Archivos por Etiqueta: Premio Nobel de Literatura

Peter Handke generó polémica en vísperas de recibir el Premio Nobel de Literatura

La entrega del premio Nobel de Literatura se realizará el próximo martes 10 de diciembre al escritor austriaco.

Leer Más

Kazuo Ishiguro gana el Premio Nobel de Literatura

El escritor británico, Kazuo Izhiguro, ha sido galardonado por la academia con el Premio Nobel de Literatura 2017. De esta manera, la institución sigue con la tradición de anunciar un jueves el ganador del premio literario.

«Es un honor magnífico, sobre todo porque significa que sigo los pasos de los más grandes autores de todos los tiempos, lo que es un elogio fantástico», dijo el británico. Ishiguro «ha descubierto el abismo bajo nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo a través de novelas de gran fuerza emocional», explicó Sara Danius, secretaria permanente de la Academia sueca en Estocolmo.

Ishiguro nació el 8 de noviembre de 1954 en Nagasaki (Japón), pero a los seis años se trasladó a Inglaterra junto con su familia. Egresado de la Universidad de Kent, en 1982 publicó su primera novela, «Páli­da luz en las colinas», a la que seguirían «Un artista del mundo flotante» (1986), «Los restos del día» (1898), «Los inconsolables» (1995), «Cuando fuimos huérfanos» (2000), «Nunca me abandones» (2005) y «El gigante enterrado» (2015), además del libro de relatos «Nocturnos» (2009).

Con información de ABC 

Venezuela Hoy – Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura

Mario Vargasintro

No hay precedentes en la historia de América Latina de un país al que la demagogia estatista y colectivista de un Gobierno haya destruido económica y socialmente

El portavoz del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, declaró hace unos días que, a su juicio, hay en España “un sobredimensionamiento” de lo que ocurre en Venezuela, porque cuando un país vive el drama que experimenta la nación bolivariana aquello no es sólo culpa de un Gobierno sino “responsabilidad colectiva de los venezolanos”.

Semejante afirmación demuestra una total ignorancia de la tragedia que vive Venezuela o un fanatismo ideológico cuadriculado. Hace falta más de un individuo para deshonrar a un partido, desde luego, habiendo socialistas que, con Felipe González a la cabeza, han demostrado una solidaridad tan activa con los demócratas venezolanos que, pese a los asesinatos, las torturas y la represión enloquecida desatada por Maduro y su pandilla, han impedido hasta ahora que el régimen convierta a ese país en una segunda Cuba. Pero que haya en España socialistas capaces de deformar de manera tan extrema la realidad venezolana sin que sean reprobados por la dirección, delata la inquietante deriva de un partido que contribuyó de manera tan decisiva a la democratización de España luego de la Transición.

La verdad es que Venezuela fue, por 40 años (1959 a 1999), una democracia ejemplar y un país muy próspero al que inmigrantes de todo el mundo acudían en busca de trabajo y que, tanto los Gobiernos “adecos” como “copeyanos”, dieron una batalla sin cuartel contra las dictaduras que prosperaban en el resto de América Latina. El presidente Rómulo Betancourt intentó convencer a los Gobiernos democráticos del continente para que rompieran relaciones diplomáticas y comerciales y sometieran a un boicot sistemático a todas las tiranías militares y populistas a fin de acelerar su caída. No fue respaldado, pero, décadas después, su iniciativa acaba de ser reivindicada por la Declaración de Lima, en la que, invitados por el Perú, todos los grandes países de América Latina —Brasil, Argentina, México, Colombia, Chile, Uruguay y cinco países más de la región— además de Estados Unidos, Canadá, Italia y Alemania, han decidido aislar a la dictadura de Maduro y no reconocer las decisiones de la espuria Asamblea Constituyente con la que el régimen trata de reemplazar a la legítima Asamblea Nacional donde la oposición detenta la mayoría de los escaños.

El portavoz socialista no parece haberse enterado tampoco de que las Naciones Unidas han denunciado, a través de su Alto Comisionado para los Derechos Humanos, las torturas a las que la dictadura venezolana somete a los opositores desde hace varios meses, que incluyen descargas eléctricas, palizas sistemáticas, horas colgados de las muñecas o los tobillos, asfixia con gases, violaciones con palos de escoba, detenciones arbitrarias e invasión y destrozos de las viviendas de los sospechosos de colaborar con la oposición. Más de 5.000 personas han sido detenidas sin ser llevadas a los tribunales, las fuerzas de seguridad han asesinado a medio centenar en las últimas manifestaciones y las bandas de malhechores del régimen, llamadas los colectivos, a 27.

