mayoristas, en la autopista de Tocuyito, estado Carabobo. En esa ocasión, el incidente se había iniciado como una simple protesta y terminó con la toma a la fuerza del camión.

No solamente se vacían los supermercados, sino que también padece la salud de los venezolanos por el desabastecimiento de medicamentos. Unos días atrás, Oliver Sánchez, que padecía linfoma de Hodgkin y cuya imagen pidiendo ayuda dio la vuelta al mundo, falleció producto de ese grave faltante.
Ante la grave crisis económica que vive Venezuela, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que el país caribeño cerrará 2016 con una inflación del 500% y el próximo año del 1600 por ciento. El organismo indicó que los desequilibrios macroeconómicos son profundizados por la caída de los precios petroleros, lo que dispara los índices de inflación.
Producto de las políticas económicas del régimen de Nicolás Maduro, el país permanecerá en una profunda recesión este año, en el que caerá un 8 por ciento y 4,5 por ciento en 2017. En 2015, la contracción fue del 5,7 por ciento.

Creció la Pobreza y alcanzó al 75% de la población venezolana

barrios pobreza

De acuerdo a la organización Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), en Venezuela el 75% de la población vive en pobreza.

El coordinador de investigación de la referida institución, Inti Rodríguez, explicó que eso implica que 23 millones de venezolanos tienen dificultades para satisfacer sus necesidades personales.

“Esto es mayor que los registros de 1990 y 1999” aseveró Rodríguez.

El coordinador general de Provea, Rafael Uzcátegui, explicó que el gobierno de Nicolás Maduro es “una gran fábrica de pobreza y exclusión social”, porque los resultados de su gestión económica hicieron retroceder en 2015 los avances sociales alcanzados por el fallecido Hugo Chávez.

Explicó que el año pasado se profundizó el deterioro de la calidad de vida de los venezolanos, “que se manifiesta en la escasez extrema de alimentos y medicinas, así como en la inflación más alta del mundo”. Destacó que el indicador de aumento de precios de bienes y servicios cerró en 315% en 2015.

En 2016 la situación de los derechos humanos será más grave, debido a que todos los indicadores como inflación, pobreza, fallas en los servicios públicos, ajusticiamientos en OLP, se han agudizado”.
Rafael Uzcátegui – Coordinador de Provea

Uzcátegui explicó que las distorsiones económicas existentes masificaron el fenómeno de la reventa informal de alimentos. “El Gobierno está obligando a pasar a la informalidad y al bachaqueo para poder sobrevivir”.

Uzcátegui se refirió a un incremento de la represión como política sistemática del Estado. Señaló que en 2015 se mantuvo la militarización, la exclusión, así como la impunidad estructural. También denunció que la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) generó una serie de violaciones a los derechos humanos. “Se trata de represión generalizada contra el pueblo, esos operativos atacaron la base de apoyo del Gobierno”.

Provea registró 460 casos de violaciones al derecho a la vida (ajusticiamientos) en 2015 (una alza de 109% respecto a 2014), de las cuales 240 ocurrieron en el marco de la OLP, que se desarrolló de junio a diciembre del año pasado. Asimismo, en la OLP se registraron 17.215 allanamientos, un incremento de 33.754% respecto al año anterior (51 casos).

Derechos a la salud

En su informe, Provea señaló que estas cifras contrastan con el silencio que ha guardado el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, y señaló que ese mutismo “se ha convertido en un aval para la impunidad”.

Sin embargo, Saab manifestó que la Defensoría es el organismo que defiende los derechos humanos en Venezuela. Saab anunció ayer la puesta en marcha de un plan de tres meses para disminuir el hacinamiento en los centros policiales de Caracas.

Inti Rodríguez acotó que las denuncias de violaciones al derecho a la salud subieron a 3.719 en 2015, un alza de 40% respecto al año anterior. Explicó que 52% de estas estuvieron relacionadas con el desabastecimiento de medicinas; 47% con escasez de dotación y equipamiento, déficit de personal, infraestructura física debilitada y cierre, paralización o suspensión de servicios en centros de salud, incluyendo los de la Misión Barrio Adentro.

Pobreza – Radiografía Social de Venezuela – Parte I (Comunicación Visual)

Radiografía Social de Venezuela Año 2015. Una investigación científica realizada por investigadores de las mejores universidades de Venezuela, UCV, USB, UCAB y CECA Consultores C.A., una empresa con 20 años de fundada en Venezuela y reconocida trayectoria internacional. 

@InfocifrasTV Es un equipo de profesionales de la información y la opinión, que trabaja los 365 días del año, para llevarte la Noticia Al Instante, en todas las Redes Sociales.

Provea estima 12 millones de pobres al cierre de 2015

ranchos

No se trata solo de que los números de la pobreza en Venezuela “son preocupantes”. Se trata, además, de que si esa tendencia continúa, a finales de este año en Venezuela habrá 12 millones de pobres.

Ese fue uno de los datos del informe Situación de derechos humanos en Venezuela-2014, que este martes presentó el Programa Venezolano de Educación-Acción (Provea).

Los coordinadores general y de investigación de la ONG, Rafael Uzcátegui e Inti Rodríguez estuvieron al frente de la ponencia. El eje fue “la ineficiencia en la gestión pública y la adopción de medidas en el plano económico que acentuaron la caída del salario e impactaron negativamente en la calidad de vida de los venezolanos”, señala un comunicado de prensa. Una conclusión: los derechos humanos no están garantizados en Venezuela. Las motivaciones: la exclusión y el autoritarismo.

Sin necesidad de anteojos

Las formas para verificar el apocamiento de los derechos humanos en Venezuela son, hoy en días, muchas. Pero una es la más obvia, voltear a ver las colas por comida.

“A pesar que desde febrero de 2014 el Banco Central de Venezuela omitió el indicador de escasez en sus boletines mensuales de inflación, de manera extraoficial se conoció que para el mes de agosto de ese año el índice de escasez de productos de la cesta básica alcanzó la cifra de 35 por ciento, superando el récord de 29,4 por ciento registrado en febrero, última cifra oficial emitida por el instituto emisor”, señala el informe.

Provea recuerda que el desabastecimiento de medicinas aumentó de 15 por ciento en 2011 a 60 por ciento en 2015, por lo que “la salud en el país se encuentra privatizada por la vía de los hechos”.

Vivienda vulnerada

El equipo de Provea sustentó sus análisis sobre la situación de vivienda en las memorias y cuentas del Ministerio de Vivienda correspondientes a los años 2013 y 2014. El resultado fue la corroboración de fallas de la GMVV.

“Según la totalización realizada desde el año 2011, fecha de inicio de la Gran Misión Vivienda Venezuela, hasta diciembre del año 2014 se habrían construido 611.856 viviendas, es decir un promedio anual de 152.964 casas. Esta cifra representa el cumplimiento de la mitad de la meta anunciada por el presidente Hugo Chávez”, plantea. Y añade que el ritmo de la construcción de casas decayó 310 por ciento.

Sin embargo, es la represión el punto clave cuando se habla de bosquejar al año 2014. Esta, de acuerdo con el informe, se ejecutó con “particular brutalidad”, especialmente en las protestas entre febrero y junio.

“Un total de 220 víctimas de violación al derecho a la vida se registró en 2014 (…) Al estudiar la distribución de las víctimas de acuerdo al patrón de violación del cual fueron objeto se advierte que las ejecuciones continúan ocupando el primer lugar”, sentencia.

3 mil 459 detenidos en protestas, 185 víctimas de tortura, 647 de tratos crueles, mil 94 heridos y 31 denuncias sobre amenazas y hostigamientos sustentan el estudio sobre la verdad en la “Venezuela de la esperanza”, como se ha empeñado en llamarla el gobierno. La verdad, según Provea es otra: exclusión y autoritarismo caracterizaron el 2014.

           Algunos avances

Provea resaltó como avance el incremento de la matrícula escolar en 6,8 por ciento en relación con el año pasado.

Sin embargo, en el “sector universitario persistieron las denuncias de representantes de asociaciones y federaciones de profesores universitarios sobre renuncias y éxodo masivo de docentes a otros países, debido a los bajos salarios que perciben y a las malas condiciones de trabajo”.