Al menos dos millones de personas han emigrado agobiadas por el terror, la inseguridad y la pobreza

El asedio sistemático a los adversarios de la dictadura se extiende a sus familias, que pierden su trabajo, son discriminadas en los racionamientos y víctimas de expropiaciones. Y la corrupción del Gobierno alcanza extremos de vértigo, como acaba de denunciar la fiscal Luisa Ortega en Brasil, revelando, entre otros horrores, que el segundo hombre del chavismo, Diosdado Cabello, recibió 100 millones de dólares de soborno de Odebrecht a través de una compañía española.

Pero, probablemente, con toda la crueldad que denotan las violaciones a los derechos humanos y el saqueo del patrimonio nacional por los jerarcas del régimen, nada de aquello sea tan terrible como el empobrecimiento vertiginoso que la política económica de Chávez y su heredero ha acarreado al pueblo venezolano. Uno de los países más ricos del mundo, que debería tener los niveles de vida de Suecia o Suiza, padece hoy día los índices de supervivencia de las más empobrecidas naciones africanas: la pobreza afecta al 83% de la población, sufre la inflación más alta del mundo —este año alcanzará el 720%— y un PIB que según el Fondo Monetario Internacional cae 7,4%. Sólo se libran del hambre y la escasez de todo —empezando por las medicinas y las divisas y terminando por el papel higiénico— el puñado de privilegiados de la nomenclatura —buen número de generales entre ellos, comprados asociándolos a las grandes operaciones del narcotráfico— que pueden adquirir alimentos, medicinas, repuestos, ropa, a precios de oro, en el mercado negro. La gente común y corriente, entre tanto, ve caer sus niveles de vida día a día.

¿A cuántos cientos de miles de venezolanos han obligado a emigrar las fechorías económicas y sociales del régimen? Es difícil averiguarlo con exactitud, pero los cálculos hablan de por lo menos dos millones de personas que, agobiadas por la inseguridad, la pobreza, el terror, el hambre y la perspectiva de un empeoramiento de la crisis, se han desparramado por el mundo en busca de mejores condiciones de vida, o, cuando menos, un poco más de libertad. No hay precedentes en la historia de América Latina de un país al que la demagogia estatista y colectivista haya destruido económica y socialmente como ha ocurrido en Venezuela. Lo extraordinario es que la política de destruir las empresas privadas, agigantando el sector público de manera elefantiásica, y poniendo cada vez más trabas a la inversión extranjera, se llevara a cabo cuando todo el mundo socialista, de la desaparecida URSS a China, de Vietnam a Cuba, comenzaba a dar marcha atrás, luego del fracaso de la socialización forzada de la economía. ¿Qué idea pasó por la cabeza de semejantes ignorantes? La utopía del paraíso socialista, una fabulación que, pese a los desmentidos que le inflige la realidad, siempre vuelve a levantar la cabeza y a seducir a masas ingenuas, que, pronto, serán las primeras víctimas de ese error.

Es verdad que la Venezuela de la democracia contra la que se rebeló el comandante Chávez había sido víctima de la corrupción —un juego de niños comparada a la de ahora— y que, en la abundancia de recursos de aquellos años, los de la Venezuela saudí, surgieron fortunas ilícitas a la sombra del poder. Pero aquello tenía compostura dentro de la legalidad democrática y los electores podían castigar a los gobernantes corruptos mediante unas elecciones, que entonces eran libres. Ahora ya no lo son, sino manipuladas por un régimen que, en las últimas, por ejemplo, se inventó un millón de votos más de los que tuvo, según la propia compañía contratada para verificar los comicios. Pese a ello, la oposición ha inscrito candidatos para las elecciones regionales de gobernadores convocadas por Maduro. ¿Hay alguna posibilidad de que sean unos comicios de verdad, donde gane el más votado? Yo creo que no y, por supuesto, me gustaría equivocarme. Pero, después de la grotesca patraña de la “elección” de la Asamblea Constituyente y de la defenestración manu militari de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, ahora en el exilio, ¿alguien cree a Maduro capaz de dejarse derrotar en las urnas? Él ha hecho todos los últimos embelecos electorales, quitándose la careta y mostrando la verdadera condición dictatorial del régimen, precisamente porque sabe que tiene en contra a la mayoría del país y que él y sus compinches tendrían un exilio muy difícil, por sus robos cuantiosos y su estrecha vinculación con el narcotráfico. En la triste situación a la que ha llegado Venezuela es poco menos que imposible —a menos de una fractura traumática del propio régimen— que recupere la democracia de manera pacífica, a través de unas elecciones limpias.

Derechos mundiales de prensa en todas las lenguas reservados a Ediciones EL PAÍS, SL, 2017.

© Mario Vargas Llosa, 2017.

Mario Vargas Llosa, Nobel de Literatura: “Venezuela está “al borde del abismo”

 

mariovargasllosa15A

Mario Vargas Llosa, una de las figuras más críticas del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, participará de un encuentro por la “libertad” en el país vecino.

Llosa, quien ha insistido en que Venezuela está “al borde del abismo” y ha puesto reiteradamente en duda la democracia del gobierno de Maduro, será una de las voces que discutirán el camino para una transformación económica.

El Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE), organizador del evento, asegura que a través de este encuentro se busca debatir el papel de la inversión extranjera como base de un cambio político, económico y social “para crear riqueza y reducir la pobreza”.

“Este importante encuentro constituirá un espacio para debatir, reflexionar y propiciar ideas y soluciones que permitan generar riqueza, como único mecanismo para combatir la pobreza, lo cual sólo es posible si existe la libre empresa y la iniciativa individual”, explica la organización en su página web.

El Premio Nobel de Literatura dijo en entrevista con el diario El Nacional, que el gobierno de Maduro “utiliza distintas mañas y ardides para ir intimidando” a las empresas radicadas en Venezuela “reduciendo su supervivencia, o a punto de la quiebra por el acoso”.
 
El evento “América Latina: La libertad es el futuro” se celebrará en el Centro Cultural Chacao, los días 24 y 25 de abril. Además del escritor, habrá otros invitados de América Latina, Europa y Estados Unidos.

Restos de Gabriel García Márquez serán cremados en ceremonia privada

 

gabo18

El 6 de marzo, el día en que cumplió 87 años, Gabo salió de su casa a despedirse del mundo. En ese momento nadie sabía que esa sería la última vez que se le vería sonriente y contento por saberse amado por sus lectores. Ayer, el premio Nobel de Literatura falleció alrededor de las 14:30 horas, en su hogar y en compañía de su esposa Mercedes Barcha, de sus hijos, de sus amigos y de algunas personas muy cercanas.
Desde hace unas semanas Gabriel García Márquez, radicado en México desde hace más de 50 años, comenzó a sentirse mal. Tras varias visitas médicas a su domicilio y luego de no mostrar una evolución favorable, el escritor colombiano fue ingresado al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, por un cuadro de posible neumonía.

Oficialmente se informó que padecía una infección pulmonar. Tras ocho días, fue dado de alta con un diagnóstico muy delicado que dio a conocer El Universal de México: un cáncer que invadía pulmones, gánglios e hígado. La gravedad del padecimiento y su avanzada edad fueron clave para que la familia y los médicos decidieran que el novelista debía volver a su casa para ser atendido sólo mediante cuidados paliativos.

Así, el 8 de abril Gabo regresó a casa con su familia. Desde entonces y hasta el día de ayer fue estrechamente atendido por médicos y enfermeras, quienes diariamente acudían al domicilio para dar seguimiento a su estado de salud.

Desde el alta médica, numerosos periodistas se mantuvieron haciendo guardia afuera de su domicilio ubicado en el sur de la ciudad de México. Ayer, alrededor de las 13:00 horas acudió por unos momentos un médico y salió del domicilio sin ofrecer detalles.

La confirmación del deceso

Cerca de las 15:00 horas, la periodista Fernanda Familiar acudió a la casa del escritor y, desde el interior, escribió en su cuenta de Twitter: “Deja de latir el corazón de Gabriel García Márquez”. Inmediatamente después, agregó: “Mercedes y sus hijos, Rodrigo y Gonzalo, me autorizan dar la información. Qué tristeza tan profunda…”.

La noticia comenzó a correr como reguero de pólvora en las redes sociales. Los medios nacionales y extranjeros informaron sobre la muerte del escritor.

Afuera, en la casa de la familia García Barcha, en el Pedregal de San Ángel, se congregaron cientos de periodistas de todo el mundo.

En el transcurso del día no hubo más información de la familia pese a la insistencia de la prensa. Fueron pocas las personas que llegaron al domicilio para ofrecer sus condolencias. Ninguno de ellos tuvo acceso, pues desde el interfón se les agradecía su visita.

Ante la fuerte presencia de medios de comunicación, seguridad pública y bancaria arribó al domicilio para tratar de controlar el acceso a la puerta de la casa.

Cerca de las 16:30 horas ingresó una carroza fúnebre en medio de empujones y gritos de los periodistas. A las 5:00 de la tarde, la periodista Fernanda Familiar salió del domicilio, enseguida los autos de la familia y finalmente la carroza, para trasladarse a la agencia funeraria J. García López, localizada en la avenida San Jerónimo. Desde la noticia de la muerte la familia mantuvo en completo hermetismo la información sobre los funerales.

Fue hasta cerca de las 22:00 horas cuando la titular del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda, salió del domicilio para informar a los periodistas que no habría honras fúnebres y que el luto lo llevarían a cabo en completa intimidad.