Modificado por última vez en Miércoles, 10 Junio 2015 16:06

OPPENHEIMER: El récord de pobreza en Venezuela

aoppenheimer

La historia reciente de Venezuela debería ser de enseñanza obligatoria en todas las universidades del mundo, como ejemplo de un milagro económico al revés: a pesar de haberse beneficiado del boom petrolero más grande de su historia, el país hoy en día tiene más altos niveles de pobreza que antes.

Un nuevo estudio realizado en conjunto por tres importantes universidades venezolanas — la Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar — muestra que el 48.4 por ciento de los hogares venezolanos se encuentra por debajo de la línea de pobreza en el 2014, frente al 45 por ciento de los hogares en 1998, antes de que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder y el país se beneficiara de casi una década de aumento en los precios del petróleo.

Luis Pedro España, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello y coautor del estudio, me dijo en una entrevista telefónica que la encuesta nacional de 5,400 personas fue realizada en octubre del 2014, y utilizó la misma metodología que un estudio similar realizado en 1998 por la oficina de estadísticas del gobierno de entonces.

El nuevo estudio de la pobreza contrasta con las cifras del gobierno del presidente Nicolás Maduro, según las cuales la pobreza ha disminuido bajo la “revolución socialista” de Chávez.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) del gobierno de Venezuela, la tasa de pobreza ha caído del 44 por ciento de los hogares en 1998 al 27.3 por ciento de los hogares en el 2013. Sin embargo, el INE no ha publicado las cifras del 2014.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), que utiliza cifras oficiales de Venezuela, informó recientemente que la pobreza en aquel país —incluyendo la pobreza extrema — se incrementó casi 10 puntos porcentuales durante el 2013. Sin embargo, la CEPAL tampoco proporcionó cifras para el 2014.

Cuando le pregunté a España por la disparidad entre su estudio y las estadísticas oficiales de pobreza, dijo que se ha producido una “brutal caída del poder adquisitivo de los venezolanos en 2014”, y que la disparidad radica en gran medida en que las cifras del INE y la CEPAL no reflejan las cifras del 2014.

Venezuela, que tras la destrucción de gran parte de su sector privado depende de las exportaciones de petróleo para el 96 por ciento de sus ingresos externos, es uno de los países más afectados por el colapso de los precios mundiales del petróleo. Después de que pasaron de $9 dólares por barril cuando Chávez fue elegido en 1998 a un récord de $145 por barril en el 2008, los precios del petróleo han caído a cerca de $45 por barril actualmente.

La gestión de Chávez y su sucesor, Maduro, espantó a la inversión nacional y extranjera, y dio lugar a una escasez generalizada de leche, papel higiénico y otros productos básicos, junto con una tasa de inflación anual del 64 por ciento, la más alta del mundo.

“Y todo indica que el 2015 va a ser peor”, dice España. “Todos los indicadores económicos muestran que nos estamos dirigiendo hacia una inflación del 100 por ciento o 120 por ciento este año, que será un récord en la historia de Venezuela”.

Maduro culpa a una supuesta “guerra económica” de la oligarquía y el imperialismo, y cita como ejemplo las recientes sanciones anuncias por Washington. Sin embargo, Estados Unidos dice que las sanciones se limitan exclusivamente a la revocación de visas de entrada para funcionarios venezolanos acusados de corrupción o abusos a los derechos humanos.

Mi opinión: Es difícil recordar otro caso de un país que haya recibido tanto dinero en los últimos años, y haya terminado más pobre que antes. Según el Banco Central de Venezuela, el gobierno obtuvo $325,000 millones dólares de exportaciones de petróleo entre 1998 y 2008 —más que el producto bruto interno de varios países latinoamericanos juntos.

Pero en lugar de aprovechar los buenos tiempos para invertir en educación, ciencia, tecnología e innovación, o por lo menos crear un colchón financiero para los años de las vacas flacas, Venezuela se embarcó en una fiesta populista de subsidios, corrupción y expropiaciones sin sentido. Es una película que hemos visto una y otra vez en América Latina, y que invariablemente termina mal.

Ahora, se ha caído el último argumento del mal llamado “Socialismo del siglo XXI”, que es el haber supuestamente reducido la pobreza. Como lo muestra el nuevo estudio de las tres universidades, el petropopulismo de Venezuela solo dio lugar a una ilusión pasajera de justicia social, y dejó al país con más pobres que antes.

Nuevo Herald

Balance Revolucionario: La pobreza “pica y se extiende” en Venezuela

A los vecinos de las laderas del barrio popular Catia, en la capital de Venezuela, la promesa de abandonar la pobreza del fallecido líder socialista Hugo Chávez les sigue pasando por el costado. Zuleima Márquez ve desde su ventana los avances de la construcción de una moderna autopista que enlazará Caracas con una ciudad costera. Pero su realidad es distinta: todos los días debe cruzar un improvisado puente de metal corroído desde que un deslave dejó sucasa incomunicada y al filo de un barranco en el 2010.

La desazón de Márquez retumba en otras calles de Venezuela, donde la pobreza registró en el 2013 su primer aumento en más de diez años y amenaza con desgastar el apoyo al Gobierno socialista de Nicolás Maduro, heredero del carismático Chávez.

Alentada por una inflación de más de un 60 por ciento, la pobreza monetaria subió a un 27,3 por ciento, un alza anual de 6,1 puntos que no se veía desde el 2002, cuando un breve derrocamiento de Chávez remeció el escenario político y un paro puso en jaque a la industria petrolera del país miembro de la OPEP.

“Con el problema que hemos tenido de la escasez y más gente desempleada, la pobreza va a llegar más que a niveles extremos. Es mentira que se esté reduciendo”, vaticinó la mujer de 49 años que duerme con miedo en las noches de lluvia, cuando crujen las paredes de su hogar.

Con poco más de un año en el poder, Maduro ya afrontó cruentas protestas sociales y lidia con un contexto adverso para hacer cumplir la tarea que le encomendó su antecesor: “atender lo más sagrado, que son los más pobres”.

La vara es alta. Durante el último año de Chávez en el poder, 2012, la tasa de pobreza monetaria -que mide el poder de un hogar paracomprar alimentos básicos y cubrir servicios prioritarios como salud y educación- había bajado a un 21,2 por ciento desde el 43,9 por ciento registrado cuando asumió en 1999.

Pero ahora, analistas expertos en pobreza advierten que ese avance podría irse por la borda en apenas unos años.

Para el Gobierno, la culpable de los problemas financieros es la oposición que perpetra una “guerra económica” con la ayuda de Washington.

Pero los opositores dicen que las acusaciones son una cortina de humo para tapar las distorsiones de una economía manejada de manera “compulsiva”, con la impresión de billetes que ha duplicado la base monetaria en el último año, acelerando la inflación y recortando los salarios.

Alejados del debate, los pobladores de Catia hacen filas frente a los almacenes para obtener harina y aceite, alimentos escasos porque la falta de dólares tras más de una década de control cambiario ha golpeado la producción y las importaciones en la nación con las mayores reservas de crudo del mundo.

Un grupo de 40 vecinos se amontonaban detrás de la reja que el dueño del local “Primavera” fijó para lograr que los alimentos alcancen para todos. Pero no lo consiguió. Esa mañana el cargamento duró menos de 30 minutos.

DEPENDENCIA PETROLERA

Después de su fugaz derrocamiento y del paro petrolero, Chávez arreció su impronta socialista concibiendo en el 2003 el instrumento clave para llevarla a lo largo y ancho del país: las misiones.

Bautizadas con nombres emblemáticos para Chávez, como Che Guevara, esta veintena de programas proveen desde educación y salud hasta vivienda y cultura, con la consigna de incluir a quienes habían sido relegados por el capitalismo por décadas.

Precios del crudo por los cielos, promediando incluso algunos años más de 100 dólares el barril, permitieron que el dinero fluyera hacia las misiones administradas por el Gobierno, parte provisto por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), fuente de 9 de cada 10 dólares que entran al país.

Hasta el año pasado, PDVSA había dado a las misiones unos 45.000 millones de dólares, según sus cifras. Pero su aporte social se multiplica cuando se considera los recursos que ha inyectado a otros fondos como el Fondo de Desarrollo Social Fonden que no forman parte de las misiones.

Gracias a esas ayudas sociales, el ánimo en otro sector del centro de Catia, en Los Magallanes, es diametralmente opuesto al de las casitas apiñadas una sobre otra sobre los cerros del barrio.