Además, solicitó a la prensa que se retiraran y que esperaran a que el día lunes, en el Palacio de Bellas Artes, se celebrara el legado del célebre novelista.

“Informo que los restos del escritor serán incinerados en privado. Se hace del conocimiento del público que la funeraria García López no llevará a cabo honras fúnebres. Asimismo, se comunica que el próximo lunes 21, a partir de las 16:00 horas, se realizará un homenaje luctuoso en el Palacio de Bellas Artes, donde el público podrá celebrar su legado”, dijo la funcionaria.

Casi de manera simultánea, personal de la agencia funeraria indicó a la prensa que no saldría ninguna carroza en los siguientes días. No hubo más, sólo elementos de seguridad pública se mantuvieron resguardando los accesos del recinto por varios minutos. La privacidad familiar se controló hasta el último momento del día de ayer.

Flores amarillas para “Gabo”

Los periodistas trataron en todo momento de obtener información. Cámaras de video y de fotografía captaron todo movimiento que se registró en el domicilio.

Una lectora llegó caminando con un ramo de flores, lo colocó en las puertas de la casa y, asediada, comentó a la prensa que sólo quería manifestar que lamentaba la muerte del escritor que, a través de su obra, cambió su vida.

A la agencia también fueron llegando algunos lectores. Dos chicos llevaban rosas amarillas, deambulaban de un lado a otro, tratando de saber dónde podrían colocarlas. Más flores llegaron, primero de parte de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, después de varias instituciones como el INBA, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Auditorio Nacional. Todas se quedaron sobre la calle, no hubo acceso a nada ni a nadie.

La seguridad se incrementó, policías bancarios, de Tránsito y de Seguridad Pública arribaron a la funeraria. “Qué pena que haya más polis que lectores”, dijo otra chica que también cargaba un ramo. Por momentos, incluso, se cerró un tramo de la avenida San Jerónimo para facilitar que los autos de la familia pudieran ingresar y salir del recinto.

Pocos llegaron a la funeraria. Los escritores Héctor Aguilar Camín y Xavier Velasco, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma y la editora Débora Holtz, todos se toparon con el cordón policiaco; contrariados, se retiraron.

Durante todo el día sólo fue visto, a bordo de su automóvil, Gonzalo García, hijo del premio Nobel, y Genovevo Quiroz, asistente y chofer de la familia.

Al cierre de la presente edición no se había dado a conocer todavía dónde descansarán finalmente los restos mortales del autor de Cien años de soledad.

18 DE ABRIL 2014 – 10:47 AM.

 

 

 

 

 

 

Confirman que ‘Gabo’ está hospitalizado por infección respiratoria y de vías urinarias

 

Gabriel Garcia Márquez "Gabo", Premio Nobel de Literatura, complicado de salud en México.

Gabriel Garcia Márquez “Gabo”, Premio Nobel de Literatura, complicado de salud en México.

Después de que se conociera que el nobel de literatura Gabriel García Marquez se encontraba hospitalizado, han circulado distintos rumores e imprecisiones sobre el lugar en el que se encuentra internado el novelista cataquero y la situación que motivó su traslado.

Este mismo jueves el instituto de salud mexicano confirmó que se trata de “un cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias”.

Gonzalo García Barcha, hijo del escritor, confirmó la información y agregó además que “se encuentra bien. Le dio una pequeña infección hace unos días y preferimos traerlo al hospital porque es mayor”.

El tratamiento que sigue el literato contempla la utilización de antibióticos para combatir la infección que le aqueja.

De acuerdo a García Barcha el autor ha respondido bien al tratamiento y el citado instituto médico informó que una vez terminado el proceso se evaluará un eventual egreso del hospital.

El periodista Joaquín López-Dóriga, conductor del noticiero más visto en México, dijo en su cuenta de Twitter que habló con la esposa del escritor, Mercedes Barcha, quien le dijo que su marido fue hospitalizado hace dos días “por una gripe leve”.

“El Gabo no está grave ni delicado (…) la gripe es leve pero hay que cuidarla por la edad, 87. Y Nutrición es el mejor lugar”, le dijo Barcha a López-Dóriga, según escribió el periodista en Twitter.

La última aparición en público del escritor colombiano fue el pasado 6 de marzo cuando salió a la puerta de su vivienda del sur de Ciudad de México, donde reside desde hace más de tres décadas, para atender a periodistas que lo visitaron por su cumpleaños. El autor de “Cien años de soledad” y ganador del premio Nobel de Literatura en 1982 se mostró sonriente, recibió regalos y se tomó fotografías, pero no habló con los medios.

Recientemente, el hermano menor de Gabo, Gustavo Adolfo, falleció en Colombia postrado por el Alzheimer a los 77 años