Allí, un grupo de vecinos reunido en un salón comunal flanqueado por fotos de Chávez defendió a capa y espada los programas que aseguran los blindan de la miseria, especialmente la misión denominada Mercal, que ofrece a bajo costo los alimentos y el papel sanitario que escasean en otras zonas de la capital.

“Ya no hay la pobreza que existía antes. El más pobre come carne todos los días, tiene Direct TV (televisión por cable), antena, todo”, dijo Marlene Sanguino, una vocera del concejo comunal de 61 años, repitiendo un argumento esgrimido por el Gobierno.

SIN SOLUCIÓN DE FONDO

El impacto de las misiones fue más tangible entre 2003 y 2006, cuando la pobreza medida por ingresos cayó a un 30,6 por ciento, desde el 54 por ciento cuatro años antes.

Sin embargo, en los años posteriores el ritmo de reducción comenzó a frenarse, incluso estancándose entre 2009 y 2011, develando una fragilidad que deja a millones de venezolanos al filo de la pobreza.

La inyección de dinero en épocas electorales también se hace evidente en las cifras.

En el 2012, por ejemplo, un fuerte gasto público por la última campaña presidencial de Chávez permitió una baja de 6 puntos en la pobreza monetaria. Pero apenas un año después se esfumó el avance.

“Si las cifras que el Gobierno dice que ha invertido en programas sociales son ciertas, eso debió haber sacado a todo el mundo de la pobreza, porque son unas cifras exorbitantes”, dijo la economista Anabella Abadi.

Tanto críticos como oficialistas reconocen que en ocasiones el dinero no se maneja en forma eficiente.

“Las soluciones que se han desarrollado hasta ahora para atenderla, aunque han sido muy eficientes para la redistribución de la riqueza, no han llegado todavía a ser estructurales”, explicó a Reuters el sociólogo y analista oficialista Nicmer Evans.

Una investigación publicada en enero por Reuters reveló cómo millones de dólares de programas comunitarios se esfuman sin cumplir con su objetivo de combatir la pobreza.

A este problema se suma el que hecho de que ahora los recursos sociales están menguando pues el Gobierno debe destinar más dinero a la importaciones de bienes con el fin de paliar el crónico desabastecimiento, advirtió la analista Abadi.

PDVSA, al menos, ya redujo su ayuda social el año pasado.

Los aportes de la petrolera estatal cayeron un 13 por ciento frente al 2012 y un 50 por ciento contra el 2011, a 7.829 millones de dólares, según el último estado financiero de la firma, sin precisar razones.

“TRABAJO, TRABAJO Y MAS TRABAJO”

Con una aprobación del 37 por ciento -según una encuesta de Datanálisis- y recientes críticas dentro de las filas oficialistas, Maduro juró destinar todos los recursos necesarios para cumplir con la encomienda de erradicar la pobreza que le hizo Chávez.

El año pasado, aumentó dos veces el salario mínimo a unos 4.000 bolívares mensuales (635 dólares al cambio oficial).

Y también renovó el compromiso con las misiones, piedra angular del chavismo para combatir la pobreza, prometiendo “trabajo, trabajo y más trabajo” a los cuatro costados de Venezuela.

“En 2018 tendré la felicidad de decir que hemos logrado la meta de miseria cero”, dijo confiado el mandatario, quien ha recalcado que la pobreza estructural extrema -que mide las necesidades básicas insatisfechas como el acceso a agua potable- bajó 0,8 puntos el año pasado a un 5,5 por ciento.

“Que no vaya a venir la derecha a sabotear, a quemar o a tratar de impedir que se instalen las bases de misiones sociales”, advirtió Maduro.

Mientras reina la polarización entre los venezolanos, en las montañas de Catia, Zuleima Márquez sigue atravesando el destartalado puente todos los días.

Más abajo, otros vecinos se persignan ante una virgencita resguardada por tablas de zinc, un altar que montaron por si llega el día en que el barranco se trague sus casas.

“Estas no son condiciones para vivir, no puedes vivir en zozobra, sin saber qué va a pasar”, dijo Márquez con resignación mientras se alejaba por las calles llenas de escombros.